El embarazo

Características del curso y tratamiento del herpes durante el embarazo.

Pin
Send
Share
Send
Send


La detección de cambios negativos en la apariencia siempre es alarmante, y especialmente durante el embarazo. Durante el período de la maternidad, el riesgo de desarrollar nuevos procesos inflamatorios o la exacerbación de los existentes aumenta.

Uno de estos problemas es el herpes en los labios.

Las futuras madres de tales sorpresas inesperadas están preocupadas, y con razón.

Sin embargo, el herpes en los labios y el grado de su impacto negativo en la madre y el feto es diferente, dependiendo de su apariencia primaria o secundaria y el momento del embarazo.

Los primeros síntomas del herpes en los labios.

Herpes erupción en los labios no aparece inmediatamente después de la infección, el período de incubación Puede durar de 3 a 9 días..

La enfermedad se caracteriza por síntomas como dolor de cabeza, náuseas, dolores musculares y fiebre.

El desarrollo del herpes ocurre gradualmente:

  • Hay picazón en el área de la boca, el bienestar general se deteriora,
  • La hinchazón de los labios ocurre progresivamente y aparecen burbujas llenas de líquido.
  • en casos raros, la temperatura sube,
  • Las ampollas revientan y las llagas se asientan en su lugar.
  • Las costras se forman en las áreas afectadas, la piel se vuelve dolorosa, a menudo se agrieta y sangra.

Herpes durante el embarazo en el 1er trimestre.

No importa lo extraño y desagradable que pueda parecer, pero la infección inicial con herpes puede afectar negativamente el desarrollo del niño en el útero.

Especialmente un gran peligro en el primer trimestre, cuando se colocan los órganos principales y los sistemas corporales del futuro bebé.

Si la futura madre no ha sufrido herpes previamente, entonces la activación del virus por primera vez al comienzo del embarazo está plagada de aborto involuntario o la aparición de malformaciones fetales, como, por ejemplo, una violación de los huesos craneales.

En el caso de la recurrencia de herpes en los labios, el peligro no es tan grande, pero la enfermedad sigue siendo requiere tratamiento inmediato. Según las estadísticas, aproximadamente el 90% de las personas son portadoras del virus del herpes en sus cuerpos, y la enfermedad no puede manifestarse de ninguna manera durante muchos años. Y durante el embarazo, es probable que el virus "latente" se active en forma de ampollas y costras cerca de los labios.

Cuéntanos cómo llevar a un médico en el embarazo. Excelente remedio para el tratamiento de la tos y la rinitis.

Discutimos el efecto de las velas terzhinan aquí, aprende a tomar.

Aquí aprenderás sobre el clotrimazor de las velas, ¿cómo actúas sobre el cuerpo?

Herpes durante el embarazo en el 2º y 3º trimestre.

El riesgo de efectos negativos en el feto, de nuevo, depende de si la futura madre está enferma con herpes por primera vez o de nuevo. Durante la infección inicial durante un período de más de 12 semanas, la probabilidad de anomalías en el desarrollo del feto es significativamente menor que en la etapa inicial del embarazo.

En algunos casos, el herpes en los labios. Provoca un retraso en el desarrollo fetal. y parto prematuro.

Mujeres que previamente tenían herpes en los labios, reaparición del virusA partir del 2do trimestre del embarazo, no da miedo.

El hecho es que, en este caso, el niño se transmite de los anticuerpos de la madre que protegen contra la enfermedad y forman inmunidad contra este tipo de virus.

Pero por supuesto no ignore la enfermedad y déjalo ir. Bajo estas condiciones, el tratamiento también es necesario.

El herpes en los labios no es tiene propiedades heredadas, e incluso su enfermedad durante el embarazo no afecta la predisposición a la enfermedad del bebé en su vida posterior.

Tratamiento del herpes durante el embarazo.

Una condición importante para minimizar el riesgo para el feto en caso de enfermedad de herpes durante el embarazo es tomar medidas para deshacerse de la enfermedad tan pronto como sea posible.

Primero debe asegurarse de que no haya enfermedades catarrales para evitar complicaciones en el futuro. El tratamiento del herpes en los labios de las mujeres embarazadas no se limita al uso de agentes terapéuticos, sino que tiene una amplia gama de medidas para combatir con éxito la enfermedad.

El uso de ungüentos. Para eliminar las manifestaciones externas del herpes completamente inofensivo para una mujer embarazada y su bebé.

Los medios no penetran en el torrente sanguíneo, tienen solo efectos locales y suavizan la piel afectada.

El ungüento debe ser cauteloso aplicar 4-5 veces al día.

Remedios populares Recomendado por muchos doctores para eliminar el herpes. Por lo tanto, la erupción cerca de los labios se puede lubricar con Corvalol o pasta de dientes normal con ingredientes a base de hierbas. Para el mismo propósito, petrolato adecuado o aceite vegetal regular.

Sera util uso de crema de bebé y lápiz labial medicinal especial con extracto de árbol de té o con la adición de varios aceites naturales.

Con fuertes erupciones, los expertos a veces prescriben moxibustión utilizando la solución Interferón y vitamina E: garantiza la curación más rápida de la piel. Si la enfermedad ha contribuido a reducir la inmunidad, entonces puede prescribir un curso de medicamentos inmunoestimulantes inofensivos para evitar la recurrencia de la enfermedad.

Además del uso de medicamentos y la implementación de procedimientos para eliminar el herpes en los labios, las mujeres en la posición también deben cumplir con las siguientes reglas:

  • Durante el curso del tratamiento debe ser especialmente cuidadoso para controlar su dieta. El uso de productos con una composición equilibrada mejora la resistencia del cuerpo a las infecciones virales.
  • Beba suficiente líquido (si no hay inflamación y mal funcionamiento de los riñones), preferiblemente con predominio de la vitamina C: la decocción de la rosa mosqueta, el té con limón, etc.
  • Es escrupuloso seguir las reglas de higiene, en particular, nunca tocar las erupciones en los labios sin un tratamiento previo de las manos con jabón y antiséptico.
  • No importa lo triste que sea, pero evita completamente besar.

Prevención del herpes en los labios.

Con el fin de minimizar la probabilidad de herpes en los labios durante el embarazo, se deben tomar medidas para fortalecer el sistema inmunológico durante varios meses, tratar de eliminar los malos hábitos y realizar un examen exhaustivo del cuerpo.

Aprendemos lo que puede ser peligrosa la diabetes gestacional durante el embarazo para un bebé por nacer.

Discutimos la prueba de sangre para la coagulación: http://mamavika.com/beremennost/zdorove/koagulogramma-pri-beremennosti.html, descifran los resultados de forma independiente.

Un acto prudente también será evaluar el herpes tipo 1 (este es el herpes en los labios) para determinar si está presente en el cuerpo y qué se puede esperar durante el embarazo.

Con un funcionamiento insuficientemente eficaz del sistema inmunológico, en realidad estará ebrio. Curso de medicamentos para la inmunidad.Eso ayudará a evitar la infección o la manifestación del virus durante un embarazo tan esperado.

Deja tu opinion

Su correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

  • Un aumento de los ganglios linfáticos inguinales.
  • Síntomas de resfriado (escalofríos, fiebre, debilidad, dolor de cabeza y dolor muscular).

Las primeras manifestaciones del herpes genital son enrojecimiento de la piel, sensación de ardor en la zona afectada. A los 3-7 días comienza el período de erupción burbujeante. Pueden aparecer pequeñas burbujas en la superficie de los órganos genitales externos, en la vagina, en el cuello uterino y en la uretra. El día 5, se revientan y, en su lugar, se forman úlceras erosivas y dolorosas, que desaparecen después de 1-2 semanas.

En promedio, la forma aguda dura 10 días. La tasa de recurrencia puede variar desde 1 vez por mes, hasta 1-2 veces por año. Todo depende del estado de inmunidad.

Métodos de diagnóstico del herpes durante el embarazo.

Es posible identificar el herpes primario durante el embarazo usando síntomas característicos y pruebas de laboratorio:

  • análisis de sangre para detectar anticuerpos
  • microscopía de inmunofluorescencia, PCR (pruebas rápidas),
  • Estudio citomorfológico sobre Wright (con tinción).

Recurrencia del herpes durante el embarazo.

El herpes recurrente en mujeres embarazadas causa la menor preocupación. Si una mujer ya ha tenido recaídas antes del embarazo, la protección confiable del feto será proporcionada por los anticuerpos que bloquean la acción del VHS. El riesgo de infección de un recién nacido de una madre que sufre de herpes recurrente es solo del 1%.

Para que el herpes durante el embarazo no traiga problemas futuros de la madre y el bebé, se deben tomar una serie de medidas. Durante la planificación del embarazo, es necesario eliminar los focos de infección crónica (gastritis, sinusitis, dolor de dientes), deshacerse de los malos hábitos y someterse a una terapia de fortalecimiento general. Se requiere el análisis de inmunoglobulinas Ig G e Ig M.

Las medidas preventivas también incluyen tomar aciclovir o valaciclovir en combinación con complejos vitamínicos.

Realización de embarazo, ajustado por herpes.

El herpes durante el embarazo requiere una monitorización dinámica. El examen de ultrasonido se realiza 3 veces:

  • por un período de 10 a 14 semanas (grosor estimado del área del cuello),
  • en la semana 20-24 (identificación de marcadores ecográficos de patologías cromosómicas),
  • a las 32-34 semana (identificación de patologías de manifestaciones tardías).

Los signos de infección intrauterina pueden estar indicados por signos tales como materia suspendida en el líquido amniótico, altos niveles de deficiencia de agua, síndrome de placenta gruesa y quistes cerebrales. Para resultados sospechosos, se lleva a cabo un examen en profundidad adicional. De 16 a 30 semanas, se toma sangre para AFP y hCG. Las pruebas de anticuerpos se realizan 4 veces: en cada uno de los trimestres y en la víspera del nacimiento.

Los métodos de diagnóstico más confiables hoy en día se consideran investigación virológica y genodiagnostika. El análisis virológico consiste en colocar el contenido de las burbujas en embriones de pollo o en medios nutritivos especiales que estimulan la reproducción del virus.

Cuando los genodiagnósticos (la mayoría de las veces PCR) revelaron la presencia del ADN del virus en las secreciones de una mujer embarazada. La ventaja de la reacción en cadena de la polimerasa es una sensibilidad del 100% y la capacidad de distinguir el virus del herpes simple de otros virus. Como métodos adicionales, se utilizan las reacciones de inmunofluorescencia (REEF) y el ensayo inmunoabsorbente ligado a enzimas (ELISA).

Las reacciones de ELISA pueden ser de 2 tipos: cualitativas y cuantitativas. Los cualitativos permiten detectar no solo la presencia / ausencia de anticuerpos Ig G e Ig M en la sangre, sino también determinar el tipo de virus que causó la enfermedad (HSV-1 o HSV-2). Además, utilizando este análisis, es posible determinar si ha habido recaídas antes.

Las reacciones cuantitativas determinan los títulos de anticuerpos, lo que le permite al médico evaluar el estado inmunitario general del paciente. Es posible realizar pruebas tanto antes del tratamiento como durante la administración de medicamentos antivirales: la terapia con medicamentos no tiene ningún efecto sobre los resultados de la prueba.

Entre otras cosas, se realiza un examen clínico del canal de parto y la vulva para detectar focos herpéticos latentes. Dos semanas antes del parto, las mujeres del grupo de riesgo son hospitalizadas para recolectar el contenido del canal cervical.

El parto después de la manifestación del herpes.

Si durante el parto, la enfermedad estaba en remisión y no se manifestó, entonces puede dar a luz en el departamento de observación de cualquier hospital. Si ha habido recaídas, se recomienda contactar a una clínica especializada donde se realizará una observación especial para la mujer y el recién nacido.

En cuanto al método de administración, cuando se encuentra un virus del herpes simple en un frotis, hay dos:

  • parto natural, con tratamiento antiséptico del canal de parto (polividona yodada, vocaline, betadina),
  • cesárea.

Por otra parte, se debe decir sobre el tratamiento de los recién nacidos infectados con herpes de la madre.

Terapia de recién nacidos en infección por herpes.

En la mayoría de los casos, el herpes en los recién nacidos se debe al desarrollo del herpes genital en una madre en el tercer trimestre del embarazo. La infección puede ocurrir:

  • Durante la gestación, a través de la placenta (transplacental),
  • durante el parto - al pasar por un canal de parto infectado,
  • Después del parto (a través de la leche materna).

Los signos de infección se hacen evidentes 2 semanas después del parto. En la piel, las membranas mucosas, la conjuntiva de los ojos de los recién nacidos burbujas vesículas, que desaparecen en 10 días. La infección prematura es más severa la encefalitis herpes a menudo se desarrolla. Los siguientes síntomas son indicativos de daño cerebral:

  • fiebre
  • síndrome convulsivo
  • dificultad para respirar

Alrededor del 80% de los bebés prematuros con manifestaciones de infección por herpes en ausencia de atención médica mueren. La implementación oportuna de medidas terapéuticas puede salvar la vida del 50% de los recién nacidos enfermos. Se les asigna aciclovir a una tasa de 50 mg / kg de peso corporal. La duración del tratamiento es de al menos 3 semanas. Con la derrota de la conjuntiva del ojo, se aplica la pomada de idoxridina.

Los antibióticos se utilizan para suprimir la flora patógena, los inmunoestimulantes (Pentaglobin, Tsitotek) se utilizan para aumentar las reacciones de defensa del cuerpo, Actovegin, Instenon se utilizan para mejorar la circulación cerebral.

Herpes durante el embarazo - no es una frase. Muchas mujeres que padecen esta enfermedad cuidan de forma segura el período prescrito y dan a luz niños sanos. No deje el problema sin atención, no demore la visita al médico y siga todas las recomendaciones.

Esperamos que nuestro sitio le haya ayudado a encontrar respuestas a sus preguntas. Sin embargo, si esto no fuera suficiente, asegúrese de obtener una consulta gratuita sobre la selección de un médico que lo ayude en su situación:

Herpes en el segundo trimestre del embarazo.

Para el desarrollo normal del feto, una mujer embarazada no solo debe comer bien y seguir el régimen diario, sino también cuidar su propia salud. Cuando una madre contrae una infección, el virus puede ingresar al torrente sanguíneo y afectar negativamente el desarrollo del embrión, por lo que tantas ansiedades causan herpes en el segundo trimestre del embarazo.

Toda mujer sabe que a principios del cuarto mes ya casi todos los órganos del bebé están formados y comienzan a cumplir sus funciones, por lo que temen que una infección herpética no dañe su trabajo. Si tiene una erupción en los labios o genitales, se siente fiebre u hormigueo en la piel, debe visitar a un médico y obtener consejos, y si es necesario, realizar pruebas. Quizás estos son los primeros signos del herpes.

Herpes primario en el 2º trimestre.

El primer encuentro con el virus del herpes en el segundo trimestre no solo es desagradable, sino también peligroso. Si una mujer embarazada no tenía una enfermedad antes, entonces no acumuló una cantidad suficiente de anticuerpos contra este virus en el cuerpo. Su aparición en el cuerpo puede afectar negativamente el desarrollo del feto, que ya se asemeja a un hombrecito. En este momento, hay una formación activa en el embrión del sistema nervioso, tejido óseo, órganos reproductivos. Si el herpes primario en el segundo trimestre llega al feto, no permite que los órganos y sistemas se formen correctamente, lo que puede implicar el desarrollo de patologías.

Recurrencia de la infección por herpes en 4-6 meses de embarazo

Si una mujer ha tenido previamente una erupción en forma de vesículas en los labios, esto indica que el herpes en el segundo trimestre del embarazo ha empeorado. Esta condición se llama recaída. No causa alarma a los médicos en absoluto, porque tal infección no llega al feto. Una mujer en posición tiene anticuerpos contra un virus que ha estado viviendo en su cuerpo durante algún tiempo. Estos anticuerpos específicos se han transmitido al niño, por lo que no hay razón para preocuparse demasiado de que el feto se infecte de forma intrauterina y sufra. Incluso si el médico excluye tales riesgos, es necesario curar la infección para eliminar sus signos.

Desde el final del segundo trimestre del embarazo, una mujer ya se estará preparando para el parto, por lo que debe tener mucho cuidado con cualquier contacto sexual con su pareja. Si es portador del virus del herpes, es mejor usar un condón para la intimidad, a fin de no recompensarse a sí mismo y al bebé tan esperado con una infección.

Herpes en 1 trimestre de embarazo

Si la infección con el virus del herpes primario ocurrió durante el embarazo, la infección puede atravesar la placenta directamente hacia el cuerpo del bebé. El desarrollo de esta enfermedad en el primer trimestre aumenta significativamente el riesgo de aborto espontáneo. Sin embargo, si el feto aún persiste, es posible que más tarde se desarrollen en el niño defectos graves, como daños en el sistema nervioso, defectos del tejido cerebral, audición, visión y diversas anomalías físicas. Para proteger al niño de tales patologías, los médicos intentan neutralizar oportunamente el virus con medicamentos especiales. Y para prevenir la infección del bebé durante el parto, como regla general, se realiza una cesárea.

Herpes en el 2do trimestre del embarazo.

Las mujeres embarazadas que se han registrado en la clínica prenatal regularmente toman un frotis del tracto genital para detectar el virus del herpes. Además, se les asigna un análisis de sangre para detectar la presencia de inmunoglobulinas y un examen de ultrasonido. Симптомами внутриутробного инфицирования плода по результатам УЗИ могут быть взвеси в околоплодных водах, утолщение плаценты, а также наличие водянистых кист в головном мозге ребенка.

Todos los síntomas sospechosos requieren un examen a fondo de la futura madre, y cuando se detecta un virus, el tratamiento debe llevarse a cabo en ambas parejas sexuales. Durante este período, es necesario abstenerse de la actividad sexual, ya que la infección herpética primaria en el segundo trimestre del embarazo puede provocar un desarrollo anormal del feto, que a menudo es incompatible con la vida.

Herpes en el 3er trimestre del embarazo.

Las complicaciones más frecuentes del herpes en mujeres embarazadas son la amenaza de aborto involuntario y parto prematuro. Además, se puede diagnosticar el embarazo no en desarrollo, el retraso del crecimiento intrauterino, así como la ruptura prematura del líquido amniótico. Cabe señalar que el herpes tardío representa una amenaza no solo para el bebé, sino también para su madre, ya que el proceso patológico puede causar inflamación viral, a la que a menudo se une una infección bacteriana. Todo esto como resultado conducirá a una inflamación purulenta, que terminará con la aparición de adherencias y esterilidad incurable.

La infección con herpes después de las 36 semanas de gestación aumenta el riesgo de desarrollar trastornos de los nervios fetales, así como enfermedades del bazo, el hígado y la piel. Incluso a pesar del tratamiento posparto, la mayoría de los bebés mueren o quedan discapacitados para siempre.

Herpes genital durante el embarazo

El herpes vaginal generalmente ocurre dentro de un par de semanas desde el momento de la infección. Una mujer puede experimentar síntomas como picazón y ardor en el área genital, así como la aparición de ampollas dolorosas en los genitales. Cuando se detecta una enfermedad, debe evitarse el embarazo hasta que complete el tratamiento completo y mejore su salud.

Genital herpes durante el embarazo Puede amenazar seriamente al feto, cuya infección es posible en el momento del paso a través del canal de parto, por lo tanto, con la forma activa de la enfermedad, la mujer necesita una cesárea. Además, el niño puede infectarse dentro del cuerpo de la madre, pero esto es muy raro. Cuide su salud con anticipación, ya que el herpes vaginal puede provocar trastornos tan graves en el cuerpo de su bebé, como convulsiones, retraso mental, defectos del desarrollo, sepsis y meningitis neonatal.

¿Qué es una infección por herpes?

Aproximadamente el 90% de la población mundial tiene un virus de herpes simple. Una persona puede ser portadora y ni siquiera sospechar la presencia de una infección en su cuerpo. Esto contribuye a la función protectora bien establecida del sistema inmunológico, que suprime el desarrollo de la infección. Las manifestaciones del herpes aparecen en el momento de la exposición a factores de estrés en el cuerpo: exacerbación de una enfermedad crónica, deficiencia de vitaminas, sentimientos fuertes, etc.

Como saben, para asegurarse de que el herpes se haya ido de una vez por todas, es imposible. Sin embargo, hay varios métodos efectivos que pueden mantener la infección en un estado latente.

El embarazo es un proceso muy difícil en el cuerpo de una mujer, acompañado por cambios hormonales brillantes y un fuerte estrés. En el contexto del embarazo, las consecuencias del herpes pueden afectar la salud del bebé y, por lo tanto, debe conocerlas.

Características de la infección por herpes en mujeres embarazadas.

Cuando una mujer está "en posición", su sistema inmunológico debilita su función protectora. Esto sucede porque el organismo de la futura madre percibe al feto como algo extraño. Para evitar el rechazo del embrión, la inmunidad de la mujer se ve obligada a "debilitarse" durante el embarazo para que pueda tener el bebé.

Justamente este periodo es muy favorable para la manifestación del herpes. Y la niña antes del embarazo ni siquiera podía sospechar del portador del virus. El síntoma principal del desarrollo de la enfermedad es la aparición de erupciones en el área de los labios, nariz, en la cara en general, en los labios genitales.

Es muy importante determinar qué tipo de virus del herpes durante el embarazo progresa en el cuerpo de la futura madre. Si este es un tipo simple de virus, no hay casi nada de qué preocuparse.

Pero si a una mujer se le diagnostica herpes vaginal durante el embarazo, existe un riesgo de infección del feto y de un desarrollo deficiente.

El efecto del herpes en el feto.

La probabilidad de infección prenatal del feto es pequeña si la mujer embarazada había tenido previamente manifestaciones de herpes. En este caso, la probabilidad de infectar a un bebé varía de 5 a 7% de los casos, ya que los anticuerpos maternos protegen al feto. Mucho peor, si la enfermedad aparece por primera vez durante el embarazo: el embrión se infecta en la mitad de los casos.

El virus del herpes en mujeres embarazadas puede penetrar el embrión a través de la placenta. Si esto ocurre en el período inicial de su desarrollo, existe un gran riesgo de aborto involuntario. Pero incluso si esto no ocurre, la enfermedad puede afectar negativamente la salud del bebé en el futuro: desviaciones en el desarrollo mental y físico, subdesarrollo del cerebro, etc. Es por esto que el virus es peligroso en las primeras etapas de la gestación. A menudo, el hecho de la infección en el primer trimestre proporciona indicaciones para el aborto. 2 trimestres también es peligroso en este sentido.

Salvar al niño vale cuando su infección ocurrió en el tercer trimestre. Pero en casos raros, si la infección con herpes cae en el tercer trimestre de la gestación, el bebé puede nacer muerto o con trastornos significativos en el sistema nervioso central.

¿Qué es el herpes genital peligroso en mujeres embarazadas?

La forma genital de la infección generalmente se transmite como resultado de relaciones sexuales sin protección. Con menos frecuencia, la infección se produce en los hogares, a través de artículos de higiene general y toallas. El herpes vaginal durante el embarazo es peligroso, ya que puede transmitirse en el proceso del parto de madre a hijo.

A menudo, el herpes genital durante el embarazo se desarrolla en combinación con otras enfermedades de transmisión sexual. Estos incluyen micoplasmosis, clamidia, tricomoniasis, gonorrea, sífilis. Por lo tanto, si se encuentran signos de una infección herpética vaginal en una niña embarazada, también se debe realizar una prueba de detección de otras enfermedades sexuales.

2 trimestre

En algunos casos, el herpes genital afecta el embarazo y el desarrollo del feto es muy perjudicial. Por ejemplo, el herpes en el segundo trimestre puede llevar a las siguientes consecuencias negativas:

  • aborto involuntario
  • un trastorno en el desarrollo del cerebro fetal (microcefalia),
  • aborto perdido
  • desarrollo anormal del niño,
  • patología del sistema cardiovascular
  • neumonía de naturaleza viral,
  • parto prematuro
  • La muerte de un niño inmediatamente después del nacimiento.
  • desarrollo de la epilepsia,
  • Parálisis cerebral,
  • Alteraciones en la anatomía de los órganos sensoriales (ceguera parcial o total, sordera).

Sin embargo, las tristes consecuencias mencionadas anteriormente del herpes en mujeres embarazadas son raras, y en el caso de que la niña no consulte a un médico a tiempo.

En 3 trimestre

Cuando exacerba una infección genital, por ejemplo, en la semana 35 del embarazo, el médico debe insistir en la cesárea para evitar infectar al bebé.

Algunos médicos, si el paciente tiene herpes vaginal en la semana 35 de embarazo, practican el parto natural. Sin embargo, se prescriben medicamentos especiales a la futura madre. Las sustancias incluidas en su composición pertenecen a la clase de potente, pero su recepción puede causar mucho menos daño al feto en el tercer trimestre en comparación con lo que es el virus peligroso (más información aquí).

¿Cómo es el tratamiento de las mujeres embarazadas para el herpes?

Como se mencionó anteriormente, es imposible curar completamente la infección. Sin embargo, es posible con la ayuda de medios efectivos para superar las manifestaciones agresivas del virus, destruyéndolos en el primer y segundo trimestre del embarazo.

Una mujer que previamente haya notado signos de enfermedad, al quedar embarazada, está obligada a informar a su médico. Lo mismo debe hacerse si la exacerbación del herpes se produce en cualquier trimestre del embarazo. Recuerde que cuanto antes sepa el médico el problema, menos probable es que el bebé se infecte o desarrolle complicaciones.

El tratamiento del herpes durante el embarazo es el uso de herramientas que aumentan la función inmunológica del cuerpo femenino. Tales remedios incluyen preparaciones a base de ginseng, equinácea, eleuterococo. Esto es mejor que tratar el herpes durante el embarazo con medicamentos más agresivos.

Además, se pueden prescribir pomadas tópicas antiherpéticas a pacientes embarazadas. El curso de tratamiento puede ser de 7 a 10 días. Por analogía con el ungüento, el médico puede prescribir una solución terapéutica de interferón o vitamina E, que acelera el proceso de curación.

Cómo protegerse y proteger a su hijo por nacer del herpes

No es un secreto para nadie que cualquier enfermedad debe prevenirse en la medida de lo posible. Esto es especialmente cierto en el caso de una infección por herpes, que en los trimestres primero, segundo y tercero puede dañar al bebé en el útero.

Al planificar un embarazo, una mujer y su pareja (ya que la infección se transmite sexualmente con mucha frecuencia) deben seguir las siguientes medidas:

  • mantener la inmunidad, tomar la cantidad necesaria de vitaminas con la comida, llevar un estilo de vida saludable, hacer el ejercicio físico moderado,
  • olvidarse de todo tipo de malos hábitos para evitar el herpes antes del embarazo,
  • ser examinado para detectar la presencia de infección incluso antes de la concepción planificada para ambos socios

Si una mujer a menudo tiene una recaída de la enfermedad, puede quedar embarazada después de tomar un tratamiento profiláctico de vitaminas e inmunomoduladores. La prevención del herpes antes de la concepción también ofrece un procedimiento especial, durante el cual la sangre del paciente se irradia con un láser especial. En este caso, no se debe esperar que el riesgo de recurrencia haya pasado absolutamente, pero la actividad del virus disminuirá varias veces.

Para evitar que el herpes durante el embarazo dañe la salud del bebé, o que se minimicen sus efectos, la futura madre debe tener mucho cuidado con su cuerpo y consultar a un médico ante los primeros síntomas alarmantes.

¿Es peligroso el herpes?

Los virus del tipo 1 y 2, que son los agentes causantes de las formas genitales y labiales de la enfermedad, pueden causar malformaciones congénitas. Cuando se infecta en el segundo trimestre, es posible el desarrollo de patologías del corazón y del sistema nervioso. La infección primaria contribuye a la muerte fetal y aborto involuntario tardío. Esto es más cierto en el caso del herpes genital, en el que el virus penetra fácilmente en la membrana amniótica y la placenta. La forma labial de la enfermedad es peligrosa en casos raros. Esto se debe a la derrota de solo aquellas células nerviosas que están cerca del sitio de la infección.

Con el herpes labial, el virus se multiplica activamente en las capas superiores de la piel. Después de la desaparición de la erupción, el patógeno se acumula en las células nerviosas, sin causarles mucho daño. Con el herpes, los nervios faciales son atacados en los labios y las partículas virales penetran extremadamente raramente en el útero. Esto significa que esta forma de la enfermedad no interrumpe el curso del embarazo y no es peligrosa para el feto. El herpes labial en uno u otro término preocupa a casi todas las futuras madres.

El riesgo de infección intrauterina del feto aumenta en el caso de la propagación del virus en todo el cuerpo con el desarrollo de una forma generalizada de la enfermedad. En la infección inicial de anticuerpos ausentes, lo que significa que el herpes puede penetrar fácilmente en cualquier tejido. La inmunidad en una mujer sana se forma con la suficiente rapidez, por lo que la infección tiene tiempo para atacar solo pequeños parches de tejidos blandos y fibras nerviosas. En la inmunodeficiencia severa, las malformaciones del desarrollo fetal pueden ser promovidas por la infección primaria y la exacerbación de la forma crónica del herpes. El virus se propaga sin control por todo el cuerpo y no se producen anticuerpos contra él. El curso de la enfermedad con un debilitamiento de las fuerzas protectoras no solo conduce a la muerte fetal intrauterina, sino que también es peligroso para la mujer.

Si no se siguen las reglas de higiene personal, la infección se puede transferir de los labios a los genitales. El herpes genital, peligroso para el feto, se está desarrollando. En presencia de anticuerpos en el cuerpo, el riesgo de autoinfección es mínimo. Si la pareja sexual de una mujer es portadora del virus del herpes tipo 2, se recomienda usar un condón durante la intimidad íntima. El contacto oral-genital debe descartarse por completo.

No menos peligroso es el tratamiento incorrecto de la infección por herpes. Se prohíbe la recepción de algunos medicamentos antivirales durante el embarazo. Esto se debe al hecho de que las sustancias activas pueden causar más daño al feto que el virus en sí. En el segundo trimestre del embarazo, la terapia sintomática debe ser limitada.

El cuadro clínico de la enfermedad.

En el segundo trimestre, los órganos del feto están completamente formados, algunos de ellos comienzan a funcionar completamente. La futura madre debe ser alertada por la aparición de los siguientes síntomas:

  • debilidad general
  • picazón de los labios,
  • inflamación de los ganglios linfáticos
  • letargo y debilidad
  • enrojecimiento de la piel,
  • temperatura alta
  • La formación de úlceras dolorosas y costras oscuras.

Existen varias categorías de pacientes que experimentan infecciones por herpes con más frecuencia que otras. Estas son personas alérgicas, personas con inmunodeficiencia, depresión y sobrevivientes de trauma. En el 15% de los casos, la infección se exacerba de 2 a 8 veces al año. En este caso, se requiere un examen detallado y un tratamiento especial.

Cuando el herpes genital aparece erupción en la región de los labios, pubis y ano. La infección puede afectar las membranas mucosas de la vagina y el cuello uterino. Menos comunes son los síntomas como fiebre, dolor en los músculos y articulaciones y debilidad general. La erupción tiene la apariencia de burbujas, la piel alrededor de la cual se hincha y se enrojece. Su número varía de una a varias docenas. Los elementos individuales pueden fusionarse. Después de unos días, las vesículas se revientan y las erosiones dolorosas permanecen en su lugar. Tras el descenso de la corteza sobre la piel no deja ningún rastro.

El herpes genital en mujeres embarazadas puede ser asintomático, lo que complica significativamente el diagnóstico. Aparecen pequeñas grietas en las membranas mucosas, con posible hinchazón e hiperemia. El virus en el cuerpo se detecta con la ayuda de pruebas especiales.

La infección intrauterina solo es posible con una infección generalizada que se propaga por todo el cuerpo.

Las causas de la enfermedad.

Después del inicio del embarazo, se observa inmunidad fisiológica. Este proceso se llama inmunosupresión y es un mecanismo protector que previene el rechazo del óvulo, genéticamente no similar al cuerpo de la madre. La supresión de la inmunidad aumenta el riesgo de infecciones virales, bacterianas y fúngicas. La infección se produce por contacto con una persona enferma. El virus del primer tipo se transmite por los hogares, el virus del segundo tipo se transmite sexualmente. El riesgo de desarrollar la enfermedad aumenta con los resfriados, la hipotermia, la violación de la integridad de la piel y las membranas mucosas. Un médico experimentado sabe cómo tratar el herpes en el segundo trimestre del embarazo.

Actividades terapeuticas

Basado en los síntomas del paciente, se realiza un diagnóstico. El método de PCR se utiliza para determinar el tipo de agente infeccioso. Con la ayuda de pruebas serológicas detectan anticuerpos contra el virus del herpes. En la infección primaria, se observa un aumento lento en el título de IgG. Con la exacerbación de la infección crónica, esto no ocurre, por lo que el análisis no tiene valor diagnóstico.

En la infección inicial de anticuerpos ausentes, lo que significa que el herpes puede penetrar fácilmente en cualquier tejido. La inmunidad en una mujer sana se forma con la suficiente rapidez, por lo que la infección tiene tiempo para atacar solo pequeños parches de tejidos blandos y fibras nerviosas.

Tanto en el herpes primario como en el recurrente, el tratamiento debe realizarse bajo la supervisión de un médico. Es necesario seguir cuidadosamente las reglas de manejo de las lesiones y la higiene personal. Los medicamentos antivirales en forma de ungüentos y geles tienen un efecto local, sin penetrar en la sangre. Los medicamentos más efectivos se basan en el aciclovir - Fenistil Penzivir, Zovirax. Se aplican en capas gruesas varias veces al día. A medida que el producto se seca, se repite el procedimiento. El curso del tratamiento dura una semana, mientras que la intensidad de la incomodidad debe disminuir. Los agentes antivirales sistémicos deben usarse solo como lo indique un médico.

Para el diagnóstico oportuno del herpes en mujeres embarazadas es necesario pasar el análisis de PCR.

Soluciones antisépticas La clorhexidina y la miramistina destruyen la membrana protectora de una bacteria o virus. Su uso facilita el curso de la enfermedad y previene el desarrollo de recaídas y complicaciones. La erupción ardiente de Zelenko, el alcohol o el yodo no es deseable, ya que esto puede contribuir a la irritación de la piel. El secado excesivo aumenta la incomodidad y provoca grietas. El tratamiento integral del herpes durante el embarazo tiene como objetivo eliminar los síntomas, reducir la actividad del virus y acelerar los procesos de curación de los tejidos dañados. Complementado por un curso terapéutico utilizando inmunoestimulantes. Velas Viferon administradas 2 veces al día durante 10 días.

Мало кто знает, чем лечить герпес в домашних условиях. Большинство врачей советуют использовать народные методы, которые могут применяться при генитальной и лабиальной формах инфекции. Los caldos de plantas medicinales y aceites esenciales se utilizan en forma de lociones y compresas, forman parte de los ungüentos domésticos. El aceite de abeto se utiliza a menudo para eliminar las erupciones herpéticas. Se aplica sobre la piel afectada cada 3 horas. El té negro ayuda a deshacerse de la picazón y el dolor. La bolsita se sumergió en 100 ml de agua hirviendo, se elaboró ​​durante 10 minutos y se enfrió. El líquido resultante se impregna con una almohadilla de algodón, que se aplica a la erupción, incluso en el área genital. El jugo Kalanchoe humedece un pedazo de la marca, que se usa como loción.

Corvalol ayuda a reducir la intensidad de las sensaciones desagradables durante el herpes. Se aplica un hisopo de algodón humedecido con la preparación en las zonas afectadas. Las lociones se hacen varias veces al día. El tratamiento del herpes con remedios populares se debe realizar solo después de consultar a un médico. No olvide la posibilidad de un impacto negativo en el feto y el riesgo de reacciones alérgicas. Además, los medios de la medicina alternativa deben utilizarse junto con los tradicionales.

Una dieta especial durante el embarazo, que proporciona a una mujer todas las sustancias necesarias, la mantendrá sana a ella y a su hijo por nacer.

La terapia farmacológica debe complementarse con una dieta especial. Un paciente con inmunidad reducida debe ser alimentado adecuadamente, recibiendo la cantidad necesaria de nutrientes y vitaminas. De la dieta deben excluirse las bebidas carbonatadas, el chocolate, la confitería, el té fuerte y el café. Mejorar la inmunidad contribuye al uso de alimentos con proteínas magras: ternera, pescado de mar, verduras frescas y frutas. Los platos son recomendados para hervir, hornear o cocinar al vapor. En la dieta hay que incluir productos lácteos. El azúcar y los carbohidratos simples contribuyen al aumento de la actividad del virus, por lo que comienza a multiplicarse vigorosamente en el cuerpo.

La prevención de enfermedades consiste en fortalecer la inmunidad, tomar vitaminas, negarse a adherirse a dietas estrictas. Es necesario evitar el enfriamiento excesivo del cuerpo, descansar más, tratar oportunamente las enfermedades infecciosas y crónicas. El esfuerzo físico ligero y los paseos al aire libre son útiles. Se muestran visitas regulares al ginecólogo y examen. En las formas graves de infecciones por herpes, se puede inyectar inmunoglobulina. Es un fármaco eficaz y seguro que no tiene efecto teratogénico. Ni la infección primaria ni la recurrencia de la infección por herpes son una indicación de la interrupción del embarazo. Un inicio oportuno del tratamiento le da a la mujer todas las oportunidades de tener un niño sano.

¿Qué es el herpes y por qué es peligroso para las mujeres embarazadas?

El herpes es una enfermedad viral en la que aparece una erupción con ampollas en la piel y las membranas mucosas, acompañada de ardor, picazón y dolor. Los labios, la nariz y los genitales son los más comúnmente afectados. El virus del herpes es muy astuto. Una vez en el cuerpo, se cuela en las células del sistema nervioso humano, es decir, en el ADN, y permanece allí para siempre. En un portador humano, el virus vive en la sangre, la linfa y otros componentes líquidos del cuerpo (orina, lágrimas, saliva, líquido cefalorraquídeo). Su peligro es que, a diferencia de otros virus, el herpes solo puede curarse por un tiempo. Es imposible recuperarse completamente de ella.Durante el embarazo, el virus es muy activo: afecta su curso y representa una amenaza tanto para la madre como para el feto.

El embarazo puede terminar:

  • muerte fetal,
  • aborto involuntario
  • parto prematuro
  • El nacimiento de un niño muerto.

Esto puede dañar la salud de una mujer y llevar a:

  • inflamación endometrial,
  • sangrado
  • coágulos de sangre
  • desarrollo del cáncer cervical.

Sobre todo, un niño nacido puede sufrir de una enfermedad de la madre durante el embarazo. Puede experimentar las siguientes patologías:

  • desarrollo lento
  • defectos del corazón,
  • ictericia prolongada
  • trastornos del sistema nervioso central
  • trastornos de la actividad cerebral
  • sangrado (síndrome hemorrágico),
  • sordera y ceguera
  • epilepsia
  • Enfermedades del corazón, riñones, hígado, tracto gastrointestinal y otras anomalías.

El gran riesgo de estas y otras patologías en el bebé está presente durante la infección inicial de la madre en el primer y segundo trimestre del embarazo. En el tercer trimestre, el herpes a menudo conduce al nacimiento de un niño muerto. Con una infección secundaria, si la madre se había encontrado previamente con este virus, es de poco peligro. En este caso, los anticuerpos que la protegen a ella y al niño trabajan en su cuerpo.

Causas de

Puede contraer el virus del herpes de una persona enferma o portadora que no tenga manifestaciones de la enfermedad. Los posibles métodos de infección incluyen:

  • aerotransportado
  • hogar (a través de platos, toallas y otros artículos del hogar),
  • pin (especialmente a través de besos),
  • sexual
  • genérico (el virus se transmite de madre a hijo durante el parto).

El cuadro clínico de la enfermedad depende de su tipo. Hay varios tipos de herpes. Los virus más comunes son el tipo I (labial) y el tipo II (genital).

Herpes en el labio

El agente causal del herpes labial (en el labio) es el virus del herpes simple del primer tipo (HSV-1). Aparece en los labios, nariz, piel alrededor de la boca. Los síntomas aparecen en etapas:

  1. Ardor y picazón en la cara (más a menudo en los labios), aumento de la temperatura corporal (generalmente durante la infección inicial).
  2. En el labio, la inflamación aparece en forma de enrojecimiento e hinchazón dolorosa, que luego se convierte en una burbuja con un líquido transparente en el interior.
  3. Las burbujas explotan, convirtiéndose en úlceras.
  4. La herida está sanando, formando costras.
Se cree que este tipo de infección en el segundo trimestre es de poco peligro. Está localizado en un lugar, no puede alcanzar al feto por la sangre. La excepción es el período prenatal.

Cómo y qué tratar el herpes durante el embarazo.

No esperes curación milagrosa del herpes de los medicamentos. Ningún médico y ninguna medicina puede hacerlo. Pero el tratamiento oportuno ayudará a bloquear el virus, superar los síntomas, reducir el período de exacerbación y, por lo tanto, reducir el riesgo de desarrollar patologías en el niño. El segundo trimestre tiene sus ventajas. Se considera seguro, ya que ya está permitido tomar medicamentos que están prohibidos en una fecha anterior.

Preparaciones farmaceuticas

Si bien el segundo trimestre es más seguro que el primero y el tercero, el tratamiento no solo debe ser efectivo, sino que debe ser respetuoso con el feto. Más a menudo, los médicos prescriben:

  • Ungüentos o geles antiherpéticos seguros: aciclovir, panavir, oxolínico y otros, se aplican abundantemente sobre la úlcera 4 a 5 veces al día durante 5 a 10 días,
  • Solución de interferón y vitamina E (para acelerar la cicatrización de heridas).
  • Agentes inmunomoduladores como la equinácea, el ginseng, el eleuterococo, vitaminas del grupo B.
Sólo como último recurso, un médico puede recetar un medicamento antiviral oral.

Medicina popular

Es necesario tratar los métodos populares tan seriamente como los de la farmacia. Solo se pueden utilizar con el permiso del médico.

Estos incluyen:

  • jugo de aloe y kalanchoe (lociones),
  • Valocordin
  • espino cerval de mar y aceite de abeto,
  • ungüento de caléndula.
Estos remedios populares contribuyen a la restauración de la piel dañada. Se aplican mejor al final del tratamiento para acelerar la recuperación, pero solo con medicamentos básicos.

Reglas de poder

La mala nutrición puede reducir aún más las funciones protectoras del cuerpo y, por lo tanto, empeorar el curso de la enfermedad. En consecuencia, la recuperación en el segundo trimestre está directamente relacionada con la dieta de la mujer, por lo tanto, durante el período de la enfermedad, debe evitar los alimentos y bebidas perjudiciales. Por ejemplo:

  • té fuerte y café
  • bebidas alcoholicas
  • uvas, pasas, cacahuetes,
  • Pastas frescas, chocolate y azúcar.

  • Carnes y pescados magros, hervidos o al vapor,
  • productos lácteos (bajos en grasa),
  • frutas y verduras frescas
  • Todos los días: huevos, soja, espinacas, queso duro,
  • Agua suficiente (en ausencia de enfermedad renal) y jugos frescos.

Consecuencias del herpes.

Un resfriado (herpes) en los labios es peligroso durante el embarazo, pero si el segundo trimestre no se convirtió en el momento en que la futura madre desarrolló el virus, los riesgos de dañar al niño son mínimos. En este caso, el bebé está protegido por anticuerpos maternos. Sin embargo, si un representante del sexo justo se ha infectado con un virus cuando está embarazada, entonces las cosas empeoran: el virus puede penetrar en el cuerpo de un niño y afectar negativamente su salud.

El herpes del primer tipo en el segundo trimestre del embarazo no es tan peligroso como en las primeras etapas, el virus genital con mayor frecuencia causa serias consecuencias. Puede causar la aparición de patologías de desarrollo en el niño, provocar enfermedades graves de los órganos. La infección del bebé con herpes del segundo tipo puede no ocurrir durante el período de gestación, sin embargo, esto puede ocurrir durante el parto, por lo tanto, el virus que apareció en los genitales en la mitad del embarazo es una indicación de cesárea más adelante.

¿Cómo se produce la infección?

El virus del herpes entra en el cuerpo humano desde la infancia. No se manifiesta desde hace muchos años. Una de las razones de su manifestación son los cambios hormonales en el cuerpo durante el embarazo. El mayor peligro para el feto es una infección que ha entrado en el cuerpo de la madre después de la concepción.

Esto puede ocurrir de una de las siguientes maneras:

  • En contacto con el material biológico de una persona enferma. Esto sucede durante el coito, beso,
  • Por gotitas en el aire. El herpes virus se transmite libremente a través del aire con el contacto cercano con una persona enferma,
  • Manera doméstica: el virus puede vivir por algún tiempo en los artículos del hogar. Por lo tanto, está estrictamente prohibido utilizar cepillos de dientes, paños, toallas, etc. de otra persona.

Mientras lleva un bebé, el cuerpo de la mujer se debilita enormemente. El sistema inmunológico no es capaz de resistir el virus, por lo que un contrato a corto plazo con la infección es suficiente para infectar.

Causas de recurrencia de la infección.

Una característica de esta enfermedad es la tendencia a manifestaciones periódicas.

La recurrencia del herpes durante el embarazo puede ocurrir por una de las siguientes razones:

  • Larga estancia en el calor o hipotermia del cuerpo. Por lo tanto, durante el transporte del niño no se recomienda visitar el baño y pasar mucho tiempo al sol. En los meses de invierno es necesario vestirse lo más abrigado posible.
  • Situaciones estresantes, estrés psicológico o mental.
  • Exacerbación de enfermedades crónicas.
  • La diabetes
  • Patología del hígado y riñones.
  • SARS.
  • Nutrición desequilibrada.

A menudo el virus recurrente es peligroso para el bebé. Por lo tanto, una mujer debe hacer todos los esfuerzos para cumplir con todas las reglas de prevención y evitar el contacto con personas infectadas.

Síntomas de la enfermedad

La ciencia moderna conoce ocho variedades de herpervirus. La mayoría de las veces, a las mujeres embarazadas se les diagnostica HSV 1 y HSV 2. Tienen síntomas similares y difieren solo en la localización de la erupción.

Entre los principales signos de herpes durante el embarazo en el primer trimestre se encuentran:

  • La aparición de una erupción. Al principio, la zona afectada se vuelve roja. Después de un tiempo, aparecen pequeñas burbujas que se llenan con un líquido transparente. Los contenidos de las formaciones comienzan a nublarse gradualmente. Después de esto estallan las burbujas. En su lugar se forman heridas abiertas. A medida que se curan, se cubren de una costra, que finalmente desaparece. El VHS 1 se caracteriza por la aparición de tales lesiones en los labios, en la nariz, en la garganta. Para el herpes genital, el VHS 2 se caracteriza por la localización de la erupción en el área genital.
  • Aumento de la temperatura corporal. Más a menudo, se detiene a 37 grados.
  • La piel comienza a picar severamente, aparece hinchazón de la zona afectada.
  • El cuerpo se siente pesado, atormenta dolores articulares y musculares.
  • Se observan síntomas de intoxicación: náuseas, episodios de vómitos, mareos.
  • Pérdida de rendimiento, la mujer se vuelve letárgica y se siente constantemente cansada.
  • El herpes genital en mujeres embarazadas puede ir acompañado de la aparición de flujo vaginal.

Cuando las vesículas herpéticas comienzan a estallar, la mujer se convierte en la más peligrosa para los demás. En este momento, es deseable excluir el contacto con personas sanas, para no causar la propagación de la infección.

A veces, durante el nacimiento de un bebé, se diagnostica el herpes del tercer tipo. En la infección inicial, se manifiesta en forma de varicela. La recaída en tal situación tendrá síntomas de culebrilla.

Peligro de virus del primer trimestre

El herpes en el primer trimestre del embarazo a menudo se convierte en una indicación de un aborto. La enfermedad puede llevar a consecuencias graves para el bienestar del bebé.

Entre los principales peligros de la enfermedad se encuentran los siguientes:

  • Alteraciones en el desarrollo del feto. Posteriormente, el niño puede nacer con un defecto cardíaco, sordera, discapacidad visual o cualquier deformidad física.
  • El virus penetra en la barrera placentaria, la infección se transmite al bebé.
  • La derrota del sistema nervioso central del niño.

El herpes del primer tipo, que se manifiesta por erupciones en la cara, rara vez conduce a tales consecuencias. El mayor peligro es la forma genital de la enfermedad. Por lo tanto, antes de la concepción y después de ella, una mujer debe someterse regularmente a exámenes médicos.

La amenaza del herpes en el segundo trimestre.

El herpes en el segundo trimestre del embarazo no es tan peligroso como en los períodos iniciales. Sin embargo, con una forma complicada del curso de la enfermedad, pueden surgir una serie de problemas.

Aquí están los principales:

  • Desvanecimiento del embarazo y muerte total del feto.
  • Problemas en el proceso de entrega.
  • El nacimiento de un niño con una pronunciada falta de peso corporal.
  • Trastornos en la formación del esqueleto.
  • Patología del sistema inmunológico.

En las últimas etapas del desarrollo fetal, el bebé está protegido de los virus por los anticuerpos que se encuentran en el organismo materno. Por lo tanto, incluso si la infección ha ocurrido, es más fácil.

Medidas de diagnostico

El herpes durante el embarazo en el primer y segundo trimestre se convierte en una amenaza para el bienestar y la vida de un feto. Es importante que una mujer embarazada identifique rápidamente el problema y comience el tratamiento. Para ello, debe someterse regularmente a un examen médico.

Un inmunoensayo enzimático ayuda a detectar la presencia de un virus en la sangre. Con él, es posible detectar anticuerpos en la sangre del paciente. La presencia de inmunoglobulinas IgM sugiere que recientemente se ha producido una infección. La prescripción de infección está indicada por la presencia de anticuerpos IgG en la muestra de prueba.

Para ver la patología del desarrollo fetal asociada con la actividad del virus, se recomienda realizar regularmente una ecografía. La ecografía a las 10-13 semanas eliminará la formación de patologías genéticas. El examen en la semana 20-24 previene anormalidades del desarrollo intrauterino. A las 32-36 a la semana, las anomalías físicas se pueden detectar con ultrasonido.

Técnicas terapéuticas básicas

El tratamiento del herpes durante el embarazo se lleva a cabo si existe una amenaza real para la salud o la vida del bebé. Para HSV leve 1, la terapia puede no ser apropiada.

Entre las principales técnicas terapéuticas se emiten:

  • El uso de medicamentos antivirales. Los más seguros son los ungüentos y las cremas. Actúan localmente sobre el virus, suprimiendo su actividad. El uso de medicamentos orales está indicado solo en casos excepcionales.
  • Agentes inmunomoduladores. Restaurar las funciones protectoras del cuerpo se convierte en una parte importante del tratamiento. Para hacer esto, use complejos de vitaminas y minerales, así como medicamentos, que incluyen el interferón. El más eficaz e inofensivo se considera "Viferon".
  • Dieta especial. Para contrarrestar los virus del herpes, una mujer debe comer bien. Es necesario excluir del menú platos grasos, fritos, ahumados, especias, salinidad. Minimiza la cantidad de dulces consumidos. La carne y el pescado se cocinan mejor al vapor o al horno. Incluir en la dieta tanto como sea posible verduras, bayas y frutas. Los productos lácteos también se beneficiarán.
  • Ejercicio moderado. Ayuda a restaurar la inmunidad en caminatas al aire libre, así como ejercicios especiales para mujeres embarazadas.

El primer trimestre es un momento en que una mujer debe estar especialmente atenta a su salud. Si aparecen los síntomas iniciales, debe ponerse en contacto con una institución médica.

Medicamentos antivirales

El principal método eficaz para tratar el herpes es el uso de medicamentos antivirales. Con su ayuda, no será posible derrotar completamente al virus, pero puede transferirlo a un estado latente y evitar su reproducción.

Entre las medicinas más populares están:

  • Aciclovir Este medicamento está disponible en forma de tabletas, pomadas y cremas. Las tabletas se pueden tomar estrictamente bajo supervisión médica. Estudios recientes muestran que su uso por hasta 36 semanas puede afectar adversamente la condición del feto. La pomada se puede usar para el tratamiento del herpes en los labios y la crema es más adecuada para el tratamiento de la forma genital de la enfermedad.
  • Zovirax Un medicamento moderno que está aprobado para su uso en cualquier período de embarazo. Ayuda a lidiar rápidamente con los síntomas del problema y detener la reproducción activa del virus.
  • Penciclovir Los componentes de la droga penetran instantáneamente en las células afectadas por el virus. Средство особенно эффективно при борьбе с ВПГ 1. В некоторых случаях его применение может стать причиной проявления аллергической реакции.
  • Фоскарнет. Esta droga está hecha en forma de crema. Fácil de aplicar y de rápida absorción en la piel. Enfrenta eficazmente su tarea.
  • Bonafton en forma de ungüento. Aplicar sobre la piel afectada con una capa delgada cinco veces al día.

La elección de un medicamento en particular debe realizarse solo en conjunto con un especialista. El autotratamiento puede ser peligroso no solo para la futura madre, sino también para el niño.

Aplique los ungüentos y cremas recomendados con un hisopo de algodón. El medicamento se aplica directamente a los viales. Debido a esto, no habrá transferencia del virus a tejido sano.

Métodos tradicionales de tratamiento

Con un curso leve de la enfermedad, los expertos no recomiendan el uso de medicamentos para el tratamiento del herpes. En esta situación, una buena solución sería utilizar preparaciones caseras.

Entre las recetas más efectivas se encuentran:

  • Cada dos horas, tratar las llagas de herpes con tintura de propóleo.
  • Aplastar celidonia fresca. Mezclarlo con una pequeña cantidad de miel natural. Tratar las zonas afectadas con la mezcla preparada.
  • Cortar una hoja fresca de aloe, de la cual la piel ha sido removida previamente. Acóplelo al área de la erupción cortando. Remoje una compresa durante aproximadamente media hora. Este procedimiento ayudará a eliminar rápidamente los síntomas desagradables de la enfermedad.
  • Tratar las erupciones con aceite de abeto.
  • Preparar una decocción de manzanilla. Seque un disco de algodón en él. Limpie la piel afectada varias veces al día.
  • Lubrique las heridas que permanecen en lugar de burbujas dañadas con aceite de árbol de té. El aceite de espino amarillo tiene un efecto similar.
  • Limpie la piel afectada con firmeza el té preparado.
  • Aplastar un par de dientes de ajo. En el gachas resultante mezcle la cuchara de postre de café y una cucharada de miel natural. Mezclar un poco de harina de trigo para hacerla espesa. Amasar bien el compuesto. Aplicar sobre la piel afectada y dejar secar completamente.
  • Aliviar la picazón y la hinchazón ayudará a limpiar las erupciones con un cubito de hielo envuelto en un paño suave.
  • En medio vaso de agua hervida, disolver un par de gotas de geranio, lavanda, cedro y aceite de eucalipto. Humedezca un hisopo de algodón en el líquido preparado y trate las erupciones herpéticas con él.

La elección de un remedio específico es mejor que tratar el herpes durante el embarazo junto con su médico. A veces estos medicamentos pueden causar una reacción alérgica.

Las reglas básicas de prevención.

Puede resistir el virus herpético, siguiendo las reglas clave de prevención.

  • Mientras espera a su bebé, evite el contacto con posibles portadores del virus. Trate de ser menos frecuente en lugares concurridos. Si esto no se puede evitar, use una máscara médica. Necesitas cambiar la máscara cada hora.
  • Para evitar la infección por contacto, nunca use artículos de higiene personal de otras personas. El HSV 1 se transmite a menudo entre las mujeres cuando se usa un lápiz labial.
  • La barra de labios antiherpética ayudará a prevenir la recurrencia del herpes en los labios. Debe contener aceite de árbol de té.
  • Trate de evitar oleadas físicas y mentales. Cualquier situación estresante puede afectar negativamente a la salud.
  • A menudo, la recurrencia de la enfermedad es provocada por una larga estancia en el sol. Durante el embarazo debe pasar más tiempo en la sombra.
  • Preste especial atención al descanso adecuado. El sueño sano y sano ayuda a resolver muchos problemas de salud.
  • Ir a través de un examen médico completo antes de la concepción planificada. Si se identifican problemas, solucionarlos. Durante el embarazo, usted está constantemente bajo supervisión médica y sigue todas sus recomendaciones.

El embarazo es una etapa importante en la vida de toda mujer. Para no dañar al niño, la futura madre debe vigilar de cerca su salud. Si encuentra los primeros síntomas desagradables, busque inmediatamente la ayuda de especialistas.

Lo que todos deben saber sobre el herpes.

Herpes en los labios en las personas llamadas "frío en los labios". Esta es una enfermedad muy común y contagiosa, a la que los médicos son condescendientes, aunque conocen su daño y peligro potenciales.

Una vez en el cuerpo humano, una partícula del virus penetra en la primera célula conveniente para él, la mayoría de las veces son las células de la piel y el epitelio mucoso, por ejemplo, la cavidad oral y la mucosa nasal. Aquí el virus inyecta su información genética en el núcleo celular, provocando la producción de nuevos y nuevos viriones. Al alcanzar un cierto nivel, las células invaden los tejidos vecinos e inevitablemente entran en el torrente sanguíneo. En el quinto o sexto día, las partículas de virus llegan a las células nerviosas y las colonizan de acuerdo con el mismo principio y escenario.

Las células nerviosas infectadas producen partículas del virus a lo largo de toda la vida del cuerpo humano, aunque durante todo este tiempo, el herpes puede no aparecer. Esta etapa de la enfermedad se llama remisión de por vida.

Para mantener un equilibrio similar en el cuerpo, las células ayudan a los linfocitos T, que activan el mecanismo de producción de los anticuerpos contra el herpesvirus. Estas partículas se llaman inmunoglobulinas, las cuales bloquean y destruyen las partículas del virus del herpes. Con un nivel suficiente de inmunidad, la infección se suprime en una o dos semanas, como resultado, todas las manifestaciones externas de la enfermedad desaparecen. Sin embargo, cuando la inmunidad humana vuelve a debilitarse, la enfermedad vuelve a aparecer. La recaída del herpes ocurre con la liberación repetida y poderosa de partículas de virus por las células nerviosas.

Actualmente, existen 8 tipos de virus de herpes conocidos, el más común de los cuales son los primeros 2:

  1. Virus herpes simplex del primer tipo - HSV-I. Este es el herpes primario, caracterizado principalmente por el daño a las membranas mucosas y los tejidos de la cara, la parte superior del cuerpo humano (labios, nariz, ojos, extremidades superiores).
  2. Virus herpes simplex del segundo tipo - HSV-II. Es el herpes primario, localizado en los tejidos y las membranas mucosas de la parte inferior del cuerpo (genitales, glúteos, muslos).

Atencion Al enfrentar el virus del herpes, una pequeña guía es muy efectiva:

  • Los lugares afectados por el herpes no deben tocarse ni lesionarse en absoluto, y después de cualquier contacto con ellos, lávese bien las manos.
  • En ningún caso, no abra las vesículas de herpes y exprima su contenido, lo que puede empeorar significativamente el curso de la enfermedad y retrasar la recuperación.
  • También prohibió los besos y la intimidad.
  • Utilice únicamente productos de cuidado personal y electrodomésticos.
  • Aplicar productos médicos y antisépticos con hisopos o discos especiales de algodón.

Síntomas del herpes y grupos de riesgo para el herpes.

En el cuarto mes de embarazo, el niño ya ha formado completamente muchos órganos y sistemas, que en este momento ya están empezando a funcionar completamente. La aparición de los siguientes síntomas de infección por herpes debe alertar a la futura madre:

  • deterioro general del bienestar,
  • sensación de picazón en la región perioral,
  • ganglios linfáticos inflamados
  • letargo y debilidad
  • hinchazón de los labios y enrojecimiento
  • La aparición de burbujas en los labios.
  • fiebre
  • Aparecen costras y úlceras en lugar de estallar burbujas.
  • Manchas dolorosas en los labios se agrietan y sangran.

Hay varios grupos de riesgo para las personas que tienen un resfriado en sus labios con más frecuencia que otros. Estos incluyen:

  1. personas alérgicas
  2. inmunodeficiencias (incluyendo oncodiagnosis, así como aquellos infectados con VIH y SIDA),
  3. Personas con inmunidad reducida por el tratamiento de enfermedades graves.
  4. después de la intoxicación,
  5. después de lesiones y accidentes,
  6. después del agotamiento y el exceso de trabajo,
  7. sobrevivió al estrés y la depresión
  8. Adictos al alcohol y al tabaco, a las drogas.

En el 15% de la población, la recurrencia del virus del herpes ocurre de dos a ocho veces al año, este problema requiere una solución integral bajo la supervisión de un médico experimentado.

Causas del herpes en una mujer embarazada.

El virus del herpes simple es famoso por su teratogenicidad, es decir, su capacidad para causar patologías graves y deformidades congénitas, para interrumpir el desarrollo intrauterino del niño e incluso para provocar su muerte. Este virus es el segundo en peligro y prevalencia al virus de la rubéola.

Todo lo anterior, en su mayor parte, se refiere al herpes del segundo tipo: genital, ya que se localiza en los tejidos más cercanos al canal de parto y la placenta. Sin embargo, no debemos olvidar que la más leve violación de las medidas de precaución puede conducir fácilmente a la transferencia de la infección de una parte del cuerpo a otra, causando erupciones en varios lugares. En condiciones inmunodeficientes, incluso el herpes del primer tipo, en los labios, no solo puede conducir a la muerte del feto, sino que también puede amenazar seriamente a la mujer más embarazada.

Surge la pregunta: ¿Por qué el herpes en los labios se manifiesta durante el embarazo? En el proceso de llevar un hijo, la inmunidad de la madre se reduce. Este proceso se llama inmunosupresión y es un mecanismo natural que ayuda a que el embarazo avance en la dirección correcta. Sin esta protección natural, el rechazo del feto, como material genéticamente no idéntico al cuerpo de la madre, puede ocurrir. La supresión de la inmunidad a su vez conlleva el riesgo de exposición a diversas infecciones y virus desde el exterior.

Es importante Las estadísticas muestran que en el 72% de los casos, el herpes en los labios ocurre precisamente en el primer trimestre del embarazo en el contexto del control de tener un hijo establecido por la naturaleza sin un conflicto inmunológico. Todo esto confirma una vez más los fundamentos teóricos de todo el proceso.

Sucede que el médico tiene miedo de cometer un error en el tratamiento del herpes y no puede predecir todos los riesgos para el desarrollo del feto en el segundo trimestre del embarazo, luego se le prescriben pruebas e investigaciones especiales al paciente:

  • ELISA, cuyo propósito es determinar la concentración de anticuerpos contra el herpesvirus. Este método le permite determinar con precisión el tipo de virus.
  • HSV-test, que también permite determinar no solo la presencia del virus en el cuerpo femenino, sino también decir sobre su pertenencia al primer o segundo tipo.
  • Reacción en cadena de la polimerasa, que permite detectar el virus del herpes a nivel del ADN. El material para tal estudio puede ser sangre, saliva, líquido amniótico, raspado de membranas mucosas y similares.

Segundo trimestre del embarazo: ¿es el virus realmente tan peligroso?

El herpes en los labios está acompañado por el funcionamiento activo del virus donde se manifiesta visualmente, es decir, en los tejidos de la cara y los nervios faciales. Las partículas de virus infectan el tejido facial y los procesos de las células nerviosas son relativamente poco profundos. Por lo tanto, el herpes labial (frío en los labios) no puede considerarse un motivo de grave preocupación por la vida y la salud del niño.

Si el herpes en el labio durante el embarazo 2 trimestre se manifestó por primera vez, esto significa que la mujer embarazada no ha acumulado suficientes anticuerpos en su cuerpo para combatir el virus. El herpes primario en esta etapa puede afectar adversamente el proceso de formación del tejido nervioso y óseo del niño, sus órganos reproductivos, y también puede conducir al desarrollo de patologías. La infección primaria con herpes se considera más peligrosa en comparación con la recurrencia de la enfermedad, ya que, como resultado, el organismo materno no está preparado para enfrentar la infección.

Más a menudo, una situación surge cuando una mujer ya ha experimentado herpes antes del embarazo o en su primer trimestre. Esto significa que, sobre la base del embarazo, la futura madre recidivó la infección por herpes. Esta condición no causa serias preocupaciones para los médicos, ya que la mujer embarazada ya tiene anticuerpos contra el virus. Esto significa que el niño en el útero también cuenta con suficiente protección inmunológica, es decir, el herpesvirus no puede infectarlo. La inmunidad de la madre en este momento también es bastante estable. Sin embargo, no se debe olvidar que, incluso si se excluyen los riesgos graves de infección, los síntomas de la enfermedad deberán eliminarse.

Terapia y prevención del herpes en la etapa del segundo trimestre del embarazo.

La infección primaria y recurrente con herpes durante el embarazo debe ponerse bajo la supervisión de un médico. Otra condición importante para un tratamiento rápido y de alta calidad es la observación cuidadosa de la técnica de tratamiento de las úlceras y las reglas de higiene personal de la madre, excluyendo cualquier contacto con personas que tengan una manifestación visible de herpes.

Frío en el labio durante el embarazo 2 trimestre tiene cuatro líneas de tratamiento interrelacionadas:

  1. Agentes antivirales médicos. Se trata de una terapia local, que se presenta en forma de ungüentos, cremas y geles especializados, que se puede aplicar sin prescripción médica, ya que tiene un efecto superficial sin penetración profunda en los tejidos, la linfa y la sangre. Entre los más conocidos se encuentran los productos a base de aciclovir (Zovirax, Viferon, Erazaban, pomada oxolínica, aciclovir, fenistil pentsivir y otros). Trate la superficie afectada varias veces al día, sin medios ahorradores y, cuando se seque, vuelva a aplicar. El tratamiento se lleva a cabo durante cinco días, mientras que los síntomas de la enfermedad deben disminuir gradualmente. Las tabletas para uso pueden ser asignadas exclusivamente por el médico tratante.
  2. Los antisépticos, como la miramistina y la clorhexidina, tienen un efecto destructivo sobre las membranas de los virus y microorganismos. Su efecto antibacteriano tiene un efecto positivo en el paciente, lo que le permite evitar complicaciones y repetidas recaídas. No es recomendable tratar el virus con verde brillante, alcohol o yodo, ya que estos medicamentos pueden causar una quemadura, y el efecto de secado solo agravará el problema y causará rotura y sangrado del tejido.
  3. Medios de la medicina tradicional. Junto con los medicamentos aprobados, la medicina tradicional se está convirtiendo en una decisión importante en el tratamiento de las infecciones por herpes. El espino amarillo y el aceite de abeto, el jugo de Kalanchoe y la planta de aloe funcionan bien aquí. Estos fondos calman y regeneran la piel. Y además de suavizar las zonas dolorosas ayudará a la crema de bebé común.
  4. Nutrición adecuada embarazada. Es importante para una mujer con herpes durante el embarazo, no solo recibir un tratamiento competente y oportuno, sino también comer de manera completa y adecuada, para obtener suficientes vitaminas y minerales. La prohibición durante este período debe ser el alcohol y los refrescos, el chocolate y los productos de harina, mucho té y café. Los productos proteicos con un contenido mínimo de grasa: carne al vapor y pescado blanco al vapor con verduras, frutas de temporada y ensaladas verdes frescas, quesos bajos en grasa y queso cottage, yogures naturales y legumbres permitirán prolongar la etapa de remisión del herpes.

Los expertos dicen que los alimentos dulces y carbohidratos provocan el virus del herpes, que activa y acelera significativamente su reproducción en el cuerpo de una mujer embarazada.

Aquellas mujeres que el herpes ha visitado repetidamente deben estar especialmente atentas a su salud y estilo de vida:

  • realizar regularmente actividades para mejorar la salud y el endurecimiento del cuerpo,
  • Vitamizar la dieta.
  • evitar la hipotermia
  • no aplicar dietas estrictas,
  • prestar suficiente atención al descanso y al sueño,
  • Curar oportunamente las enfermedades somáticas, evitando su transición a formas crónicas,
  • limitar el consumo de azúcar y alimentos grasos,
  • Muevete mucho y pasa mas tiempo al aire libre.
  • Visitar oportunamente al ginecólogo y pasar las pruebas necesarias.

Nota A la prescripción del médico contra el virus del herpes simple, se pueden usar inyecciones de inmunoglobulina humana. Estos son medicamentos efectivos y no tóxicos que son aceptables para las mujeres durante el embarazo.

El tratamiento temprano y el abordaje correcto, así como la prevención regular de la infección por herpes durante el embarazo, ofrecen la máxima posibilidad de tener un bebé sano y eliminar todas las consecuencias de la enfermedad.

Pin
Send
Share
Send
Send