Entradas Populares

La Elección Del Editor - 2020

Todo sobre glándulas y sistema hormonal.

El embarazo es uno de los períodos más felices en la vida de todas las mujeres, pero no todo sucede siempre como debe ser. Cuando se lleva a un niño en el cuerpo de una mujer, se producen cambios importantes, en particular, en la glándula tiroides.

Esto cambia la estructura del propio cuerpo y la proporción de hormonas producidas. Es muy importante averiguar si los cambios en la glándula tiroides y el embarazo son compatibles, y cómo puede soportar y dar a luz a un bebé sano.

Planificación para el embarazo con problemas de tiroides.

La posibilidad de concepción está influenciada por muchos factores diferentes que deben tenerse en cuenta. El estado de la glándula tiroides en la planificación del embarazo juega un papel importante. El deterioro del funcionamiento de este órgano puede tener un efecto significativo en la tasa de pubertad, causar anomalías menstruales y provocar infertilidad o aborto espontáneo.

En las mujeres, las patologías de la tiroides son mucho más comunes que en los hombres, por lo que al planificar un embarazo, debe asegurarse de que no haya enfermedades. Para hacer esto, es suficiente realizar diagnósticos de laboratorio, es decir, pasar exámenes de sangre para detectar hormonas.

Embarazo después de la cirugía

El embarazo después de la extracción de la glándula tiroides es posible solo dos años después de la operación. Durante este tiempo hay una rehabilitación y restauración completa del equilibrio hormonal normal.

Una mujer con una glándula tiroides remota necesita estar bajo hormonas toda su vida. En este caso, se requiere la planificación del embarazo con la consulta obligatoria de un endocrinólogo. El médico observará a la mujer hasta el parto.

Sin embargo, vale la pena señalar que, en ausencia de la glándula tiroides, la cuestión del aborto puede convertirse en más de una vez.

Condición de la tiroides después del embarazo

Muchos atribuyen la somnolencia, el malestar psicológico y la debilidad en una mujer después del parto a la depresión posparto. Sin embargo, todas estas violaciones pueden ocurrir debido a la interrupción del funcionamiento de la glándula tiroides. Vale la pena señalar que a menudo después del embarazo, la glándula tiroides comienza a trabajar mucho más activamente, y en el contexto de esta tiroiditis se desarrolla.

Durante el período en que nace el bebé, la inmunidad se debilita, de modo que el feto puede repararse adecuadamente. Después del nacimiento, el sistema inmunológico se restaura y, a menudo, incluso en una forma muy aguda. Los anticuerpos se producen en grandes cantidades y comienzan a atacar activamente sus propias células. Luego, además de la tiroides, otros órganos también sufren.

La tiroiditis posparto es una consecuencia de la actividad excesiva del sistema inmunológico. El grupo de riesgo son principalmente mujeres con diabetes o antecedentes de esta enfermedad. La tiroiditis puede ir gradualmente al hipertiroidismo o al hipotiroidismo.

Básicamente, no se requiere tratamiento de la glándula tiroides después del embarazo. El médico puede prescribir solo bloqueadores beta que normalizan los latidos del corazón. Durante el curso del hipotiroidismo, se prescriben preparaciones para la tiroides que serán seguras para el recién nacido.

Cómo afecta la tiroides al embarazo.

Las hormonas de este órgano desempeñan un papel muy importante, ya que regulan todos los tipos de procesos metabólicos, el crecimiento y la maduración de las células, tejidos y órganos. Durante el embarazo, la glándula tiroides funciona con una doble carga, ya que este órgano está involucrado en los mismos procesos en el feto. Siempre que haya suficientes hormonas en la sangre de una mujer, es posible el desarrollo normal de todos los sistemas principales en un niño.

Durante el embarazo, la glándula tiroides y el parénquima aumentan de tamaño para que las hormonas se produzcan en cantidades mucho mayores. Alrededor de las 12-17 semanas, el feto tiene su propia glándula tiroides, pero aún es muy pequeño, por lo que el niño todavía necesita hormonas maternas.

¿Qué podría ser la enfermedad?

Las desviaciones en el trabajo de la glándula tiroides y el embarazo están estrechamente relacionadas entre sí. Algunas patologías comienzan a desarrollarse como resultado de cambios hormonales en el cuerpo y los efectos dañinos de factores externos. Entre las principales enfermedades de la glándula tiroides, es necesario destacar tales

  • hipotiroidismo
  • hipertiroidismo
  • eutiroidismo
  • tiroiditis crónica,
  • tumor maligno.

Es bastante difícil tener un embarazo con hipotiroidismo de la glándula tiroides, ya que esta patología se caracteriza por una cantidad insuficiente de yodo en el cuerpo y una deficiencia hormonal posterior. Tal condición patológica a veces ocurre incluso antes del embarazo, por lo que durante la planificación de la concepción de un niño, es necesario someterse a un examen completo.

Entre las principales manifestaciones de este estado, destacan las siguientes:

  • fatiga severa
  • perdida del apetito
  • cabello quebradizo y uñas,
  • aumento de peso
  • falta de aliento
  • hinchazón
  • piel seca

Si se producen todos estos síntomas, el médico debe realizar un examen adicional. Si se confirma el diagnóstico, entonces es necesario someterse a un tratamiento. Se requiere terapia de reemplazo para compensar la falta de hormonas. También se lleva a cabo en el período de la maternidad, ya que dicha violación aumenta significativamente el riesgo de aborto involuntario, parto prematuro o muerte fetal.

Una caída significativa en los niveles hormonales puede causar sordera, retraso mental y estrabismo en un bebé recién nacido.

Las enfermedades de la tiroides y el embarazo están estrechamente relacionados entre sí. El hipertiroidismo es bastante común. Una condición similar es de naturaleza fisiológica, ya que la hormona tiroidea está siempre elevada durante el embarazo, por lo que se puede satisfacer su necesidad de feto. Sin embargo, en algunos casos, el médico percibe el funcionamiento excesivo de este órgano como una anomalía.

La manifestación más común de la hiperteriosis es el bocio nodular. La enfermedad se acompaña de la formación de grandes nódulos. Para evitar efectos adversos en la condición del bebé, el médico corrige las hormonas en la sangre.

Todo el período de maternidad tiene lugar bajo el estricto control del endocrinólogo. Básicamente, la operación no se lleva a cabo. La intervención está indicada solo si la formación aprieta la tráquea, interrumpiendo la respiración normal. Entre los principales síntomas cabe destacar:

  • pérdida de peso drástica
  • aumento de temperatura
  • insomnio
  • irritabilidad
  • aumento de presión
  • debilidad muscular

Las consecuencias del hipertiroidismo pueden ser la gestosis tardía muy peligrosa, las anomalías del desarrollo fetal y el bajo peso al nacer del recién nacido. Si la enfermedad se detectó de manera oportuna, la probabilidad de que nazca un bebé sano es muy alta.

El eutiroidismo es una condición límite caracterizada por la proliferación de tejido tiroideo en forma de un aumento difuso de los nódulos en tamaño con niveles normales de hormona tiroidea. Tal violación es temporal. Por lo general, en el contexto de la aparición de una patología similar, se observan cambios peligrosos en este órgano.

Entre las principales características que debe destacar:

  • dolor de cuello
  • empeoramiento del sueño
  • sobrecarga psico-emocional,
  • sensación de coma en la garganta,
  • Incremento en el tamaño del órgano afectado.

Para hacer frente a tal violación, el médico prescribe medicamentos que contienen yodo. Si la terapia conservadora no produce el resultado deseado, así como la formación de un quiste, se requiere cirugía para realizar una biopsia.

Una neoplasia maligna no se considera una indicación absoluta de aborto. Cuando se detecta un tumor, el médico prescribe una biopsia. La punción es especialmente importante si el tamaño del tumor es de más de 2 cm. La operación se puede realizar en el segundo trimestre del embarazo. Si el tumor se detecta en el tercer trimestre, la intervención se lleva a cabo solo después del parto. Las formas de cáncer rápidamente progresivas requieren cirugía urgente, independientemente de la duración del embarazo.

La tiroiditis autoinmune crónica se produce como resultado de la formación de anticuerpos contra sus propias células. En este caso, el sistema inmunológico comienza a destruir gradualmente la glándula tiroides. La patología es hereditaria o provocada por mutaciones genéticas. Tal violación tiene un efecto negativo en el cuerpo de la mujer. Vale la pena señalar que sin el tratamiento oportuno de esta enfermedad de la tiroides y el embarazo son incompatibles.

Causas

Durante el embarazo, la glándula tiroides tiene un significado funcional muy importante, y cualquier problema con este órgano afecta negativamente el bienestar de la mujer y el desarrollo del feto. La causa de los problemas con la glándula tiroides en el período de la maternidad puede ser un cambio brusco en los niveles hormonales. Especialmente agudo se siente en embarazos múltiples, ya que puede provocar hipotiroidismo. El motivo de esta afección puede ser el aumento de la producción de hormonas de la placenta, que disminuyen el nivel de TSH en la sangre. Además, los factores provocadores deben incluir, tales como:

  • vómitos frecuentes e indómitos,
  • deslizamiento de la burbuja,
  • enfermedad trofoblástica
  • Preeclampsia precoz.

El hipertiroidismo y sus signos pueden desencadenar la aparición de una neoplasia en la glándula tiroides. Requieren una atención especial por parte de los endocrinólogos, ya que pueden renacer en un tumor maligno.

Los principales síntomas

Si la actividad de la glándula tiroides durante el embarazo aumenta o disminuye, entonces la mujer tiene ciertos signos.

Entre los principales síntomas del curso de patología deben destacarse:

  • malestar general
  • apatía
  • mente ausente
  • fuerte debilidad
  • hinchazón de la cara
  • lágrimas
  • Violación del funcionamiento del tracto digestivo.
  • sudoración excesiva

Con la falta de hormonas en el cuerpo, las mujeres tienen problemas para concebir. A menudo se pone un diagnóstico decepcionante - la infertilidad.

Diagnósticos

Cabe señalar que el diagnóstico del estado de la tiroides durante el embarazo tiene sus propias características específicas.

En particular, el médico prescribe:

  • pruebas hormonales,
  • biopsia
  • Diagnóstico ecográfico.

Es imperativo que la glándula tiroides se analice durante el embarazo. Ayudan a determinar el nivel de hormonas tiroideas y anticuerpos. En este caso, asegúrese de recordar que en los primeros 3 meses de tener un hijo, la norma es una disminución en el número de TSH y un aumento en T4.

La ecografía diagnóstica se realiza para el estudio de los nódulos. Si el tamaño del tumor excede 1 cm, el médico también le recetará una biopsia por punción. Las técnicas de radioisótopos y la gammagrafía no se utilizan, ya que la radiación afecta negativamente el estado del feto, independientemente de la edad gestacional.

La tasa de hormonas y anomalías.

Si las hormonas tiroideas se elevan durante el embarazo, esto se considera normal, especialmente en las etapas iniciales, ya que las hormonas madre llegan al feto. La necesidad de yodo aumenta de 150 mcg a 250 mcg por día.

Las normas de las hormonas tiroideas durante el embarazo en cada trimestre son diferentes, que deben tenerse en cuenta al realizar diagnósticos. Se debe tener en cuenta que el nivel de TSH no cambia y debe ser de 0.2-3.5 µMU / ml. El índice de T4 libre en el primer trimestre debería ser de 10.3-24.5 nmol / l, y en el segundo y tercer trimestre este indicador debería ser normalmente de 8.2-24.7 nmol / l.

Si hay desviaciones de estos indicadores, es imperativo visitar a un endocrinólogo, quien de acuerdo con los resultados del estudio seleccionará el método de terapia. Cabe señalar que los análisis se designan solo si existen desviaciones en el funcionamiento de este organismo. No están incluidos en la lista estándar de exámenes para mujeres embarazadas.

Tratamiento

Si hay una desviación de la norma de la glándula tiroides durante el embarazo, entonces se requiere un tratamiento oportuno. La terapia de las enfermedades del sistema endocrino tiene ciertas características, ya que es importante tener en cuenta los cambios que ocurren en el cuerpo de la futura madre.

Un nivel elevado de globulina en la sangre dificulta el diagnóstico de los niveles hormonales y el diagnóstico. Los niveles altos de tiroxina conducen a un cambio en el funcionamiento de muchos órganos, que también debe tenerse en cuenta durante la terapia.

En presencia de cambios hormonales en la sangre, el endocrinólogo puede prescribir una tiroxina sintética. Cuando el hipertiroidismo prescrito "Propitsil". Este medicamento se usa en presencia de bocio difuso tóxico y afecta a las células tiroideas. Reduce el crecimiento de células anormales y también elimina signos como temblor, calambres, ardor en la garganta, debilidad y escalofríos.

Si hay problemas endocrinos en mujeres embarazadas, es necesario tomar medicamentos que contengan yodo, que el médico selecciona por separado en cada caso. Además, también puede tomar suplementos biológicos.

Cuando se detectan células malignas, a menudo se requiere cirugía. Vale la pena señalar que los problemas con la glándula tiroides pueden provocar varios tipos de trastornos e incluso el nacimiento de un niño muerto.

Posibles complicaciones

Incluso pequeños cambios en el trabajo de este organismo pueden llevar a la aparición de complicaciones muy graves durante la maternidad, el parto y el período posparto. La glándula tiroides afecta la posibilidad de concepción, así como el estado psicoemocional de una mujer.

Entre las complicaciones más frecuentes hay que destacar:

  • aborto involuntario
  • hipertensión
  • presión arterial alta
  • parto prematuro
  • sangrado uterino severo después del parto,
  • desprendimiento de la placenta.

Además, las mujeres con enfermedad tiroidea a menudo dan a luz a niños con retraso mental, así como a aquellas con discapacidades del desarrollo. Aumenta significativamente el riesgo de muerte fetal.

Después del parto, una mujer puede experimentar depresión prolongada. Esta condición puede estar asociada con una falta aguda de yodo en el cuerpo.

Profilaxis

La glándula tiroides y el embarazo tienen una relación cercana, por lo que es muy importante prevenir la aparición de las patologías de este órgano. Las patologías endocrinas se encuentran a menudo en mujeres en edad reproductiva, y cada año su número solo crece. Por eso, antes de planificar el embarazo, se recomienda llevar a cabo un diagnóstico exhaustivo para determinar las características del funcionamiento de este organismo. Esto permitirá la determinación oportuna de la presencia de patología y tratamiento.

El complejo de medidas preventivas incluye el nombramiento de mujeres embarazadas con medicamentos que contienen yodo. Deben tomarse desde las primeras semanas hasta la entrega. La ingesta adicional de yodo ayudará a reducir la probabilidad de bocio y normalizar los niveles hormonales.

Para la profilaxis, se aconseja a las mujeres comer sal yodada. El menú también debe incluir productos con un alto contenido de yodo. Es importante excluir de su dieta alimentos fritos, picantes, grasos y fritos. Asegúrese de mantener el peso en el nivel requerido, ya que la aparición de exceso de peso tiene un efecto negativo en el estado de la tiroides. Lo principal es obedecer al médico y cumplir con todas sus citas.

¿Qué pasa en una mujer embarazada?

En el estado normal, la tirotropina es un estimulador de la actividad tiroidea. Con el inicio del embarazo, la gonadotropina coriónica, sintetizada por la placenta, también afecta la función del sistema endocrino. En las primeras semanas hay un aumento en el nivel de CG, que suprime la producción de TSH. La estabilización se acerca a los 4 meses.

La CG ya se produce después de 6 a 8 horas después de la fertilización. La concentración máxima se alcanza a las 7–11 semanas. La presencia de sus subunidades en la orina hace posible diagnosticar un embarazo con una prueba sensible a hCG.

Muy a menudo, un exceso de los niveles de hormona tiroidea durante el embarazo contribuye al hipertiroidismo transitorio.

Nota: una condición similar es característica al concebir más de un embrión. En este caso, es necesario diferenciarse con la forma difusa de bocio tóxico.

Las hormonas tiroideas durante el embarazo dependen directamente del estrógeno. Su número aumenta, lo que contribuye a la producción de proteínas de unión a la tiroxina en el hígado. La unión de un grupo tiroideo es un factor importante en su desactivación.

La estimulación endógena de la glándula tiroides conduce a un aumento en el T3 general, T4. T4 libre, T3 permanece dentro de los límites normales. Por lo tanto, el valor de las fracciones libres se tiene en cuenta.

Sintomatologia

Con un aumento en los niveles de hormona tiroidea durante el embarazo, se diagnostica tirotoxicosis. Esto puede causar:

  • trastornos cardiovasculares
  • anomalías fetales,
  • predisposición genética del niño a la enfermedad tiroidea,
  • parto prematuro

Quejas típicas en patología:

  • dolencia
  • calentar
  • ligera hipertermia,
  • irritabilidad
  • problemas de sueño
  • temblor de manos
  • aumento de la sudoración
  • adicción a la diarrea.

La norma de las hormonas tiroideas durante el embarazo es:

El papel biológico de T4.

T4, o tiroxina (tetraiodothyronine): la hormona tiroidea principal producida por las células de la glándula tiroides y que desempeña muchas funciones en el cuerpo:

Promueve el crecimiento y desarrollo del cuerpo en la infancia. Activa la síntesis de proteínas y residuos riobonucleicos. Lanza procesos metabólicos. Corrige la dislipidemia, reduciendo el nivel de colesterol "malo" (LDL, VLDL, TG) y aumentando la concentración de "bueno" (HDL). Activa la actividad mental acelerando la transmisión de señales entre las neuronas. Aumenta la producción de calor por las células y tejidos del cuerpo. Estimula la digestión, aumenta la peristalsis del intestino delgado. Aumenta la frecuencia cardíaca, aumenta el tono vascular. Una de las funciones de la tiroxina es estimular el metabolismo.

Secretada por las células tiroideas, la hormona entra en el torrente sanguíneo y se propaga por todo el cuerpo. Antes de capturar los receptores celulares, "pierde" una molécula de yodo y se convierte en triyodotironina, cuya actividad es de 90 a 100 veces más alta que la de T4.

Por lo tanto, algunas teorías modernas llaman a la tetraiodothyronine una prohormona, una sustancia química con un efecto biológico defectuoso, que cuando se expone a ciertos catalizadores, se convierte en una forma activa.

Presta atencion La mayoría de las moléculas T4 inmediatamente después de su formación son recogidas por proteínas transportadoras especiales y transportadas a las células diana en una forma unida. Una pequeña parte de la hormona permanece químicamente aislada y tiene una importancia biológica mayor. Por lo tanto, es preferible tomar T4 libre durante el embarazo, en lugar del general.

¿Cómo olvidarse de las enfermedades de la glándula tiroides?
En el tratamiento de la tiroides, probablemente ya enfrentaste tales dificultades:
—Terapia de medicación prescrita por médicos, resolver un problema crea otros.
—Los medicamentos para el tratamiento de trastornos hormonales solo ayudan en el momento de la recepción y cuestan mucho dinero.
—Las drogas que se toman oralmente alteran el tracto digestivo,
—Las fluctuaciones constantes en el fondo hormonal arruinan el estado de ánimo y le impiden disfrutar de la vida.
Por lo tanto, decidimos publicar el método del principal endocrinólogo Alexander Ametov, en el que reveló el simple secreto de una tiroides saludable ...
Sigue leyendo—>

La influencia de la tiroxina en el cuerpo de la futura madre.

Es importante que en los resultados de las pruebas de hormonas en las madres embarazadas sea la norma: la T4 libre durante el embarazo no solo realiza todas las funciones anteriores, sino que, junto con las hormonas esteroides, ayuda al cuerpo a adaptarse rápidamente al nuevo modo de operación.

aumenta la saturación de oxígeno de todos los órganos y tejidos, regula las fluctuaciones cíclicas de las hormonas sexuales, brinda la posibilidad de concepción, estimula la actividad del cuerpo lúteo, que es importante para el curso normal del embarazo en las primeras etapas, reduce el riesgo de aborto espontáneo (aborto involuntario), parto prematuro, control de la presión arterial, Previene la formación de hipertensión gestacional. Para el inicio del embarazo es importante la salud de todos los sistemas del cuerpo, incluida la glándula tiroides.

Presta atencion Debido a la similitud de la estructura de la TSH (hormona hipofisaria que estimula la tiroides) y la hCG (hormona del embarazo precoz), esta última provoca una liberación activa de tiroxina y triyodotironina en el primer trimestre. Por lo tanto, la tasa de T4 en mujeres embarazadas es algo diferente de los indicadores estándar.

Efecto de la tiroxina en el feto.

Un niño que se desarrolla en el útero también necesita una cantidad suficiente de hormona T4 libre: la norma en las mujeres embarazadas es extremadamente importante para él.

colocación adecuada de todos los órganos internos, el desarrollo del sistema nervioso del feto, la formación de la glándula tiroides en 12-13 semanas de desarrollo intrauterino, que al final del primer trimestre comienza a liberar sus propias hormonas en un modo de entrenamiento. La necesidad del feto (en la foto) de las hormonas tiroideas la proporciona principalmente la tiroides de la madre.

Por lo tanto, T4 durante el embarazo es responsable del crecimiento y el desarrollo físico completo del niño, y también reduce el riesgo de desarrollar muchas complicaciones.

El papel de la glándula tiroides durante el embarazo.

La glándula tiroides está ubicada sobre los cartílagos guturales en la superficie frontal del cuello y tiene una forma similar a una pequeña mariposa. A pesar de su pequeño tamaño, el hierro desempeña un papel muy importante para el cuerpo: produce hormonas vitales: tiroxina (T4) y triyodotironina (T3). Una producción completa de T3 y T4 está regulada por la hormona de la TSH hipofisaria, están involucradas en el proceso del metabolismo y afectan directamente la colocación de los órganos internos del feto durante el embarazo y las capacidades mentales del futuro bebé. Lea más sobre el papel de la glándula tiroides durante el embarazo.

¿Es posible quedar embarazada después de extirpar la glándula?

A veces, cuando se detectan enfermedades o lesiones graves, la glándula tiroides debe extirparse mediante cirugía. En esta situación, la producción de T3 y T4 se detiene, respectivamente, y otros órganos internos no pueden funcionar completamente. Muchas mujeres que se han sometido a esta cirugía están preocupadas por la pregunta: ¿es posible el embarazo en ausencia de tiroides?

Después de que se extrae la glándula tiroides, al paciente se le recetan medicamentos que reemplazarán completamente las hormonas producidas por esta glándula, lo que significa que el embarazo sin problemas ocurre de forma natural. La dosis de la hormona es prescrita por el médico de forma individual, sin embargo, dado que la carga en todos los órganos y glándulas aumenta durante el embarazo, se requiere que la futura madre ajuste la dosis del medicamento para la terapia de reemplazo.

Características de la tiroides durante el embarazo.

El intenso trabajo de la tiroides en mujeres embarazadas conduce a su aumento natural. Esto no es una desviación de la norma. Sin embargo, en algunos casos hay niveles elevados y reducidos de hormonas. Estas anomalías son igualmente peligrosas y pueden provocar abortos espontáneos o el nacimiento de un niño con patologías físicas o mentales graves.

El nivel de concentraciones hormonales durante el embarazo es ligeramente inferior. Los indicadores de la norma son:

  • hormona estimulante de la tiroides (TSH) - 0.4-2.0 mU / l (0.1-0.4 en la primera mitad del término, 0.4-2 en la segunda),
  • tiroxina - 8-21 pmol / l,
  • Triyodotironina - 2.6-5.7 pmol / l.

Toda mujer en la etapa de planificación de la concepción debe visitar a un endocrinólogo. Durante el embarazo, las medidas obligatorias incluyen la prevención de la deficiencia de yodo.

¿Planeando un embarazo? ¿Sabes qué pruebas hormonales necesitas tomar? La respuesta a esta pregunta se puede encontrar en nuestro artículo anterior.

Embarazo con hipotiroidismo

El hipotiroidismo es una función reducida de la glándula tiroides, que produce una disminución en la cantidad de hormonas producidas. Patología observada en un número comparativamente pequeño de mujeres embarazadas (alrededor del 2%). Esto se debe al hecho de que el hipotiroidismo suele ir acompañado de infertilidad. La enfermedad puede no ser diagnosticada durante mucho tiempo, porque sus síntomas a menudo se consideran síntomas de otras enfermedades o fatiga física común.

Los síntomas del hipotiroidismo suelen ser complejos. Estos incluyen:

  • pérdida de memoria y concentración
  • debilidad general, mal desempeño, somnolencia durante el día,
  • ronquera, ronquidos,
  • pérdida excesiva de cabello,
  • piel seca
  • temperatura corporal más baja
  • calambres musculares, dolor en las articulaciones,
  • aumento de peso
  • estado deprimido

El curso del embarazo en el hipotiroidismo tiene sus propias características. En los primeros meses de gestación, se observa un alto riesgo de aborto involuntario, que persiste hasta 16-17 semanas, cuando el feto ya tiene su propio sistema endocrino. Para salvar el embarazo, se necesitan medicamentos hormonales.

La producción insuficiente de hormonas conduce a una eliminación deficiente de los productos de la descomposición y su acumulación en el cuerpo. Una mujer embarazada se queja de problemas intestinales, presión arterial baja y un aumento en los niveles de colesterol. El riesgo de parto prematuro y desprendimiento de la placenta permanece.

Posibles complicaciones fetales:

  • bajo peso al nacer,
  • vulnerabilidad a enfermedades infecciosas,
  • retraso del desarrollo físico y psicológico,
  • hipotiroidismo congénito
  • Anomalías de la estructura de los órganos.

Los trastornos del parto en madres con hipotiroidismo a menudo conducen a una prolongación del embarazo durante más de 40 a 42 semanas (el peligro de esta afección para la madre y el niño que se lee aquí). Tales niños son propensos a las patologías del sistema nervioso central y las lesiones de nacimiento.

Periodo gestacional con hipertiroidismo.

Con niveles crecientes de hormonas tiroideas puede ocurrir:

  • Somnolencia excesiva y trastorno de atención,
  • aumento de peso
  • adicción al estreñimiento
  • aumento de la frecuencia cardíaca, taquicardia,
  • manos temblorosas involuntarias
  • sudoración excesiva no relacionada con la temperatura,
  • Alteraciones emocionales (irritabilidad, lágrimas, mal humor, aumento de la ansiedad).

La hiperplasia de la glándula tiroides en el embarazo temprano aumenta los síntomas de la toxicosis. Las náuseas severas y los vómitos incontrolables a menudo pueden convertirse en indicaciones de aborto.

El hipertiroidismo provoca aborto involuntario, nacimiento prematuro, nacimiento de un bebé muerto o pequeño. El bebé tiene un alto riesgo de desarrollar patologías del sistema cardiovascular, órganos genitales, cerebro.

Cambios difusos de la glándula tiroides.

Las disfunciones de la glándula tiroides son a menudo hereditarias. Las enfermedades desafiantes de los órganos ENT, las infecciones pasadas (influenza, sarampión), el consumo incontrolado de ciertos medicamentos y el hecho de vivir en condiciones ambientales deficientes pueden ser factores que provocan el desarrollo de la patología.

Las enfermedades de la tiroides incluyen tiroiditis autoinmune, bocio tóxico difuso y tumores malignos.

Tiroiditis autoinmune

La razón exacta para el desarrollo de esta patología no se establece con precisión, pero se sabe que es hereditaria, y otros factores están provocando su desarrollo o agravación.

Uno de los principales signos de la tiroiditis autoinmune es un agrandamiento patológico de la glándula tiroides. Normalmente, el órgano no es palpable. Durante el embarazo, hay un ligero aumento asociado con el trabajo intensivo.

El agrandamiento patológico de la glándula tiroides se observa cuando es visible visualmente sin palpación. En las 3-4 etapas de la enfermedad, se observa un engrosamiento de los contornos del cuello, y en la quinta etapa, el bocio comprime los órganos y tejidos circundantes.

Los pacientes también se quejan de:

  • Dificultad y dolor al tragar.
  • hinchazón de la cara
  • la aparición de manchas de la edad en la piel de la cara,
  • pérdida de cabello
  • violación del ciclo menstrual,
  • Disminución del rendimiento y la fatiga.

Una de las formas más comunes de la enfermedad es la tiroiditis con formación de nudos. A veces, un nódulo en la glándula tiroides puede crecer tanto que causa incomodidad y aprieta los órganos circundantes. En este caso, se muestra una operación para extraer la tiroides.

La tiroiditis puede desarrollarse después del parto. Esta forma de la enfermedad es insidiosa porque muchas madres culpan a la mala salud de la depresión posparto o la fatiga elemental y no buscan ayuda médica de inmediato.

Si una mujer que ha sufrido tiroiditis posparto planea convertirse en madre en el futuro, debe controlar constantemente el nivel de hormonas tiroideas.

Bocio tóxico difuso (enfermedad de Basedow)

Se relaciona con enfermedades determinadas genéticamente del sistema endocrino, que se acompaña de los siguientes síntomas:

  • un aumento en el tamaño de la glándula,
  • brillo de ojos e insalubres de los ojos,
  • apretón de manos
  • alteración del tracto gastrointestinal,
  • falta de peso corporal con apetito normal,
  • gotas en la presión arterial, taquicardia,
  • Debilidad, fatiga, irritabilidad.

La enfermedad grave, grave y el embarazo son conceptos incompatibles. Con un curso leve de la enfermedad, si la glándula tiroides está ligeramente agrandada, se puede mantener el embarazo, pero el paciente debe estar constantemente bajo supervisión médica. La entrega puede realizarse de forma natural y sin complicaciones.

El monitoreo médico también es necesario en el período posparto, ya que el curso de la enfermedad puede empeorar.

Tumores malignos

La incidencia máxima se produce entre los 45 y los 60 años, pero debido a la mala situación ambiental, el riesgo de desarrollar cáncer de tiroides a una edad más temprana ha aumentado. Los factores provocadores incluyen enfermedades del útero u ovarios, pólipos rectales, bocio multinodular y otras enfermedades.

Una mujer tiene dolor en el cuello y ganglios linfáticos, dificultad para tragar, dificultad para respirar. Hay una tos que no se asocia con enfermedades infecciosas, ronquera, sensación de un nudo en la garganta.

El tratamiento más efectivo es la extirpación de un órgano. Después de esta operación, el paciente puede llevar una vida completa sin el riesgo de un nuevo tumor.

Otras indicaciones para la extirpación de la glándula tiroides incluyen:

  • sospecha de oncología,
  • los grandes tamaños de los nodos que interfieren con la deglución normal,
  • la presencia de quistes
  • Formas severas de hipertiroidismo que no son susceptibles de tratamiento médico.

Es posible extirpar la glándula tiroides durante el embarazo, cuando una mujer no puede tomar hormonas.

Embarazo después de la extirpación de la glándula tiroides

La opinión de que es imposible tener un hijo después de extraer la glándula tiroides es errónea. A pesar del gran papel del cuerpo durante el embarazo, su ausencia no debe considerarse como una sentencia. Para que el período gestacional y el parto transcurran de manera segura, la mujer debe observar las siguientes reglas:

  • ser examinado regularmente para niveles hormonales,
  • tomar medicamentos de reemplazo hormonal, recetados por un médico,
  • Visita al endocrinólogo y sigue todas sus recomendaciones,
  • Siga una dieta que incluya alimentos con un alto contenido de yodo.

El parto puede tener lugar de forma natural y con una cesárea. La segunda opción se recomienda para factores tales como feto grande, presentación anormal, sobrepeso en la madre.

Los preparativos de la terapia de reemplazo hormonal se toman en la etapa de planificación de la concepción. El embarazo espontáneo conducirá a un aborto espontáneo. Al mismo tiempo, es necesario comenzar a planificar la concepción no antes de 2 años después de la operación para extirpar el órgano endocrino y la restauración completa del fondo hormonal del cuerpo.

Como puede ver, la ausencia de tiroides en la mayoría de los casos no es un obstáculo para la maternidad. Una excepción es la operación para extirpar el órgano, cuya necesidad fue causada por la presencia de una neoplasia maligna. En tales casos, la mujer debe someterse a quimioterapia y rehabilitación a largo plazo.

Diagnóstico de cambios patológicos.

Para determinar el estado de la glándula tiroides, se prescribe un análisis del nivel de TSH, ecografía y biopsia por punción.

La ecografía tiroidea se realiza en los siguientes casos:

  • Detección de cambios patológicos durante la palpación.
  • tos y falta de aliento con exclusión de la infección,
  • aumento excesivo de peso abrupto
  • frecuentes cambios de humor, fatiga femenina,
  • Palpitaciones del corazón.

La ecografía puede determinar el hipotiroidismo por el tamaño del órgano, así como detectar la posible presencia de quistes, tumores u otras estructuras.

Bajo el control del ultrasonido, se realiza una punción de la glándula tiroides. Este procedimiento implica perforar la superficie del cuello y los tejidos del órgano endocrino para detectar lesiones.

El procedimiento causa un dolor mínimo, por lo tanto, no requiere la introducción de anestesia o preparación preliminar. Si una mujer muestra mayor ansiedad, se le pueden prescribir sedantes de forma natural (extracto de valeriana, Novo-Passit).

La punción de la glándula tiroides durante el embarazo pertenece a procedimientos seguros para la salud. A veces, después de sostener un pequeño hematoma, puede formarse en el área de la punción, así como aumentar la temperatura corporal.

Uno de los métodos de diagnóstico más precisos es el análisis de niveles hormonales. Para ello, se extrae sangre de una vena. El análisis debe realizarse por la mañana antes de comer. En la víspera de la actividad física no recomendada y cualquier cambio abrupto en el modo actual del día. Inmediatamente antes del análisis, la mujer debe estar en un estado de reposo físico y psicológico durante al menos 30 minutos. El cumplimiento de estas recomendaciones proporcionará los resultados más confiables.

¿Qué pruebas de hormonas tomar durante el embarazo y siempre es necesario? Acerca de esto en una revisión por separado.

La eliminación de los síntomas negativos característicos de los cambios patológicos en la glándula tiroides proporciona un tratamiento integral. Incluye terapia con medicamentos, adherencia a una dieta especial de yodo, terapia con yodo radioactivo, masajes y ejercicios de respiración.

Para compensar la falta de hormonas prescritas el fármaco L tiroxina. Это успешный аналог природного гормона, который эффективно усваивается организмом и не вызывает побочных эффектов.

La dosificación y la duración del ingreso solo pueden determinar el médico. La ingesta no controlada del medicamento puede afectar negativamente la salud de la madre y el feto. La sobredosis está llena de los siguientes efectos negativos:

  • La aparición de dolores de cabeza e insomnio.
  • erupción cutánea con picazón,
  • trastornos del ritmo cardiaco
  • vómitos e indigestión
  • sudoración excesiva

Si aparece uno o más de estos síntomas, reduzca la dosis. Para su revisión necesitas buscar la ayuda de un médico.

Tomar el medicamento debe ser en la mañana con el estómago vacío. La recepción después del desayuno no será lo suficientemente efectiva. A menudo se prescriben multivitaminas embarazadas. En este caso, su recepción debe posponerse a un momento posterior para no interferir con la absorción normal de L tiroxina.

Para compensar la deficiencia de yodo durante el embarazo, está indicada la administración de los medicamentos Iodomarin 100 e Iodomarin 200. Este medicamento es eficaz para prevenir el desarrollo de toxicosis tardía e inferioridad intelectual en un feto.

La dosis habitual es de 1 a 2 tabletas por día y la determina el médico a cargo.

Dieta

La deficiencia de yodo en el cuerpo se puede reponer de manera efectiva siguiendo una dieta que contenga yodo. La necesidad diaria de una madre embarazada y en período de lactancia es de 200 mcg.

Sea kale (kelp) es un líder natural en contenido de yodo.

Una gran cantidad de mineral útil se encuentra en la sal de mesa yodada. La futura madre debe hacer una regla para saltear los platos solo con este tipo de sal. También debe tenerse en cuenta que este producto requiere el cumplimiento de ciertas reglas de almacenamiento y consumo.

Almacene la sal yodada en un recipiente bien cerrado para evitar la evaporación del yodo y la entrada de humedad en el interior. Los platos de sal deben estar listos, y no durante su preparación. Es necesario tener en cuenta la vida útil del producto. Después de medio año, la sal yodada pierde sus cualidades útiles y solo se puede utilizar como es habitual.

Una futura madre definitivamente debería incluir en su dieta los siguientes alimentos ricos en yodo:

  • col de mar
  • mariscos (calamares, camarones, ostras),
  • Pescado de mar y río (arenque, mero, salmón, atún),
  • ternera y cerdo
  • remolachas, rábanos, arándanos, rosa silvestre, tomates, cebollas verdes,
  • huevos
  • frutas cítricas (naranjas, limones), piñas, plátanos,
  • Leche, manteca, quesos duros.

El aceite de pescado es rico en yodo. Debe excluir de la dieta los alimentos grasos, picantes y dulces, preparar platos principalmente cocidos al vapor o al horno en el horno.

No se recomienda agregar solución alcohólica de yodo a las bebidas. Dicho autotratamiento puede causar quemaduras graves del esófago y las membranas mucosas. Por el mismo motivo, no se puede hacer grilla de yodo.

El cumplimiento de una dieta especial es solo un método auxiliar para tratar la deficiencia de yodo. Con violaciones significativas se necesita medicación.

Se recomienda a los médicos que comiencen a prevenir la deficiencia de yodo en la etapa de planificación del embarazo, especialmente en los casos en que la futura madre vive en áreas con deficiencia de yodo.

¿Qué procesos proporciona la tiroides?

La glándula tiroides es un órgano de tamaño pequeño con un peso de 0,02 kg ubicado a ambos lados de la tráquea, que tiene la forma de una mariposa. A pesar de su pequeño tamaño, la tiroides tiene un efecto pronunciado en los procesos bioquímicos y fisiológicos.

El órgano proporciona dos estructuras hormonales: tiroxina (T4) y triyodotironina (T3). Un componente de su compuesto es el yodo. El proceso de producción de hormonas tiroideas regula el hipotálamo y la glándula pituitaria.

T3 y T4 proporcionan los siguientes efectos fisiológicos:

  • Proporcionar el proceso de metabolismo de las proteínas.
  • Aumentar la tasa de llenado de los tejidos con oxígeno.
  • Proporcionar el proceso de producción de vitamina A,
  • afectar la motilidad intestinal,
  • proporcionar la función cerebral,
  • Proporcionar la formación de hormonas sexuales mediante la estimulación de las gónadas.
  • Proporcionar el proceso de producción y descomposición de las grasas en el organismo.

El tamaño de la glándula tiroides es realmente insignificante, pero un órgano tan pequeño es indispensable y asume la responsabilidad del flujo de muchas funciones corporales.

Atencion La tiroides es un órgano extremadamente vulnerable, por lo tanto, la atención necesaria debe determinarse mediante el monitoreo de su condición y los procesos que garantizan su protección.

El estrés constante y el esfuerzo físico no medido, la falta de yodo en el cuerpo, vivir en condiciones desfavorecidas, la predisposición hereditaria, todos estos factores pueden ser un factor en la aparición de fallas pronunciadas en la glándula tiroides. En el contexto de tales fallas, se manifiestan diversas disfunciones en el funcionamiento del sistema reproductor femenino.

El video en este artículo informará a los pacientes sobre la necesidad de un monitoreo continuo de la función tiroidea.

También es necesario enfatizar que el período del embarazo en sí es estresante para el cuerpo femenino, porque a menudo varios fracasos estropean la felicidad verdaderamente femenina. Los requisitos previos para el desarrollo de diversas enfermedades de la tiroides a menudo se crean durante el embarazo.

Agrandamiento de la glándula tiroides en mujeres embarazadas.

Las hormonas tiroideas durante el embarazo son un componente necesario. Esto se debe al hecho de que en el primer trimestre se produce la formación del sistema nervioso central y el desarrollo del cerebro fetal.

Tales procesos requieren hormonas tiroideas. La tiroides comienza a funcionar en un ritmo activo y a menudo aumenta de tamaño.

Se debe prestar atención a esta violación, pero a menudo no hay razón para un malestar indebido. Esto se debe al hecho de que el tamaño del cuerpo vuelve a la normalidad dentro de los seis meses posteriores al parto.

Atencion El examen clínico de mujeres embarazadas a menudo implica visitar a un endocrinólogo, pero una mujer debe recordar que es necesario visitar a un especialista dentro de un año después de dar a luz. La inspección oportuna ayudará a prevenir el desarrollo de fallas pronunciadas y a corregir la condición de la mujer con hormonas durante la corrección.

Con especial atención para controlar su condición deben ser las madres que sufren de patologías del sistema endocrino antes del embarazo. Esto se debe al hecho de que, con una alta probabilidad durante el embarazo, puede ocurrir tirotoxicosis o hipotiroidismo.

La comparación de tales estados se considera en la tabla:

  • hiperexcitabilidad,
  • lágrimas
  • palpitaciones del corazón,
  • hiperhidrosis
  • Un aumento en los globos oculares.

  • debilidad constante
  • calambres musculares
  • dolor en las articulaciones
  • concentración reducida
  • estreñimiento
  • aumento de peso
  • cambios en la piel,
  • Pérdida parcial del cabello.

Por supuesto, el cuadro clínico inherente a estas enfermedades es característico del curso normal del embarazo. Este es el peligro, muchas mujeres simplemente ignoran estos síntomas y los culpan de la toxicosis.

Es imposible diagnosticar la glándula tiroides sobre la base del examen inicial; es imposible; es necesario un examen completo para confirmar las sospechas. La tasa de hormona tiroidea durante el embarazo se determina después de las pruebas de laboratorio. Los resultados obtenidos se comparan con los de referencia (que figuran en la tabla a continuación).

Las hormonas tiroideas para el embarazo son importantes, tales componentes aseguran la adecuación del proceso de carga. El análisis para determinar el nivel hormonal debe llevarse a todas las mujeres embarazadas sin excepción.

Es importante recordar que los datos proporcionados en la tabla de normas son relativos, la interpretación de los resultados debe ser tratada por un médico familiarizado con el cuadro clínico del paciente específico.

Peligros para la tiroides

No debemos olvidar que las enfermedades de la glándula tiroides asociadas con el embarazo pueden ser la fuente de todo tipo de anomalías en la madre y el bebé. En el contexto del embarazo, se mejora el suministro de sangre a la glándula tiroides.

Aumentar la concentración de hormonas sexuales femeninas: la necesidad natural del cuerpo, que proporciona el proceso de gestación. En el contexto de un aumento en la concentración de hormonas sexuales, los índices T3 y T4 disminuyen, se estimula el proceso de producción de TSH.

En el contexto de tales cambios, la glándula tiroides se agranda y se crean los requisitos previos para la formación del bocio no tóxico difuso.

Las hormonas tiroideas tienen un efecto tóxico en los sistemas del cuerpo humano y pueden provocar el siguiente resultado:

  • el nacimiento de un bebé prematuro,
  • muerte fetal
  • el nacimiento de un bebé pequeño,
  • crisis tirotóxica,
  • Preeclampsia - Toxicosis tardía.

Todas las consecuencias enumeradas son bastante intensas, por lo tanto, se debe prestar atención a la prevención de su aparición. Las normas de las hormonas tiroideas durante el embarazo son un concepto relativo, por lo que no se debe realizar un autodiagnóstico. Una mujer debe visitar regularmente a un endocrinólogo y hacerse una prueba durante el embarazo.

¿Qué es el hipotiroidismo peligroso durante el embarazo?

Por el término hipotiroidismo se entiende una condición en la cual la actividad de la glándula tiroides disminuye o se detiene por completo.

Atencion El hipotiroidismo en niños y adolescentes conlleva el mayor peligro, y puede aparecer en el fondo un subdesarrollo de los órganos genitales.

En el hipotiroidismo, el embarazo solo puede ocurrir en presencia de preparaciones hormonales especializadas. Durante todo el período de embarazo, las mujeres deben recibir una dosis de un medicamento hormonal regularmente antes del inicio del parto.

Las instrucciones para la selección de fármacos que normalizan la condición de una mujer son conocidas por los especialistas. Esta técnica asegura el nacimiento de un bebé de pleno derecho. No te olvides de la necesidad de una nutrición adecuada.

Hipertiroidismo durante el embarazo.

El hipertiroidismo es una condición de la glándula tiroides, en la cual se activan sus funciones. Tal violación puede ser de naturaleza fisiológica, pero en algunos casos, la desviación indica el desarrollo de la patología. La foto muestra a un paciente con hipertiroidismo.

Si la hormona tiroidea aumenta durante el embarazo, el paciente puede experimentar los siguientes síntomas:

  • perdida de peso
  • mayor fatiga
  • fiebre
  • irritabilidad
  • mejora del sistema cardiovascular,
  • aumento de la presión arterial,
  • temblor de extremidades
  • La aparición del brillo en los ojos.

El diagnóstico de hipertiroidismo durante el embarazo es bastante complicado. Esto se debe al hecho de que es extremadamente difícil distinguir la norma fisiológica de la patología.

No se debe hacer algo con sus propias manos, una mujer debe confiar su salud a profesionales y someterse a un examen completo. El costo de la iniciativa es alto: el riesgo de perder la alegría de la maternidad.

El hipertiroidismo puede causar la manifestación de complicaciones peligrosas:

  • parto prematuro
  • preeclampsia (toxicosis tardía),
  • malformaciones fetales.

Si la patología se detecta en las primeras etapas del embarazo, las probabilidades de tener un bebé sano son altas.

El sistema endocrino garantiza el curso normal del proceso del embarazo porque es extremadamente importante centrarse en la salud de sus órganos.

Lista de hormonas

La intensidad del órgano tiroideo en una mujer embarazada es varias veces mayor. Una gran cantidad de hormonas T3 (triyodotironina) y T4 (tiroxina) se liberan para asegurar un embarazo y desarrollo normal del niño. Este proceso comienza a principios del primer trimestre.

T3 y T4 están interrelacionados con la hormona estimulante de la tiroides (TSH), que afecta la concentración de estas tiroides en la glándula tiroides. Cada una de las tres hormonas juega un papel importante en todos los términos de la maternidad. Cualquier desequilibrio en su interacción puede llevar a la aparición de anomalías de la tiroides durante el embarazo, lo que afectará el estado de la madre y el feto.

Los indicadores de niveles hormonales normales pueden variar debido al embarazo de una mujer.

La TSH es una hormona estimulante de la tiroides producida por la glándula pituitaria. En respuesta a la liberación de tiroides en la sangre, la glándula pituitaria produce tirotropina en mayor o menor cantidad. Al reducir el nivel de TSH de la tiroides a través de la sangre, comienza a actuar sobre los receptores del órgano de la tiroides, lo que aumenta la producción de T3 y T4. Como resultado, los tejidos crecen y se produce un agrandamiento de la glándula tiroides.

La TSH al inicio del embarazo se reduce debido a la producción de gonadotropina coriónica (hCG) por la placenta, que suprime la hormona estimulante de la tiroides. Después de 11-12 semanas, todo cambia: hay una disminución en la hCG y un aumento en los niveles de tirotropina. El índice de TSH en cada período de embarazo es diferente.

La TSH al inicio del embarazo se reduce debido a la producción de gonadotropina coriónica (hCG) por la placenta, que suprime la hormona estimulante de la tiroides.

El papel de estructuras hormonales como T3 y T4 en el desarrollo del cuerpo humano es primordial. El crecimiento y la maduración de los tejidos y células de todos los órganos y sistemas dependen de ellos. La triyodotironina es responsable del equilibrio de los procesos oxidativos y reductores en el espacio intercelular, y la tiroxina también participa en el metabolismo de las proteínas. T4 es más activo que T3.

El yodo es el principal elemento involucrado en la biosíntesis de estas sustancias. En el primer trimestre del embarazo, un embrión en crecimiento suministra yodo al cuerpo de la madre. Posteriormente, el feto diferencia su propia glándula tiroides, que continúa consumiendo yodo de la fuente materna.

En el primer trimestre del embarazo, un embrión en crecimiento suministra yodo al cuerpo de la madre.

El efecto de las hormonas en el embarazo.

Es imposible, al planificar el embarazo, olvidar el papel de las estructuras hormonales de la glándula tiroides. Los cambios que se producen en las mujeres durante el período de maternidad dependen de ellos. Las sustancias biológicamente activas protegen el cuerpo de la madre del estrés y ayudan a la formación completa del feto.

Para el embarazo, cualquier falla hormonal es peligrosa, ya que amenaza con la aparición de diversas complicaciones.

El diagnóstico de hormonas tiroideas se recomienda para ambos cónyuges que planean un hijo. Con el inicio del embarazo, una mujer debe cuidar el sistema endocrino y los antecedentes hormonales. Durante el primer trimestre o la semana uno a la diez, esto es especialmente importante, ya que el órgano tiroideo no funciona en un niño. Ante la menor sospecha de un mal funcionamiento de la glándula, las futuras madres donan sangre para las hormonas.

En primer lugar, se determina la concentración de TSH. Si ha alcanzado los valores límite, se estima el nivel de T4 y T3 libres. Los resultados son estudiados, comparados con las normas que muestran diferentes valores, dependiendo de la edad gestacional.

Loading...