Entradas Populares

La Elección Del Editor - 2020

Adhesiones después de cesárea.

Durante el parto, una intervención quirúrgica en la que se realiza una cesárea actualmente se usa ampliamente. Como en cualquier otro caso, esta intervención quirúrgica puede tener varias complicaciones si se presentan este u otros requisitos previos. Una de ellas son las adherencias después de la cesárea.

Concepto general de espigas.

Sucede que por alguna razón es imposible sacar al bebé de forma natural. En este caso, recurren a la intervención quirúrgica para extraer la fruta por medios artificiales. Para hacer esto, el cirujano en el útero hace una incisión y le quita al bebé. El órgano genital femenino se daña como resultado de dicha operación. Después de eso, se lanzan mecanismos para restaurar la integridad del órgano dañado. Los procesos activos asociados con la cicatrización ayudan en esto. El papel principal en esta acción pertenece a la fibrina, que es un compuesto proteico especial.

La fibrina es una proteína de alto peso molecular que no contiene globulinas. La base para su formación es el fibrinógeno plasmático. Es a partir de ella que se forma la fibrina. El proceso regula la enzima protrombina. La fibrina está representada por fibras lisas o transversales, que forman la base del trombo. Es el resultado de un proceso de coagulación sanguínea.

El trabajo de esta proteína no se limita al lugar de su destino directo, sino que a menudo va más allá y afecta los bucles intestinales. Además, las adherencias a menudo se extienden más profundamente, capturando la pelvis pequeña y los órganos ubicados en ella. La conclusión es que las adherencias se forman en la pelvis después de la cesárea. Tal adhesión no se produce por casualidad. Esta es una de las manifestaciones de la función protectora del cuerpo. Del mismo modo, trata de reducir la posibilidad de que se desarrolle una inflamación severa. Después de todo, cualquier operación, de hecho, manipulación traumática, y nunca pasa sin dejar rastro para el cuerpo.

Muy a menudo, las adherencias formadas en la cavidad abdominal después de una cesárea pueden no molestar a una mujer. Ella ni siquiera sabe de su existencia, y se da cuenta de su presencia solo cuando se realiza una encuesta exhaustiva. En otra realización, estas adherencias se hacen públicas, y una manifestación de esto es que ocurren varios síntomas desagradables.

No es necesario explicar que la primera vez después del nacimiento del bebé, la mujer simplemente no tiene tiempo suficiente para los asuntos actuales. A veces, incluso comer adecuadamente, no hay suficiente tiempo. Naturalmente, durante este período, la atención de una mujer hacia sí misma es algo apagada. Sí, el estómago duele un poco, tira, pero está bien, una mujer se consuela, porque no hace mucho tiempo tuvo una operación. La atención a esta mujer no se enfoca. Mientras tanto, es completamente en vano, ya que está cargado con el desarrollo de diversos trastornos en el cuerpo.

Una pregunta razonable es: ¿qué tan peligrosos son los picos después de una cesárea? Esto puede causar las siguientes complicaciones:

• Dolor en la proyección de la pelvis. Junto con esto, la silla está rota. Hay un mal funcionamiento de todo el intestino. Su función sufre significativamente.

• La condición puede ir acompañada de estreñimiento y aumento de la formación de gases.

• Si la localización de adherencias en los bucles intestinales puede causar obstrucción intestinal. Las adherencias en los intestinos después de una cesárea no solo son desagradables, sino que también son una complicación muy grave.

• Dolor intermitente en la parte baja del abdomen. Pueden estar doliendo o tirando. El dolor se puede dar en la espalda baja.

• El dolor abdominal tiene una intensidad diferente y aumenta con todo tipo de movimientos. El aumento del dolor puede ocurrir cuando las relaciones sexuales tienen lugar.

• Posteriormente, todos los intentos de concebir un niño no tienen éxito. Si el tratamiento se retrasa y el proceso progresa, esto puede conducir a la infertilidad.

Sucede que el dolor pasa, y la mujer se olvida completamente de ellos. Pero esto no debe hacerse. Es obligatorio consultar con un médico acerca del dolor.

En la foto, las púas se ven así:

El mecanismo de la formación de cuerdas.

El proceso de formación de adherencias es un mecanismo de protección mediante el cual se forman cordones desagradables e innecesarios. El proceso es complejo y multietapa. El organocomplejo interno está cubierto con láminas viscerales del peritoneo. Son delgados y tienen una superficie brillante. Producen fluidos en pequeñas cantidades, lo que suaviza la fuerza de fricción y asegura el deslizamiento. Después de todo, hay un movimiento constante de órganos en relación unos con otros.

La cirugía causa la formación de edema en el área del tejido dañado. El resultado es una fibrina depositada en las láminas peritoneales. Es adhesivo y es necesario para que las heridas sanen. Pero en este caso, desempeña un papel ligeramente diferente, simplemente pegando los órganos. Tres días después de la deposición, aparecen células especiales en la superficie de los órganos internos, llamados fibroblastos. Son los productores de colágeno. Una semana después de la cirugía, se forma tejido conectivo. Después de tres semanas, los cordones se forman completamente.

La mayor parte del riesgo de la formación de cuerdas son aquellas mujeres cuya historia está cargada de enfermedades de los órganos internos. El curso de la operación en sí importa. Si era difícil, entonces el riesgo aumenta. La razón puede ser la presencia de diversas complicaciones que se observan en la madre en el período posparto temprano.

Peligro de adherencias.

La aparición de cicatrices densas se observa porque el cuerpo de esta manera trata de ejercer protección. Son un tejido conectivo de crecimiento activo. Este es un tipo de reacción protectora para proteger contra la propagación de la inflamación. Pero no debemos olvidar que carece de elasticidad, como resultado de lo cual se interrumpe el trabajo de todos los órganos sin excepción. Normalmente, los bucles intestinales son móviles, y las adherencias lo violan. La consecuencia puede ser la aparición de obstrucción intestinal.

Por supuesto, con un embarazo ectópico en la gravedad del proceso de formación de cuerdas no se puede comparar, pero es posible el desarrollo de consecuencias muy desagradables. Las adherencias al útero después de la cesárea e interfieren con su trabajo. Las trompas de Falopio pueden estar involucradas en el proceso, e incluso los ovarios pueden verse afectados. Si, por ejemplo, las adherencias se encuentran en las trompas de Falopio, el esperma no puede alcanzar su objetivo, a saber, el óvulo. Incluso si el óvulo es fertilizado, no podrá llegar a través del tubo hasta el útero, en el que se desarrolla el feto.

¿Muchas mujeres están interesadas en la cuestión de cómo evitar las adherencias después de una cesárea? Después de la cirugía, una mujer con extrema puntualidad debe controlar su condición. Ella no debe perderse los consejos prescritos por el médico. Todas las recomendaciones deben seguirse estrictamente. Si el caso se está ejecutando, entonces la única forma de deshacerse de las adherencias es mediante cirugía. Pero no da una garantía total, ya que los picos pueden volver a ocurrir.

Tratamiento de adherencias.

Por supuesto, cualquier mujer después del parto quiere tener salud no solo a su bebé, sino también a sí misma. El diagnóstico temprano aumenta significativamente las posibilidades de efectividad del tratamiento.

La elección de las opciones de tratamiento está determinada por la gravedad del proceso y es la prerrogativa de un especialista calificado. Si ocurriera un fenómeno tan desagradable, entonces para cualquier mujer la pregunta sería relevante: ¿cómo se eliminan las adherencias después de una cesárea? Los métodos de tratamiento son variados y se pueden utilizar en combinación:

Procedimientos de fisioterapia. Se supone que debe llevar a cabo aplicaciones de ozokerita en la parte inferior del abdomen. Se llevan a cabo en el fondo del curso de inyección de aloe. Estas manipulaciones son efectivas cuando están frescas, no se inician picos.

Preparaciones enzimáticas. La introducción de fármacos basados ​​en enzimas puede disolver parcialmente las adherencias. Toman un carácter más suave, lo que reduce significativamente el dolor.

Laparoscopia Este método le permite eliminar las adherencias quirúrgicamente. Pero este método se usa solo cuando el proceso se localiza en el útero, las trompas de Falopio y los ovarios, como resultado de lo cual existe un obstáculo para la fertilización. Si una mujer decide quedarse embarazada, no debe quedar impregnada de fertilización, ya que las adherencias después de la operación pueden reaparecer. Durante la cirugía, la cicatriz en sí misma no se toca, ya que está llena de complicaciones adicionales. Conducir solo la escisión de las adherencias. Son cuidadosamente criados a un lado. Por supuesto, la operación se realiza bajo anestesia general. En presencia de lesiones necróticas, se realiza resección parcial.

El diagnóstico depende en gran medida del grado de calificación del cirujano. Un médico experimentado, si una mujer tuvo una cesárea antes, siempre puede sospechar de las adherencias de una mujer. Los procedimientos de diagnóstico siempre se llevan a cabo en el complejo. El examen de ultrasonido de los órganos pélvicos, el examen radiográfico con contraste puede ser prescrito. Electrogástrica indicativa. Pero la laparoscopia sigue teniendo el mayor valor diagnóstico. Te permite determinar con precisión la ubicación de las adherencias.

Por supuesto, la terapia se lleva a cabo para corregir los síntomas existentes. Los analgésicos, laxantes se prescriben. Se muestra el uso de fármacos que reducen la formación de gases en el intestino. El tratamiento debe llevarse a cabo en el fondo de una dieta. Incluye alimentos ricos en fibra, que aumentan la motilidad intestinal. Una mujer debe comer más verduras y frutas crudas.

Los datos de la OMS muestran que casi cada quinta mujer que se sometió a una cesárea se liberó de la presencia de adherencias. El problema es que después de eliminar las adherencias, se pueden volver a formar.

Con picos únicos, el pronóstico es favorable. En presencia de múltiples hebras, la situación es complicada, ya que afectan significativamente la función de los órganos internos.

Prevención

Los cirujanos que realizan una cesárea a una mujer comienzan a tomar medidas preventivas. La estricta observancia de todas las reglas de asepsia y antisépticos permite excluir la posibilidad de infección. Después del alta, no se recomienda a la mujer durante 6 meses para estirar los músculos abdominales. Pero no debes mentir demasiado tiempo después de la operación. Después de 10 horas, se recomienda a la mujer que se levante y camine. Es necesario combatir activamente el estreñimiento.

La vida íntima después de la cirugía está prohibida por dos meses. Por supuesto, una mujer debe protegerse del levantamiento de pesas. Si no se cumplen estos requisitos, se pueden dañar las juntas internas y externas. La herida postoperatoria puede infectarse, lo que causará la formación de adherencias.

Loading...