Entradas Populares

La Elección Del Editor - 2020

Desarrollo fetal a las 32 semanas de gestación.

Los indicadores fetométricos, que son medidos por un especialista en ultrasonido durante el examen, son marcadores clínicos muy importantes. Les brindan a los médicos información sobre qué tan bien progresa el desarrollo intrauterino del bebé. Usando una simple prueba de ultrasonido, los obstetras-ginecólogos monitorean el curso del embarazo y pueden identificar varias patologías. Una de estas patologías que la fetometría puede sugerir es un retraso en el desarrollo fetal.

Los principales parámetros que se evalúan en este estudio son la longitud y el peso corporal del bebé. El médico determina el tamaño de estos valores utilizando una máquina de ultrasonido especial. Cuanto más moderno sea el dispositivo de diagnóstico, más preciso será el resultado.

Para cada semana de embarazo se desarrollaron las normas de los parámetros estudiados. Los valores normales de los principales parámetros clínicos que se pueden determinar en el feto en este momento de su vida intrauterina se presentan en la siguiente tabla.

Criterios de estudio

Norma a las 32 semanas de gestación.

Tamaño biparietal (BPR)

Longitud del hueso del antebrazo

Longitud del hueso de la espinilla

Es importante recordar que Estos parámetros son promedio: cada bebé crece y se desarrolla individualmente. Para interpretar los resultados de la fetometría hay que atender al médico. Sólo un médico experimentado podrá distinguir la tasa de la patología. La conclusión auto conferida no es un diagnóstico.

El embarazo múltiple tiene sus propias características. En este caso, varios bebés crecen y se desarrollan al mismo tiempo en el útero de la madre. Está claro que su tamaño y peso diferirán de los valores característicos del embarazo de singleton. Por ejemplo, en la semana 32, los gemelos pesan alrededor de 1.4-1.5 kg. Como regla general, en este caso, el peso y la longitud de un niño es algo mayor que el del otro.

¿Cómo se está desarrollando?

Quedan pocas semanas antes del nacimiento del bebé. Las migas aún tienen muy poco tiempo para prepararse para nacer. Todos los sistemas del cuerpo del niño en este momento comienzan a trabajar más intensamente.

La característica principal de este período es la revitalización de los pulmones. Poco a poco, una sustancia especial aparece en ellos - surfactante. Cubre los alvéolos respiratorios desde el interior y es necesario para que las vesículas pulmonares no se "peguen" al respirar. La naturaleza está diseñada para que, sin el surfactante, nuestros pulmones no puedan funcionar por completo, y la implementación de la respiración normal sea imposible.

El bebé comienza a ver cambios en el árbol bronquial. Cada día se vuelve más ramificado debido a la diferenciación de los bronquios. Haciendo movimientos para tragar y tragando el líquido amniótico, el bebé entrena no solo su digestión, sino también el sistema respiratorio. Cada día sus músculos pectorales trabajan cada vez más intensamente.

Esta estructura pulmonar asegura que el bebé nacido en la semana 32 ya sea viable. Después de nacer en la luz, ya puede tomar su primera respiración independiente. Esto es posible debido al hecho de que los pulmones ya pueden eliminar la respiración.

La capacidad de vivir fuera del útero durante este período también se debe al hecho de que el feto está trabajando activamente en el corazón. Durante el día es capaz de bombear litros de sangre. La estructura del corazón del feto es la misma que en los adultos.

El metabolismo activo del niño contribuye al hecho de que su sistema cardiovascular funciona de una manera más intensiva. El crecimiento requiere nutrientes y oxígeno, que se suministran a través de los vasos sanguíneos. "Bombea" la sangre a través de las arterias del corazón. Los médicos llaman a esto su función de bombeo.

El crecimiento activo del niño está acompañado por un aumento en la función de bombeo del corazón. Esto se manifiesta en el hecho de que la frecuencia cardíaca del bebé es ligeramente superior a la de un adulto. Las tasas de frecuencia cardíaca, determinadas en esta edad gestacional, se presentan en la siguiente tabla.

Frecuencia cardiaca

Norma a las 32 semanas de gestación.

130-160 latidos por minuto

El conteo de la frecuencia cardíaca se puede hacer de diferentes maneras. El bebé ya es tan grande que puedes escuchar los latidos de su corazón con la ayuda de un estetoscopio obstétrico. Con la ayuda de este antiguo dispositivo, el médico determina con bastante precisión la frecuencia con la que un pequeño corazón late en el feto.

Una característica distintiva de este período es también el desarrollo intensivo del sistema nervioso. La mayoría de los órganos ya se han formado. Sin embargo, su desarrollo está sucediendo todos los días.

Se producen cambios muy específicos en el cerebro. Por lo tanto, aumenta el número de circunvoluciones. Los surcos que le dan a la corteza cerebral un aspecto desigual y característico son cada vez más profundos cada día. Tales cambios en la estructura del tejido cerebral contribuyen al hecho de que el comportamiento del feto cambia.

El niño tiene reflejos, cuyo número aumenta cada día. Se necesita actividad refleja para el bebé. Sin la presencia de reflejos básicos, el bebé no podrá adaptarse al nuevo entorno, que lo espera muy pronto, en unas pocas semanas antes del nacimiento.

El desarrollo activo del sistema nervioso central y los analizadores contribuyen a que el bebé tenga sus propias sensaciones. Es importante tener en cuenta que el feto puede sentirse bastante a las 32 semanas. Por ejemplo, él es capaz de definir diferentes gustos. Lo hace mientras traga el líquido amniótico.

El líquido que entra en la lengua del bebé causa irritación en las terminaciones de los receptores especiales: las papilas. Con su ayuda, simplemente la fruta puede distinguir entre sabor salado, dulce e incluso amargo.

Además, el bebé es capaz de responder a la luz brillante. Los ojos del bebé afuera se cubrieron durante siglos, pero él puede abrirlos y cerrarlos. El niño tiene un ritmo circadiano, es decir, es capaz de permanecer despierto durante el día y dormir por la noche. Si los ojos del bebé están abiertos, puede percibir rayos brillantes que caen sobre su cara. Si la luz es demasiado fuerte, el bebé intentará alejarse de ella y, en algunos casos, incluso cambiará su posición en el útero.

El número de receptores en la piel de un niño aumenta. El niño ya es capaz de percibir el dolor. En general, con cada día subsiguiente de embarazo, aumentará la susceptibilidad fetal a diversos estímulos externos. Esta reacción se considera bastante normal y sugiere que el cuerpo del niño está listo para adaptarse a las nuevas condiciones ambientales.

Otra sensación que el feto es capaz de experimentar en este momento es la percepción de varios sonidos. Los científicos creen que a las 32 semanas el bebé percibe mejor los sonidos bajos. Es por eso que el bebé escucha con placer la voz de su padre cuando "habla" con él.

La actividad motora del feto comienza a cambiar gradualmente. Por supuesto, el bebé todavía está pateando y empujando, pero no tan a menudo como antes. Se debe tener en cuenta que dichos cambios se producen debido a que el bebé crece bastante: cada día se queda embarazada y está ubicado cerca del útero.

A pesar de estas características, la futura madre todavía siente al bebé en su estómago con bastante fuerza. Por lo general, el bebé es muy activo durante el día, por la noche el niño se calma y hasta puede dormir. Los científicos creen que en promedio un niño duerme entre 16 y 19 horas en este momento.

La actividad física excesiva del bebé puede conducir a diversas patologías. Una de ellas está entrelazada con el cordón umbilical. Esta condición se determina no solo clínicamente, sino también durante la ecografía. El riesgo de daño intrauterino en esta condición es bastante alto.

Para el diagnóstico oportuno de varias patologías que pueden ocurrir en esta etapa del embarazo, la futura madre debe controlar cuidadosamente su estado de salud. Si el líquido amniótico comenzó a gotear, o el estómago comenzó a doler mucho, en ese caso, debe consultar a su obstetra / ginecólogo de inmediato.

¿Qué aspecto tiene?

Para la semana 32 de embarazo, el feto ya parece un bebé real. Ya define las partes principales de la cara. La frente y la nariz tienen contornos claros y no parecen tan planos como antes. El bebé ha formado orejas pequeñas que se ubican a los lados de la cara.

La belleza de la cara del bebé da mejillas. En este momento del embarazo, ya se están volviendo bastante regordetas. Estas mejillas grasas se adhieren al tejido graso, que se acumula debajo de la piel.

La acumulación de grasa en el cuerpo de los niños contribuye al cambio en los parámetros corporales. Entonces, el bebé aparece hoyuelos y pliegues, que generalmente llevan a toda la emoción. Además, el codo y la fosa poplítea son claramente visibles en el feto.

Las articulaciones de las extremidades de los niños son bastante móviles. Los músculos ya son bastante elásticos, y los huesos son fuertes. Dichas características estructurales del sistema musculoesquelético contribuyen al hecho de que el bebé flexiona y extiende bien los dedos y puede mover los brazos y las piernas.

En el cuerpo del bebé, todavía hay una capa de pelo suave y especial - lanugo. Sin embargo, con cada día subsiguiente de embarazo, la cantidad de pequeños pelos en el cuerpo del feto disminuirá. La única excepción es la cabeza: ya tiene bastante pelo.

La piel del bebé todavía está cubierta de arrugas. Esto se debe a que el feto está constantemente en el medio ambiente acuático. Después de su nacimiento, la piel se alisa y desaparecen las arrugas. El color de la piel del feto no es tan rojo como antes. En la semana 32, la piel del bebé tiene un tinte rosa claro.

Si el bebé está activo, entonces realiza algunas acciones. Entonces, puede tocar las paredes del útero con las manos, doblar y doblar los dedos. Después de la ingestión de líquido amniótico, el feto tiene hipo, que es bastante normal por su desarrollo natural.

¿Cómo es el feto en el útero?

De cómo el feto se encuentra en el útero, depende además de la elección de la ayuda obstétrica. Si el bebé está ubicado en la cabecera de la presentación, en este caso, el parto se realiza de forma natural y generalmente se realiza sin el desarrollo de complicaciones graves.

Es menos favorable si el feto está ubicado en el eje longitudinal del útero. Los médicos llaman a esta posición transversal. En este caso, un nacimiento independiente puede ser peligroso desarrollo de lesiones de nacimiento. Como regla general, la mejor opción para obstetricia es una cesárea.

La presentación pélvica del feto es también una opción bastante desfavorable. En este caso, el extremo pélvico del cuerpo del bebé es el primero hacia el canal de parto. En tal situación, al nacer, el riesgo de posibles lesiones y daños aumenta muchas veces. La mejor manera de dar a luz en tal situación es una cesárea.

Una de las opciones para la presentación pélvica es la nalga. En este caso, el bebé está en la entrada de la pelvis pequeña con sus nalgas. Con tal posición "inversa", se interrumpe el parto normal del niño. La presentación de nalgas también es peligrosa en el desarrollo de lesiones de nacimiento peligrosas. Para advertirles, los médicos también tienen que recurrir a una cesárea.

Para obtener información sobre cómo se desarrolla el feto a las 32 semanas de gestación, vea el siguiente video.

Loading...