Entradas Populares

La Elección Del Editor - 2019

Corea pequeña

  • Temperatura elevada
  • Coordinación de movimientos
  • Deterioro de la memoria
  • Dificultad para hacer movimientos.
  • Movimientos involuntarios de las extremidades.
  • Cambiar la escritura a mano
  • Disminución del tono muscular.
  • Contracción de la cabeza
  • Haciendo muecas
  • Marcha de baile
  • Fuerte gesticulación

La corea es una afección patológica caracterizada por el desarrollo de hipercinesia de varios músculos del cuerpo. La persona realiza movimientos sin rumbo, barridos, caóticos y bruscos, principalmente miembros superiores e inferiores. La base de la enfermedad es el daño a los ganglios basales del cerebro, así como a los núcleos serrados del cerebelo. Esto sucede bajo la influencia de diversos factores.

En la mayoría de las situaciones clínicas, la formación reticular del cerebro también está involucrada. Debido a todos estos cambios patológicos, el proceso fisiológico de la transmisión de dopamina (neurotransmisor) se ve afectado. Como resultado, esto conduce a movimientos musculares de barrido y erráticos. El tratamiento de la patología será largo y difícil. Cuanto antes se noten los primeros síntomas y se administre el tratamiento correcto, más favorable será el pronóstico.

  • Formas hereditarias. Estos incluyen la corea de Huntington. Esta es una enfermedad hereditaria de dos tipos: crónica con un inicio tardío y no progresa con un inicio temprano,

Corea con enfermedades extrapiramidales. Este tipo a menudo se desarrolla con el síndrome de Lesch-Nyhan, distrofia hepatocerebral,

formas secundarias. Ocurre con la derrota de las estructuras basales del cerebro. Las razones pueden ser diferentes: infección, trauma, etc. Las formas secundarias incluyen corea pequeña. Se desarrolla debido a una infección estreptocócica que ingresa al sistema circulatorio. La fuente puede ser caries dental, amígdalas inflamadas. "Órganos objetivo" para la infección: articulaciones, válvulas cardíacas, cerebro. La enfermedad en la mayoría de los casos clínicos afecta a niños pequeños cuyo cuerpo es débil. Se caracteriza por un curso recidivante.

  • fallo del sistema inmune,
  • Herencia sobrecargada. Esta es la causa de la corea de Huntington (una enfermedad genética). Los primeros síntomas de la presencia de patología en el cuerpo pueden ocurrir solo en 40 años. Hasta entonces, una persona ni siquiera puede sospechar que está enferma. La hipercinesia aparece en el fondo de la inestabilidad emocional y el desarrollo de la demencia,
  • lesión cerebral
  • parálisis cerebral
  • Enfermedades infecciosas de naturaleza bacteriana o viral, como encefalitis, meningitis, etc.
  • Enfermedades de los vasos sanguíneos que abastecen el cerebro.
  • intoxicación del cuerpo,
  • trastornos metabólicos (encefalopatía de bilirrubina),
  • reumatismo (en este caso, la persona desarrolla corea reumática),
  • Lupus eritematoso sistémico.

Los tipos más comunes de la enfermedad son:

  • Corea de Huntington. Puede manifestarse en una persona a cualquier edad, pero, como regla, afecta el cuerpo con más frecuencia en 35-40 años. Se caracteriza por hipercinesia, demencia y trastornos de personalidad coreicos. La enfermedad se desarrolla gradualmente y en sus primeras etapas es casi imposible notar hipercinesia. Las contracciones caóticas se pueden observar en el área de la cara. El hombre frunce el ceño o abre la boca, se lame los labios, saca la lengua. El siguiente síntoma es "los dedos tocando el piano". Después del cambio de la marcha y la estática, se interrumpe el habla y la deglución. La memoria se deteriora, se desarrolla la demencia. El hombre deja de servirse de elemental. Es importante notar los primeros síntomas de la enfermedad a tiempo para consultar a un especialista y realizar un tratamiento adecuado.
  • Sideyama corea o corea reumática. La enfermedad se desarrolla algún tiempo después de la infección estreptocócica o la exacerbación del reumatismo. La enfermedad en la mayoría de los casos clínicos se presenta en niños y adolescentes. Muy a menudo las chicas están enfermas. Los síntomas de la enfermedad se expresan claramente. En las primeras etapas del desarrollo de la patología, la desinhibición motora se observa con gestos de muecas y exagerados. Si la hipercinesia generalizada es más pronunciada, el niño pierde completamente la capacidad de mantenerse, se desarrolla disartria y la función respiratoria se ve afectada. Todo esto hace imposible su comunicación y movimiento. En algunos casos, la hemicorrea ocurre en la etapa de generalización de la hipercinesia. Se caracteriza por la aparición de hipotensión muscular. Hipercinesia retrocede por tres o seis meses. La corea en los niños es más grave que en los adultos.
  • Corea embarazada La enfermedad se desarrolla en mujeres nulíparas que en la infancia sufrieron corea reumática. La patología está asociada con el síndrome antifosfo-lípido. La enfermedad generalmente se desarrolla a los 3 a 5 meses de embarazo y también puede reaparecer con embarazos posteriores. Los síntomas aparecen espontáneamente durante varios meses.

Sintomatologia

En medicina, hay varios síntomas que son característicos de cualquier tipo de corea:

  • movimientos involuntarios de las extremidades (un síntoma diagnóstico importante),
  • sacudiendo la cabeza
  • tono muscular reducido
  • falta de coordinación de movimientos,
  • haciendo muecas
  • gestos mejorados
  • si le pide a una persona que escriba algo, puede notar el cambio en la escritura a mano,
  • pérdida de memoria
  • La hipercinesia en esta enfermedad desaparece durante el sueño,
  • marcha de baile
  • aumento de temperatura
  • Todos los movimientos que una persona trata de controlar, realiza con gran dificultad.

Diagnósticos

El diagnóstico de la corea se basa en el cuadro clínico de la enfermedad y las quejas del paciente. Para más información, utilizar técnicas de laboratorio e instrumentales:

  • prueba de sangre Este método le permite identificar una disminución o un aumento en el nivel de glóbulos blancos en la sangre. Esto es característico de esta enfermedad. La sangre también se examina para detectar una infección estreptocócica en el cuerpo del paciente. Con este fin, preste atención a los indicadores de proteína C reactiva, factor reumatoide (un indicador particularmente importante para el diagnóstico de la corea reumática),
  • electroencefalograma. La técnica te permite captar incluso pequeños cambios en la actividad cerebral,
  • Resonancia magnética
  • electromiografia. Una técnica innovadora que permite investigar a fondo los potenciales musculares. Con esta enfermedad se alargarán.
  • tomografía computarizada.

En el examen del paciente, el médico llama la atención sobre los síntomas más característicos de esta enfermedad: hipercinesia y muecas. La presencia de estos dos signos ya indica que la persona ha fallado en el trabajo del sistema nervioso. El régimen de tratamiento se seleccionará en función de los datos obtenidos durante el examen.

El tratamiento de la corea debe ser realizado solo por un médico altamente calificado que pueda seleccionar de manera competente el plan de tratamiento necesario. También seleccionará los medicamentos apropiados y su dosis. Durante todo el período de tratamiento, la terapia puede variar ligeramente, dependiendo de la mejora o el deterioro del paciente.

La terapia con medicamentos en el tratamiento de la enfermedad juega un papel clave. Al paciente se le prescriben los siguientes grupos de medicamentos:

  • neurolépticos. La mayoría de los médicos prefieren el haloperidol. A menudo se combina con reserpina, aminazina. El tratamiento es altamente efectivo con el esquema correcto.
  • antibioticos Este grupo de drogas sintéticas se usa si la enfermedad fue causada por una infección. Medicamentos de elección: Bitsillin, Penicilina,
  • sedantes Se prefiere un grupo de barbitúricos,
  • corticosteroides,
  • Cpp,
  • antihistamínicos,
  • vasodilatadores.

En combinación con la terapia con medicamentos, se utiliza la terapia de vitaminas, así como el tratamiento de fisioterapia, que permite reducir los síntomas desagradables. Baños de radón, galvanoplastia y electrosleep tienen un buen efecto.

Si crees que tienes Corea y los síntomas característicos de esta enfermedad, un neurólogo puede ayudarlo.

También sugerimos utilizar nuestro servicio en línea de diagnóstico de enfermedades, que selecciona posibles enfermedades según los síntomas ingresados.

Corea pequeña (Sideyama chorea): una enfermedad de etiología reumática, cuya base es la derrota de los nódulos subcorticales del cerebro. Un síntoma característico del desarrollo de la patología en los seres humanos es una violación de la actividad motora. La enfermedad afecta principalmente a niños pequeños. Las niñas se enferman más a menudo que los niños. La duración media de la enfermedad es de tres a seis meses.

La neurosífilis es una dolencia de naturaleza venérea que interfiere con el funcionamiento de algunos órganos internos y, si no se trata de inmediato, puede propagarse al sistema nervioso en un corto período de tiempo. A menudo ocurre en cualquier etapa de la sífilis. La progresión de la neurosífilis se manifiesta por síntomas como episodios de mareos intensos, debilidad muscular, aparición de convulsiones, parálisis de las extremidades y demencia.

La enfermedad de Fabry (sin. Lipidosis distónica hereditaria, ceramida trigeksosoz, angioqueratoma universal difuso, enfermedad de Andersen) es una enfermedad hereditaria que causa problemas con el metabolismo cuando los glicosfingolípidos se acumulan en los tejidos del cuerpo humano. En hombres y mujeres, se encuentra igualmente.

El tumor de la médula espinal es una formación patológica de naturaleza maligna o benigna, cuya localización es la región de la médula espinal. Los síntomas clínicos pueden no aparecer en las primeras etapas de crecimiento. La mayoría de las veces, la enfermedad se detecta con un aumento significativo en el tamaño del tumor.

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad cerebral degenerativa que se manifiesta en forma de una disminución progresiva de la inteligencia. La enfermedad de Alzheimer, cuyos síntomas fueron aislados por primera vez por Alois Alzheimer, un psiquiatra alemán, es una de las formas más comunes de demencia (demencia adquirida).

Con el ejercicio y la templanza, la mayoría de las personas pueden prescindir de los medicamentos.

Corea pequeña

Corea pequeña: una enfermedad que se manifiesta en forma de hipercinesia y se desarrolla como resultado de la derrota de las estructuras responsables del tono muscular y la coordinación de los movimientos. El tratamiento del proceso patológico es responsabilidad del neurólogo. La enfermedad se detecta con mayor frecuencia en la infancia en el contexto de los cambios reumáticos. Las niñas se enferman más a menudo, esto se debe a las características hormonales del cuerpo y la producción de hormonas sexuales femeninas. La mayor importancia en el curso de la enfermedad es la participación en el proceso patológico del cerebelo y las estructuras estriadas del cerebro. La duración del ataque coreico es de aproximadamente 12 semanas, puede demorarse hasta 5-6 meses, con menos frecuencia durante años (1-2). Posible recurrencia de la enfermedad.

Causas de la corea menor.

La corea pequeña a menudo progresa en 10 a 12 años, en el contexto de una infección estreptocócica pospuesta (amigdalitis, faringitis o amigdalitis), después de la aparición de complicaciones de los procesos infecciosos. Para provocar el desarrollo de la enfermedad puede reumatismo. Los expertos señalan una predisposición hereditaria o familiar a la progresión de la enfermedad. La neurología moderna aún no ha estudiado completamente la naturaleza de este trastorno neurológico. La investigación aún se está llevando a cabo en esta área, que debería revelar todas las características de la corea menor y muchos otros trastornos neurológicos.

Factores de riesgo para la enfermedad: herencia desfavorable, trastornos hormonales, reumatismo, presencia de defectos cariados e inmunidad débil, anomalías psicológicas, procesos infecciosos crónicos, especialmente si están localizados en los órganos del tracto respiratorio superior. El sustrato patológico de la corea menor se daña como resultado de cambios inflamatorios, degenerativos y vasculares en el tejido del sistema nervioso.

Síntomas de la corea menor.

El cuadro clínico con corea menor se caracteriza por diversas manifestaciones. Se observan convulsiones de actividad hipercinética, alternando con el comportamiento normal y la estabilización del estado. Los pacientes tienen movimientos descoordinados, reducción del tono muscular, inestabilidad psicoemocional, aumento del nerviosismo, irritabilidad, lágrimas.

Los principales síntomas del proceso patológico pueden durar varias semanas o más. Los pacientes hacen sonidos extraños (hipercinesia de la laringe) que atraen la atención de los demás y los asustan, por lo que la mayoría de los niños que padecen esta patología neurológica no pueden estudiar en la escuela, y con las recaídas frecuentes se ven obligados a quedarse en casa. La hipercinesia cubre los músculos de la cara, las extremidades, todo el cuerpo, al final del movimiento hay un corto desvanecimiento.

Con la corea menor, se pueden desarrollar trastornos mentales. Los pacientes desarrollan labilidad emocional, aumento de la ansiedad, disminución de la memoria y capacidad para concentrarse. Estas manifestaciones se desarrollan al comienzo de la enfermedad y persisten entre los ataques hipercinéticos. La severidad de la hipercinesia es diferente. A veces los niños enfermos no son muy diferentes de sus compañeros sanos. Al igual que los niños con TDAH, los niños con corea pequeña son inquietos, inquietos, demasiado activos. En algunos pacientes, se detectan violaciones de la deglución, problemas con la dicción.

Las complicaciones del proceso reumático son defectos cardíacos adquiridos (estenosis mitral, insuficiencia aórtica). Las consecuencias de la enfermedad también pueden ser debilidad general, trastornos del sueño, trastornos neuropsiquiátricos, etc.

Tratamiento de la corea menor.

Hoy en día, las posibilidades de la neurología permiten sospechar el desarrollo de una corea menor incluso mucho antes de la aparición de síntomas graves. Para hacer esto, debe pasar el diagnóstico y ponerse en contacto con un neurólogo o genética con experiencia. El tratamiento debe incluir tanto las causas como los signos de la enfermedad, ser exhaustivo y lo más actualizado posible.

La corea pequeña puede ir acompañada de trastornos mentales. Los niños enfermos suelen ser agresivos, hostiles, tercos, lo que requiere una adaptación psicoemocional individual y un largo trabajo con psicólogos infantiles, psiquiatras y neurólogos infantiles. Los expertos prescriben inmunosupresores, sedantes que pueden mejorar el sueño del paciente, aliviar la ansiedad, aumentar la adaptación social.

Para eliminar los signos de corea menor, se prescriben preparaciones hormonales, antiinflamatorios y antibacterianos. Se utilizan neurolépticos, pastillas para dormir, anticonvulsivos. Los pacientes con corea pequeña necesitan monitoreo profesional constante y monitoreo de diagnóstico.

En el período agudo, el paciente debe estar en cama, sin exceso de trabajo, permanecer en una habitación separada, donde no haya estímulos de luz ni de sonido. Los pacientes necesitan atención y cuidado constante. Si los medicamentos sedantes no permiten detener el ataque de la hipercinesia, entonces se recetan los corticosteroides. También se utilizan antihistamínicos.

Pronóstico y prevención de la corea pequeña.

La corea pequeña no representa una amenaza particular para la vida del paciente (la muerte por anomalías cardíacas en un contexto de corea pequeña constituye solo el 1-2% del número total de personas que padecen esta patología) y con un tratamiento y atención de calidad puede retirarse o pasar a una etapa de remisión prolongada. Pero incluso después de la recuperación completa, las recaídas a corto plazo de la corea menor son posibles en el contexto del desarrollo del embarazo, la exacerbación de los procesos infecciosos virales, especialmente la naturaleza estreptocócica (estreptococo grupo A).

La terapia antibiótica oportuna y adecuada en pacientes con reumatismo y otras infecciones estreptocócicas es una medida profiláctica inespecífica para el desarrollo de una pequeña corea. La detección temprana y el tratamiento de las manifestaciones reumatoideas reducen significativamente la frecuencia de la corea pequeña en niños de 6 a 15 años de edad.

Causas y características de los fallos.

Por primera vez, los síntomas de la enfermedad fueron descritos en 1686 por un médico inglés, Thomas Sidengam. Fue él quien reveló que los niños de cinco a quince años de edad son susceptibles al desarrollo de una corea menor, y la incidencia entre las niñas es algo más común que entre los niños. Esto se debe a las características hormonales del cuerpo femenino.

Las lesiones del SNC con trochee pequeño se localizan en la región de la corteza cerebral. Pero después del descubrimiento de los fármacos antibacterianos, corea Sydengam representa solo el diez por ciento de todas las patologías neurológicas en niños.

Como ya se mencionó, los síntomas de la enfermedad a menudo se manifiestan en las niñas y el pico de la incidencia, en otoño e invierno.

La duración de la enfermedad es de tres a cuatro meses. En algunos casos, después de una ausencia prolongada de síntomas, pueden aparecer exacerbaciones, con mayor frecuencia durante el embarazo.

La enfermedad generalmente no es fatal, sin embargo, los cambios patológicos en el reumatismo que ocurren en el sistema cardiovascular aún pueden causar un resultado fatal.

En cuanto a las causas del desarrollo del trastorno, la infección transferida del estreptococo beta hemolítico del grupo A es la principal, de la cual, además de la naturaleza neurológica, la enfermedad también es infecciosa.

Este tipo de estreptococos en la mayoría de los casos afecta el VDP (tracto respiratorio superior). Es suficiente contraer angina y amigdalitis y el niño cae automáticamente en el grupo de riesgo. Con el desarrollo de tales enfermedades, el cuerpo del niño comienza a luchar activamente contra el patógeno y produce anticuerpos contra él.

Con bastante frecuencia, se pueden producir anticuerpos en los ganglios basales del cerebro. Respuesta cruzada autoinmune: este es el nombre que recibe este fenómeno. Los anticuerpos comienzan a atacar las células nerviosas de los ganglios y, como resultado, aparece una reacción inflamatoria que se manifiesta como hipercinesia.

Esto no siempre sucede, de lo contrario, cada segundo niño habría tenido un poco de corea. Se cree que la enfermedad puede desarrollarse debido a:

  • La presencia de enfermedad reumática.
  • predisposición genética
  • interrupciones en el funcionamiento del sistema endocrino,
  • Procesos infecciosos crónicos de VDP,
  • caries oportunas no tratadas,
  • disminuir la inmunidad
  • mayor emotividad
  • el uso de ciertas drogas, por ejemplo, náuseas,
  • insuficiencia crónica del suministro de sangre al cerebro,
  • La presencia de parálisis cerebral - parálisis cerebral.

Variedades de corea reumática.

Además de la versión clásica de la corea pequeña, también hay un flujo atípico. Existen los siguientes tipos de patología:

  • borrado (lento, oligosintomático),
  • paralítico
  • pseudo-histérica.

El curso de la enfermedad puede ser oculto, subagudo, agudo y recurrente.

Manifestaciones clinicas

Los síntomas generales de la enfermedad son bastante brillantes. La dolencia puede manifestarse de manera diferente en cada caso. Los principales síntomas de la enfermedad de la corea menor incluyen hipercinesia (movimientos involuntarios).

Se observa la aparición de contracciones musculares caóticas, que ocurren al azar y que el niño no puede controlar.

Al inicio de la enfermedad, la hipercinesia es apenas perceptible. Las muecas, la torpeza de las manos, la inestabilidad de la marcha no son percibidas por los padres como una razón para pedir la ayuda de un especialista.

Con el tiempo, la hipercinesia se hace más visible. Surgen, por regla general, con entusiasmo. Si ignoras las manifestaciones de la violación, los trastornos del movimiento son complicados. Se vuelven pronunciados hasta la tormenta coreica, el inicio de la ocurrencia de movimientos incontrolados en todo el cuerpo.

¿A qué merece la pena prestar atención?

Escritura a mano de un niño con diagnóstico de corea menor.

Hay una serie de síntomas que deberían ser alarmantes. Las manifestaciones iniciales de la enfermedad son percibidas por muchos padres como muecas banales. Pero la detección oportuna de la patología es la base de una terapia exitosa. Las principales señales de advertencia de un trochee pequeño incluyen:

  1. Movimientos torpes a la hora de dibujar o escribir.. El niño no puede sostener el lápiz; si escribe, solo se obtienen letras desproporcionadas y torpes.
  2. Muecas frecuentes incontroladas.
  3. Inquietud. Un bebé no puede sentarse en un lugar, se rasca constantemente y se contrae con diferentes partes de su cuerpo.
  4. Gritos involuntarios de varios sonidos. (debido a la contracción involuntaria de los músculos de la laringe).
  5. Confusión en el habla borrosa. En algunos casos, la hipercinesia de la lengua provoca la aparición de mutismo coreico (falta de habla completa).

Además, la enfermedad se caracteriza por:

  • tono muscular reducido,
  • trastornos psicoemocionales (Ansiedad, mal humor, sensibilidad, lágrimas).

Hay varias manifestaciones neurológicas que son características solo de esta enfermedad, que, cuando se examina, el neurólogo prestará atención a:

  1. Síntoma "hombros flácidos" - Al levantar al pequeño paciente por las axilas, la cabeza se hundirá en los hombros, como si se hundiera en ellos.
  2. Síndrome pronador. Si le pide a su hijo que levante los brazos y se doble ligeramente (de modo que las palmas de las manos se giren hacia la cabeza) en un niño enfermo, todavía girará hacia afuera.
  3. "El lenguaje del camaleón". - El niño no puede mantener la lengua fuera de su boca con los ojos cerrados.
  4. Sindrome de gordon - al revisar el reflejo de la articulación de la rodilla, la parte inferior de la pierna del paciente se endurecerá en la posición de extensión durante tres a cinco segundos, y luego regresará lentamente a su lugar.

En casi todos los casos, la patología se caracteriza por trastornos vegetativos: cianosis de pies y manos, enfriamiento de las extremidades, color mármol de la piel, pulso irregular y tendencia a la presión arterial baja.

Además, un tercio de los niños que han tenido la enfermedad pueden desarrollar posteriormente un defecto cardíaco.

Enfoque diagnostico

Además del examen físico, la recolección de anamnesis y la toma de muestras de sangre, se programan los siguientes:

  • electromiografía
  • tomografía computarizada
  • electroencefalografía,
  • resonancia magnética.

Todo esto contribuirá a la identificación de focos patológicos en el cerebro, evaluación de la función muscular, identificación de marcadores de infección estreptocócica y proteína C reactiva.

Terapia: objetivos, métodos.

La base del tratamiento es la lucha contra la infección, a saber, el grupo A de estreptococos hemolíticos. En este caso, se prescribe el uso de antibióticos de penicilina y cefalosporina.

Para reducir el proceso inflamatorio en los riñones, se recetan medicamentos antiinflamatorios del grupo NVPS.

Dado que la enfermedad se caracteriza por trastornos psicoemocionales, es obligatorio prescribir sedantes y tranquilizantes. Si es necesario, utilizar neurolépticos. A menudo se prescriben medicamentos para mejorar el funcionamiento del cerebro, así como las vitaminas del grupo B.

En el período agudo, el reposo en cama recomendado. En este momento, es importante crear las condiciones adecuadas, con o sin una exposición mínima al estímulo, esto también se aplica a la luz y al sonido. La nutrición del niño debe ser equilibrada y fortificada.

¿Cuál es el pronóstico?

Con tratamiento oportuno, el pronóstico es positivo, la enfermedad termina con la recuperación. Sin embargo, no se excluye la aparición de recaída. Las exacerbaciones de la enfermedad pueden deberse a angina recurrente o al proceso reumático.

Después de una enfermedad durante un período bastante largo, la astenia puede persistir. Las principales complicaciones de la patología incluyen enfermedad cardíaca, insuficiencia aórtica, estenosis mitral.

La enfermedad no es mortal y con un tratamiento adecuado no representa una amenaza para la vida del paciente. El resultado fatal es posible en caso de una falla grave en el funcionamiento del sistema cardiovascular, incompatible con la vida.

Medidas preventivas

Para prevenir el desarrollo de patología, se recomienda tratar de manera rápida y correcta la infección estreptocócica y el reumatismo.

Además, es necesario cuidar el desarrollo físico adecuado del niño, la nutrición, la terapia antirreincidencia, el fortalecimiento del sistema inmunológico y la liberación de focos crónicos de infección.

Otros síntomas de la corea menor.

  1. Disminución del tono muscular. Más a menudo, bajar el tono corresponde a la localización de la hipercinesia. Pero existen tales formas de corea pequeña, cuando casi no hay signos de hipercinesia, y el tono muscular se reduce para que el niño quede casi inmovilizado.
  2. Alteraciones de un estado psicoemocional. A menudo, este síntoma es el primer signo alarmante de la enfermedad, pero estas manifestaciones se asocian con una corea menor solo después de la manifestación de hipercinesia. El niño se comporta de manera inadecuada, a menudo llora y es caprichoso, hay frecuentes olvidos y falta de concentración. En algunos casos, por el contrario, el niño manifiesta apatía hacia el mundo, se vuelve letárgico.

Cuando se refiere a un neurólogo, el médico puede identificar varios síntomas más durante el examen y las pruebas del niño:

  1. El fenómeno de gordon. Al revisar el tirón de la rodilla, la pierna se congela durante unos segundos en una posición sin doblar (hipercinesia del músculo femoral).
  2. "Síntoma de hombros flácidos": cuando un niño enfermo es levantado por las axilas, su cabeza está fuertemente enterrada en los hombros.
  3. "El lenguaje de un camaleón": un niño no puede mantener la lengua colgada si sus ojos están cerrados.
  4. "Cepillo coreico": cuando se extienden los brazos, surge un arreglo especial de cepillos.

Causas

Hasta la fecha, la cuestión de la naturaleza de esta enfermedad todavía está abierta. Sin embargo, la mayoría de los médicos se inclinan a creer que la causa de esta patología es una infección estreptocócica.

Esta infección generalmente penetra gotitas en el aire en el tracto respiratorio superior, y es esto lo que, en condiciones favorables, causa una enfermedad de la garganta tan conocida como la angina.

Tratando de vencer la enfermedad, el cuerpo del niño produce intensamente anticuerpos contra el estreptococo.

En algunos casos, por razones que no se comprenden completamente, junto con este último, se producen anticuerpos contra los ganglios cerebrales (las partes internas de los hemisferios cerebrales inmediatamente debajo de la corteza).

Además, comienza el conflicto entre estos anticuerpos y los ganglios.

Causa una reacción inflamatoria debajo de la corteza cerebral, lo que resulta en hipercinesia.

Sucede que la causa de la corea en un niño es una disfunción congénita de los núcleos basales (ganglios) del cerebro, transmitida por herencia.

Los síntomas clínicos de la corea menor se hacen notorios dentro de las 3-4 semanas posteriores a sufrir un dolor de garganta.

Los primeros signos son desórdenes mentales: el niño se vuelve distraído, no recolectado y caprichoso.

Los movimientos se hacen torpes, torpes, todo se cae de sus manos. El rendimiento de los escolares cae, los cuadernos que antes estaban limpios se vuelven sucios y descuidados.

Aparecen los principales signos de corea menor: falta de coordinación de los movimientos, tics caóticos involuntarios de las extremidades o partes de la cara (hipercinesia). Las contracciones musculares no controladas pueden cubrir la lengua, los labios, la laringe, el diafragma o incluso todo el cuerpo.

Al inicio de la enfermedad, la hipercinesia es apenas perceptible, a menudo sus padres no los notan o no les dan importancia. Las contracciones involuntarias de los músculos faciales pueden confundirse con hacer muecas o autoindulgencia. La contracción se ve agravada por la tensión nerviosa o la agitación, por ejemplo, cuando se llama a un niño a la pizarra para que responda.

Con el desarrollo de la enfermedad, la hipercinesia se hace cada vez más notable y pronunciada; en una situación estresante fuerte, el cuerpo de un niño enfermo puede verse afectado por las llamadas "tormentas coreicas", en las que se producen contracciones musculares involuntarias en todas las extremidades y en la cara. A veces, los movimientos violentos, o, por el contrario, la debilidad muscular, se desarrollan solo en un lado del cuerpo. De manera característica, en un sueño, no se producen sacudidas involuntarias, pero un niño enfermo generalmente se duerme con dificultad.

Por lo tanto, los signos de la enfermedad corea pequeña:

  • la reciente aparición de muecas, muecas, protuberancia de la lengua,
  • comportamiento extraño (lágrimas, olvidos, a veces una completa indiferencia hacia el mundo exterior),
  • distraída, con una mirada rápida, la incapacidad de concentrarse en una cosa,
  • la incapacidad de estar a salvo en la misma posición (por ejemplo, en una lección en la escuela),
  • dificultades para escribir y dibujar (el niño no puede sostener un bolígrafo o un lápiz, no puede dibujar una línea recta, mancha cuadernos),
  • Dificultad para comer, caminar, vestirse, lavarse,
  • reducción del tono muscular: en algunas formas de la enfermedad, la hipercinesia es casi imperceptible, pero los músculos son tan débiles que el niño enfermo se vuelve casi inamovible.
  • con la propagación de la hipercinesia en la lengua y la laringe, son posibles los gritos incontrolables,
  • El habla previamente clara y clara del niño se vuelve confusa, confusa y, a veces, con una hipercinesia severa de la laringe y la lengua, el habla puede desaparecer por completo.

Loading...