Entradas Populares

La Elección Del Editor - 2020

¿Es posible tratar un quiste ovárico endometrioide sin cirugía?

Quiste ovárico es un término general que une a todo un grupo de patologías. Todas las formaciones quísticas se forman en la superficie del ovario debido a diversas circunstancias desfavorables. El quiste ovárico endometrioide es un tipo separado, el tratamiento sin cirugía es posible en algunos casos, pero no siempre. Es necesario profundizar en esta pregunta y estudiar a fondo los aspectos clave del problema.

¿Qué es un quiste endometrial?

El quiste endometriótico forma el proceso patológico de mover el endometrio al ovario. Normalmente, estos tejidos recubren la superficie interna del útero. El endometrio depende mucho de la concentración de sustancias hormonales en el cuerpo de una mujer.

Durante la menstruación, el tejido es rechazado por el cuerpo y, durante la segunda fase del ciclo menstrual, se restaura y se engrosa hasta la siguiente menstruación. Los expertos han colocado un quiste con endometriosis, como dos condiciones patológicas únicas diferentes.

Si el quiste es una manifestación de endometriosis, puede realizarse sin cirugía. Para hacer esto, necesita estar en forma con medicamentos que crean una menopausia artificial. Son seleccionados exclusivamente por el médico tratante. Él sabe cómo detener los cambios cíclicos en el endometrio a través de productos farmacológicos. El quiste finalmente deja de crecer, y en el caso de un tratamiento particularmente exitoso, puede incluso disminuir de tamaño.

Las direcciones principales en el tratamiento de quistes "chocolate".

Independientemente de si un quiste ovárico se puede curar sin cirugía o no, el tratamiento siempre está dirigido a lograr varios efectos a la vez:

  • Detener el proceso patológico.
  • Eliminar todos los síntomas.
  • Restaurar la función reproductiva tanto como sea posible.

Dependiendo de la etapa de desarrollo del quiste, qué síntomas aparecen en el fondo de la enfermedad, además de tener en cuenta las cualidades individuales del cuerpo del paciente, se desarrolla un régimen de tratamiento específico. Hay tres escenarios:

  • Tratamiento conservador - terapia, se reduce a la admisión de productos farmacológicos especiales que rechazan completamente la cirugía,
  • Tratamiento quirúrgico - extirpación de formaciones quísticas durante la cirugía,
  • Combinando el espíritu de las opciones anteriores.

Cuando se puede hacer sin cirugía

En la medicina oficial, el protocolo de tratamiento más común es la extirpación quirúrgica de las masas con terapia hormonal posterior. El esquema de los efectos terapéuticos se desarrolla de forma estrictamente individual y por un período bastante largo.

En algunos casos, puede evitar el uso de medidas radicales y usar solo métodos conservadores de tratamiento y rehabilitación. Es posible prescindir de una operación si la formación es pequeña (no más de 5 cm), no afecta el potencial reproductivo de la acción, no hay riesgo de posibles complicaciones (por ejemplo, la degeneración de un quiste en un cáncer).

Efectos hormonales

La terapia hormonal se basa en medicamentos como Buserelin, Zoladex y otros productos farmacológicos similares. Después de un curso de estos fondos, los anticonceptivos orales se seleccionan para que la mujer la ayude a iniciar los ovarios de la manera habitual.

El médico debe informar no solo sobre los matices de la ingesta, desarrollar un esquema claro de efectos medicinales, determinar la dosis óptima y la duración de los fondos, sino también advertir al paciente que los medicamentos pueden inmediatamente después de la cancelación aumentar significativamente la probabilidad de quedar embarazada.

Se recomienda a las mujeres no nacidas concebir y dar a luz a un niño tan pronto como sea posible para que, en caso de un tratamiento ineficaz, un quiste progresivo no cause infertilidad. Sólo después del parto se inicia la formación quística prolongada de la terapia hormonal.

En el contexto de un tratamiento conservador favorable, un quiste endometrioide puede disminuir significativamente de tamaño, pero no desaparecerá a priori. Si la terapia no produce los resultados deseados, debe comenzar de inmediato a desarrollar un plan de tratamiento quirúrgico para el paciente. El quiste es tradicionalmente extirpado por laparoscopia.

No esteroides para la terapia de quistes

Para eliminar las reacciones inflamatorias, reducir el dolor y el malestar general, se recetan medicamentos antiinflamatorios no esteroides. Más a menudo, la elección recae en los siguientes productos farmacológicos:

  1. Diclofenaco
  2. Ibuprofeno
  3. Ketoprofeno,
  4. Meloxicam
  5. Ácido mefenámico
  6. Sulnadak
  7. Fenoprofeno.

Elija solo uno de los productos listados. La dosis es seleccionada por el médico a cargo. La droga se toma 1 - 5 días. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos se pueden usar tanto en forma de tabletas como de supositorio.

Las tabletas actúan sistémicamente, eliminando totalmente los procesos inflamatorios en el cuerpo. Las velas son más relevantes para el alivio del dolor. Debido al efecto dirigido, el efecto terapéutico se siente más rápido y los productos farmacológicos funcionan "en su lugar", sin afectar a otros órganos y tejidos. En particular, el nivel de irritación de las membranas mucosas del tracto digestivo se reduce, y el hígado y los riñones no se ven prácticamente afectados por el medicamento.

Aspectos clave de la terapia hormonal.

Una vez que el estado de salud ha vuelto a la normalidad, los procesos inflamatorios han disminuido y ya no hay síntomas, se llevan a la terapia hormonal. Los anticonceptivos orales se toman con un enlace hasta el ciclo menstrual durante 6 meses. Este tiempo es suficiente para restaurar el sistema reproductivo al máximo.

Se pueden utilizar las siguientes combinaciones:

  • etinilestradiol + gestoden (Lindinet, Logest, Femoden),
  • etinilestradiol + levonorgestrel (Rigavidonone),
  • etinilestradiol ¬ + noretisterona (no Ovlon),
  • etinilestradiol + ciproterona (Diane-35).

Terapia para patología compleja.

Hay situaciones en las que la forma de la patología es bastante difícil, pero la operación se abandonó debido a ciertas circunstancias. En este caso, prescribir medicamentos antigonadótopos. Los medicamentos se toman sin interrupción durante 6 a 9 meses.

Los principales fármacos de elección:

  • Gestrinon
  • Buserelin,
  • Goserelina
  • Danazol
  • Lyukrin Depot,
  • Eligard
  • Triptorelín

Estos medicamentos se presentan en diferentes formas farmacológicas: en forma de tabletas, inyectables e incluso aerosoles. La elección de un medicamento en particular y su forma depende directamente de las indicaciones, el estado general del paciente y otros matices importantes.

Sobre los efectos secundarios de la exposición a drogas.

Las preparaciones hormonales y los antiinflamatorios no esteroides pueden causar varias reacciones negativas del cuerpo. En el tratamiento de los quistes endometriales, es común el uso de estos medicamentos durante un tiempo prolongado sin interrupciones.

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides pueden causar náuseas estables, aumento del impulso emético. Deterioran significativamente el funcionamiento del tracto digestivo, exacerbando los procesos erosivos crónicos (gastritis, gastroduodenitis, enteritis). Los pacientes sienten una disminución del apetito, se quejan de hinchazón, cambios repentinos en las heces.

Las drogas con estrógeno y gestágenos también causan trastornos dispépticos. Las glándulas mamarias se agrandan, se vuelven demasiado sensibles y dolorosas. A veces molestos dolores de cabeza, disminuye el nivel de libido.

La terapia adecuada permitirá, después de 1 a 2 días, eliminar completamente el dolor y otros síntomas. En un curso sin complicaciones, las pequeñas formaciones quísticas pueden curarse después de 2-2.5 semanas. En algunas situaciones, el proceso de curación puede tomar hasta 3-3.5 meses.

Que es

El quiste de endometriosis es una estructura de naturaleza benigna, que tiene todos los signos externos de un tumor y se forma en los ovarios. Es una cápsula que se forma a partir de las células de la capa endometrial del útero y está llena de secreción menstrual.

La prevalencia de la enfermedad se explica por su dependencia de los antecedentes hormonales de la mujer, ya que la mayoría de las veces se diagnostica en mujeres en edad reproductiva de 12 a 48 años.

Esta patología tiene sus propias características:

  • Su tamaño medio alcanza los 6-10 cm,
  • el tumor con mayor frecuencia se desarrolla en combinación con hiperplasia endometrial o con mioma uterino,
  • La lesión de ambos ovarios es rara. Debido a que la circulación sanguínea es más intensa del lado derecho, el quiste del ovario derecho se diagnostica con mayor frecuencia. Al mismo tiempo, debe recordarse que los síntomas y el tratamiento de los quistes del ovario izquierdo son idénticos a los de la derecha.

Causas

¿Qué causa el quiste endometriosis? Por lo general, se le atribuye la formación de deslizamiento de células endometriales en el tejido del ovario. Puede ocurrir en varios casos:

  • durante la regulación retrógrada, en la que la sangre no fluye a través del cuello uterino hacia el exterior, sino que empuja hacia la trompa de Falopio y luego hacia las glándulas sexuales,
  • durante la traumatización del endometrio, causada por cirugía, manipulaciones obstétricas y ginecológicas, incluido el aborto, la cauterización de las superficies erosionadas, el raspado de los tejidos de la capa interna del útero.

Para que se produzca un empuje de sangre patológica en el ovario, deben proporcionarse condiciones especiales que creen los siguientes factores:

  • Las trompas de Falopio tienen un gran diámetro, es más fácil que las células endometriales penetren en el ovario a través de tal luz.
  • cuando el cuello uterino es demasiado estrecho, la sangre no puede fluir normalmente y se empuja hacia las trompas de Falopio,
  • El esfuerzo físico demasiado intenso o el sexo violento durante el ajuste.

Según las estadísticas, solo en 10 casos de cada 100 cuando una célula endometrial ingresa a los ovarios desarrolla un quiste endometrial. Según los expertos, la patología se desarrolla solo en presencia de ciertos factores provocadores. Hay varias causas de este tipo de tumor:

  • predisposición genética al desarrollo de la endometriosis, causada por mutaciones genéticas,
  • disfunción de los órganos endocrinos, incluidas las glándulas tiroides y suprarrenales,
  • el crecimiento del tumor puede ser desencadenado por trastornos hormonales, en particular, una disminución en la secreción de progesterona, un aumento en los niveles de prolactina y estrógeno.

Las siguientes causas pueden provocar la formación de un quiste de chocolate:

  • Reducción de las funciones protectoras del cuerpo.
  • exceso de ejercicio prolongado y excesivo, tanto físico como emocional,
  • uso del dispositivo intrauterino durante más tiempo que el período prescrito,
  • Procesos inflamatorios e infecciones de transmisión sexual.
  • inicio tardío del primer embarazo, después de 30 años,
  • Lesiones abdominales e intervenciones quirúrgicas, incluyendo abortos diagnósticos y curetaje.

Clasificación

La clasificación de los tumores en las glándulas genitales es bastante diversa, en la mayoría de los casos Se distinguen por ubicación y tamaño.

Dependiendo de la prevalencia de inclusiones endometriales en el cuerpo, hay 4 etapas en el desarrollo de la patología:

  1. Visualmente en los ovarios se aprecian pequeñas lesiones endometrióticas con una estructura punteada. La lesión no afecta a los órganos cercanos.
  2. Existe una lesión de la gónada derecha o izquierda, es decir, un quiste maduro se forma solo en un lado y su tamaño puede alcanzar los 40-50 mm. Se pueden encontrar pequeñas inclusiones del endometrio en los tejidos del peritoneo, y las adherencias comienzan en el área de los ovarios.
  3. Se produce la lesión de ambos ovarios. Las células endometriales comienzan a penetrar en la capa exterior del útero y germinan en las trompas de Falopio. Las adherencias se producen en los bucles intestinales.
  4. Las neoplasias en las glándulas genitales aumentan considerablemente de tamaño y exceden los 60-80 mm, y se encuentran inclusiones endometriales en el peritoneo, el intestino y la urea.

Localización

Por ubicación, un quiste endometrial en el ovario se puede clasificar de la siguiente manera:

  • hinchazón del ovario derecho,
  • Nueva formación del ovario izquierdo.
  • Quiste de ambos ovarios: esta opción es bastante rara e indica, muy probablemente, la presencia de un fallo hormonal grave en el cuerpo de una mujer. Cada tumor en este caso se diagnostica por separado.

La derrota del ovario derecho o izquierdo se manifiesta en forma de menstruación irregular, y se acompaña de problemas en el trabajo de las glándulas sexuales y la inflamación del intestino y la vejiga. Cuando se desarrolla un quiste en uno de los órganos pareados, puede tener un tamaño de unos pocos mm a 15 cm. En el interior, este tumor está lleno de una sustancia marrón oscura. Detectado principalmente por examen de ultrasonido.

Por tamaño

Dependiendo del tamaño del tumor hay 4 etapas de su desarrollo:

  1. Inicial - Un tumor en 1 ovario de ancho no excede de 1 cm.
  2. Moderadamente grave - Puede haber varios tumores, su tamaño alcanza los 60 mm, pero se localizan solo en 1 órgano.
  3. Pesado - Los tumores ya afectan a ambos ovarios, y su tamaño supera los 60 mm, y hay focos de endometriosis en los órganos cercanos.
  4. Complicado - El tamaño del tumor es de más de 10 cm, afecta tanto a los ovarios como a los órganos que se encuentran cerca.

¿Qué signos indican un quiste?

Para comenzar, considere las características de los síntomas del tipo de quiste endometrial:

  • los síntomas de esta neoplasia están estrechamente relacionados con su estadio y el grado de propagación de las inclusiones endometrióticas, pero no es específico, es decir, no hay signos específicos de esta patología,
  • Si el fondo hormonal de una mujer es normal, entonces el desarrollo de un quiste es lento, a menudo no se parece en nada. Los focos de tamaño pequeño no causan ninguna molestia, e incluso más dolor,
  • cuando la producción de prolactina o estrógeno aumenta dramáticamente, el tumor comienza a crecer rápidamente en tamaño,
  • Si las inclusiones endometriales germinan en los órganos vecinos, los síntomas de la enfermedad pueden aparecer incluso antes de que el quiste crezca hasta los tamaños más grandes.

Los signos de quistes comienzan a molestar a una mujer desde el momento en que comienza a crecer.

Se pueden sentir los siguientes síntomas:

  • Dolor en la parte baja del abdomen, en la parte baja de la espalda y en el coxis, que duelen en la naturaleza y aumentan durante el sexo y la menstruación. Si el tumor está en un ovario, a menudo el dolor se localiza precisamente desde su costado, pero puede rendirse en el perineo o la pierna.
  • la duración del ciclo menstrual se incrementa a 35–40 días, se desarrollan regulaciones muy abundantes en el contexto de los retrasos, y puede aparecer una pequeña capa durante todo el ciclo,
  • si el tumor es grande, puede ejercer presión sobre la urea y los intestinos, lo que conduce a la micción frecuente y la hinchazón,
  • puede sentir náuseas, se siente una fuerte debilidad, la temperatura del cuerpo aumenta,
  • el desarrollo de la endometriosis causa infertilidad, ya que los tejidos ováricos están comprimidos, en general se producen desequilibrios hormonales y un trabajo ovárico anormal.

Diagnósticos

El diagnóstico de esta patología es realizado por un ginecólogo. Inicialmente, examina al paciente en una silla ginecológica, mientras que la presencia de un quiste puede ser evidenciada por apéndices agrandados del útero, su compactación y adherencias en la pelvis.

El examen con las dos manos en caso de procesos inflamatorios en los órganos reproductivos puede causar dolor a la mujer.

Para aclarar el diagnóstico, además del examen, el médico puede prescribir un examen adicional:

  • prueba de sangre para el marcador tumoral CA-125 - a menudo su tasa supera la norma en los quistes endometrióticos,
  • Exploración con ultrasonido: en la ecografía, puede ver tumores de hasta 120 mm de tamaño en cualquiera de los ovarios o en ambos. El quiste tiene paredes densas dentro de las cuales se localizan contenidos finamente dispersos, un patrón característico para neoplasias de este tipo,
  • Resonancia magnética de los órganos genitales: este tipo de examen le permite determinar si el quiste es endometriótico o dermoide, también puede estimar la prevalencia de patología en el cuerpo.
  • Laparoscopia del quiste: durante este examen, es posible evaluar la apariencia del tumor y su estructura interna. Se realiza una manipulación a través de una pequeña punción en la cavidad abdominal, donde se inserta un dispositivo óptico especial, que muestra el estado interno del cuerpo en un monitor de computadora. En muchos casos, inmediatamente durante este procedimiento, también se realiza tratamiento endoscópico.

El quiste ovárico se puede curar con varios métodos, la elección de una táctica de tratamiento específica dependerá de los siguientes factores:

  • el tamaño del tumor,
  • la severidad de la enfermedad
  • intensidad de los síntomas
  • la edad de la patología,
  • edad del paciente
  • la presencia de complicaciones
  • trastornos menstruales, infertilidad,
  • Enfermedades de los órganos internos.

Muchas mujeres están interesadas en la pregunta, con la ayuda de qué medicamentos se pueden eliminar los quistes endometrioides, pero como muestra la práctica, no solo el tratamiento conservador, sino también la terapia quirúrgica ayudan en la lucha contra las neoplasias.

¿Eliminar o no?

Cuando una mujer está en edad fértil, es imperativo someterse a un tratamiento para cualquier tumor detectado, ya que en este momento hay un crecimiento máximo de estas formaciones. После наступления менопаузы уровень эстрогенов снижается естественным образом, вследствие чего опухоль уменьшается в размерах.Pero esto no significa en absoluto que uno no deba llevar a cabo la extirpación de un quiste endometrioide, ya que solo una intervención quirúrgica puede aliviar completamente la neoplasia.

A menudo, los expertos consideran el uso de medicamentos que alivian efectivamente la inflamación, anestesian y combaten las bacterias.

Se realiza una operación para extirpar un quiste en los casos en que el tratamiento conservador ha demostrado ser ineficaz y el tumor ha comenzado a crecer, afecta a los órganos cercanos o se ha producido una ruptura del quiste. Las dimensiones para la operación suelen ser de 5 cm y más.

El método más común por el cual se realiza una operación es la laparoscopia. Su principal ventaja es la ausencia de cicatrices después de la intervención y la preservación de los órganos reproductivos de la mujer intactos, lo que significa que aumentará significativamente las posibilidades de concepción. Durante la laparoscopia, se realizan varias punciones en la pared abdominal anterior, a través de la cual se inserta un endoscopio, tijeras y agujas unidas a él con dióxido de carbono, necesarias para la operación. Después de extirpar un quiste, una mujer debe someterse a un tratamiento para prevenir la recurrencia de esta enfermedad. La intervención quirúrgica ayudará a normalizar el ciclo menstrual, aliviar el dolor de la mujer y otros síntomas incómodos.

A menudo, durante el embarazo, bajo la acción de las hormonas, los quistes endometriales pueden aumentar de diámetro, por lo que antes de planificar la concepción, primero debe extirpar todos los tumores en las glándulas sexuales.

Tratamiento sin cirugía.

Si la enfermedad se diagnostica en la primera etapa, el tratamiento a menudo se realiza sin cirugía. Puede llevar bastante tiempo. El médico prescribe los siguientes medicamentos:

  • anticoncepción oral con bajas concentraciones hormonales,
  • remedios para la endometriosis (Vizanna, Duphaston),
  • anticonceptivos prolongados con AMP,
  • drogas hormonales androgénicas,
  • Agonistas de GnRH,
  • analgésico (Diclofenac, Ketorol) y antiespasmódicos (No-shpa, Spazgan).

El tratamiento farmacológico puede complementarse con remedios populares. Se puede obtener un buen efecto de la ingesta de decocciones y tinturas de raíz de diente de león, hojas de bardana, celidonia, flores de acacia, jugo de viburnum y miel. En la medicina herbal se utiliza enebro, manzanilla, lavanda, corteza de roble, geranio y cereza de ave.

Debe recordarse que los remedios populares no pueden hacer frente a los tumores, sino que deben utilizarse como complemento de la terapia principal.

Que es peligroso

El endometrioma ovárico es una patología bastante grave que requiere supervisión médica obligatoria; muchas mujeres tratan este tipo de neoplasias a la ligera, porque no saben por qué un tumor de este tipo es peligroso. Mientras tanto, hay posibles complicaciones bastante serias de esta patología, que incluyen:

  • ruptura de quiste
  • Distribución del contenido de quistes en todo el cuerpo a través del sistema circulatorio después de su salida. Este proceso se llama peritonitis. La peritonitis aguda puede causar envenenamiento de la sangre y, como resultado, la muerte,
  • El sangrado en la cavidad abdominal puede abrir,
  • un tumor benigno puede convertirse en cáncer,
  • neoplasia de avance
  • problemas con la concepción,
  • Alta probabilidad de aborto espontáneo.

Cuando un quiste se trata con métodos quirúrgicos, la mujer sufre dolor y puede quedar embarazada y, en ausencia de un tratamiento adecuado, las consecuencias pueden ser muy deplorables, incluso fatales.

La condición más peligrosa para una mujer es la ruptura de un quiste.

Sus síntomas serán los siguientes:

  • un fuerte aumento de la temperatura hasta la marca de cuarenta grados,
  • Dolor agudo y persistente en la parte baja del abdomen.
  • Secreción vaginal que recuerda al chocolate en grosor y color.
  • problemas con el movimiento intestinal, distensión abdominal,
  • sangrado uterino,
  • desmayo
  • bajar la presión arterial.

Si hay signos de ruptura de un quiste, debe buscar atención médica de inmediato.

Prevención

Para prevenir el desarrollo de la patología, es necesario seguir reglas simples:

  • identificar en las primeras etapas y tratar oportunamente las enfermedades ginecológicas,
  • plan de embarazo,
  • Terapia hormonal de conducta oportuna,
  • Mejorar las funciones protectoras del cuerpo y comer racionalmente.
  • Visite al ginecólogo al menos una vez al año con el propósito de prevenir.

El pronóstico después de la extirpación quirúrgica de un quiste es en la mayoría de los casos favorable. La gran mayoría de las mujeres operadas pierden dolor, se restablece el ciclo menstrual y se reanuda la función de maternidad. Después del tratamiento de un quiste tipo endometrioide, se recomienda que todos los pacientes sean monitoreados por un ginecólogo bajo control de ultrasonido.

Precios de tratamiento

El costo de tratar un quiste endometriótico depende del tipo de terapia elegida, la etapa de la enfermedad y el deseo del paciente de tener hijos en el futuro.

Un quiste endometrioide aparece en muchas mujeres, por lo que los foros temáticos tienen varias revisiones sobre los métodos de tratamiento utilizados por el sexo justo en la lucha contra esta enfermedad. Éstos son algunos de ellos:

Margarita, 34 años

El año pasado tuve un quiste del ovario derecho. El médico prescribió terapia hormonal. Los primeros 4 meses que tomó Visanna, en la ecografía mostró que el tumor había disminuido considerablemente. Sigo siendo tratado, tal vez pueda evitar la cirugía,

Veronica, 30 años

Mi amiga trató un quiste en el ovario con algunas hierbas y tampones, pero tuvo serias complicaciones después de eso, así que tan pronto como supe del médico que también tenía una educación en el ovario derecho, acepté de inmediato la operación propuesta. Hice laparoscopia. Todo fue rápido y sin dolor, el período de recuperación también tomó muy poco tiempo. Nunca me arrepentí de haber aceptado la operación, porque ahora mi esposo y yo estamos esperando nuestro segundo bebé.

Causas de la formación de quistes ováricos endometrioides.

La endometriosis se caracteriza por el movimiento de las células endometriales hacia la pared del útero, los órganos reproductivos y fuera de los genitales. La endometriosis ovárica se refiere al tipo genital de la enfermedad. Ocupa el segundo lugar entre las lesiones del ovario y el primero entre la endometriosis genital externa.

Este proceso de localización es interesante porque en el caso de la endometriosis ovárica, la enfermedad se generaliza rápidamente. Así, como resultado del crecimiento infiltrativo, el intestino se ve afectado. Desde los quistes ováricos endometrioides, que pueden tratarse sin cirugía en la etapa inicial del proceso patológico, los elementos viables de la endometriosis ingresan al espacio detrás del cuello uterino, las heterotopías se pueden ubicar en el diafragma y causar perforación. En este caso, el proceso se extiende hacia la cavidad pleural.

Con la endometriosis ovárica, la heterotopia se puede diseminar a los uréteres y la vejiga. Los elementos del endometrio, pasados ​​a través de un quiste ovárico endometrioide, adquieren una mayor capacidad para reproducirse. Si el contenido de los quistes durante la perforación cae en la cavidad abdominal, entonces conducen a la parálisis intestinal, y más tarde a la enfermedad adhesiva. Si el tratamiento de un quiste endometrial sin cirugía o con su uso fue inoportuno, entonces sus células adquieren la capacidad de malignidad. Según las estadísticas, en el 22% de los casos, los cistomas ováricos malignos se originaron a partir de quistes endometriales. El tratamiento sin cirugía en este caso se vuelve imposible.

La endometriosis se conoce desde hace más de cien años. Todo este tiempo, los científicos han estado haciendo intentos fallidos para descubrir su naturaleza. Hoy en día hay varias teorías que intentan explicar la etiología de la endometriosis:

  • La teoría de la implantación de la formación de quistes ováricos endometrioides intenta explicarlos mediante la formación de elementos del endometrio desde el útero hasta la superficie de sus apéndices con sangre menstrual. No se excluye la vía hematógena y linfogénica, el origen de la endometriosis se confirma por la patogénesis de la endometriosis genital.
  • La teoría disontogenética de la patogenia de la endometriosis se confirma por el hecho de que durante la perineoscopia y las intervenciones quirúrgicas en pacientes jóvenes, se encuentran heterotopías cuando se intenta establecer la causa de la algodimenorrea. Esto explica los casos de endometriosis familiar.

Síntomas de un quiste ovárico endometrioide

Hasta cierto punto, los quistes ováricos endometrioides no muestran ningún signo de sí mismos. Los síntomas de la enfermedad aparecen durante la microperforación de las cámaras, cuando su contenido cae en la cavidad peritoneal y causa inflamación del peritoneo pélvico u órganos adyacentes. Entonces los pacientes comienzan a quejarse de dolor en la región lumbosacra y en la parte inferior del abdomen.

Si los quistes endometrioides, que pueden tratarse sin cirugía, se ubican en el mismo ovario, el dolor se localizará solo en el lado afectado. Se intensifican en los últimos días de la menstruación o después de su terminación. El setenta por ciento de los pacientes tiene algodimenorrea.

En este caso, el cuadro clínico de la enfermedad es similar al de la anexitis crónica recurrente y la perinexitis. En contraste con estas enfermedades, con un quiste ovárico endometrioide, a pesar del tratamiento sin cirugía, se observa una exacerbación, que claramente coincide con la menstruación.

En este punto, puede ocurrir una perforación espontánea del quiste endometrial y el tratamiento sin cirugía se hace imposible. Los pacientes se quejan de dolor abdominal paroxístico repentino y severo, que se acompaña de náuseas y vómitos. En el momento de la perforación, el paciente puede desmayarse. En este momento, se desarrolla la tensión de los músculos abdominales (su defensa) y el síntoma positivo de Shchyotkin - Blumberg, es decir, signos de irritación peritoneal.

Peristalsis del intestino se detiene, aumenta la distensión abdominal. Pero, en contraste con la obstrucción adhesiva, con los quistes ováricos endometrioides no hay cólicos y períodos de peristalsis violenta. En tales casos, los pacientes sospechan apendicitis aguda destructiva, perforación de úlceras gástricas o duodenales, así como colecistitis calculosa destructiva.

Durante la palpación abdominal, los ovarios palpables, agrandados y ligeramente dolorosos pueden palparse en un lado o en ambos lados. En algunos casos, se determinan conglomerados de apéndices del útero. Desde el principio de la enfermedad, se vuelven inmóviles y dolorosos con la palpación. La temperatura corporal no aumenta y no hay signos de inflamación en los análisis de sangre.

Si una paciente con sospecha de anexitis crónica o paraadnexitis queda embarazada, la enfermedad empeora después de un aborto y vuelve a ocurrir una concepción espontánea, entonces debe pensar en la presencia de un quiste ovárico endometrioide. El tratamiento sin cirugía puede ser efectivo.

Gradualmente, el tamaño del quiste ovárico endometrioide aumenta, los episodios de dolor se repiten periódicamente. Las adherencias de la formación quística con las hojas posteriores de los ligamentos anchos, así como el útero y el recto, se vuelven más duraderas. A menudo, un quiste ovárico endometrioide y un útero forman un solo conglomerado, que los médicos confunden con los fibromas uterinos.

Un quiste ovárico endometrioide, que no se ha tratado sin cirugía, se expande y se forman heterotopías detrás del cuello uterino. Aparecen los síntomas característicos de esta localización de la endometriosis, incluida la irradiación del dolor en el recto. En el área de la cavidad utero-rectal, al detectar un quiste en el polo inferior, es posible encontrar tuberosidad, lo que sugiere la idea de malignidad del cistoma ovárico. Para este último no se caracteriza por cíclicas asociadas a lo mensual.

En su desarrollo, un quiste ovárico endometrial, cuyo tratamiento es posible incluso sin cirugía, pasa en promedio cuatro etapas:

  • No se observan signos evidentes de quistes ováricos endometrioides. Es posible el tratamiento sin cirugía. Sólo una inflamación menor aparece en la superficie del endometrio del ovario.
  • Las neoplasias aumentan gradualmente de tamaño y alcanzan los seis centímetros.
  • Se detectan quistes endometriales en ambos ovarios.
  • El tamaño de un quiste endometrial es de más de siete centímetros. Los heterótopos comienzan a extenderse a los órganos ubicados cerca del útero e invaden el recto y el colon sigmoide, así como la vejiga. El tratamiento sin cirugía es ineficaz.

La laparoscopia y la ecografía ayudan a confirmar el diagnóstico de quiste ovárico endometrioide y decidir qué tratamiento realizar, sin cirugía o extirpación quirúrgica de la formación. La ecografía muestra formaciones quísticas caracterizadas por la heterogeneidad de la ecoestructura interna y que poseen numerosas señales de eco internas. Ahora prácticamente no se usa para diagnosticar quistes ováricos endometrioides y determinar el tipo de tratamiento (sin o con cirugía), pelviografía de rayos X de gas y flebografía transcerebral.

Establecer las razones que se han convertido en un catalizador para la formación de un quiste ovárico endometrioide es uno de los indicadores importantes que permiten prescribir correctamente el tratamiento, especialmente si se tomó la decisión de realizarlo sin cirugía.

Las formaciones quísticas endometrioides en los ovarios pueden ocurrir bajo la influencia de tales factores:

  • cirugía ginecológica
  • menstruación retrógrada, que es un flujo inverso de sangre y partículas endometriales que entran en la cavidad abdominal,
  • depresión del sistema inmunológico
  • desórdenes no formales
  • estrés y emociones negativas,
  • defectos genéticos
  • sobrepeso
  • Uso de dispositivos intrauterinos durante un período prolongado de tiempo.

Tratamiento conservador del quiste ovárico endometrioide (sin cirugía)

Inicialmente, la enfermedad puede tratarse quistes ováricos endometrioides sin cirugía. En presencia de dolores severos, debe tomar antiespasmódicos o antiinflamatorios no esteroideos, así como analgésicos no opioides. Pero no curan la enfermedad. Para el tratamiento de los quistes endometrioides sin cirugía, se prescriben preparaciones hormonales.

Cuál de ellos nombrar y en qué combinación, el médico decide, basándose en los resultados del estudio. La droga más efectiva es Janine. Se compone de etinilestradiol y dienogest. Janine ayuda a revertir el desarrollo de un quiste ovárico endometrioide, es decir, tratamiento sin cirugía.

En ocasiones, el tratamiento del quiste ovárico endometrioide sin cirugía se realiza mediante punción de la formación y aspiración de su contenido. El procedimiento es el siguiente:

  • anestesia local
  • insertar una sonda vaginal en la vagina, que está equipada con una guía, que tiene una aguja con un aspirador adjunto,
  • punción del quiste y aspiración de su contenido, que se envía al laboratorio para su investigación,
  • La introducción en la cavidad del quiste de una pequeña cantidad de alcohol, que causa inflamación aséptica, contribuye a la adhesión de las paredes de la formación.

Con él, el secreto acumulado se aspira a ser enviado para una investigación adicional del quiste. Simultáneamente con la succión, el alcohol se introduce en pequeñas cantidades en la cavidad liberada del líquido, lo que proporciona un efecto terapéutico desinfectante.

Loading...