Entradas Populares

La Elección Del Editor - 2020

Hidrocefalia en niños: signos, tratamiento y efectos.

La hidrocefalia es la segunda más común en neurocirugía pediátrica, por delante de las lesiones únicas. Es por eso que el tratamiento de la hidrocefalia en niños es un problema tan urgente. Gracias a los modernos métodos de diagnóstico se han logrado importantes avances en el tratamiento. Y si hace 25 años, la mayoría de los pacientes prácticamente no tenían oportunidad, entonces los métodos de tratamiento actuales son efectivos y ahorran al 95% de los pacientes.

¿Qué es la hidrocefalia?

La hidrocefalia es una acumulación excesiva de líquido en la cabeza. Más precisamente, en las cavidades del cerebro que contienen licor. Otro nombre bien conocido para la enfermedad es hidropesía del cerebro, esta es una traducción del griego ("hidro" es agua, "cephal" es cabeza). Es decir, literalmente "agua en la cabeza". Pero vale la pena señalar que este nombre no es del todo exacto. En los niños con hidrocefalia, se acumula una cantidad excesiva de líquido en la cabeza, pero esto no es agua en absoluto, sino el LCR (líquido cefalorraquídeo), que protege y nutre las células nerviosas del cerebro y la médula espinal.

La cantidad de licor está regulada por dos procesos: formación y absorción.

La formación de líquido cefalorraquídeo se produce en las paredes de los ventrículos cerebrales. La absorción se produce en los senos venosos, que se encuentran en la base del cerebro. Ambos procesos son igualmente importantes, se debe mantener un equilibrio entre la formación y la secreción del licor. Si hay un desequilibrio en el sistema de líquido cefalorraquídeo, puede acumularse una cantidad excesiva de líquido cefalorraquídeo. Así es como se desarrolla la hidrocefalia.

¿Qué es el líquido cefalorraquídeo?

Seguramente todos se preguntan por qué necesitamos licor en nuestras cabezas. ¿Por qué concebido así? Resulta que la madre naturaleza es muy inteligente, porque el licor cumple funciones importantes.

Tres funciones del licor, que son conocidas por los científicos:

  1. Protección de las células nerviosas de estímulos e impacto mecánico desde el exterior.
  2. Excreción de productos metabólicos y sustancias dañinas para el cerebro, que le proporcionan nutrientes.
  3. Estabilización y mantenimiento de la presión intracraneal normal.

Violación de la permeabilidad del tracto cerebroespinal.

Se distinguen los siguientes tipos de hidrocefalia:

  1. Oclusal o cerrado. Con esta forma de hidrocefalia, la abertura a través de la cual sale el LCR se cierra mediante algún tipo de formación, por ejemplo, un tumor o un quiste.
  2. Comunicar o abrir. En este caso, la causa de la hidrocefalia es una falla en el sistema de absorción del líquido cefalorraquídeo, que puede ocurrir en un niño que ha tenido una infección (por ejemplo, meningitis).
  3. Hipersecretorios. Esta forma es bastante rara. La razón es una mayor producción de líquido cefalorraquídeo, que puede ocurrir cuando hay una violación en los plexos coroideos de los ventrículos del cerebro.

Dependiendo del lugar de acumulación excesiva de licor.

La hidrocefalia se divide en las siguientes formas:

  1. Al aire libre En este caso, hay una acumulación excesiva de LCR entre las membranas del cerebro.
  2. Interior Cuando se trata de una cantidad excesiva de LCR se acumula en los ventrículos del cerebro. Si la cantidad de líquido cefalorraquídeo aumenta en dos ventrículos simétricos al mismo tiempo, se denomina hidrocefalia simétrica interna. Con hidrocefalia unilateral, el exceso de licor se acumula principalmente en uno de los ventrículos.
  3. Mezclado En este caso, hay una acumulación excesiva de LCR en los ventrículos y entre las membranas del cerebro.

Por el nivel de presión del licor.

La hidrocefalia se divide en las siguientes formas:

  1. Normotenso Al mismo tiempo, la presión del licor está dentro de los límites aceptables y tiene menos de 80 milímetros de columna de agua en los recién nacidos, y menos de 100 mm en los niños a una edad mayor. aq. El art.
  2. Hipertensivo Aumenta la presión del licor.
  3. Hipotensivo Caracterizado por baja presión del licor.

Por razón de desarrollo.

Hay dos formas:

  1. Hidrocefalia congénita. El niño ya nace con una cantidad excesiva de LCR en la cabeza.
  2. Adquiridaque es de varios tipos:
  • postinflamatoria, que se desarrolla después de neuroinfecciones pospuestas,
  • tumor, en el que el tumor bloquea el flujo de salida del líquido cefalorraquídeo o, por el contrario, estimula su producción aumentada,
  • con enfermedades vasculares del cerebro,
  • idiopática, cuando la causa de la hidrocefalia no está clara.

Corriente abajo

La hidrocefalia se puede dividir en varias formas.

  1. Progresando. Con ella, el exceso de licor aumenta rápidamente.
  2. Estacionario. Cuando se trata de la cantidad de CSF es siempre la misma, no crece y no disminuye.
  3. Regresando. De esta forma, la cantidad de licor disminuye gradualmente.

Según el grado de actividad del proceso.

Asignar activo y pasivo formas

También distinguir compensado y descompensado. En la etapa de compensación, los tejidos y estructuras del cerebro no sufren compresión y no hay síntomas patológicos (manifestaciones) por parte del sistema nervioso.

Causas y mecanismo de desarrollo de la hidrocefalia en niños.

La mayoría de las veces, la hidrocefalia se encuentra hasta los tres meses de edad, en los niños se desarrolla con más frecuencia.

Los neurocirujanos en general tienen más de 180 causas que pueden causar el desarrollo de la hidrocefalia.

1) En más de la mitad de los casos, se produce un aumento de los ventrículos del cerebro en el feto debido a un exceso de líquido cefalorraquídeo. Se encuentra en conjunción con las malformaciones del sistema nervioso central (SNC). Por ejemplo, con las anomalías de Dandy-Walker o Chiari.

  • Alrededor del 20% de los bebés nacen con hidrocefalia, que se ha desarrollado bajo la influencia de la infección intrauterina. El más común entre ellos es el citomegalovirus, luego el herpes, la toxoplasmosis, la sífilis y otras infecciones. Una infección peligrosa para las embarazadas y en la niñez: la rubéola, que causa múltiples defectos en el desarrollo del feto. Además, la causa del desarrollo de la hidrocefalia puede ser una lesión durante el parto. Aproximadamente el 2% de los casos de hidrocefalia congénita se producen en una mutación genética del gen 11. Esta mutación es más típica en los niños.
  • La hidrocefalia en niños menores de dos años en el 80% de los casos es el resultado de malformaciones congénitas del sistema nervioso central. Se caracteriza por un curso progresivo.
  • El 20% restante de los casos ocurre en lesiones perinatales (recibidas desde la semana 28 de embarazo y hasta 7 días después del nacimiento) y meningoencefalitis (inflamación del cerebro y sus membranas) que se transfirieron en los primeros 28 días de vida.
  • En niños mayores de dos años, la principal causa de desarrollo son los tumores que impiden la salida del líquido cefalorraquídeo. Entonces, de acuerdo con la frecuencia de ocurrencia son las mismas razones que en los recién nacidos.
  • La hidrocefalia puede desarrollarse como resultado del desplazamiento marcado de las estructuras cerebrales por procesos volumétricos dentro del cráneo. Estos pueden ser grandes hematomas, traumas y tumores.

2) El segundo mecanismo de desarrollo es el bloqueo de la salida de LCR de las cavidades cerebrales por varias razones (hemorragias, meningitis).

3) El tercer mecanismo de acumulación de una gran cantidad de LCR está asociado con un deterioro de la circulación y la absorción, que puede ser causado por hemorragias, daño cerebral, adherencias después de una cirugía cerebral y enfermedades inflamatorias.

Manifestaciones de hidrocefalia en niños.

Las manifestaciones de hidrocefalia en la infancia prácticamente no dependen de la causa de su aparición.

En el examen, el bebé puede detectar los siguientes signos:

  1. La circunferencia de la cabeza está creciendo más rápido que la tasa permitida. Normalmente, en los bebés, la circunferencia de la cabeza aumenta en 1.5 cm por mes. En un niño con hidrocefalia, las tasas de crecimiento están por encima de la norma y una cabeza desproporcionadamente grande atrae la atención.
  2. Los huesos del cráneo se han adelgazado. En el período neonatal, son suaves y flexibles. Bajo la influencia del exceso de presión del licor, la cabeza crece y los huesos se adelgazan.
  3. Las costuras entre los huesos del cráneo se abren. El hecho es que el cráneo de un recién nacido consiste en varios huesos que no están fusionados. La distancia entre ellos se llama costuras. A medida que el niño crece, los huesos crecen juntos y los puntos se cierran. Con la hidrocefalia, una gran cantidad de licor no permite que los huesos crezcan juntos, separándolos.
  4. La frente está agrandada de manera desproporcionada y cuelga sobre las cejas. Sobre el fondo de gran tamaño de la cabeza, destaca una frente agrandada.
  5. El orador es un gran resorte tenso.
  6. Las venas de la cabeza están dilatadas. Esto se manifiesta por un patrón venoso aumentado, claramente visible a través del cuero cabelludo delgado.

Además de la apariencia característica (cabeza grande), puede haber otras manifestaciones de la enfermedad.

Estos incluyen trastornos del sistema nervioso:

  1. Náuseas, vómitos, ansiedad expresada, calambres, pérdida del apetito o rechazo a comer.
  2. Aumento del tono muscular de los extensores de los brazos y las piernas, dificultad para tragar, entrecierre los ojos, omisión del párpado, ojos en blanco, paresia de varias partes del cuerpo, temblor (temblor) de la barbilla y las extremidades.
  3. Alteraciones de otros órganos y sistemas, por ejemplo, mal funcionamiento del corazón.

Para los niños mayores de dos años, una manifestación característica de la hidrocefalia es un retraso en el desarrollo psicomotor y un trastorno por parte del órgano de la visión. También se observan los siguientes síntomas:

  1. Violación de la marcha, hipercinesia (espasmos), paraparesia espástica inferior.
  2. Los niños están atrofiados o, por el contrario, tienen una altura excesiva. Pueden tener una maduración prematura del sistema reproductivo, pueden sufrir hipotiroidismo y diabetes insípida. Todos estos trastornos están asociados con anomalías en el sistema endocrino.
  3. Estos bebés a menudo sufren el intelecto, no son emocionalmente estables.
  4. Rara vez están preocupados por los dolores de cabeza en la mañana, las náuseas y los vómitos pueden ocurrir con el estómago vacío, la actividad física se reduce, los niños no tienen movilidad, lo cual no es típico de los niños sanos a esa edad.
  5. Las violaciones por parte del órgano de la visión se manifiestan con mayor frecuencia por visión doble, pero también puede ocurrir ceguera completa.
  6. Los niños que estudian en la escuela tienen poca memoria, problemas con el rendimiento académico y tampoco se adaptan bien en el nuevo equipo.

Diagnóstico y métodos de detección de hidrocefalia.

Existen varios métodos para detectar la enfermedad. Básicamente, el pediatra revela hidrocefalia en niños en el próximo examen programado. Después de haber notado los signos de hidrocefalia, el pediatra puede derivar al niño para una consulta con un neurólogo, quien, a su vez, ordenará un examen adicional para aclarar el diagnóstico.

Los métodos adicionales de examen incluyen neurosonografía (ultrasonido), estudios craniográficos, la determinación de la presión intracraneal, CT y MRI.

  • La neurosonografía es el único método de diagnóstico primario, que permite evaluar el estado de las estructuras intracraneales y observar los cambios que se producen en los ventrículos y los espacios entre las meninges en condiciones de tiempo real. Este método se utiliza en el feto y el recién nacido, así como en niños mayores.
  • Los estudios craniográficos brindan la oportunidad de evaluar el estado de las suturas del cráneo, identificar características en la estructura de los huesos, estudiar la base del cráneo y las fosas craneales, identificar cambios locales.

Al mismo tiempo, se pueden detectar los siguientes signos de hidrocefalia hipertensiva (con presión de licor elevada):

  1. La divergencia de las costuras del cráneo.
  2. Los huesos del cráneo se adelgazan.
  3. Dibujo mejorado de impresiones de dedos (depresiones en los huesos del cráneo que se asemejan a la huella del dedo).
  4. La silla turca (una de las estructuras del cerebro) está agrandada.
  5. Refuerzo de la neumatización (ventilación) de los senos paranasales.
  6. El tamaño del cráneo cerebral predomina sobre el facial.
  • Dado que los vasos de los ojos están conectados directamente con los vasos del cerebro, la oftalmoscopia se utiliza para determinar el estado de la presión intracraneal.

Si la presión intracraneal se eleva, la sangre fluye a través de las venas del fondo con dificultad y se forma un estancamiento de la sangre. Al mismo tiempo, los discos del nervio óptico se hinchan, aparecen pequeñas hemorragias en la retina. Cuando el edema del disco persiste durante mucho tiempo, la visión se reduce y pueden ocurrir cambios irreversibles, lo que lleva a la ceguera.

  • La tomografía computarizada (TC) es el método principal de detección diagnóstica. También se utiliza para evaluar la dinámica del proceso patológico. Utilizando el estudio, se evalúan los ventrículos del cerebro y otros espacios intracraneales, determinando el tamaño, la ubicación y la presencia de deformidades. Este examen puede detectar confiablemente si el niño tiene hidrocefalia y determinar su apariencia. Sobre esta base, se construyen nuevas tácticas de tratamiento.
  • El estándar de oro para diagnosticar la hidrocefalia en niños es una RMN.

Con la ayuda de la RM, puede determinar la forma y la gravedad de la enfermedad, ver los cambios en los ventrículos y otros espacios intracraneales, la causa de la afección patológica y muchos otros factores importantes que ayudan a los médicos a determinar las tácticas de tratamiento adicionales del niño.

Métodos de tratamiento para la hidrocefalia.

En la mayoría de los pacientes, la hidrocefalia progresa si no se trata, y termina con el desarrollo de complicaciones graves y potencialmente mortales o la muerte de un paciente. En los bebés, la principal complicación es la maduración tardía de las células cerebrales o el cese completo de la maduración de las estructuras cerebrales. La consecuencia es un retraso o retraso en el desarrollo neuropsíquico e intelectual.

Los métodos para tratar la hidrocefalia dependen inicialmente de la causa de su aparición. El objetivo principal es reducir la cantidad de LCR en la cavidad craneal.

Hay dos métodos principales de tratamiento:

1) Tratamiento conservador sin cirugía.

Este es un tratamiento complejo con diuréticos (diuréticos), que reducen la presión intracraneal. Entre los diuréticos, se da preferencia a la droga diacarb. El tratamiento dirigido a eliminar la inflamación bacteriana, que es la causa de la hidrocefalia, proporciona la prescripción adicional de antibióticos. Tal tratamiento solo es posible con hidrocefalia leve. Si el proceso avanza, utilice un tratamiento quirúrgico.

2) Tratamiento quirúrgico.

Si no hay una amenaza para la vida del niño, entonces la derivación se lleva a cabo de manera planificada. Mientras el pequeño paciente está esperando su turno, se realiza una punción espinal para reducir temporalmente la presión del LCR.

En la forma cerrada de hidrocefalia, a menudo se requiere intervención de emergencia, ya que existe una amenaza de insuficiencia respiratoria debido a la compresión del centro respiratorio. En tales casos, recurrido a la operación, establecer un tanque temporal en el que se recoge el licor. La forma de hidrocefalia cerrada de cualquier origen y la forma hipertensiva con una violación de la absorción del líquido cefalorraquídeo también se tratan quirúrgicamente, porque el tratamiento conservador tiene un efecto a corto plazo.

La principal tarea del cirujano es eliminar el obstáculo que dificulta el movimiento del líquido cefalorraquídeo. Si la obstrucción es un tumor o quiste, se debe extirpar.

Cuando no se puede eliminar el obstáculo, el tratamiento quirúrgico tiene como objetivo crear soluciones para el flujo de salida del líquido cefalorraquídeo, las llamadas derivaciones. La derivación es un sistema de tubos ubicados debajo de la piel que transportan el licor a otras cavidades ubicadas fuera de la cabeza. El lugar más común de drenaje del LCR es la cavidad abdominal o el torrente sanguíneo, así como la aurícula derecha. Otras cavidades del cuerpo como reservorio de LCR se usan bastante raramente, solo en el caso de que sea imposible usar métodos estándar.

Las técnicas modernas tienen muchas opciones de derivación que se están mejorando constantemente. Hoy en día, la derivación ventriculoperitoneal (desde los ventrículos hasta la cavidad abdominal) se realiza con mayor frecuencia. Como una derivación, los sistemas de válvulas de silicona se usan para ayudar a regular la presión del LCR en las cavidades del cerebro. Durante la operación en niños, puede ser necesario alargar o reemplazar el sistema, que está asociado con el crecimiento del niño.

El desarrollo de la endoscopia ha llevado a la creación de nuevos métodos de tratamiento quirúrgico utilizando equipos endoscópicos.

El propósito de la cirugía endoscópica es crear una anastomosis (conexión) entre la cavidad del tercer ventrículo y las cisternas basales (la segunda cavidad más grande del cerebro, que es un reservorio para el líquido cefalorraquídeo), ubicada en la base del cráneo. Tal operación es apropiada para violaciones del flujo de salida en la fosa craneal posterior o en el área del acueducto del cerebro.

Además, las operaciones endoscópicas se utilizan ampliamente cuando es necesario eliminar cualquier obstáculo en la trayectoria del movimiento del LCR, por ejemplo, para eliminar un quiste.

Todas las operaciones, sin excepción, tienen como objetivo restablecer el equilibrio entre la producción y la eliminación de licor.

Complicaciones después de la derivación

Después de la derivación, puede haber una perturbación en el funcionamiento de la derivación, debido a una descarga insuficiente o excedida a través de la derivación.

Las causas de la disfunción de la derivación son:

  1. No hay presión suficiente en la válvula y no se abre.
  2. La derivación está obstruida con coágulos de sangre, sale de la cavidad abdominal, se desplaza, se tuerce. Esto constituye un obstáculo mecánico para la descarga de licor. Un bloqueo puede ocurrir a lo largo de la derivación, en cualquiera de sus áreas.

При плохой работе дренажной системы возникает рецидив гидроцефалии. Cuanto más dependa el paciente de la derivación y cuanto mayor sea el grado de mal funcionamiento, más pronunciadas serán las manifestaciones de hidrocefalia recurrente. En algunos pacientes, la condición se deteriora rápidamente y pueden caer en coma, mientras que otros experimentan ocasionalmente dolor de cabeza e incomodidad.

El riesgo de repetidas violaciones después de revisar la derivación en el primer año de vida está presente en cada tercer paciente.

El aumento de la descarga de la derivación (hiperdrain) se manifiesta primero por una disminución de la presión intracraneal. En este caso, el paciente experimenta dolores de cabeza, náuseas, palidece y se cubre con sudor frío cuando trata de levantarse. Todos estos signos aumentan cuando el paciente está en posición vertical. Gradualmente, los pacientes se adaptan y las quejas desaparecen, pero en algunos casos puede requerirse cirugía.

Las complicaciones después de la derivación ocurren en el 47% de los casos. Se dividen en temprano y tarde. Los primeros se manifiestan por inflamación y los posteriores por formación de adherencias.

La meningitis bacteriana, como complicación, ocurre en el 10% de los casos y en los bebés prematuros con mayor frecuencia. Además, pueden desarrollarse endocarditis y glomerulonefritis.

Cuando se infecta, se retira la derivación y se prescriben antibióticos.

Después de la cirugía endoscópica, el porcentaje de complicaciones es de 5 a 9%.

Memo para padres

La consulta de emergencia de un neurocirujano se requiere en los siguientes casos:

  1. Si un niño está inquieto, somnoliento, a menudo escupe, se queja de dolor de cabeza, tira hacia atrás su cabeza, aparecen vómitos, convulsiones, la fontanela sobresale, el patrón venoso en la cabeza se fortalece.
  2. Si los signos anteriores están presentes en el fondo de alta temperatura y sin ella.
  3. Si aparece líquido cefalorraquídeo en el curso de la derivación, en la bomba o en la pared abdominal anterior.
  4. Si hay signos de inflamación a lo largo de la derivación (enrojecimiento y compactación).
  5. Si no puede bombear la bomba.

Cuanto más rápido se diagnostique la hidrocefalia y se inicie el tratamiento, mejor será el pronóstico. Gracias a la medicina moderna, un niño con una hidrocefalia tratada oportunamente vive una vida normal, a pesar de que a veces hay problemas en el mantenimiento de la derivación.

La hidrocefalia no tratada a largo plazo cambia de manera irreversible el cerebro, el niño se queda rezagado respecto a sus compañeros en el desarrollo y puede volverse discapacitado. Para evitar esto, es imprescindible someterse a todos los exámenes y pruebas de rutina, así como a exámenes adicionales prescritos por el médico en caso de sospecha de enfermedad.

La prevención de la hidrocefalia es la neurosonografía. Este es un examen obligatorio de todos los recién nacidos, pero especialmente de los bebés prematuros, que se realiza el primer día de vida para descartar defectos de desarrollo y hemorragias dentro de los ventrículos del cerebro, que pueden causar el desarrollo de hidrocefalia.

Hidrocefalia

La hidrocefalia es una enfermedad caracterizada por la acumulación progresiva de líquido cefalorraquídeo en los ventrículos y debajo de las membranas del cerebro. La hidrocefalia en niños en la mayoría de los casos se encuentra en la infancia durante los controles de rutina en un pediatra y un neuropatólogo.

La hidrocefalia del cerebro en los niños no se encuentra tan rara: en un recién nacido de cada 4 mil. Sin embargo, existen estadísticas alentadoras sobre el éxito del tratamiento quirúrgico de las formas congénitas de hidropesía del cerebro. Con la ayuda de operaciones de derivación en todo el mundo, salvó a cientos de miles de niños con este diagnóstico peligroso. Y lo más importante, pueden llevar una vida plena de personas sanas: ir a jardines de infancia y escuelas, participar en deportes no traumáticos, inscribirse en universidades, crear familias, disfrutar de la vida, a pesar del hecho de que viven con una pipa en la cabeza.

Mecanismo de ocurrencia

En las profundidades del cerebro se encuentran los canales que se llaman ventrículos. Están llenos de líquido cefalorraquídeo o líquido cefalorraquídeo. El líquido se mueve todo el tiempo a lo largo de los ventrículos y el canal espinal, lava el cerebro y la médula espinal. La absorción, la circulación equilibrada y la producción de líquido cefalorraquídeo son de suma importancia para que el cerebro funcione y mantenga la presión intracraneal normal (PIC). Si el líquido cefalorraquídeo se produce demasiado activamente y se absorbe mal, si el proceso de circulación se altera, existe el riesgo de desarrollar hidrocefalia.

Causas de la enfermedad

La verdadera hidropesía del cerebro es una enfermedad grave, con consecuencias peligrosas. ¿Qué puede provocar su aparición?

  • Hidrocefalia congénita. Infecciones severas transferidas por la madre durante el embarazo, desarrollo intrauterino del cerebro, circulación anormal del líquido cefalorraquídeo y su exceso.
  • Hidrocefalia adquirida. Por lo general, ocurre en el primer año de vida, más a menudo en bebés prematuros, así como en bebés que recibieron un trauma de nacimiento. Puede ocurrir después de operaciones neuroquirúrgicas, lesiones cerebrales traumáticas y sangrado. También puede ser causada por tumores, inflamaciones infecciosas de las membranas del cerebro (meningitis, meningoencefalitis).

Tipos de hidrocefalia

Dependiendo de qué parte del cerebro se acumula el licor, hay varios tipos de hidropesía.

  • Hidrocefalia exterior en niños. El licor se acumula bajo las membranas del cerebro. Este tipo de enfermedad se considera congénita, se desarrolla después del trauma del nacimiento. Se trata con medicamentos que reducen y estabilizan la salida de líquidos. Si no hay un resultado positivo, se muestra la operación.
  • Hidrocefalia interna en niños. El líquido cefalorraquídeo se acumula en los ventrículos del cerebro. Este tipo de enfermedad puede ser congénita y adquirida. También se trata con medicamentos, y en caso de ineficiencia, quirúrgicamente.
  • Hidrocefalia mixta en niños. Acumulación de líquido cefalorraquídeo debajo de las membranas y en los ventrículos del cerebro. El mismo principio de tratamiento.
  • Hipertensión-síndrome hidrocefálico (HGS). En "traducido al ruso" se entiende el aumento de la PIC y la acumulación de líquido en los ventrículos y otras áreas del cerebro llenas de líquido cefalorraquídeo. Hoy se realiza un diagnóstico de este tipo a casi cada tercer niño después de la neurosonografía (NSG), la tomografía computarizada (TC) y la resonancia magnética (RMN). En medicina, existe el diagnóstico redundante. Con los métodos modernos de examen, se pueden encontrar muchas cosas en un niño y provocar que sus padres se desmayen. En sí mismo, la PIC es rara y los ventrículos grandes pueden ser características individuales de la estructura del cerebro. Lo importante es la dinámica de su crecimiento, y no el tamaño de un solo examen.

En la hidrocefalia congénita, los signos externos pueden ser inmediatamente evidentes. También es importante prestar atención al comportamiento del bebé: llanto constante y ansiedad, problemas para succionar, dificultad para mover el cuello y la cabeza.

Señal clara

Durante el desarrollo normal en los bebés, la circunferencia de la cabeza aumenta en promedio en 1 cm cada mes. Con un examen mensual en el pediatra, se realiza un procedimiento de pesaje, que mide la altura, la circunferencia del pecho y la cabeza. De acuerdo con estos indicadores antropométricos, se determinan las tasas de crecimiento y desarrollo del niño, así como las desviaciones de ellos.

¿Qué pasa con la hidrocefalia? El crecimiento intensivo de la cabeza es el principal síntoma visible de esta enfermedad. Lo importante no es lo que la circunferencia de la cabeza del bebé. Después de todo, los niños son diferentes según la constitución: uno tiene una circunferencia de la cabeza de 36 cm a los 2 meses, y otro a los 41 cm. Y todo esto está dentro del rango normal. Pero si la cabeza de un bebé no ha crecido 1 cm en un mes, pero, digamos, 3 cm o más, esto es un signo de crecimiento demasiado rápido y antinatural. Existe un término como la forma hidrocefálica del cráneo. Es típico de los niños con esta enfermedad, un médico experimentado determinará visualmente los signos de hidrocefalia y lo remitirá a un examen adicional para disipar dudas o confirmar el diagnóstico.

Otros signos

Síntomas de hidrocefalia en lactantes:

  • aumento de la presión intracraneal (PIC),
  • Resorte fuertemente sobresaliente, puede permanecer abierto hasta 3 años,
  • la formación de superficies redondeadas en el lugar de sprice fontanela acreción,
  • Desplazamiento hacia abajo de los globos oculares.
  • estrabismo, oscilaciones involuntarias y rítmicas de los ojos (nistagmo),
  • dejando caer la cabeza hacia atrás
  • vomitar
  • ansiedad
  • mal sueño
  • convulsiones
  • Problemas de audición y visión.

En niños mayores, además de estos síntomas, pueden ser:

  • náusea
  • dolor de cabeza
  • irritabilidad
  • debilidad en brazos y piernas,
  • falta de coordinación
  • incontinencia urinaria
  • deterioro de la memoria
  • Desarrollo tardío (con severos grados de la enfermedad).

Los principales métodos de tratamiento.

El tratamiento de la hidrocefalia en niños depende de la gravedad de la enfermedad.

  • Medicación Eficaz solo en formas más leves de hidrocefalia. Requiere tratamiento por un neurólogo, observación por un neurocirujano. La terapia tiene como objetivo mejorar la circulación sanguínea en el cerebro y reducir la PIC; también se utilizan medicamentos diuréticos. Control mensual de la ecografía. Además, para un diagnóstico más preciso, se prescriben tomografía computarizada y resonancia magnética.
  • Tratamientos adicionales. En combinación con el tratamiento farmacológico, se utilizan fitoterapia y masaje. La reflexología de microcorriente ha demostrado ser un método de rehabilitación para los trastornos neuropsiquiátricos. A menudo sucede que la terapia compleja, la persistencia de los padres y la esperanza de recuperación eliminan las indicaciones para la intervención quirúrgica.
  • Tratamiento con un osteópata. Las formas leves de hidrocefalia se tratan bien con osteopatía, un tipo de terapia manual. Corregir la posición de los huesos del cráneo es un asunto delicado, especialmente cuando se trata de bebés. Es importante encontrar un profesional que se especialice en el tratamiento de esta enfermedad. La hidrocefalia después de las lesiones de nacimiento y los hematomas se tratan con éxito. Las sesiones de osteopatía contribuyen a una buena circulación del líquido cefalorraquídeo, lo que facilita la enfermedad incluso en formas congénitas graves de la hidropesía del cerebro.
  • Operaciones de maniobras. El tratamiento más efectivo para la verdadera hidropesía del cerebro. Durante la operación, se introducen derivaciones: tubos de silicona, a través de los cuales se descarga el exceso de líquido de los ventrículos del cerebro hacia la cavidad abdominal. Una válvula especial regula el volumen de flujo de fluido. Por lo tanto, la PIC se normaliza y el líquido cefalorraquídeo no se lanza en la dirección opuesta. Durante la vida de unas pocas operaciones similares. Primero, las derivaciones pueden obstruirse y doblarse, lo que lleva a daños mecánicos y al deterioro de sus funciones. En segundo lugar, se asignan las operaciones programadas, que están relacionadas con los cambios relacionados con la edad en el cuerpo del niño. Los niños dependientes de la derivación crecen y se desarrollan normalmente. Dichas operaciones se realizan en clínicas especializadas. La alta calidad de la derivación es importante para que dure el mayor tiempo posible.
  • Cirugía neuro-endoscópica. Un método innovador, eficiente, fiable y muy caro. La operación dura un máximo de 20 minutos. Un neuro-endoscopio con una minicámara incorporada muestra dónde debe insertar un catéter especial para la salida del LCR. Se crea un canal adicional para el flujo sin obstrucciones del exceso de líquido desde el ventrículo hacia las porciones agrandadas de las meninges. No se requiere una operación repetida, ya que no es necesario reemplazar la derivación. No todos los tipos de hidrocefalia se pueden curar con esta operación. La mayoría de las veces hacen shunting, lo que salva vidas de muchos niños.

Previsión y consecuencias

Un resultado exitoso depende de la causa, la cantidad de líquido, la dinámica del crecimiento de la cabeza, el tiempo de detección de la enfermedad y su grado. Por supuesto, la competencia del médico y el tratamiento prescrito correctamente son importantes. Muchos niños están completamente curados y viven una vida física e intelectual completa. Como regla general, la mejora llega en un año con terapia intensiva y compleja. ¿Cuáles podrían ser las consecuencias para las formas congénitas graves de hidrocefalia?

  • Retraso en el desarrollo intelectual. En los niños con formas severas de hidropesía, a menudo se observan diversos grados de morbilidad, trastornos mentales, reacciones retardadas y trastornos de la personalidad. Hay episodios de irritación, ira o euforia. En la mayoría de los casos, los niños que padecen hidrocefalia son positivos y amables. Solo en el 10% de los casos hay estados depresivos, tendencias criminales.
  • La discapacidad Retraso en el desarrollo de la motilidad, parálisis cerebral, convulsiones, discapacidad física, una lista tan triste de complicaciones.
  • Problemas con el habla, la audición y la discapacidad visual. Ocurren como resultado del daño cerebral.
  • Complicaciones después de la cirugía. La mayoría de las veces son: lesiones infecciosas después de la cirugía, formación de hematomas, seudoquistes, disfunción de la derivación, convulsiones epilépticas.

La muerte es posible. La muerte ocurre si la enfermedad se detecta tarde, progresa rápidamente y el tratamiento está ausente o se realiza incorrectamente.

Hidrocefalia en un niño - suena como una frase terrible. Se puede entender a los padres, su confusión, miedo y ansiedad. Es importante encontrar un buen especialista, que se examine para determinar la causa exacta y el tipo de hidrocefalia, para recopilar la mayor cantidad de información útil y positiva posible sobre los casos de curación. Con un tratamiento oportuno y efectivo, el pronóstico para la hidrocefalia es favorable en la mayoría de los casos.

Las causas de la patología.

La hidrocefalia puede ocurrir tanto en recién nacidos como en niños más pequeños. En algunos casos, la hidropesía del feto se encuentra en el útero. Las causas de la aparición de la patología en este caso serán diferentes. Los bebés recién nacidos tienen hidrocefalia, que se formó en el período prenatal de desarrollo.

Sus razones son las siguientes:

  • malformación del sistema nervioso
  • El efecto sobre las infecciones intrauterinas del feto.
  • herencia

Si apareció hidrocefalia en el primer mes después del nacimiento, puede ser causada por:

  • infecciones intrauterinas
  • lesión de nacimiento
  • malformación del cerebro o médula espinal,
  • La presencia de un tumor.

En niños mayores de un año, la hidrocefalia aparece como resultado de una lesión cerebral traumática, procesos inflamatorios en el cerebro, hemorragia, herencia, patologías vasculares que alimentan el cerebro.

Además, los niños de este período son muy susceptibles a las infecciones, cuyas consecuencias pueden ser la hidroencefalopatía cerebral. Las infecciones graves con consecuencias graves son rubéola, citomegalovirus, neurosífilis, toxoplasmosis, herpes, parotitis. Los microorganismos patológicos que han entrado en el cuerpo de un bebé pueden provocar meningitis.

En algunos casos, los niños pueden sufrir de hidropesía del cerebro debido a malformaciones. A menudo no se diagnostican en el período neonatal y ya se pueden observar con la aparición de hidrocefalia, como consecuencia de dichas violaciones. Al plomo de la hidrocefalia fetal:

  • anomalías de los vasos venosos del cerebro,
  • Síndrome de Arnoldy-Chiari
  • estrechamiento del canal cerebral a través del cual pasa el licor,
  • Anomalías congénitas de las aberturas de la caja craneal,
  • Quistes del espacio aracnoideo.

Las causas más terribles de la hidrocefalia son las oncológicas, en las que la hidropesía del cerebro en un recién nacido es solo una manifestación de una patología más grave.

Clasificación de la hidrocefalia en niños.

La hidrocefalia en niños se clasifica según los signos etiológicos, morfológicos, clínicos, nivel de presión del licor.

Teniendo en cuenta la naturaleza polietiológica, la hidrocefalia en niños puede ser congénita, postinfecciosa, postraumática, asociada a un proceso neoplásico o patología cerebrovascular, a veces las causas de la hidrocefalia permanecen sin especificar.

De acuerdo con los criterios morfológicos, existe una diferencia entre la hidrocefalia informada (abierta) y la oclusiva (cerrada) en niños. Con la hidrocefalia abierta, existe una discrepancia entre los procesos de formación (producción) y succión (resorción) del líquido cefalorraquídeo, mientras que los espacios ventricular y subaracnoideo se comunican libremente entre sí. Dependiendo del mecanismo de la violación, se aíslan hiperproductivos, reabsorbentes y mixtos con predominio de la producción sobre la forma de reabsorción de hidrocefalia abierta en niños. Los casos de hidrocefalia oclusiva en niños se asocian con la oclusión de espacios del líquido cefalorraquídeo en varios niveles, que se acompaña de su separación y expansión.

Además, sobre la base de las características morfológicas, la hidrocefalia en niños se subdivide en intraventricular (interna), subaracnoidea (externa) y mixta.

Dado el nivel de presión del licor, la hidrocefalia en los niños puede ser normotensa, hipertensa o hipotensora. Según el curso clínico, la hidrocefalia en niños es compensada, subcompensada, descompensada, progresiva, estabilizada o regresiva.

Causas de hidrocefalia en niños

En verdad, la hidrocefalia congénita en niños es causada por el desarrollo anormal del cerebro: la estenosis primaria o atresia acueducto cerebral, malformación de Arnold Chiari 1 o diabetes tipo 2, el síndrome de Dandy-Walker, quistes aracnoideos, hipoplasia de los espacios subaracnoideos, anomalías del sistema venoso del cerebro (congénitas aneurisma de la vena de galeno, etc.). La estenosis del acueducto silviano causa hidrocefalia congénita en el 30% de todos los casos. La hidrocefalia congénita en los niños puede ser causada por infecciones intrauterinas (toxoplasmosis, citomegalia, rubéola, herpes, sífilis congénita), tromboflebitis de los senos paranasales y sinusales cerebrales y lesiones cerebrales.

En el período postnatal, la hidrocefalia postinfecciosa en los niños puede ocurrir debido a meningitis bacteriana, aracnoiditis, encefalitis.Las causas de la hidrocefalia postraumática en los niños suelen ser las lesiones intracraneales de nacimiento (hemorragias subaracnoidales, intraventriculares) y las lesiones en la cabeza. La aparición de la génesis del tumor de hidrocefalia puede deberse a la presencia de papiloma, carcinoma, meningiomas del plexo coroideo, tumores ventriculares, tumores de los huesos del cráneo y la médula espinal. La hidrocefalia asociada con malformaciones arteriovenosas del cerebro ocurre en niños.

Los factores de riesgo para la hidrocefalia en los niños son el parto prematuro (hasta 35 semanas), la prematuridad (peso inferior a 1500 g), la pelvis estrecha en la madre, el uso de beneficios obstétricos activos, la hipoxia fetal y la asfixia del recién nacido, la hipertensión pulmonar y otras afecciones patológicas.

La alteración de la liquorodinámica en la hidrocefalia en niños provoca cambios secundarios en el cerebro, las meninges, los integumentos blandos y los huesos del cráneo. Los cambios patológicos están representados por la expansión de las cavidades de los ventrículos, el aplanamiento de las convoluciones, el alisado de los surcos, la atrofia del plexo coroideo, el edema, la fibrosis, la fusión de las meninges, etc.

Síntomas de hidrocefalia en niños.

La hidrocefalia en los niños puede aparecer en los primeros días de vida o desarrollarse más tarde, a cualquier edad. La gravedad de los síntomas de hidrocefalia en los niños está influenciada por su forma, la tasa de progresión, la presencia del síndrome de hipertensión intracraneal, la enfermedad subyacente. Las formas graves de hidrocefalia asociadas con trastornos graves del desarrollo a menudo causan la muerte de un niño en el período neonatal.

Compañeros tempranos de hidrocefalia en niños pueden ser de comportamiento inquieto, lágrimas (llanto monótono "en una nota"), regurgitación abundante frecuente. El principal signo objetivo de la hidrocefalia en los niños es la rápida tasa de aumento de la circunferencia de la cabeza y su tamaño desproporcionadamente grande, según lo determinado por la antropometría. En el examen externo, se presta atención al abultamiento de las fontanelas, la divergencia de las suturas craneales, la tensión de la red venosa subcutánea de la cabeza y el raro crecimiento del vello. Los niños con hidrocefalia tienen una cabeza grande con un torso relativamente pequeño, una cara pequeña con una frente sobresaliente, cuencas oculares profundamente ubicadas.

Los trastornos neurológicos en niños con hidrocefalia pueden incluir nistagmo, paraplejia espástica simétrica de las extremidades superiores o inferiores y síndrome convulsivo. A menudo hay exoftalmos, ptosis, un síntoma de Grefe (estrabismo divergente con el desplazamiento de los globos oculares hacia abajo, "un síntoma del sol poniente"). Con la hidrocefalia, los niños se quedan atrás en el desarrollo motor: comienzan a aguantar la cabeza tarde, dan vueltas, se sientan y gatean. El grado de deterioro intelectual en niños con hidrocefalia puede variar desde un retraso leve hasta una idiotez.

En niños mayores de 2 años, el curso de la hidrocefalia tiene sus propias características y se caracteriza principalmente por signos de aumento de la presión intracraneal: cefaleas, náuseas y vómitos, disminución de la visión y hemorragia nasal. Además, los niños pueden experimentar alteraciones en la coordinación motora, diplopía, convulsiones, pérdida de conciencia, trastornos pélvicos (retención urinaria o incontinencia), etc.

Diagnóstico de hidrocefalia en niños.

Utilizando los métodos de diagnóstico prenatal (determinación de la alfa-fetoproteína en el suero de las embarazadas y el líquido amniótico), la hidrocefalia fetal ya se puede detectar desde el primer trimestre del embarazo. La ecografía del feto puede detectar hidrocefalia en un niño a las 16-20 semanas de embarazo. En estos casos, la cuestión de la interrupción del embarazo.

Después del nacimiento de algunos niños, la hidrocefalia es detectada inmediatamente en el hospital de maternidad por un neonatólogo. En los niños de los primeros meses de vida, la razón para pensar en la hidrocefalia es el exceso de la circunferencia de la cabeza en 2 cm en comparación con la norma de edad. Si se detecta una tendencia similar, el pediatra debe derivar al niño a un neurólogo o neurocirujano pediátrico para obtener diagnósticos más detallados.

La transiluminación (diafanoscopia) del cráneo permite identificar la hidrocefalia externa en niños, excluyendo la hidroanencefalia y la higroma subdural. En niños menores de 1 año, la neurosonografía se realiza a través de una fontanela para evaluar el estado de las rutas likvoronosny. Con la ayuda de la craneografía se detecta un aumento en el tamaño del cráneo, la divergencia de las costuras, las hendiduras de los dedos.

La introducción generalizada de la TC cerebral limitó significativamente las indicaciones para la radiografía del cráneo, la ventriculografía, la neumoencefalografía y el diagnóstico de hidrocefalia con radionúclidos en niños. La tomografía computarizada da una idea del estado de la médula, las cavidades que contienen licor, la forma y la gravedad de la hidrocefalia en los niños. En los procesos oclusivos, la IRM del cerebro es el método de elección. Los métodos auxiliares de diagnóstico neurológico incluyen ecoencefalografía, EEG, MR-angiografía de vasos cerebrales.

Los niños con hidrocefalia consultan a un oftalmólogo pediátrico con oftalmoscopia para la detección oportuna de los signos iniciales de atrofia óptica.

Para evaluar la presión del líquido cefalorraquídeo, para estudiar su composición y realizar pruebas liquorodinámicas, se utilizan punciones ventriculares y lumbares.

Tratamiento de la hidrocefalia en niños.

Los principales principios del tratamiento de la hidrocefalia en niños es reducir la producción de LCR y la normalización de su circulación a través de las vías de transporte de licor, incluso mediante la creación de anastomosis de bypass.

Para reducir la producción de licor y la presión intracraneal, la terapia de deshidratación se realiza con diuréticos, inhibidores de la anhidrasa carbónica y saluréticos. Con un aumento progresivo de la hidrocefalia en niños en 2 a 3 meses (y en ocasiones más temprano), se plantea la cuestión de la intervención quirúrgica.

El método óptimo de intervención quirúrgica está determinado por la etiología, la forma, la etapa de hidrocefalia en los niños. Actualmente, todos los tipos de operaciones para la hidrocefalia en niños se pueden dividir en 5 grupos:

  • Intervenciones paliativas para reducir temporalmente la presión intracraneal y eliminar la desproporción craneocerebral (punciones lumbares y ventriculares, drenaje ventricular externo)
  • Cirugías dirigidas a suprimir productos de licor (clipping, coagulación del plexo vascular)
  • operaciones dirigidas a restaurar las vías de circulación natural del líquido cefalorraquídeo o crear nuevas vías de drenaje de líquidos (extirpación de tumores, hematomas intracraneales, ventriculostomía)
  • Cirugías que activan la licorosorción (disección de adherencias aracnoideas, etc.)
  • Operaciones de derivación que implican el desvío de LCR a otros sistemas del cuerpo (derivación ventriculoperitoneal, derivación lumboperitoneal, derivación ventriculoatrial, ventriculocistroma, cistoventriculoperitoneostomía, subduuroperitoneostomía). Si es imposible realizar operaciones de derivación estándar, se realizan intervenciones de derivación atípicas: derivación ventriculopleural, ventricouretral ventriculobiliar. Las operaciones de derivación de licor para la hidrocefalia en niños se asocian con el riesgo de funcionamiento defectuoso de los sistemas de drenaje, sobredrenaje o complicaciones inflamatorias.

Pronóstico y prevención de la hidrocefalia en niños.

La posibilidad de curar la hidrocefalia en niños, las perspectivas de la vida y la salud del niño dependen de varios factores: las causas, la forma de la enfermedad, la puntualidad del diagnóstico, el éxito del tratamiento conservador o quirúrgico. En general, el tratamiento adecuado es efectivo en aproximadamente la mitad de los casos. La hidrocefalia adquirida en niños tiene un peor pronóstico en comparación con los congénitos.

Las recomendaciones para la prevención de la hidrocefalia en los niños incluyen la planificación cuidadosa del embarazo, el diagnóstico prenatal temprano, la prevención de lesiones en el nacimiento, la observación de niños de grupos de riesgo por parte de un pediatra y un neurólogo pediátrico.

Clasificación de enfermedades

La hidrocefalia del cerebro en niños se puede clasificar según varios criterios, debido a la aparición de patología, el momento de su aparición, el desarrollo de las características clínicas de la enfermedad y el nivel de presión del LCR. También hay características hidrocefalia y morfológicas.

Debido a la aparición de patología, se distingue la hidrocefalia traumática, infecciosa, oncológica.

En el momento de la aparición de hidrocefalia en un niño puede ser congénita y adquirida.

La naturaleza de la enfermedad distingue la hidrocefalia aguda, subaguda y crónica.

Según las características morfológicas de la enfermedad, la hidrocefalia puede ser abierta o cerrada.

Según el mecanismo de desarrollo, la hidrocefalia es una isorción hiperproductiva, y cuando el licor se excreta significativamente y es imposible absorberlo, se libera una hidrocefalia mixta.

Dependiendo del nivel de presión del licor, los tipos de hidropesía pueden ser hipertensos, normotensos e hipotensos.

La gravedad de los trastornos durante el desarrollo de la enfermedad hace posible aislar una enfermedad compensada y descompensada, y la estabilidad de las manifestaciones de la patología divide la enfermedad en progresiva, estabilizada y regresiva.

Manifestaciones de la enfermedad.

La hidrocefalia en los niños del período neonatal suele ser congénita, que se formó en el útero. Por lo general, la condición de los niños con tal defecto cerebral es grave, su salud se deteriora considerablemente y el daño a las estructuras cerebrales aumenta rápidamente. Si la enfermedad se ha convertido en una consecuencia de la meningitis pospuesta, puede volverse crónica.

A esta edad, los síntomas de hidrocefalia en bebés pueden ser borrados, especialmente con una ligera acumulación de líquido cefalorraquídeo. Esto se debe al hecho de que los huesos del cráneo aún no se han fusionado, son bastante móviles, por lo que cuando la presión del fluido desde el interior, los huesos divergen ligeramente, dando espacio libre para el agua. Es por eso que los médicos en el diagnóstico de patología se basan en la circunferencia de la cabeza.

Normalmente, la diferencia normal en la circunferencia de la cabeza con la circunferencia del tórax es de 1-2 centímetros. La circunferencia de la cabeza es naturalmente más grande. Aproximadamente a la edad de seis meses, la proporción cambia y el pecho se ensancha y la cabeza en su fondo se vuelve más pequeña. Si esto no sucede, los médicos sospechan hidrocefalia.

Además del hecho de que los niños tienen una cabeza grande, hay otros signos de hidrocefalia. En particular, los médicos prestan atención a estos síntomas:

  • la aparición de venas venosas en las partes frontal y temporal de la cabeza,
  • trastornos del sueño, lagrimeo,
  • retraso en el aumento de peso
  • bebé en tres meses no sostiene la cabeza,
  • adelgazamiento del cuero cabelludo y la apariencia de brillo,
  • Protuberancia y pulsación de fontanela,
  • Incremento visual del tamaño de la frente, asimetría de partes de la cara,
  • la incapacidad de centrarse en el tema, el alumno en ejecución,
  • cejas sobre los huesos faciales del cráneo,
  • bizco
  • Problemas con la alimentación, regurgitación frecuente de la leche.

Estos síntomas en niños menores de un año de edad pueden indicar hidrocefalia crónica y lenta. Si el síndrome de hidrocefalia se agrava bruscamente, el niño tiene convulsiones, vómitos, irritabilidad extrema, o viceversa, estupor y somnolencia, llanto monótono, la incapacidad de realizar movimientos previos posibles. En este caso, tales signos de hidrocefalia en los niños no toleran el retraso: debe llamar de inmediato a una ambulancia para colocar al niño en el departamento de neurología.

Los niños mayores de dos años de edad, en los cuales los huesos del cráneo han crecido juntos y no pueden dispersarse, experimentan síntomas algo diferentes de la enfermedad. En este caso, todo el líquido cefalorraquídeo no tiene una salida y comienza a ejercer presión sobre las estructuras del cerebro. Los niños sufren de dolor de cabeza, especialmente después de una larga estancia de la cabeza en una posición (por ejemplo, después de una noche o de un día de sueño). Como regla general, por la tarde el dolor es relajado. Sensaciones desagradables en la cabeza después del ejercicio, agravando los choques emocionales.

Junto con un dolor de cabeza en algunos bebés, el sangrado de la nariz se abre, las sensaciones de compresión comienzan en las órbitas, vómitos y náuseas, es posible una imagen visual dividida. El líquido en el cerebro interrumpe el sueño del bebé: en medio de la noche puede despertarse y llorar, histeria. Posibles incontinencias, calambres y desmayos, actividad excesiva, énfasis incompleto en el pie. Los círculos azules son visibles debajo de los ojos, y al tensionar la piel adelgazada, los vasos sanguíneos aparecen brillantes.

Terapia de la enfermedad

El tratamiento de la hidrocefalia se puede llevar a cabo de forma conservadora y operativa. Para obtener los mejores resultados de tratamiento, la terapia debe ser prescrita por una consulta de médicos, que necesariamente incluye un neuropatólogo y un neurocirujano, así como un terapeuta. Después de un estudio exhaustivo de los resultados del análisis, a los niños se les recetan medicamentos para disminuir la presión intracraneal y un masaje especial.

La normalización de la presión se puede lograr de dos maneras: aumentando la eliminación del líquido cefalorraquídeo del cerebro o reduciendo su producción. Dependiendo de esto, se prescriben varios medicamentos. Si después de unos pocos meses no era posible lograr una mejoría en el rendimiento, e incluso aparecieron síntomas de deterioro de la condición del niño, el síndrome hidrocefálico se debe extirpar quirúrgicamente.

Es importante Los padres no deben temer el tratamiento quirúrgico de un niño con hidrocefalia, ya que a menudo es la única forma de salvar la función cerebral y eliminar la patología. De lo contrario, el niño se enfrenta a la discapacidad o incluso la muerte. La elección de los métodos de operación se determina en cada caso. Algunos niños necesitan extirpar el hematoma o quiste, lo que provoca un aumento de la presión, mientras que otros necesitan colocar una derivación en la cabeza para ajustar el flujo de salida del líquido cefalorraquídeo. En cualquier caso, después de una cirugía exitosa, una cabeza grande volverá a su tamaño normal en unas pocas semanas.

Complicaciones de la patología.

Los efectos de la hidrocefalia en los niños pueden ser diferentes. Durante la operación, los médicos notan el fracaso de las derivaciones, de las cuales, en aproximadamente la mitad de los niños, se repite la hidrocefalia y se debe reexpedir. Si la enfermedad no se trata, entonces la hidropesía es aún más deplorable: el niño tiene muchas funciones que son responsables del cerebro, lo que casi siempre conduce a la discapacidad. Las formas graves de la enfermedad amenazan con la muerte.

La hidrocefalia del cerebro en un niño no es una oración. Esta es una patología que debe eliminarse a tiempo y, con el tratamiento adecuado y la sensibilidad de los padres, un niño con hidrocefalia podrá vivir una vida plena, como todos sus compañeros.

Descripción de la enfermedad

La palabra "hidrocefalia" se forma a partir de dos palabras griegas que significan "agua" y "cabeza". En otras palabras, la enfermedad es un exceso de agua en la cabeza. De ahí su segundo nombre - hidropesía del cerebro. Sin embargo, estrictamente hablando, el nombre no es del todo correcto. El hecho es que con la hidrocefalia en la cabeza hay un exceso de agua, líquido cefalorraquídeo o líquido cefalorraquídeo.

El licor es un líquido que es vital para el funcionamiento del tejido nervioso. Se puede encontrar tanto en la médula espinal como en el cerebro. En el cerebro, el líquido cefalorraquídeo se concentra en los cuatro ventrículos ubicados en el centro del cráneo. Los dos ventrículos superiores están ubicados en ambos hemisferios, y los dos inferiores, a lo largo del eje central del cerebro. Los ventrículos se comunican entre sí mediante un sistema de tuberías llamado suministro de agua del cerebro. Además, el líquido cefalorraquídeo puede ingresar al espacio subaracnoideo que separa las meninges y los tanques especiales para el cerebro ubicados en la base del cráneo.

Las funciones del licor son variadas:

  • Protección del tejido nervioso de los efectos mecánicos externos.
  • Eliminación de sustancias nocivas del cerebro y la entrega de nutrientes.
  • Manteniendo una presión intracraneal estable.

El volumen del licor es relativamente pequeño, en bebés es de 50 ml, en adultos es de 120-150 ml.

El licor, como la sangre, circula dentro de la cavidad craneal. En este caso, su composición se actualiza todo el tiempo. En los adultos, en promedio, esto ocurre 3 veces al día, en los bebés con más frecuencia, hasta 8 veces al día. Cada minuto, una persona adulta produce 0,35 ml de licor y aproximadamente 500 ml por día. La presión del líquido cefalorraquídeo en un adulto puede variar ampliamente, de 70 a 180 mm Hg. El art.

En su mayoría CSF se forma en los ventrículos del cerebro. Dos tercios del líquido son generados por el plexo coroideo de los ventrículos, y el resto por la membrana ventricular y las meninges. En las venas especiales ubicadas dentro del cráneo, en su parte occipital-parietal, los senos venosos, se absorbe.

En consecuencia, si por alguna razón se altera el proceso de circulación del líquido cefalorraquídeo y se forma más de lo necesario, o si no se absorbe lo suficientemente rápido, existe un exceso de líquido en la cavidad craneal. Este síndrome se llama hidrocefalia.

El exceso de licor se manifiesta de manera diferente en niños y adultos. Los adultos tienen huesos duros del cráneo, por lo que un exceso de LCR, en general, conduce a un aumento de la presión intracraneal. Otra cosa: los niños pequeños menores de 2-3 años. Они имеют довольно мягкие кости черепа, и поэтому у них гидроцефалия зачастую проявляется в виде аномального расширения окружности головы.

Разновидности заболевания

Hay tres formas principales de hidrocefalia: abierta, cerrada (oclusiva) e hipersecretora. El tipo cerrado de la enfermedad se produce si hay un obstáculo físico para el flujo de salida de LCR de los vasos del cráneo destinados a la circulación sistémica. La causa de esta especie puede ser quistes, tumores o hemorragias. Se observa un tipo abierto de hidrocefalia cuando se altera el mecanismo de absorción de CSF en la circulación sistémica. En este tipo, la causa de la enfermedad es más a menudo las infecciones previamente transferidas, por ejemplo, la meningitis o la presencia de sangre en el espacio subaracnoideo. La hidrocefalia hipersecretora es un tipo de enfermedad relativamente raro, que se observa en aproximadamente el 5% de los casos. Se produce como resultado de la producción excesiva de líquido cefalorraquídeo. Esta situación puede ocurrir, por ejemplo, debido a la patología del plexo coroideo.

También se distinguen tipos de hidrocefalia como congénitos, adquiridos y de reemplazo. Acerca del tipo congénito de la enfermedad, cuando la hidrocefalia está presente en una persona desde el momento del nacimiento. La hidrocefalia adquirida es una consecuencia de enfermedades pasadas. El tipo de sustitución de la enfermedad se produce en el caso de la degradación del tejido cerebral y su reemplazo por un aumento del volumen de líquido cefalorraquídeo.

La intensidad de los procesos patológicos de la enfermedad se puede dividir en tipo agudo y crónico. El tipo agudo se desarrolla en unos pocos días, generalmente en forma cerrada, y requiere tratamiento quirúrgico inmediato. La forma crónica se desarrolla en pocos meses. Más a menudo se combina con el tipo abierto de la enfermedad.

Según la ubicación del mayor volumen de licor, la enfermedad se divide en variedades externas, internas y mixtas. En el caso de un tipo externo, el exceso de líquido se acumula principalmente en el espacio entre las meninges. Cuando una enfermedad interna afecta los ventrículos del cerebro. Este tipo de enfermedad suele combinarse con la forma congénita cerrada. Además, la hidrocefalia interna se puede dividir en simétrica y unilateral. Se diagnostica una variedad unilateral de hidrocefalia si un aumento en el volumen del licor afecta solo a uno de los dos ventrículos ubicados simétricamente. En el caso de un tipo mixto, se observa un aumento en el volumen de fluido tanto en los ventrículos como en el espacio entre las meninges.

Además, la enfermedad puede tener una forma compensada y descompensada. En forma compensada, a pesar del aumento en la cantidad de líquido, no se comprimen las estructuras nerviosas del cerebro y, en consecuencia, se observan síntomas neurológicos negativos. Sin embargo, si no se trata, la enfermedad puede entrar en la etapa descompensada.

De acuerdo con la dinámica del desarrollo, la hidrocefalia se divide en progresiva, estabilizada y regresiva. De acuerdo con el grado de presión del líquido cefalorraquídeo, la enfermedad se puede dividir en tipos hipertensos (con aumento de la presión), normotensos (con presión normal) e hipotensos (con presión reducida).

Causas del edema cerebral en niños.

Aunque la enfermedad en los niños es más común que en los adultos, sin embargo, su prevalencia es mucho más baja de lo que comúnmente se cree. Las estadísticas afirman que un caso de hidrocefalia ocurre en varios miles de recién nacidos (de 1000 a 3000 según diferentes fuentes). Sin embargo, la hidropesía del cerebro es una de las anomalías del desarrollo más comunes en los niños. Los niños se enferman más que las niñas. Más a menudo, la enfermedad se detecta en los primeros tres meses de vida.

Debe tenerse en cuenta que la verdadera variedad de hidrocefalia no tiene nada que ver con el diagnóstico mucho más común en los bebés con síndrome hipertensivo-hidrocefálico. Esta condición se caracteriza por valores ligeramente elevados de presión intracraneal, pero en la mayoría de los casos se transmite por sí sola y no requiere un tratamiento serio, a diferencia de la hidrocefalia real.

La enfermedad en niños puede ser congénita o adquirida. Varios factores pueden causar hidrocefalia congénita:

  • lesiones de nacimiento
  • hipoxia
  • anomalías genéticas
  • Infección del cuerpo del niño en el útero por enfermedades infecciosas.

Las enfermedades infecciosas que pueden causar la hidropesía del cerebro incluyen:

  • rubéola
  • parotitis
  • la sífilis
  • herpes
  • toxoplasmosis
  • micoplasmosis
  • ORVI,
  • Infección por citamegalovirus.

Anomalías genéticas congénitas que conducen al desarrollo de la hidrocefalia:

  • Síndrome de Chiari: una enfermedad en la que el volumen cerebral es menor que el volumen del cráneo.
  • Constricción congénita del suministro de agua del cerebro,
  • Subdesarrollo de aberturas para la salida de licor,
  • Otras anomalías cromosómicas.

El tipo adquirido de la enfermedad puede ser una complicación de enfermedades infecciosas agudas, como meningitis, otitis media o encefalitis, que aparecen después de envenenamiento por sustancias tóxicas, como resultado de hemorragias y tumores, etc. En total, los expertos creen que hay más de 180 causas de hidrocefalia.

Síntomas de la enfermedad en niños.

En bebés y niños pequeños, como regla general, los síntomas son pronunciados. En primer lugar, el gran tamaño del cráneo llama la atención. Debe tenerse en cuenta que la cabeza de los bebés crece bastante rápido: alrededor de 1,5 cm de circunferencia por mes. Sin embargo, si la tasa de aumento en la cabeza excede este valor, entonces esta es una razón para preocuparse.

En los recién nacidos, el cráneo consiste en huesos separados que se separan entre sí. Con la edad, los huesos deben crecer juntos. Un aumento en la cantidad de líquido cerebral interfiere con este proceso y expande los huesos, haciendo que la cabeza del niño sea desproporcionadamente grande.

Pero un tamaño de cabeza grande no es el único signo de hidrocefalia; además, en algunos casos este síntoma puede estar ausente. También es necesario prestar atención al cuero cabelludo. Generalmente con hidrocefalia, es delgado y brillante, con una red visible de vasos sanguíneos. Aunque en los niños, los huesos flexibles del cráneo, sin embargo, en algunos casos, un aumento en la cantidad de líquido en la cavidad craneal conduce a la compresión de varias partes del cerebro.

Además, los síntomas de la enfermedad en un bebé son un fontán inflamado, protuberancias de la piel en las áreas de oclusión de los huesos del cráneo. Al tocar los huesos del cráneo, se escucha el sonido característico de una "olla rota".

Un niño con hidrocefalia puede sufrir varios trastornos neurológicos:

  • paresia de partes separadas del cuerpo,
  • cambio de tono muscular,
  • debilidad muscular
  • convulsiones
  • mal sueño
  • falta de apetito
  • temblor de manos y barbilla,
  • Dificultad para sostener tu cabeza, de pie y sentado.
  • Retraso en el habla y desarrollo.

También vale la pena prestar atención a la apariencia de los globos oculares y la naturaleza de sus movimientos. La lista de síntomas oftalmológicos característicos de la enfermedad incluye:

  • Movimientos involuntarios de los globos oculares.
  • ojos en blanco
  • bizco
  • El síndrome de Gref o el síntoma del "sol poniente" (una franja blanca entre el párpado y la pupila, que aparece con el movimiento de los ojos).

En la mayoría de los casos, los bebés se caracterizan por el tipo normotenso de hidrocefalia. Para niños mayores de 2 años, los síntomas pueden incluir signos de aumento de la presión intracraneal:

  • vomitar
  • dolores de cabeza
  • falta de coordinación de movimientos,
  • irritabilidad
  • somnolencia
  • Doble visión y otras discapacidades visuales, incluyendo ceguera completa.

Los niños en edad preescolar y en edad escolar pueden experimentar problemas con la memoria, el rendimiento académico, la adaptación social, la neurosis y los dolores de cabeza.

Síntomas de hidrocefalia en adultos.

En los adultos, aumentar la cantidad de líquido que circula en la cavidad craneal no aumenta los huesos del cráneo. Por lo tanto, en la mayoría de los casos, la hidropesía del cerebro se acompaña de un aumento de la presión intracraneal (PIC). Este síndrome puede ser identificado por síntomas característicos. El síntoma principal del aumento de la PIC es el dolor de cabeza persistente, que no se alivia con analgésicos. El dolor de cabeza a menudo aumenta en la mañana, lo que se asocia con un aumento en la PIC en la noche. En la forma aguda de hidrocefalia se puede observar:

  • visión borrosa
  • vómitos y náuseas
  • somnolencia
  • síntomas vestibulares - mareos, trastornos de la marcha,
  • paresis
  • cambios en el tono muscular
  • Alteraciones oculomotoras.

En los casos graves, los pacientes pueden tener problemas de habla y comportamiento, mayor agresividad o, por el contrario, apatía.

Para la forma crónica de hidrocefalia, los siguientes trastornos son característicos:

  • trastornos cognitivos
  • insomnio
  • apatía
  • deterioro de la memoria
  • caminar impedido,
  • convulsiones epilépticas,
  • enuresis

Diagnóstico de la enfermedad

Hay varias formas de determinar la enfermedad. En los niños, la enfermedad es a menudo más fácil de identificar que en los adultos. Pero en pacientes adultos, a veces es difícil reconocer la enfermedad. Anteriormente, a muchos pacientes adultos con hidrocefalia se les diagnosticaba varios trastornos mentales y neurológicos. En este caso, por supuesto, su tratamiento no fue muy efectivo. Solo después de la llegada de los métodos de diagnóstico modernos, la situación mejoró.

En los niños, la enfermedad es más frecuentemente detectada por un pediatra con un examen regular del niño. Un médico puede prestar atención a los signos obvios de hidrocefalia, como agrandamiento de la cabeza, abultamiento de la primavera, divergencia de las suturas del cráneo, cambios en la apariencia de la piel y síntomas neurológicos característicos. Para facilitar el diagnóstico, se recomienda a los padres que registren los valores de la circunferencia de la cabeza del bebé a intervalos regulares. Si se sospecha una enfermedad, un pediatra puede referirlo a un neurólogo, un neurocirujano o un cirujano pediátrico.

Sin embargo, muchos de los síntomas anteriores también se pueden observar en otras patologías: hematomas intracraneales, quistes y tumores, algunas enfermedades congénitas, por ejemplo, la enfermedad de Kaneven. Por lo tanto, un diagnóstico preliminar se puede confirmar o refutar solo con la ayuda de exámenes instrumentales: MRI (el método más informativo), tomografía computarizada y rayos X. La ecografía se puede usar en niños pequeños (la llamada neurosonografía), que utiliza áreas separadas de la cabeza del bebé que están disponibles para el paso de las ondas ultrasónicas. La ecografía también le permite diagnosticar la hidrocefalia en un niño que todavía está en el útero. Tal diagnóstico es muy importante, ya que una cabeza fetal agrandada puede complicar significativamente el parto.

Al diagnosticar las causas de hidrocefalia cerrada, se puede utilizar una técnica endoscópica. La esencia de este método consiste en la introducción en la cavidad de los ventrículos de un dispositivo especial, un endoscopio, con el cual la imagen se puede transmitir a un monitor médico.

Para el diagnóstico también se puede utilizar para estudiar el fondo, lo que ayuda a identificar un aumento en la PIC. Sin embargo, este método no es importante, ya que la enfermedad no siempre está acompañada por un aumento en la PIC.

La electroencefalografía con hidrocefalia en la mayoría de los casos tampoco es informativa y solo se puede utilizar como una herramienta de diagnóstico auxiliar. Sin embargo, el EEG puede usarse en el tratamiento de trastornos neurológicos asociados con la hidrocefalia, como el síndrome convulsivo.

En el diagnóstico de la enfermedad se debe tener en cuenta la dinámica de los cambios patológicos que se producen. Es decir, por ejemplo, un aumento en el tamaño de los ventrículos una vez que se registra en una MRI no es un signo que indique hidrocefalia. En muchos casos, este síntoma puede desaparecer por sí solo. Otra cosa, si se realiza con un intervalo de varios meses, los estudios muestran deterioro. Solo en este caso, el diagnóstico puede ser confirmado. Si la observación muestra que el volumen de los ventrículos aumenta, pero permanece estable, entonces, por regla general, no se requiere tratamiento en esta situación.

Complicaciones de la hidrocefalia.

Si no se trata, la enfermedad progresará en la mayoría de los casos. Esto puede llevar a consecuencias negativas, incluida la muerte del paciente.

Las principales complicaciones de la hidrocefalia son:

  • Edema cerebral
  • Desplazamiento cerebral
  • Convulsiones epilépticas,
  • Coma
  • Trazo
  • Insuficiencia respiratoria.

Con la hidrocefalia en los bebés, se observa una disminución del ritmo o la detención de la formación de nuevos tejidos cerebrales. Y esto conduce a un retraso en el desarrollo mental, mental y emocional del niño.

Recientemente, la medicina ha hecho grandes progresos en el tratamiento de la hidrocefalia. Si hace un cuarto de siglo más de la mitad de los pacientes murieron, ahora la tasa de mortalidad no es más del 5%.

La elección de los métodos de tratamiento para la hidrocefalia depende de la etiología de la enfermedad, su forma y grado de desarrollo. En algunos casos, posible tratamiento etiotrópico. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la terapia está dirigida a eliminar el líquido de la cavidad craneal. El tratamiento de la hidrocefalia progresiva en adultos y niños solo puede llevarse a cabo por métodos quirúrgicos, el tratamiento conservador es ineficaz.

Las operaciones realizadas con hidrocefalia cerrada y abierta son algo diferentes. Anteriormente, el edema cerebral abierto se consideraba una enfermedad casi incurable. Sin embargo, a mediados del siglo XX. Existen nuevas tecnologías que permiten salvar a la mayoría de los pacientes.

Para eliminar el exceso de líquido de la cavidad craneal, el bypass se usa comúnmente. Consiste en colocar una tubería a través de la cual se bombearía el licor a otras cavidades del cuerpo. Para la mayor parte de la longitud, estos tubos están debajo de la superficie de la piel. El área peritoneal (95% de los casos), las aurículas y el área del tórax se pueden usar como lugares donde se recoge líquido. En algunos casos, es posible que el líquido no se descargue del cerebro, sino de la médula espinal y también se envíe a la cavidad abdominal.

Si la operación se realiza en un niño, a medida que el niño crece y crece, los catéteres requieren un alargamiento o reemplazo. Los catéteres modernos están equipados con válvulas especiales que le permiten ajustar la presión del fluido en los vasos cerebrales.

En ausencia de una amenaza inmediata a la vida, la operación de derivación se lleva a cabo de manera planificada. Como medida temporal para reducir la presión del líquido cefalorraquídeo, se utilizan punciones en la columna vertebral.

La hidrocefalia cerrada a menudo requiere una intervención quirúrgica rápida, ya que puede producirse una compresión del centro respiratorio con esta forma de la enfermedad. Por lo tanto, en tal caso, se puede realizar una operación temporal con la instalación de un contenedor especial para la salida de licor.

Con hidrocefalia cerrada, los principales esfuerzos del cirujano deben dirigirse a eliminar los obstáculos que interfieren con la circulación normal del líquido cefalorraquídeo. En algunos casos, este obstáculo (aneurisma vascular, quiste, hematoma, tumor) puede eliminarse. La mayoría de las veces, los sistemas endoscópicos insertados en la cavidad ventricular se utilizan para este propósito. La operación se lleva a cabo con la ayuda de instrumentos quirúrgicos, un electrodo o un láser, y le permite restaurar las funciones de las tuberías del cerebro.

Sin embargo, en algunos casos, por ejemplo, para tumores, tanto benignos como malignos, tales operaciones son imposibles. En este caso, el cirujano puede colocar una tubería desde el tanque en el que el líquido cefalorraquídeo se acumula en otro tanque, donde es posible aspirar la sangre.

En todos los casos, el propósito de la operación es restaurar el equilibrio de la generación y la salida del líquido cefalorraquídeo roto por alguna razón. Por supuesto, si la enfermedad es secundaria, las principales fuerzas deben dirigirse al tratamiento de la enfermedad principal que causó el exceso de líquido cefalorraquídeo.

Terapia de drogas

El tratamiento farmacológico en la mayoría de los casos es auxiliar, no primario. Como regla general, se utilizan diuréticos y agentes que aumentan la producción de calcio del cuerpo, como Diacarb, manitol, furosemida.

En el caso de hidrocefalia leve, la terapia solo es posible con la ayuda de medicamentos diuréticos. Sin embargo, con una forma progresiva de la enfermedad, los medicamentos se usan solo durante la preparación para la operación, o en el período de recuperación después de la operación.

La dieta de hidrocefalia también es de apoyo y ayuda a frenar la rápida progresión de la enfermedad. En primer lugar, deben excluirse de la dieta los alimentos que contribuyen a la acumulación de líquidos en el cuerpo. En particular, productos tales como:

  • carnes ahumadas
  • salchicha
  • confitería,
  • carnes grasas y aves de corral,
  • productos con gluconato de sodio,
  • productos horneados frescos.

El pronóstico para la hidrocefalia depende de qué tan rápido y rápido se haga un diagnóstico y se inicie el tratamiento. Los niños con hidrocefalia pueden vivir una vida normal, aunque también enfrentan algunos problemas con el mantenimiento de las derivaciones. Si el tratamiento de la enfermedad en un bebé no se ha iniciado de manera oportuna, entonces su desarrollo amenaza al niño con un retraso en el desarrollo, alteración del habla y cambios irreversibles en el cerebro, lo que lleva a la discapacidad.

Loading...