El embarazo

Diarrea con espuma en lactantes.

Pin
Send
Share
Send
Send


Cada padre tiene un sentimiento de ansiedad si el niño comienza a cagar con espuma. De hecho, la aparición de una silla así indica la presencia de un mal funcionamiento en todo el organismo, lo que provoca la fermentación en el interior del intestino. Se aconseja a los pediatras que examinen cuidadosamente las razones por las que los bebes hacen espuma con espuma y prestan atención a los métodos para eliminar el problema.

Lactancia incorrecta

Esta es la primera razón por la que un bebé recién nacido caca con espuma. En la mayoría de los casos, esta silla se encuentra en niños que aún no han cumplido 1 año. Si el bebé está bien con el estado de ánimo y está activo, esto indica una lactancia incorrecta.

Los científicos han demostrado que la leche delantera contiene una gran cantidad de azúcar, es decir, lactosa. Por lo tanto, tiene una consistencia acuosa. El proceso de su digestión se basa en el uso de una enzima como la lactasa. La leche, devuelta, se considera más grasa y nutritiva. En un niño pequeño, el sistema digestivo no está completamente maduro, por lo que las enzimas se liberan en pequeñas cantidades. Esto significa que una gran cantidad de leche frontal no descompone completamente la glucosa. No puede ser absorbido por el cuerpo y comienza a ir junto con las heces, que se vuelven más líquidas después de beber agua. Como resultado, los padres ven espuma.

Para eliminar la situación actual, se recomienda hacer un ajuste de potencia. Los médicos aconsejan de una vez ofrecer al niño un pecho y vaciarlo completamente. Si él no come lo suficiente y quiere más leche, entonces otra vez debes comenzar con otra. Además, no se recomienda tomar el pecho después de un corto período de tiempo, incluso si parece que el bebé succiona demasiado tiempo.

Deficiencia de lactosa

La deficiencia de lactosa se considera otra razón por la que un bebé hace caca con espuma. El cuerpo no produce suficientes enzimas, por lo que la leche materna no está completamente digerida. Esto se refleja en el aumento de peso.

En algunos casos, esto se asocia con el desarrollo de disbacteriosis. Después del examen, el médico prescribe probióticos, lo que permite normalizar la situación en poco tiempo. Por supuesto, algunos bebés tienen deficiencia de lactosa congénita. Para un diagnóstico preciso se requiere verificar las heces en la cantidad de carbohidratos. Los resultados obtenidos son analizados por un especialista y, si es necesario, prescriben ciertas enzimas, debido a las cuales se digerirá la leche. En casos extremos, es necesario introducir una mezcla sin lactosa en la dieta del bebé.

Si estamos hablando de un niño pequeño, las heces espumosas indican una mayor generación de gases. Tan pronto como el sistema digestivo complete su desarrollo, todo volverá a la normalidad. Tales cambios se pueden ver después de 4 meses después del nacimiento, es decir, a partir de este período el bebé prácticamente se deshace de los cólicos intestinales.

Reacciones alérgicas

Si el bebé hace caca con espuma, indica el desarrollo de una reacción alérgica y disbacteriosis. Por supuesto, hay una serie de otras razones que provocan la aparición de un síntoma tan desagradable. Esto sucede en los niños en diferentes períodos de la vida.

Muy a menudo, esta reacción se produce cuando una intolerancia de ciertos productos. Por ejemplo, si un bebé pequeño come leche materna, entonces es su dieta la que tiene la culpa de todo. Es importante recordar todo lo que se comió en el último día. Incluso el alimento habitual puede causar trastornos en el funcionamiento del intestino, especialmente cuando es grande en cantidad.

Medicinas

Las reacciones alérgicas a menudo se asocian con tomar medicamentos, no solo para la madre, sino también para el bebé. Entre los bebés alimentados artificialmente, aparecen heces sueltas con espuma debido a una mezcla inadecuada. Si el bebé caca con espuma, debe consultar inmediatamente a un médico y elegir otra cosa.

Disbacteriosis

Los niños en diferentes edades pueden experimentar síntomas de disbiosis. Entre los recién nacidos, este problema es más común, ya que no hay tantas bacterias dentro del intestino. Se necesita tiempo para corregir que el bebé abraza con espuma. Los niños mayores sufren una violación de la microflora debido a una serie de enfermedades o al tomar un antibiótico. Para confirmar el diagnóstico, se realizan pruebas especiales, después de lo cual se prescribe un probiótico.

Infecciones intestinales

Los niños pequeños suelen tener heces con espuma. Pero si agrega otro síntoma, los padres deben buscar ayuda médica de inmediato. Se trata de calor, vómitos y diarrea, en los que hay sangre y moco. Estos signos indican la presencia de una infección intestinal.

Algunos patógenos son una grave amenaza para la salud y requieren asistencia urgente. La apariencia de una silla espumosa sugiere la necesidad de un monitoreo cuidadoso del estado futuro del niño. La aparición de este síntoma puede indicar la presencia de gusanos en el cuerpo. Con la reproducción activa, sus productos de actividad vital traen muchos problemas e interrumpen el funcionamiento normal del tracto digestivo. Si lo desea, puede probar una decocción de arroz para librar al niño de la diarrea con espuma. Se usa varias veces al día.

Inmunidad al gluten

Otro problema señalado por tales heces es la enfermedad celíaca, es decir, la intolerancia completa al gluten. Si incluso una pequeña dosis de esta sustancia ingresa al cuerpo, la inflamación de la mucosa intestinal comienza casi de inmediato. Para no poner en peligro a su bebé, se recomienda crear una dieta estricta sin productos que contengan gluten.

Dieta equivocada

Los niños tienen problemas con la silla y con una dieta inadecuada. Por ejemplo, si en 1 año se le da alimento con mucha grasa, el organismo no formado no podrá procesarlo por completo. No se recomienda darle al niño platos picantes o frutas exóticas. Si hay heces con espuma, entonces debe comenzar con una revisión de la dieta.

Metodos de tratamiento

Incluso con una aparición única de heces espumosas, se recomienda a los padres que presten especial atención al niño. Cuando se repite muchas veces, es importante tomar ciertas medidas de manera oportuna. Es más fácil prevenir el desarrollo de tal problema que tratar al bebé más tarde. Esto significa que es necesario realizar prevención, es decir:

  • No te olvides de la higiene personal,
  • mantener una dieta aceptable
  • eliminar todos los productos nocivos
  • Aplicar sobre el cofre de acuerdo con todas las reglas.

En ningún caso no se automedican. Antes de usar cualquier medicamento debe consultar a un pediatra. No es necesario tener en cuenta la opinión de las madres vecinas, que ayudaron a esto o lo que significa. Cada niño puede tener sus propias razones que provocaron la aparición de tal silla.

El médico después del tratamiento da instrucciones para varias pruebas que ayudarán a identificar la presencia de deficiencia de lactosa y otros problemas con los intestinos. Después de establecer un diagnóstico preciso, se prescribirá el tratamiento adecuado. Si las heces líquidas con espuma fueron una sola vez, entonces el especialista está limitado a la elección del absorbente. El carbón activado se prescribe generalmente para los niños pequeños.

Con diarrea prolongada, se recomienda darle al bebé suficiente bebida. La presencia de una reacción alérgica significa tomar un antihistamínico. La infección intestinal y la enfermedad inflamatoria implican el uso obligatorio de antibióticos. Después de tales medicamentos, siempre se recomiendan los probióticos, lo que le permite restaurar rápidamente la microflora. Durante el período en que se rehabilitará el cuerpo, es importante recordar algunas de las reglas de nutrición:

  • La comida pesada no debe estar en el menú. El plato más adecuado es el arroz hervido sin sal.
  • Se permite la fruta todo excepto bananas.
  • Para no perturbar los intestinos, es importante volver con mucho cuidado el menú anterior.
  • El niño debe recibir un gran volumen de líquido (té de lima o agua mineral, pero sin gas).

La apariencia de una silla espumosa no debe pasarse por alto, incluso si sucedió solo una vez. Esto puede ocurrir al usar ciertos alimentos. La repetición frecuente indica la presencia en el cuerpo de un problema grave. No dude en ponerse en contacto con un especialista, porque en el futuro esto afectará la duración y la complejidad del tratamiento.

Causas posibles

  1. La diarrea espumosa puede indicar una infección, especialmente si el niño tiene debilidad, fiebre, vómitos y otros síntomas de infección, además de las heces líquidas y rápidas.
  2. Los niños artificiales pueden reaccionar con excrementos de líquidos espumosos a una nueva mezcla o a la introducción temprana de alimentos complementarios.
  3. Además, la causa de las heces de espuma son los medicamentos que toma la madre o las migajas.
  4. Este tipo de heces se produce con deficiencia de lactasa. La leche no dividida entra en el colon y comienza a ser procesada por las bacterias con la liberación de gases, que en última instancia parecen heces espumosas licuadas.
  5. La diarrea espumosa también es característica de la enfermedad celíaca. Con esta enfermedad en el cuerpo del bebé no hay enzimas que descompongan la proteína del gluten.
  6. Las heces de espuma son posibles con disbacteriosis, por ejemplo, causada por tomar antibióticos, así como lesiones alérgicas del tracto digestivo.
  7. El empeoramiento de las invasiones, las enfermedades gastrointestinales crónicas y otros problemas pueden provocar diarrea espumosa.

Se pueden observar heces líquidas con espuma en los bebés que se alimentan principalmente de la leche de las mujeres delanteras. Al carecer de más leche grasa en la parte posterior del seno, las cacas del bebé tienen heces espumosas y verdosas, y también sufren de cólicos.

¿Cuándo debo llamar a un médico?

El bebé debe ser examinado por un médico en los siguientes casos:

  • El niño tiene fiebre y vómitos.
  • Partículas de sangre aparecieron en las heces espumosas.
  • Baby cops a menudo 8-12 veces al día.
  • La miga no aumenta de peso o el peso del bebé disminuye.

¿Cómo tratar?

Casos individuales La diarrea espumosa no debe causar preocupación a los padres, ya que a menudo indican cambios en la dieta de una madre lactante o del propio niño.

Si a menudo nota una mezcla de espuma en las heces líquidas del bebé, Tratar al niño por ti mismo no vale la pena. Consulte a los expertos que podrán determinar la causa, recete la dieta deseada y las migajas necesarias de la medicina.

A su vez, la madre que amamanta debe reconsiderar su propia dieta al eliminar las bebidas gaseosas, las legumbres, el repollo y otros alimentos del menú que generan gas en los intestinos. También es importante establecer la alimentación, de modo que el niño reciba leche delantera y trasera de cada seno.

¿Por qué hay heces espumosas en los bebés?

Muy a menudo las heces espumosas se encuentran en los bebés. Si el bebé se ve saludable y activo, gana suficiente peso, entonces puede ser que esté mal amamantando. Se sabe que la leche frontal es acuosa y contiene mucha azúcar en la leche: lactosa. Para su digestión, se necesita enzima lactasa. Dorso - gordo y nutritivo. Las enzimas en el sistema digestivo inmaduro no son suficientes para descomponer la lactosa con una cantidad excesiva de leche frontal recibida por el niño. No es absorbido por el cuerpo y sale con heces, que también se diluye con agua. Así que resulta espuma.

Arreglar esta situación es fácil. Solo necesitas ajustar la potencia. En cada comida, déle al bebé solo un pecho para vaciarlo completamente. Si él no tuvo suficiente y exige el segundo, entonces la próxima alimentación debe comenzar con ella. Es imposible tomar el pecho demasiado pronto, incluso si existe la sensación de que el bebé está chupando demasiado tiempo.

Otra razón que causa heces fecales y fluidas en los bebés es la deficiencia de lactasa. El cuerpo produce una cantidad insuficiente de las enzimas necesarias, por lo que la leche materna no se absorbe. Bebé en este caso no está ganando peso. A veces se asocia con disbiosis, luego con la edad o después de tomar probióticos, la situación se normaliza. Pero sucede, aunque muy raramente, la deficiencia de lactasa congénita.

La presencia del problema se confirma mediante el análisis de la cantidad de carbohidratos en las heces. Dependiendo de los resultados, el médico puede prescribir el uso de enzimas que ayudan a digerir la leche. A veces hay que transferir al bebé a una mezcla sin lactosa.

En los niños más pequeños, a menudo aparecen heces con espuma debido al aumento de la formación de gases. Con la maduración del tracto gastrointestinal las heces se vuelven normales. Esto ocurre generalmente por 3-4 meses, cuando el cólico.

Heces de espuma - un signo de alergias y disbiosis

Otras causas pueden causar heces espumosas no solo en bebés, sino también en niños de 2 años, 5 años e incluso en adultos. Por ejemplo, la alergia a los alimentos conduce a tal reacción. Si el bebé es amamantado, entonces el caso es más probable en la dieta de mi madre. Vale la pena pensar en qué nuevos platos se han comido. Una cantidad excesiva de los alimentos habituales también puede provocar un fallo de los intestinos del maní.

Las alergias también pueden ocurrir con los medicamentos que toma una madre lactante o el propio bebé. En bebés alimentados con biberón, esta reacción a veces es dada por la mezcla. Entonces necesitas consultar con el pediatra y recoger otra dieta.

Otro problema que enfrentan los niños de diferentes edades es la disbacteriosis. En los recién nacidos, este es un fenómeno común, ya que las bacterias colonizan los intestinos gradualmente. Este proceso lleva tiempo. La antigua microflora de karapuz se altera debido a ciertas enfermedades y después de tomar antibióticos. El análisis especial confirmará el desequilibrio. Para eliminarlo, el médico recomendará probióticos adecuados.

Tratamiento y dieta con heces con espuma.

Incluso una silla espumosa de una sola vez requiere la atención de los padres. Si él repite, entonces necesitas actuar.

  • Tenga cuidado de la prevención: para controlar la higiene, seguir una dieta, evitar productos dañinos, sujetar correctamente al niño en el pecho.
  • Consulte a un pediatra. La automedicación puede ser perjudicial. Incluso si un remedio milagroso ayudó al bebé del vecino, debemos recordar que las causas de los problemas con la silla podrían haber sido diferentes. Vale la pena confiar en la experiencia de los profesionales, y no en momias familiares.
  • Pasar exámenes que ayudarán a encontrar la causa del problema: hemograma completo, examen fecal para la detección de disbiosis y deficiencia de lactasa.

Cuando el médico descubra por qué el niño tiene heces sueltas con espuma, le recetará los medicamentos apropiados. En casos aislados de desnutrición, los absorbentes, como el carbón activado, son suficientes. Si la diarrea es prolongada, es importante darle suficiente agua al bebé.

En caso de reacciones alérgicas le ayudarán los antihistamínicos. Y con las infecciones intestinales y las enfermedades inflamatorias no se puede hacer sin tomar antibióticos. Después del curso de tratamiento, debe tomar el curso de probióticos para restaurar la microflora.

Para mantener el cuerpo durante el período de recuperación, debe seguir algunas reglas de nutrición. Es necesario eliminar alimentos pesados ​​y productos lácteos del menú. La mejor comida en este momento es el arroz hervido sin sal. De la fruta, solo se recomiendan los plátanos. Volver a una dieta normal debe ser gradual para evitar la irritación de los intestinos.

El niño líquido debe consumir mucho. La manzanilla y el té de tilo, el agua mineral alcalina no carbonatada son muy adecuados para mantener el equilibrio del agua.

Los padres no deben ignorar las heces espumosas en un niño de cualquier edad, tanto en bebés como en niños de 2 años y mayores. Cuando aparece una sola vez, lo más probable es que sea una reacción a un producto, y si deja de usarlo, la condición del bebé volverá a la normalidad. Con repeticiones frecuentes, esto puede ser un síntoma de problemas más serios. Es necesario mostrar al bebé al médico para identificar la causa y tomar las medidas adecuadas.

Los motivos de la aparición de silla espumosa en bebés.

Por sí mismas, la formación de heces en las heces no es motivo de preocupación sobre la salud del maní. Esta característica aparece debido a trastornos funcionales en el intestino. Esto no es una enfermedad y pasará el fenómeno en sí, a medida que el niño crezca. Enumeramos las principales razones:

  • Alteración de la alimentación. Al amamantar, hay situaciones en las que el bebé succiona solo la leche delantera. La leche más nutritiva y grasa de la espalda permanece intacta.
  • Formación de gases. La cantidad excesiva de gas afecta la aparición de heces con impurezas espumosas. A la edad de 3 a 4 meses, el problema de los automóviles a gas desaparece, y con ello desaparece la espuma.
  • Alergia a la leche materna. La nutrición inadecuada de la madre, el uso de alimentos prohibidos, incluida la alimentación activa de frutas de temporada son una de las razones del problema que estamos considerando. Las reacciones alérgicas en el bebé no solo se deben al hecho de que la madre come, sino también en qué cantidades.
  • Reacción alérgica a la mezcla. Кроха на искусственном типе вскармливания может негативно воспринять введенную смесь, тогда необходимо проконсультироваться с врачом. Подбор новой смеси тоже может вызвать появление пенистых испражнений, такая реакция при смене продуктов — частое явление.
  • Аллергические проявления на медикаменты. Los medicamentos que toma la madre pueden afectar negativamente el bienestar del bebé. Antes de comenzar a tomar cualquier medicamento durante la lactancia, asegúrese de consultar a su médico. Un niño que usa drogas también puede tener indigestión.
  • Inicio prematuro del señuelo y sus errores. Al comenzar el cebo antes de los seis meses, corre el riesgo de "dar" al bebé reacciones negativas del tracto gastrointestinal. Esto puede ser diarrea y tal vez heces líquidas espumosas. Especialmente la advertencia se refiere al comienzo de la alimentación con jugos frescos, frutas y verduras.

Silla ligera con espuma

El tinte marrón de las heces del bebé es normal. Lo pinta con pigmento de estercobilina, pero no solo dependerá el color de las heces. La comida juega un papel importante. Una dieta de una madre lactante, que consiste principalmente en productos a base de hierbas o grandes cantidades de leche, puede provocar la aparición de heces espumosas ligeras en el niño.

Las heces ligeras en un niño pueden ser una señal de que se producen procesos putrefactos en el intestino o de que no hay bilis. Estar atentos Habiendo notado heces ligeras con impurezas de espuma en un niño, debe consultar con su médico sobre este tema. Algunas veces, aunque estos casos son muy raros, el color claro de las heces es una consecuencia de una infección que existe en el intestino y, a su vez, puede traer muchos problemas al cuerpo de un niño.

Silla verde con espuma

La aparición de un color verde-pantano en las heces de los bebés, que también huele desagradable, probablemente indica una malnutrición o un fallo en la alimentación. En este caso, hay un desequilibrio entre la leche de atrás y la delantera. Ambas variantes se caracterizan por la falta de vitaminas y minerales en el cuerpo de los niños. El sistema digestivo comienza a fallar, lo que en última instancia conduce a cambios similares en las heces. La leche materna anterior es poco nutritiva debido a un gran porcentaje de agua. El niño lo digiere rápidamente y pide comer nuevamente. Una silla verdosa a menudo se llama "hambrienta". Puede deshacerse de este problema aplicando un bebé a cada seno durante mucho tiempo.

La presencia de una silla espumosa verdosa durante más de 5 días requiere una visita a la clínica para consultar con un médico. El pediatra calculará la cantidad de leche requerida para el desarrollo completo del niño. Al seguir esta recomendación, notará una mejoría en las heces después de unos pocos días.

Silla amarilla con espuma

Las heces amarillas con espuma son más a menudo el resultado de disbacteriosis transitoria. Tiene la mayor prevalencia en la primera mitad de la vida del bebé. Esta es una condición límite que es peculiar solo para las migas recién nacidas. La leche materna es capaz de proteger el cuerpo de los niños durante este período. Es rico en nutrientes que ayudan a crear una defensa confiable del sistema inmunológico del niño.

Los bebés recién nacidos tienen un tracto gastrointestinal completamente estéril, que comienza a ser colonizado por bacterias y microbios a medida que pasan por el canal de parto. Habiendo nacido, el niño comienza a adaptarse a las condiciones externas, lo mismo se aplica al sistema digestivo. Adaptándose, el sistema digestivo se encuentra en situaciones estresantes.

El tracto gastrointestinal del bebé comienza a reponer su microflora en el momento del nacimiento, pero este proceso terminará solo después de unos pocos meses.

Por qué puede aparecer un matiz amarillento de heces, si no hay problemas de la microflora intestinal:

  • cuando un niño se aplica a la mama en un momento posterior,
  • en ausencia de un horario de alimentación,
  • al tiempo que limita el tiempo de aplicación, que está directamente relacionado con la cantidad de leche que recibe el bebé,
  • Al alimentar a su bebé con agua o té.

Ten cuidado El color amarillo de la silla con espuma, acompañado de poco aumento de peso, requiere una visita al pediatra. Se pueden encontrar fotos de cómo se ve este o aquel tipo de taburete en Internet.

¿Cómo reconocer la diarrea?

En presencia de diarrea, a menudo hay impurezas de moco y espuma. Para determinar la causa del trastorno, se debe realizar una revisión de lo que la madre ha estado comiendo últimamente o lo que el bebé ha comido, ya sea que haya una enfermedad infecciosa o envenenamiento. Cómo distinguir la diarrea de las heces líquidas habituales:

  • Ansiedad y renuencia a comer. Escasa expresa ansiedad, presiona las piernas al estómago, no quiere beber la mezcla ni chupar el pecho.
  • Heces más frecuentes con aditivos de espuma y moco. Heces cada hora con una característica consistencia acuosa y espumosa.
  • Cambios de color. Las heces se vuelven verdosas o amarillentas.
  • Una salida brusca de las heces hacia afuera. La diarrea se caracteriza por una "descarga" activa de heces. Cuando el bebé caca, este proceso va acompañado de gas y algodón.
  • Signos de una enfermedad infecciosa. Un niño tiene los siguientes síntomas: vómitos, fiebre, letargo.

Primeros auxilios

Para el cuerpo de un niño durante ese período, es extremadamente importante reponer el líquido perdido, así que evite que el bebé se deshidrate con agua. Para hacer esto, puede usar soluciones especiales con electrolitos que tienen como objetivo restablecer el equilibrio agua-sal. Para los bebés que comen leche materna, la lactancia continua es esencial.

Medios para ayudar a hacer frente al problema:

  • Regidron o de gira. Estos medicamentos ayudarán con la deshidratación. Puede comprarlos en cualquier farmacia y están simplemente divorciados, con agua (en las proporciones indicadas en las instrucciones). El líquido enfriado se debe beber en pequeños sorbos.
  • Esmectita El medicamento utilizado para la diarrea, que hace frente a la tarea de eliminar del cuerpo del bebé las toxinas nocivas, los microbios y otras sustancias negativas. La esmectita se dedica a la restauración de la microflora intestinal y es agradable al gusto. A los niños de mama se les da un remedio en la siguiente concentración: Disuelva ½ bolsa en 1 taza de agua. Una miga debe beber este volumen varias veces.
  • Enterol. Esta herramienta es un asistente indispensable para la disbacteriosis y varias enfermedades infecciosas del intestino. Solo 4 días de uso, y notará que las heces del bebé no forman espuma y que sus intestinos están libres de hongos y microorganismos microbianos. Liberación de forma para niños - cápsulas. Disuelva el contenido de la cápsula en leche y riegue al niño. Tomar el medicamento no puede ser más de 5 días.
  • Hilak forte (recomendamos leer: la instrucción sobre "Hilak Forte" para recién nacidos). La presencia de heces con aditivo de espuma en la mayoría de los casos implica tomar este medicamento. Restaura la microflora, se encarga de establecer el trabajo del sistema digestivo. Las gotas son fáciles de usar. Se le debe dar solo unas gotas al bebé después de alimentarlo.
Hilak Forte ajustará rápidamente el trabajo del sistema digestivo y eliminará la indigestión
  • Linex. Cuando el intestino se debilita por un alto contenido de bacterias, Linex vendrá al rescate (recomendamos leer: instrucciones sobre el uso del polvo de bebé Linex). La cápsula debe abrirse y verter el polvo en agua o leche.
  • Lactase Baby (recomendamos leer: instrucciones para el medicamento "Lactase Baby"). Un fármaco a base de enzimas ayuda a absorber mejor los productos lácteos. Recortes de hasta un año esta herramienta se agrega a la leche extraída. Después de unos minutos, puede comenzar el tratamiento. Los niños después de 1 año de vida pueden disolver el contenido de la cápsula en agua con una pequeña cantidad de leche.

Comportamiento de crianza

Los métodos de asistencia dependerán de cada situación específica. La nutrición inadecuada de la madre lactante u otros errores en la alimentación del bebé pueden corregirse independientemente sin el uso de medicamentos. Cuando se ha administrado un medicamento que causó un trastorno intestinal, es necesario consultar a un médico antes de comenzar la terapia.

El Dr. Komarovsky recomienda que todas las madres con sospecha de deficiencia de lactasa en un niño organicen el proceso de lactancia de acuerdo con todas las reglas (para más detalles, consulte el artículo: ¿Cuáles son los signos de la deficiencia de lactosa en los bebés?). Asegúrese de asegurarse de que la miga capture completamente el pezón con la boca y que el aire no entre en el estómago durante la succión. Permita que el bebé mensual "cuelgue" por más tiempo en el pecho para poder "llegar" a la parte posterior de la leche. El vaciado inadecuado de la mama requiere que los residuos se aspiren a la siguiente alimentación. Ofrézcale el pecho al bebé al menos una vez cada 2-2.5 horas. La lactancia materna más frecuente es buena para el bebé, así que trate de mantener el modo de alimentación "a pedido".

Al sentir que la miga no está harta, debe prestar más atención al proceso de la lactancia materna. Los estudios han demostrado que no hay predisposiciones genéticas en el tema de la lactancia, y absolutamente todas las mujeres son capaces de amamantar a un bebé con el régimen correcto. De lo contrario, la madre tendrá que utilizar como complemento la mezcla.

Los médicos creen que bajo el régimen, cualquier madre podrá ajustar la lactancia.

Actúe en función de la situación y vigile el bienestar de su bebé:

  1. Medidas de prevención. Todo es simple y trivial: higiene regular para adultos, cuidado higiénico para un bebé, alimentación de una mujer lactante, introducción de alimentos complementarios de manera oportuna, productos permitidos, técnica de fijación de senos.
  2. No se automedique. No escuches los consejos de las mamás que comparten sus experiencias en foros no profesionales y no se dejan llevar por la medicina tradicional. Un taburete espumoso inofensivo en un recién nacido, después de una discusión en línea, puede convertirse en una enfermedad monstruosa en los ojos de la madre.
  3. Visita a un médico. Comience la terapia solo después de consultar a un pediatra y prescribir pruebas y medicamentos.
  4. Entrega de análisis. Será necesario pasar una prueba clínica general de sangre, así como una prueba de disbacteriosis y deficiencia de lactasa.

Se puede realizar un examen más detallado en el gastroenterólogo. Ayudará a identificar las causas del excremento espumoso y prescribirá el tratamiento requerido. Tal vez, tal y como no se requerirá, entonces el médico calmará a los padres agitados.

En la mayoría de los casos, los excrementos espumosos ocurren en un niño debido a los procesos de fermentación que ocurren. Se basan en la violación del sistema digestivo del bebé, en los errores en las dietas de la madre o del niño pequeño. Estas razones son simplemente eliminadas, después de lo cual desaparece la espuma de la silla. Cuando las heces espumosas persisten durante mucho tiempo, debe someterse a un examen completo bajo la supervisión de un médico.

¿Por qué la espuma en la silla bebé?

¿Por qué un niño se caga con espuma? En sí misma, la presencia de espuma en una silla para niños no indica una amenaza terrible para su salud. La mayoría de las veces, las heces espumosas son un trastorno funcional, no una patología, es decir, desaparecen con la edad.

  • Desequilibrio de la lactancia materna. Que es El bebé succiona la leche frontal del seno, sin llegar a la espalda, la más nutritiva y grasa. La leche acuosa del frente se digiere rápidamente y el bebé querrá comer en una hora. Por lo tanto, la silla verde con espuma también se llama "hambrienta". Para equilibrar la alimentación de la leche materna delantera y trasera, debe colocar al bebé en un pecho por más tiempo.
  • Gaziki. El aumento de la flatulencia en los intestinos conduce a un taburete espumoso. Por lo general, este síntoma desaparece por sí solo después de 3 meses, cuando los cólicos y el gas dejan de molestar al niño.
  • Reacción alérgica a la leche materna. En esta situación, la madre lactante debe reconsiderar su dieta e introducir con cuidado nuevos alimentos en la dieta. En primer lugar se trata de frutas y verduras de temporada. Las alergias alimentarias en los bebés pueden ser no solo la calidad de los alimentos, sino también su cantidad.
  • Alergia a la mezcla. Si el bebé está en una dieta artificial, puede tener una reacción alérgica a la mezcla. Necesito consultar con un pediatra y acudir a otro alimento para bebés. También es importante recordar que al pasar a otra mezcla, puede aparecer espuma en las heces.
  • Alergia a la medicación. Si una madre lactante toma algún medicamento, debe conocer las posibles reacciones del niño y consultar primero con el médico. El trabajo del sistema digestivo de un bebé puede verse afectado negativamente por las drogas que toma.
  • Prikorm temprano y mal. Si los primeros suplementos comienzan antes de los 6 meses y hay zumos de frutas frescas, verduras y frutas en la dieta, es posible que el sistema digestivo reaccione: a veces en forma de heces líquidas con espuma, a veces con diarrea.
  • Disbacteriosis. La violación de la composición cuantitativa y cualitativa de la microflora solo puede determinarse con la ayuda de bacposev. Si se sospecha disbacteriosis en bebés, hay diarrea, en la que puede haber partículas de alimentos no digeridos, vetas de sangre, moco y espuma. En la medicina moderna, la disbacteriosis no se establece como un diagnóstico, es decir, no se trata, sino que solo corrige la microflora intestinal con la ayuda de los probióticos. En el recién nacido, el tracto gastrointestinal es estéril, la primera colonización por bacterias y microbios ocurre cuando pasa a través del canal de parto. Después del nacimiento, el sistema digestivo del niño comienza a adaptarse a las nuevas condiciones. Naturalmente, ella está experimentando "estrés" y pasa por un período de adaptación.
  • Infección intestinal. Las heces espumosas a altas temperaturas, la diarrea y los vómitos pueden ser un signo de enfermedades infecciosas graves: amebiasis, disentería, salmonelosis.
  • Deficiencia de lactasa. Si un bebé carece de lactasa, una enzima que descompone los carbohidratos principales de la leche materna (lactosa), esto puede causar problemas del sistema digestivo: flatulencia, cólicos y heces sueltas con un pronunciado olor agrio y espuma. Distinguir entre la verdadera deficiencia de lactasa, es decir, congénita y transitoria, debido a las características de la edad. La deficiencia de lactasa se puede tratar introduciendo la enzima lactasa en el cuerpo. Terapia enzimática prescrita por el médico después de la prueba. Lactasa bebé también puede obtener si chupa la leche materna grasa. En el nombramiento de la lactasa en los bebés a menudo tienen estreñimiento, por esta razón, la ingesta de esta enzima debe ser limitada. Además, puede ser adictivo.

Si la espuma en la silla del bebé aparece con regularidad y durante mucho tiempo, los pequeños están preocupados por los carros pequeños, puede escuchar el ruido constante en el estómago, debe consultar con su médico.

Signos de diarrea

La diarrea a menudo se acompaña de espuma y moco. Es necesario averiguar la causa de la diarrea: ya sea que la madre o el niño comieron algo mal, o es algún tipo de infección intestinal, envenenamiento. ¿Cuáles son algunos de los síntomas que le indican a un niño la diarrea con espuma y no solo las heces sueltas?

  • Ansiedad y negativa a comer. El bebé es travieso, presiona las piernas contra la barriga, se niega a chupar el pecho o la mezcla.
  • Aumento de heces y aumento de moco y espuma. El bebé puede defecar cada hora, la consistencia de las heces se vuelve más acuosa y espumosa.
  • Cambio de color. Las masas fecales con mayor frecuencia se vuelven verdes o amarillas.
  • Vaciado drástico. En la diarrea, la silla vuela bruscamente, con algodón y gas.
  • Síntomas evidentes de infección intestinal aguda. Además de diarrea, vómitos, fiebre alta, letargo del niño.

Qué deben hacer los padres: 4 pasos importantes

Debe actuar de acuerdo con la situación y asegurarse de monitorear la condición del niño.

  1. Recuerde acerca de las medidas preventivas. Consisten en acciones simples y regulares: la higiene personal de los adultos, la higiene del cuidado del bebé, la dieta de una madre lactante, la alimentación complementaria correcta y oportuna, el apego adecuado al pecho.
  2. Evitar el autotratamiento. Esto se aplica especialmente a los métodos populares de tratamiento y al asesoramiento de las madres en diversos foros no profesionales. Una silla con espuma en un bebé no puede representar ninguna amenaza para un niño en particular. Pero después de discusiones tormentosas en el foro, puede encontrar en sus migajas todas las enfermedades que la medicina conoce, excepto la fiebre puerperal.
  3. Consulte a un pediatra. El médico examinará al niño, si es necesario, prescribirá pruebas y tratamiento.
  4. Pasar las pruebas necesarias. En primer lugar, se requerirá una prueba clínica general de sangre, deficiencia de lactasa y pruebas de disbacteriosis.

Un examen prolongado requiere la consulta con un gastroenterólogo pediátrico, que ayudará a identificar las causas de las deposiciones espumosas, prescribirá el tratamiento si es necesario o tranquilizará a los padres y los convencerá de que no existe peligro.

Las deposiciones espumosas en un niño se asocian con mayor frecuencia a procesos de fermentación en los intestinos, causados ​​por trastornos digestivos y la dieta inadecuada de una madre o un bebé que está amamantando. Es necesario eliminar estas obvias razones. Si la espuma en las heces permanece durante mucho tiempo, es necesario someterse a un examen adicional.

El niño hace poops verde, líquido o con espuma - Causas:

Color verde de las heces del bebé., alimentado por la leche de mi madre, es la norma. El hecho es que se obtiene un tono tan peculiar debido a la bilirrubina, que se libera junto con las heces. Los movimientos intestinales del recién nacido también pueden cambiar la consistencia y el color debido a las hormonas que se usan con la leche materna. Además, las heces pueden volverse verdes como resultado de la oxidación: las galletas del bebé aún no han aprendido cómo producir las enzimas necesarias, y las bacterias necesarias no han podido asentarse en los intestinos.

No te asustes de inmediato, incluso si el bebé tiene heces espumosas sueltas Con parches mucosos o aditivos de color verde. Такое может происходить вследствие того, что малыш питается пока только жидким передним маминым молочком и не добирается до жирного, которое и придает калу горчичный цвет.
Мамы искусственичков тоже часто сталкиваются с проблемой необычного стула. Si de repente nota un cambio en la consistencia y el color de las heces, lo primero que debe recordar es si esto se debe al cambio de la fórmula de la leche. A menudo esta es la principal causa de enverdecimiento. El matiz característico de las heces de los niños da hierro, contenido en grandes cantidades en leche artificial. La mayoría de las madres señalan que tales cambios ocurrieron con mayor frecuencia cuando alimentaban a Nutrilon, NAN y otros bebés. Para asegurarse de lo anterior, solo necesita cambiar la mezcla y seguir la reacción. Como regla general, después de estas acciones, todas las conmociones están en el pasado.

Sin embargo no es raro cuando La aparición de heces verdes en un niño es el síntoma principal de la enfermedad.. El énfasis principal aquí todavía es necesario para hacer el bienestar de los niños. Si el bebé está bien, está tranquilo, no se niega a comer, está alegre y duerme bien, entonces sus preocupaciones son en vano. Es necesario saber que el moco y la leche no digerida en pequeñas cantidades se consideran la norma. Otra cosa, si el moco se hacía más grande, aparecían fragmentos de sangre y el bebé comenzó a comportarse de forma inquieta. Las heces líquidas y espumosas frecuentes, acompañadas de un olor agudo y pútrido, indican problemas digestivos y disbacteriosis. El niño en este caso comienza a llorar sin razón, a menudo regurgita, duerme mal, sufre cólicos. ¡Si hay al menos uno de estos signos, debe comunicarse inmediatamente con su médico!

La silla infantil puede cambiar su color debido a enfermedades virales o catarrales. Lo principal es identificar la causa correctamente y en el tiempo.

La deficiencia de lactasa es también una de las razones de la aparición del color verde en las heces, el olor agrio y la espuma. Para identificar esta enfermedad, debe pasar las pruebas. Si el niño no absorbe la lactosa, se le prescriben mezclas o enzimas sin lactosa que descomponen la lactosa en la leche materna y se tratan para restaurar la mucosa intestinal.

Estas son las razones principales por las que un niño puede desechar verde, líquido o con espuma. Por lo tanto, antes de provocar un pánico, es necesario analizar la situación y sacar las conclusiones correctas. Pero recuerde que nadie prohíbe ponerse en contacto con un pediatra para obtener ayuda y asesoramiento. Si está preocupado por algo, asegúrese de ir al hospital.

Mira el video: La caquita de tu bebé qué es normal y qué no lo es? (Septiembre 2020).

Pin
Send
Share
Send
Send