Niños pequeños

Linfadenitis - causas, síntomas, tratamiento de la linfadenitis aguda y crónica

Pin
Send
Share
Send
Send


Linfadenitis - Inflamación inespecífica o específica de los ganglios linfáticos. La linfadenitis se caracteriza por sensibilidad local e inflamación de los ganglios linfáticos, cefalea, malestar, debilidad, fiebre. El diagnóstico de la linfadenitis se realiza mediante una anamnesis y un examen físico; la etiología se determina mediante una biopsia del ganglio linfático modificado. El tratamiento de la linfadenitis se lleva a cabo teniendo en cuenta el agente patógeno seleccionado e incluye terapia con antibióticos y fisioterapia. Cuando se forma un absceso o adenoflégono, se abren y drenan.

Clasificación y linfadenitis en etapa

En el transcurso de la linfadenitis es aguda y crónica. La linfadenitis aguda ocurre en su desarrollo de 3 fases: catarral, hiperplásica y purulenta.

Los procesos patológicos iniciales en la linfadenitis se caracterizan por una hiperemia congestiva de la piel sobre el ganglio linfático agrandado, la expansión de los senos nasales y la descamación de su endotelio. A esto le siguen los fenómenos de exudación e impregnación serosa del parénquima del ganglio, la infiltración de leucocitos y la proliferación de tejido linfoide. Estos cambios estructurales corresponden a las etapas catarral e hiperplásica de la linfadenitis con la localización de procesos patológicos dentro de la cápsula del ganglio linfático. En caso de un desarrollo adicional desfavorable, el pus de los ganglios linfáticos se funde con la formación de un absceso encapsulado o un avance de los contenidos infectados en el tejido circundante, el desarrollo de paralimphadenitis y adenophlegmon. La gravedad particular del curso es la linfadenitis por iorosis, que se produce durante la desintegración pútrida de los ganglios linfáticos.

Menos frecuentes son la linfadenitis fibrinosa, que se caracteriza por exudación abundante y pérdida de fibrina, y linfadenitis necrótica, que se desarrolla como resultado de la necrosis rápida y extensa del ganglio linfático. También se aísla una forma especial de linfadenitis: hemorrágica, caracterizada por la imbibición (impregnación) del ganglio linfático con sangre en ántrax o plaga.

Con una forma simple e hiperplásica, la linfadenitis puede tomar un curso crónico. En la linfadenitis, un solo ganglio linfático o varios ganglios linfáticos ubicados cerca pueden estar involucrados en la inflamación. Dependiendo de la etiología y patógeno, se distingue linfadenitis específica e inespecífica.

Causas de la linfadenitis.

Los agentes causantes de la linfadenitis inespecífica suelen ser la flora piogénica: estafilococos y estreptococos, así como las toxinas y productos de desintegración tisular que producen, que penetran en los ganglios linfáticos de forma linfática, hematógena o por contacto. El foco principal de la linfadenitis no específica puede ser heridas purulentas, panaritios, forúnculos, carbuncos, flemones, erisipelas, úlceras tróficas, tromboflebitis, caries, osteomielitis. Los procesos inflamatorios locales suelen ir acompañados de linfadenitis regional.

La linfadenitis en los niños a menudo se asocia con procesos inflamatorios del tracto respiratorio superior (influenza, otitis, amigdalitis crónica, amigdalitis), infecciones infantiles (escarlatina, difteria, paperas) y enfermedades de la piel (pioderma, diátesis exudativa, infección por eccema, etc.). Los agentes causantes de la tuberculosis, sífilis, gonorrea, actinomicosis, plaga, ántrax, tularemia y otras infecciones causan linfadenitis específica.

Síntomas de linfadenitis

La linfadenitis aguda no específica se manifiesta con el dolor de los ganglios linfáticos regionales y un aumento en su tamaño. En el caso de la forma catarral e hiperplásica, los nodos agrandados se pueden sentir fácilmente, su dolor es insignificante, los trastornos generales son leves o están ausentes. La linfadenitis a menudo se produce en los vasos linfáticos - linfangitis.

En el caso de la supuración, el ganglio se vuelve denso y doloroso, y se desarrolla una intoxicación general: fiebre, pérdida de apetito, debilidad y dolor de cabeza. Los fenómenos locales están creciendo: hiperemia y edema en el área del ganglio afectado, los contornos de los ganglios linfáticos se vuelven borrosos debido a la periadenitis. El paciente se ve obligado a salvar el área afectada, ya que el dolor se intensifica con los movimientos. La fusión purulenta del ganglio linfático se produce pronto y la fluctuación se hace notable en el área de infiltración.

Si el absceso formado no se abre a tiempo, el pus puede explotar o penetrar en el tejido circundante. En este último caso, se desarrolla adeno-phlegmon, que se caracteriza por una infiltración difusa, densa y dolorosa con áreas separadas de ablandamiento. Cuando la linfadenitis está podrida, la palpación del nudo provoca la crepitación del gas (crujido). Con los procesos destructivos, los trastornos generales están progresando: fiebre, taquicardia y aumento de la intoxicación.

Las complicaciones de la linfadenitis purulenta pueden ser tromboflebitis, fístulas linfáticas, septicopemia. La penetración de pus de los ganglios linfáticos traqueobronquiales en los bronquios o esófago conduce a la formación de fístulas broncopulmonares o esofágicas, mediastinitis.

La linfadenitis en los niños avanza rápidamente con fiebre, malestar general, pérdida de apetito, trastornos del sueño. Las posibles complicaciones graves pueden ser generalización de la infección con el desarrollo de sepsis.

En la linfadenitis inespecífica crónica, los ganglios linfáticos están agrandados, son ligeramente dolorosos, densos y no están soldados a los tejidos circundantes. El resultado de la linfadenitis crónica es la formación de arrugas en los nódulos debido a la sustitución del tejido linfoide por el tejido conectivo. A veces la proliferación de tejido conectivo provoca un trastorno de la circulación linfática: edema, linfostasis, elefantiasis.

Para la linfadenitis gonorreica específica, es típico un aumento y un dolor agudo en los ganglios inguinales. La linfadenitis tuberculosa ocurre con fiebre alta, intoxicación grave, periadenitis y, a menudo, cambios necróticos en los nódulos. La linfadenitis en la sífilis se caracteriza por un aumento moderado unilateral en la cadena de los ganglios linfáticos, su inconsistencia entre ellos y con la piel. Cuando nunca se produce linfadenitis sifilítica supuración de los ganglios linfáticos.

Diagnóstico de linfadenitis

El reconocimiento de linfadenitis aguda inespecífica de localización superficial es fácil. Esto tiene en cuenta la historia y la totalidad de las manifestaciones clínicas. Las formas complicadas de linfadenitis que se producen con periadenitis y adenoflegmon, que involucran tejido mediastínico y espacio retroperitoneal, son más difíciles de diagnosticar. En todos los casos es necesario establecer el foco purulento primario. El diagnóstico diferencial de linfadenitis aguda se realiza con osteomielitis, celulitis, ateroma supurativo, etc.

En la linfadenitis crónica, como regla general, se requiere una biopsia por punción del ganglio linfático o su extirpación con análisis histológico. Es necesario distinguir entre la forma crónica de linfadenitis y las enfermedades sistémicas (sarcoidosis), linfogranulomatosis, leucemia, lesiones metastásicas de los ganglios linfáticos en el cáncer, etc.

El diagnóstico de linfadenitis específica se basa en un complejo de datos clínicos y de laboratorio. Para la detección de tuberculosis, se realizan pruebas de tuberculina Mantoux y Pirque. El examen microscópico del punteado revela células gigantes de Pirogov-Langgans. En el curso de la radiografía de tórax, se pueden detectar lesiones tuberculosas en los pulmones, mientras se examinan los tejidos blandos del cuello, las áreas submandibular, axilar e inguinal, las calcificaciones se determinan en las imágenes en forma de sombras densas.

Cuando la linfadenitis sifilítica en punctate detectó treponema pálido. Fisiólogos, venereólogos, infectólogos están involucrados en el diagnóstico de linfadenitis específica. Si es necesario, los pacientes con linfadenitis realizan una ecografía de los vasos linfáticos, CT, MRI de los segmentos afectados, linfoescintigrafía, linfografía de contraste de rayos X.

Tratamiento y pronóstico de las linfadenitis.

La linfadenitis aguda catarral e hiperplásica se trata de forma conservadora. Es necesario crear latencia para el área afectada, para llevar a cabo una terapia antibiótica adecuada basada en la sensibilidad de la flora microbiana, la terapia UHF, la terapia de vitaminas. En el caso de un proceso purulento, se muestra una autopsia de linfadenitis purulenta, adenophlegmon, drenaje y rehabilitación del foco según los principios de heridas purulentas. Se prescribe la desintoxicación activa y la terapia antibacteriana.

En la linfadenitis inespecífica crónica, se requiere la eliminación de la enfermedad subyacente que soporta la inflamación en los ganglios linfáticos. La linfadenitis específica se trata teniendo en cuenta el agente etiológico y el proceso primario (sífilis, gonorrea, tuberculosis, actinomicosis, etc.).

El tratamiento etiotrópico oportuno de la linfadenitis evita la diseminación y la generalización del proceso. El resultado de la linfadenitis crónica puede ser la cicatrización del ganglio linfático con reemplazo del tejido conectivo del tejido linfoide. En algunos casos, se puede producir un deterioro del drenaje linfático y linfedema.

La prevención de la linfadenitis requiere la prevención de microtraumas, infección de heridas y abrasiones, abrasiones de la piel. Además, es necesario el tratamiento oportuno de los focos de infección (amigdalitis, caries dental), disección de formaciones purulentas (panaritium, forúnculos).

Tratamiento de la linfadenitis.

Tratamiento linfadenitis aguda forma inespecífica Se asigna en función de la etapa en que comience. Si solo están disponibles las formas iniciales de la enfermedad, el tratamiento de la linfadenitis se lleva a cabo utilizando métodos conservadores. Entonces, el órgano afectado debe estar en estado de reposo; Terapia UHF, terapia del nido de infección (es decir, abscesosautopsia truco purulento), también se llevó a cabo terapia antibiótica.

En caso de linfadenitis purulenta, se aplica un método de tratamiento quirúrgico: abscesos abiertos, se extrae uno. pussiendo retenido drenaje de heridas. Todas las actividades posteriores son las mismas que en el tratamiento de heridas purulentas.

En el tratamiento de la linfadenitis de la forma no específica crónica, es necesario, ante todo, eliminar la enfermedad principal que se ha convertido en la fuente de esta forma de linfadenitis. El tratamiento de la linfadenitis específica se lleva a cabo dependiendo de la naturaleza de la lesión de los ganglios linfáticos, así como de la presencia de cambios tuberculosos en otros órganos. Si el proceso está activo, se utilizan medicamentos de primera línea: tubazida, estreptomicina en combinación con PASK o etionamida, pirazinamida, protionamida, etambutol. El proceso de tratamiento dura de 8 a 15 meses.

También en el nodo con la lesión se ingresa. estreptomicinaLos apósitos se le aplican con tubasido, pomada tibónica y estreptomicina. Si el proceso purulento es pronunciado, entonces para uso de tratamiento. antibióticos Con un amplio espectro de acción.

¿Qué es la linfadenitis?

La linfadenitis es una enfermedad inflamatoria de los ganglios linfáticos, a menudo purulenta. Ocurre cuando se inyecta en el cuerpo estafilococos y estreptococos.

La enfermedad se produce después de los microorganismos, toxinas y residuos tisulares de la linfa en los ganglios linfáticos. La penetración puede ocurrir a través de daños en la piel, membranas mucosas y hematógenos.

La linfadenitis generalmente se presenta como una complicación de la inflamación primaria de cualquier localización. Los patógenos infecciosos (microorganismos y sus toxinas) penetran en los ganglios linfáticos regionales con flujo linfático, que fluye desde el foco purulento primario. A veces, para cuando se desarrolla la linfadenitis, el foco primario ya se ha eliminado y puede permanecer sin ser reconocido.

En otros casos, la linfadenitis ocurre cuando la infección entra directamente en la red linfática a través de la piel dañada o las membranas mucosas.

Los síntomas a menudo aparecen en el cuello, así como en la axila y la ingle. Los ganglios linfáticos inflamados pueden estar solos o aparecer simultáneamente en diferentes partes del cuerpo.

Los síntomas comunes incluyen fiebre local y general, dolor intenso, enrojecimiento de la piel, escalofríos y picazón. La linfadenitis es una patología que puede desarrollarse en cualquier persona, independientemente de su sexo o edad.

Más del 80% de las personas tienen un aumento indoloro en los ganglios linfáticos submandibulares, lo que se considera normal. Ningún otro grupo de ganglios linfáticos es normalmente detectable.

Linfadenitis aguda

El inicio del desarrollo del proceso patológico es agudo. Las principales razones para la progresión de la patología son: infección de la herida, la presencia de una enfermedad infecciosa aguda en el cuerpo e intervención quirúrgica.

Formas de inflamación aguda:

  • catarral (inflamación simple),
  • hiperplásico (con crecimiento activo de células linfoides),
  • purulento

Agudo: se manifiesta por síntomas brillantes y se convierte en una forma purulenta, si no se trata. Cuando la forma purulenta de los ganglios linfáticos se derrite y la enfermedad afecta el tejido adyacente.

El enrojecimiento y la hinchazón se producen alrededor del ganglio linfático, los contornos del ganglio están borrosos, el ganglio linfático se fusiona con los tejidos circundantes y los movimientos en esta área causan dolor. A medida que el pus se acumula y los tejidos se derriten, se observa un movimiento de pus dentro del nodo. Si no se produce un tratamiento quirúrgico, un absceso en el área del ganglio puede estallar o penetrar en las profundidades de los tejidos.

Linfadenitis crónica

Esta patología está directamente relacionada con la progresión del cáncer o la presencia en el cuerpo del proceso infeccioso, que durante mucho tiempo no cede.

En la linfadenitis inespecífica crónica, la inflamación en los ganglios linfáticos puede prolongarse. Tal inflamación es productiva. Su transición a una forma purulenta prácticamente no se encuentra.

Los síntomas de la linfadenitis inespecífica crónica son la marcada ampliación de los ganglios linfáticos, son densos, con palpación poco dolorosa, no soldados entre sí. Los ganglios linfáticos permanecen agrandados durante mucho tiempo, pero gradualmente se produce su disminución. En casos raros, la proliferación de tejido conectivo puede conducir a trastornos de la circulación linfática, edema.

Por ubicación:

  • Submandibular,
  • Cervical
  • Axilar,
  • Parótida
  • Mesentérica (mesadenitis),
  • El inguinal.

Durante la linfadenitis aguda, se distinguen tres etapas sucesivas:

  • catarrales (con enrojecimiento, dilatación de vasos en el área del nodo),
  • hiperplásico (con un aumento en el tamaño del nodo, empapándolo con plasma)
  • Purulento (educación dentro del sitio de una cavidad purulenta).

La linfadenitis simple se caracteriza por el hecho de que el proceso inflamatorio no se extiende más allá de la cápsula del propio ganglio. En formas destructivas, el proceso inflamatorio se extiende a los tejidos circundantes. Los cambios en los tejidos circundantes pueden estar limitados a una inflamación serosa o, en un caso más complicado, pueden convertirse en una inflamación purulenta con la posterior formación de adenoflégones.

La linfadenitis en adultos se desarrolla sobre un fondo de trabajo dañino y con formas de enfermedad desatendidas. Los hombres y las mujeres tienen una actitud desdeñosa hacia su propia salud cuando se enferman. A menudo se intentan autotratar enfermedades infecciosas. Este enfoque provoca la supuración de los tejidos linfáticos, la transición de la enfermedad a una forma crónica.

Como regla general, la linfadenitis es una consecuencia de la inflamación séptica primaria. Microflora patógena (piógena): estreptococos y estafilococos, y las toxinas producidas por ellos migran de la lesión a través de la vía linfogénica o con el flujo sanguíneo. También es posible que los agentes infecciosos entren en los vasos linfáticos a través de la piel lesionada o las membranas mucosas (vía de contacto).

La inflamación de los tejidos de los ganglios linfáticos se desarrolla debido a la influencia de factores infecciosos y no infecciosos.

Causas infecciosas de linfadenitis:

  • estafilococo
  • estreptococos
  • E. coli
  • neumococo
  • Pseudomonas aeruginosa,
  • virus de inmunodeficiencia humana
  • Mycobacterium tuberculosis,
  • mononucleosis viral,
  • Infecciones parasitarias y fúngicas.

A menudo, la linfadenitis se produce como resultado de la inflamación de la orofaringe con angina, adenoiditis, gripe, escarlatina. Los ganglios linfáticos pueden aumentar en las infecciones infantiles, como la rubéola, la parotitis o la difteria.

Entre las causas comunes no infecciosas de linfadenitis están las siguientes:

  • oncología de los ganglios linfáticos (linfoma),
  • cáncer metastásico (secundario) que se ha diseminado desde otras áreas del cuerpo,
  • La inflamación como respuesta a la introducción de un cuerpo extraño.

Síntomas de linfadenitis aguda.

Los signos de linfadenitis aguda dependen de la forma de la enfermedad y de la naturaleza de la inflamación. Básicamente, el estado general del paciente con linfadenitis catarral no está particularmente perturbado. Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor en el área de los ganglios linfáticos regionales.
  • Al mismo tiempo, hay un aumento en los ganglios linfáticos, su dolor durante la palpación.

Si el proceso de la enfermedad progresa y se desarrolla la periadenitis, los síntomas descritos pueden exacerbarse.

  • Las sensaciones dolorosas se vuelven agudas, la piel sobre los ganglios linfáticos se vuelve hiperémica y el paciente siente dolor al palpar los ganglios.
  • Los ganglios linfáticos, que anteriormente podían haber sido palpados muy claramente, ahora se unen entre sí y con los tejidos circundantes, y también se vuelven estacionarios.

Síntomas de la forma crónica.

Хронический лимфаденит делится на первично-возникший, как результат проникновения в организм слабозаразной микрофлоры и на острый, который принял затяжную форму. Клиника этих форм лимфаденитов включает в себя следующие признаки:

  • лимфоузлы плотные и безболезненные при пальпации,
  • спаек не имеют.

Часто их собственные клетки замещаются на соединительную ткань, это ведет к нарушениям лимфатического кровообращения, лимфостазам и обширным отекам.

Увеличенные размеры могут держаться долго, но потом узлы уменьшаются из-за разрастания соединительных тканей. Общее состояние человека при хроническом лимфадените не нарушено, температура тела нормальная.

La linfadenitis específica también tiene sus propias características:

  • en la gonorrea, los ganglios inguinales son excesivamente dolorosos y agrandados,
  • la forma tuberculosa produce una fuerte debilidad (debido a la intoxicación) y un fuerte aumento de la temperatura, que puede durar mucho tiempo, los tejidos circundantes se inflaman,
  • La naturaleza sifilítica de la inflamación ocurre en forma de un proceso de una sola vía. Los ganglios linfáticos se parecen a la "cadena". Cuando se sienten, son libres, no están soldadas y rara vez con pus.

  • empeorando el bienestar general de los enfermos,
  • Tiene dolor de cabeza y fiebre.

Con la forma aguda en el área de los ganglios linfáticos se forman fuertes supuraciones.

  • enrojecimiento
  • hinchazón
  • aumento de la temperatura local de 1-2 grados

Supuración de ganglios linfáticos (desarrollo con infección bacteriana).

  • Los ganglios linfáticos aumentan de tamaño,
  • Hay dolor, tanto en reposo como durante su palpación.

Al caminar, los pacientes sienten:

  • malestar abdominal inferior
  • dolor agudo

Los síntomas relacionados incluyen:

  • temperatura alta
  • Debilidad y escalofríos.

Linfadenitis inguinal complicada:

  • edema localizado
  • Hiperemia de la piel.

  • ganglios linfáticos inflamados y su supuración,
  • fiebre
  • dolor agudo de nudo
  • fenómenos de intoxicación general,
  • hinchazón de los tejidos circundantes,
  • Es posible una úlcera de avance hacia afuera (con la formación de fístulas en la cavidad axilar) y hacia adentro (formación de adenoflegmon).

Los síntomas separados de la linfadenitis indican el desarrollo de afecciones graves y potencialmente mortales. Si están disponibles, es necesario buscar asistencia calificada tan pronto como sea posible, a veces la factura es, literalmente, horas y minutos. Estos son signos tales como:

  • aumento de la temperatura corporal (por encima de 38,5 ° C),
  • respiración difícil o rápida,
  • dolor intenso, hinchazón, enrojecimiento pronunciado,
  • Palpitaciones del corazón.

Cuando aparecen los primeros síntomas de linfadenitis, como dolor en los ganglios linfáticos, edema, fiebre, debe consultar de inmediato a un médico o un cirujano. Estos especialistas lo ayudarán a determinar directamente la causa y le recetarán el tratamiento correcto o un diagnóstico adicional. Bajo la máscara de la linfadenitis puede ocultar varias enfermedades, como plaga, tuberculosis, diversos procesos tumorales.

Complicaciones

De las complicaciones locales de la linfadenitis, se debe recordar la probabilidad de supuración (generalmente en la infancia). La inflamación progresiva de los ganglios linfáticos sin un tratamiento adecuado a menudo conlleva:

  • absceso
  • necrosis tisular
  • envenenamiento de sangre
  • formación de fístula,
  • Tromboflebitis de venas adyacentes.

La linfadenitis purulenta puede complicarse por el desarrollo de flemón, las paredes de los vasos sanguíneos corroídas con sangrado.

Prevención

La prevención de la linfadenitis implica:

  • prevención del microtrauma cutáneo,
  • prevenir la infección de las abrasiones resultantes, heridas y otros daños a la epidermis,
  • Eliminación oportuna de focos de infección (por ejemplo, tratamiento de caries de dientes o amigdalitis), apertura
  • Formaciones patológicas purulentas (furúnculos y panaricia),
  • Diagnóstico oportuno, preciso y tratamiento adecuado de enfermedades causantes específicas.
  • Formas de linfadenitis (gonorrea, tuberculosis, sífilis, actinomicosis, y otras).

La linfadenitis como una enfermedad del sistema inmunitario señala la presencia de flora patógena en el cuerpo, por lo tanto, es necesario tratar no solo el ganglio linfático inflamado, sino ante todo la enfermedad que contribuyó a la linfadenitis.

Tipos de linfadenitis en niños

Hay varios tipos principales de linfadenitis:

  • La serosa (o infiltración) se caracteriza por un aumento y compactación de los ganglios linfáticos, su dolor,
  • purulentos acompañados de hinchazón y enrojecimiento de la piel en la ubicación del ganglio linfático del paciente, un aumento brusco de la temperatura, un deterioro general del estado de los niños,
  • Las causas necróticas se extinguen o se "derriten" de los tejidos de los ganglios linfáticos.
  • Adenoflegmon (como una complicación de la linfadenitis): supuración aguda en el tejido adiposo subcutáneo.

Dependiendo del tipo de patógeno, la linfadenitis se divide en específica y no específica, aguda, subaguda y crónica por la naturaleza del curso.

Según la lesión, la inflamación de los ganglios linfáticos es regional: submandibular, cervical, inguinal, axilar, poplítea, y otros, según la ubicación del área afectada. Una lesión generalizada de los ganglios linfáticos está representada simultáneamente por varias áreas inflamadas o su inflamación sucesiva.

Entre otras cosas, producen linfadenitis odontogénica y no odontogénica. La inflamación odontogénica de los ganglios linfáticos se produce debido a anomalías del sistema de dientes y mandíbulas. Esta es una ocurrencia bastante frecuente durante el período de cambio de dientes (6-10 años). Nódulos linfáticos submandibulares agrandados, orejas, mejillas, así como localizados cerca de la barbilla. Los síntomas acompañantes son dolor de muelas o inflamación de las encías, dientes cariados, lesiones de la mucosa, estomatitis y otras enfermedades e infecciones de la cavidad oral en niños.

Causas de la inflamación de los ganglios linfáticos

Las formaciones linfoides en niños se desarrollan hasta 10 años. Hasta esta edad, el niño sigue siendo susceptible a diversas infecciones, su inmunidad está poco desarrollada. Los ganglios linfáticos son uno de los elementos de la defensa inmunológica, son capaces de reconocer agentes extraños, evitando que se propaguen en el torrente sanguíneo.

La linfadenitis en los niños es a menudo inespecífica, los principales factores que la causan son los estafilococos y los estreptococos. Su desarrollo suele ir precedido por una inflamación aguda o crónica en los órganos adyacentes, desde donde el flujo linfático de la infección ingresa a los ganglios linfáticos, que no pueden hacer frente a su función de protección y neutralización y se inflaman. Es posible entrar en la infección a través del contacto a través de las heridas ubicadas directamente sobre el nodo.

En más del 60% de los casos, la linfadenitis se desarrolla en el fondo de dolor de garganta, amigdalitis, otitis, sinusitis y otras enfermedades de los órganos ENT. Las infecciones de la piel y las membranas mucosas (estomatitis, pioderma, estreptodermia, eccema, inflamación purulenta) también conducen a una reacción focal en los ganglios linfáticos.

A menudo, la linfadenitis es una complicación de enfermedades virales como la varicela, la escarlatina, las paperas, el sarampión, el ARVI y la influenza. Debido a la exacerbación de las enfermedades crónicas en el período otoño-invierno, la inflamación de los ganglios linfáticos se encuentra con mayor frecuencia durante este período.

A veces, la linfadenitis de un niño ocurre en el contexto de procesos inflamatorios en la cavidad oral: caries, pulpitis, osteomielitis y otras.

La linfadenitis específica acompaña a las enfermedades que están directamente asociadas con el daño al sistema linfático del niño. Estos incluyen tuberculosis, mononucleosis infecciosa, sífilis y otros. La lesión de los ganglios linfáticos también causa su inflamación. A veces la linfadenitis se desarrolla como una reacción a las enfermedades de la sangre.

Tratamiento de drogas

Cuando se aplica linfadenitis serosa, como norma, la terapia conservadora:

  • Antibióticos de amplio espectro (penicilinas, cefalosporinas, macrólidos).
  • medicamentos antialérgicos (loratadina, fenistil, zyrtec, erius, zodak),
  • tratamiento antiinflamatorio local (calor seco, compresas con ungüentos absorbibles - Vishnevsky, Levomekol),
  • inmunoestimulantes,
  • Preparaciones vitamínicas.

Debe entenderse que la terapia con antibióticos se justifica solo en el caso de confirmación de una infección bacteriana que causó la inflamación de los nódulos. En el caso del origen viral de la enfermedad, dicho tratamiento será inútil.

Tratamiento quirurgico

En ausencia de terapia, a veces con su insuficiencia, la linfadenitis entra en una etapa purulenta. En este caso, el tratamiento de los niños se realiza en el hospital. Nombrado por la llamada limpieza quirúrgica. Se abre el ganglio linfático, se elimina el foco purulento, se lava la cavidad con soluciones desinfectantes.

Si se establece una linfadenitis necrótica, se realiza el legrado de la superficie; si es necesario, se extrae el ganglio linfático. La linfadenitis tuberculosa se trata en clínicas especializadas bajo la estricta supervisión de especialistas limitados.

Es importante El autotratamiento es extremadamente indeseable, ya que las diferentes formas de la enfermedad requieren un enfoque diferente del tratamiento. Por ejemplo, en el caso de una linfadenitis purulenta, el calentamiento de un ganglio linfático inflamado está estrictamente contraindicado, lo que amenaza con complicaciones graves.

Pronósticos y complicaciones

Por sí misma, la linfadenitis no es peligrosa para los niños. Las infecciones que causaron la enfermedad son peligrosas, así como las complicaciones de la linfadenitis en sí, si no se tratan de forma inmediata o inadecuada. Una de las complicaciones más frecuentes y peligrosas es el flemón, la inflamación del espacio celular directamente sobre el ganglio linfático. Con el flujo de la linfa y la sangre, la infección se propaga rápidamente en el cuerpo y causa daño a otros tejidos y órganos: osteomielitis, meningitis, encefalitis.

El pronóstico para el tratamiento oportuno de la linfadenitis es favorable, la cicatrización completa y la reparación del tejido en la linfadenitis serosa se producen en 1 a 2 semanas. En el curso crónico de la enfermedad, el tejido linfoide se reemplaza por el tejido conectivo, por lo que es posible que se produzca una linfostasis (flujo linfático alterado), que se manifiesta por un edema.

Después del tratamiento quirúrgico mientras se mantiene el ganglio linfático, es importante seguir todas las prescripciones y recomendaciones del médico para prevenir la recurrencia. En el caso de la extirpación de ganglios, el tratamiento restaurador se realiza con un monitoreo constante del desarrollo y el bienestar de los niños.

La prevención del desarrollo de la enfermedad consiste en la eliminación oportuna de las fuentes de infecciones: dientes cariados, lesiones cutáneas y mucosas diversas, tratamiento de infecciones LOR. Además, es importante fortalecer la inmunidad del niño y aumentar la resistencia general del cuerpo.

Linfadenopatía

Como se sabe, los ganglios linfáticos eliminaron la función de los filtros biológicos que impiden la propagación de sustancias nocivas al cuerpo. En la norma de los ganglios linfáticos de las costillas a partir de 0,5 milímetros. Hasta 50 mm. y mas

La linfadenitis con mayor frecuencia surge como un seguimiento de otra enfermedad, caracterizada por procesos infestacionales, un carbunclo, un furúnculo, circulación sanguínea y sujetos, así como el furúnculo, la circulación sanguínea y sujetos, así como el forúnculo, la circulación sanguínea y los sujetos; Algunas veces es causada por enfermedades más graves, como plagas, tuberculosis y otras. No es de extrañar que la linfadenitis aparezca como una enfermedad primaria.

La linfadenitis en niños y en adultos se puede atribuir al tipo específico o no específico. La linfadenitis aguda y crónica se excreta en dependencia de la forma de la enfermedad. La linfadenitis aguda progresa en forma nodular o nasal. La linfadenitis infiltrante aguda, como regla, es una consecuencia de su linfadenitis nodal del suero que no responde. Además, la linfadenitis por absceso puede ser causada por un síndrome de privación desagradable, alternando, disminuyendo la inmunidad, por strass.

La linfadenitis cristiana progresa en forma hiperplásica, pero puede convertirse en una linfadenitis asquerosa.

Antecedentes de la aparición, reconocimiento de linfadenitis, diagnóstico y tratamiento de linfáticos varían dependiendo del tipo de localización de la inflamación.

Linfadenitis de fondo

El plexo tubárico puede ser la causa de la linfadenitis tubular

Como ya se mencionó anteriormente La infección también puede ocurrir en el contacto directo: ir a equipo, antes de todo, acerca de las marcas y estafilococos y su toxicidad. Si el excitador de la enfermedad es un muñón tubular, se diagnostica una linfadenitis tubular.

En la zona de acumulación de las bacterias se acumulan células de la reacción pulsante, debido a que aumenta el ganglio linfático. APROBADO puede ser como uno, así como algunos ganglios linfáticos cercanos. En este caso, si la infusión se dispersa de la lesión en los vasos linfáticos, la linfadenitis linfática se fija.

Una de las diluciones del ganglio linfático es la linfadenitis, las causas de este trastorno pueden ser diferentes. Por ejemplo, esta es una anomalía inflamatoria distinta de la cavidad oral, como caries, amigdalitis crónica, paroditis y otras.

La linfadenitis es otra causa común de enfermedad. La linfadenitis del cuello uterino surge debido a enfermedades infecciosas, por ejemplo, influenza, angina fétida, depresión, amigdalitis. La más común es la linfadenitis cervical en niños que padecen otras personas con enfermedades comunes.

El siguiente tipo de linfadena es la linfadenitis en el sexo. Los trastornos linfáticos causales también se asocian con enfermedad infecciosa primordial concomitante, trastorno concomitante. El derrame linfático primordial es uno de los reconocimientos de la enfermedad venérea. La luz linfática primaria en el área del paracaídas se encuentra de mala manera. Los niños lactantes linfáticos en los niños son golpeados mucho más que los adultos. Esto es causado por el hecho de que los niños no son infectados por el puerto venericheskimi. Si la linfadenitis en un niño siempre se diagnostica, el problema puede ser causado por la inmunidad o por trastornos del flujo linfático. Cuando la inmunidad inmunitaria es causada por una linfadenitis, puede servir cualquier trauma infectado de los tejidos involuntarios.

Si el bazo se desarrolla en los ganglios linfáticos nodales, el kuda ingresa a la linfa desde el cuello, la cara, las células del tórax, la banda del hombro y la linfoditis de la glándula linfoide. La causa del linfoma linfático puede ocurrir en enfermedades infecciosas, por ejemplo, caries o depresión muscular crónica de las amígdalas.

Las enfermedades espontáneas del oído interno, la cubierta de la oreja y otros tejidos circundantes causan linfadenitis del pericarpio. Además, la causa de la linfadena detrás del cuello puede servir para cualquier traumatismo de tejido sucio: desde la expulsión de la anguila antes de los cálculos y la curvatura del horizonte. La linfadenitis de este tipo se alivia lo suficiente, de modo que puede conducir a la acumulación del cerebro - minitina.

La inflamación de los ganglios linfáticos del mesénqueno, o linfadenitis mesentérica, es una consecuencia de la formación de las amígdalas, la destrucción del tracto respiratorio superior y el conducto inflamado, el cuello uterino. Distinguir linfadenitis mesentérica aguda y linfadenitis mesentérica crónica. Más a menudo la linfadenitis se produce en los niños.

Signos de linfadenitis

la aparición de ganglios dolorosos en la región del tracto urinario inferior indica el desarrollo de linfadenitis hipodiótica

La molestia concomitante de los síntomas linfáticos es diferente según la ubicación de los ganglios linfáticos del ganglio linfático.

El diagnóstico de síntomas de dolor linfadenitis linfática se manifiesta durante su desarrollo. El primer síntoma es la manifestación de endurecimiento, los huesos.

La linfitis hipocondral se desarrolla con la consiguiente manifestación de su reconocimiento. En la primera etapa de los ganglios linfáticos ligeramente desplazados, movidos, claramente dibujados. Cuando se presiona surge un ligero dolor. Después de 1-3 días, los ganglios linfáticos aumentan significativamente de tamaño, toda la superficie ambiental disminuye y el tumor se mueve hacia abajo. La membrana mucosa de la boca es absorbida y reparada. La temperatura del cuerpo es de 38 ° С. Cuando se diagnostica una enfermedad con este conjunto de datos y se trata el pronóstico, el pronóstico es agradable. Si las enfermedades no se tratan, la temperatura alcanza los 40 ° C, el dolor aumenta y la piel de los nódulos se vuelve huesuda. Ganglio linfático espontáneamente susceptible de forma espontánea y peligrosa. La linfadenitis, que es favorable en los niños, surge de todo el mundo debido al paso de los caminos superiores y se transforma radicalmente en una forma cristiana.

Cámaras del mundo en curso para ver a tus hijos. Dependiendo de la caracterización de la enfermedad, el tamaño de la infestación se puede cambiar de uno a otro lado de la unidad. Los ganglios linfáticos inflamados, pasados ​​a una forma aguda, en cierto sentido, recuerdan un forúnculo.

LA VIDA EN LA NAVIDAD A veces una enfermedad puede invadir todos los ganglios linfáticos. Luego vamos a hablar sobre la suciedad del ganglio linfático. El resultado puede ser un absceso que requiere una intervención médica urgente.

Los síntomas característicos de la linfadenitis inflamatoria linfática son similares a los de la linfadenitis en otras partes del cuerpo. La inflamación conlleva un aumento de los ganglios linfáticos, su dolor durante la acumulación de presión y la temperatura elevada. Si la linfadenitis se transforma en una forma empobrecida, se observan los síntomas de intrusión y los nodos y tejidos afectados se fusionan en una sola klomperita. AUMENTANDO EL TIEMPO FUERTE, LA TEMPERATURA AUMENTA SIGNIFICATIVAMENTE.

Linfadenopatía

La cavidad bucal con una solución curativa ayudará a eliminar la linfadenitis linfática.

Al suspender el linfadeno, el tratamiento debe iniciarse con la ayuda de un diagnóstico correcto.

Al diagnosticar la linfadenitis linfática, el tratamiento debe administrarse, en primer lugar, para eliminar la infestación causada por la enfermedad. En primer lugar, esto es seguido por estándares higiénicos: pulido de la cavidad bucal con una solución fina. Cuando se descargue la aplicación no disponible de antibióticos. Si hubiera un solo ganglio linfático, era posible eliminar la diseminación mediante un método quirúrgico.

El tratamiento nasal linfático expuesto se resta con el uso de calor seco, dispensado de alcohol médico, siempre que no haya un medidor de temperatura elevado. Aparte de esto, se están preparando medicamentos antiproliferación. Si la enfermedad adquiere un patrón agudo, se aplicará tratamiento quirúrgico.

Video: Tratamiento del cáncer linfático en nuestra vía quirúrgica.

Con el inicio del diagnóstico, el tratamiento linfático inmediato se verá afectado por la etapa de desarrollo de la enfermedad. En las primeras etapas del tratamiento, el tratamiento de la afección de la linfitis se lleva a cabo con antibióticos. Necesitamos proporcionar calor y calor al paciente. No se recomienda calentar el ganglio linfático. Si es linfático nasal, se realiza la intervención quirúrgica interdisciplinaria. Нo для нaчaлa нeoбxoдимo устрaнить причину лимфaдeнитa – пeрвичнoe инфeкциoннoe зaбoлeвaниe.

Eсли вoспaлeны лимфaтичeскиe узы, рaспoлoжeнныe в зoнe пoдмышки, врaч нaзнaчит устрaняющee лимфaдeнит пoдмышeчный лeчeниe. Прeждe всeгo, лeчeниe дoлжнo быть нaпрaвлeнo нa устрaнeниe предпосылки лимфaдeнитa, пoслe чeгo лимфoузлы пoстeпeннo придут в нoрму. Нa рaнниx стaдияx зaбoлeвaния прoвoдятся oбщeукрeпляющиe прoцeдуры и физиoтeрaпия, a тaкжe лeчeниe aнтибиoтикaми. Испoльзуются и xoлoдныe кoмпрeссы. Eсли лимфaдeнит пeрexoдит в гнoйную фoрму, прoвoдится xирургичeскoe вмeшaтeльствo.

Причины возникновения лимфаденита

Все причины, приводящие к возникновению лимфаденита, можно условно разделить на инфекционные и неинфекционные.

Инфекционные причины встречаются достаточно часто – инфекция из своих очагов распространяется по лимфатическим и кровеносным сосудам, вызывая воспалительный процесс. Наиболее типичными «виновниками» возникновения лимфаденита являются такие бактериальные и вирусные инфекции, как:

  • стрептококк,
  • стафилококк,
  • ВИЧ,
  • паразитарные и грибковые инфекции,
  • туберкулез и т.д.

Среди обычно встречающихся неинфекционных причин лимфаденита можно выделить следующие:

  • онкология лимфатических узлов (лимфома),
  • метастатический (вторичный) рак, распространившийся из других зон тела,
  • воспаление как ответ на внедрение инородного тела.

Строение лимфатических сосудов и лимфоузлов

Лимфатическая система является частью сосудистой системы организма. Она принимает участие в обмене веществ, а также выполняет защитную функцию, которая заключается в обезвреживании различных микроорганизмов и других инородных частиц.

El sistema linfático incluye:

  • bazo
  • líquido linfático (linfa),
  • vasos linfáticos
  • ganglios linfáticos

Durante el período de desarrollo embrionario, se forman células sanguíneas en el bazo. Después del nacimiento, los procesos de formación de sangre en él se inhiben, y se convierte en el órgano central del sistema linfático, en el que tiene lugar la diferenciación (adquisición de funciones especificas) las células principales del sistema inmunológico - los linfocitos.

Los linfocitos son un tipo de glóbulos blancos, los llamados glóbulos blancos que proporcionan inmunidad (Protección del cuerpo de diversas influencias externas e internas.). Los linfocitos se forman en la médula ósea roja, que se encuentra dentro de los huesos del cuerpo (En los huesos de la pelvis, vértebras, costillas, esternón y otros.). Las formas inmaduras de linfocitos se liberan desde la médula ósea hacia el torrente sanguíneo, que ingresa al bazo, donde terminan sus procesos de diferenciación.

La formación de linfa ocurre en casi todos los tejidos del cuerpo debido a la transferencia de una pequeña cantidad de proteínas y parte del líquido de los capilares sanguíneos (los vasos sanguíneos más pequeños) en los capilares linfáticos. Los vasos sanguíneos que llevan sangre a los órganos y tejidos (arterias), ramifica gradualmente y disminuye en diámetro. El vaso más pequeño en el cuerpo humano es un capilar. A nivel de los capilares, parte del líquido y una pequeña cantidad de proteínas salen del lecho vascular (filtrado) y se introduce en el tejido del cuerpo (espacio extracelular). La mayor parte del fluido filtrado regresa a los capilares sanguíneos. Forman vasos más grandes (vénulas) a través del cual el flujo de sangre venosa de los órganos al corazón.

Una cierta proporción de proteínas y aproximadamente el 10% del líquido del espacio intercelular no regresa al sistema circulatorio, sino que ingresa a los capilares linfáticos. Así, se forma la linfa, la cual, además de las proteínas y el plasma, contiene varios elementos traza, grasas y carbohidratos, así como elementos celulares (en su mayoría linfocitos).

Vasos linfaticos

Cuando varios capilares linfáticos se fusionan, se forman vasos linfáticos más grandes. Llevan a cabo la salida del fluido linfático de todos los tejidos del cuerpo a los ganglios linfáticos, que corresponden a un órgano específico o parte del cuerpo.

Los vasos linfáticos salientes salen de los ganglios linfáticos, que también se fusionan para formar grandes troncos y conductos linfáticos. Según ellos, el líquido linfático se transfiere a las grandes venas del cuerpo, volviendo así a la circulación sistémica.

En el cuerpo humano hay varios conductos linfáticos grandes:

  • Conducto linfático torácico Recoge la linfa de las piernas, los órganos pélvicos, la cavidad abdominal y la mitad izquierda del tórax.
  • Tronco subclavio izquierdo - Recoge la linfa de la mano izquierda.
  • Tronco yugular izquierdo Recolecta la linfa de la mitad izquierda de la cabeza y el cuello.
  • Conducto linfático derecho - Formado por la fusión de varios troncos linfáticos y recoge la linfa de la mitad derecha de la cabeza, el cuello, la mitad derecha del pecho y la mano derecha.

Ganglios linfaticos

Los ganglios linfáticos son redondos u ovalados, de tamaño pequeño (De unos pocos milímetros a 1 - 2 centímetros.), que se encuentran a lo largo de los vasos linfáticos que transportan la linfa desde diversos órganos y tejidos. La superficie del ganglio linfático está cubierta con una cápsula de tejido conectivo, bajo la cual se encuentra un grupo de tejido linfoide que contiene muchas células: linfocitos.

Los linfocitos se forman en los ganglios linfáticos, comenzando con el período de desarrollo embrionario. Su función principal es el reconocimiento de agentes extranjeros (Virus, fragmentos de bacterias y sus toxinas, células tumorales, etc.) y la activación de otros sistemas protectores del cuerpo, destinados a neutralizarlos.

La linfa que entra en los ganglios linfáticos se filtra lentamente a través de espacios estrechos en forma de hendidura llamados senos. De este modo, se elimina de varios cuerpos extraños, y se garantiza el contacto entre agentes extraños y linfocitos.

La función principal de los ganglios linfáticos es prevenir la propagación de procesos patológicos en el cuerpo. Esto se debe a la presencia de varios grupos de ganglios linfáticos, en los que se filtra la linfa de diferentes partes del cuerpo. Están dispuestos de tal manera que se convierten en un obstáculo para el camino de los procesos infecciosos y evitan la entrada de antígenos extraños en diversos órganos y tejidos.

Los principales grupos de ganglios linfáticos en el cuerpo humano son:

  • ganglios linfáticos de cabeza y cuello (cervical, submandibular, occipital y otros),
  • ganglios linfáticos de la cavidad torácica,
  • ganglios linfáticos de la cavidad abdominal y abdomen (mesentérico, ilíaco, pélvico),
  • ganglios linfáticos de las extremidades inferiores (inguinal, poplítea),
  • ganglios linfáticos de las extremidades superiores (axilar, codo).
En cada grupo de ganglios linfáticos se recolecta la linfa de los tejidos y órganos de un área particular del cuerpo. Antes de entrar en la circulación sistémica, el líquido linfático se filtra sucesivamente en varios ganglios linfáticos, como resultado de lo cual se elimina casi completamente de impurezas extrañas que puedan estar presentes en él. Además, está enriquecido con linfocitos, que entran en la circulación sistémica y se transportan a través del torrente sanguíneo a todos los tejidos y órganos donde desempeñan sus funciones protectoras.

El desarrollo del proceso inflamatorio en el ganglio linfático.

Si aparecen agentes extraños en algún cuerpo (virus, bacterias, toxinas), luego parte de ellos, junto con el fluido intersticial, pasa a los capilares linfáticos y, con un flujo linfático, se envía a los ganglios linfáticos regionales. Además, la infección puede llegar a los ganglios linfáticos con hematógenos (a través de la sangre) o por contacto (Con distribución directa desde los tejidos y órganos cercanos.). En casos raros, es posible introducir microflora patógena directamente desde el ambiente (ganglio linfático herido).

En los ganglios linfáticos, los antígenos extraños interactúan con los linfocitos, como resultado de lo cual estos últimos se activan y comienzan a producir anticuerpos específicos; se desarrolla un proceso inflamatorio. Un gran número de otros tipos de glóbulos blancos entran al ganglio linfático desde el torrente sanguíneo, lo que contribuye al desarrollo de la inflamación y la destrucción de sustancias extrañas.

Las células involucradas en el proceso inflamatorio son:

  • Linfocitos. Son las primeras células que entran en contacto con antígenos extraños y secretan anticuerpos específicos dirigidos a su destrucción. Además, estas células regulan la actividad de todos los otros leucocitos.
  • Neutrófilos. Una variedad de glóbulos blancos que tienen la capacidad de fagocitosis (Absorción de fragmentos de microorganismos extraños que son destruidos por varias sustancias biológicamente activas que forman parte de los neutrófilos.). Después de la absorción y destrucción de una sustancia extraña, los neutrófilos mueren y de ellos se liberan una gran cantidad de sustancias biológicamente activas y residuos de microorganismos procesados. Se mezclan con fragmentos de tejido destruidos por el proceso inflamatorio, formando pus. Algunas sustancias biológicamente activas (serotonina, histamina) tienen un pronunciado efecto vasodilatador. El aumento de su concentración mejora la circulación sanguínea local en el foco inflamatorio y "atrae" un mayor número de otros glóbulos blancos, lo que lleva al mantenimiento y desarrollo del proceso inflamatorio.
  • Eosinófilos. Estas células proporcionan protección antiparasitaria del cuerpo. También pueden absorber fragmentos bacterianos y pueden producir anticuerpos específicos contra microorganismos extraños.
  • Basófilos Son las principales células responsables del desarrollo de reacciones alérgicas en el cuerpo. Contienen una gran cantidad de sustancias biológicamente activas que se liberan en los tejidos circundantes cuando se destruyen, lo que contribuye al desarrollo y mantenimiento del proceso inflamatorio.
  • Monocitos. El papel principal de estas células es la purificación de la fuente de inflamación de masas necróticas y sustancias extrañas. Al igual que los neutrófilos, tienen la capacidad de fagocitosis, absorbiendo grandes microorganismos, sus propios linfocitos, que murieron en el foco de la inflamación, así como partes de tejidos destruidos.
La migración de un gran número de leucocitos al centro de inflamación, así como la activación de los procesos de crecimiento de linfocitos en los ganglios linfáticos inflamados conduce a un crecimiento excesivo (hiperplasiaa) tejido linfoide, que se manifiesta externamente por un aumento en el tamaño de los ganglios linfáticos. La liberación de una gran cantidad de sustancias biológicamente activas provoca una mayor sensibilidad y dolor en el área inflamada.

¿Cuándo se inflaman los ganglios linfáticos?

Como se mencionó anteriormente, la función principal de los ganglios linfáticos es prevenir la propagación de procesos patológicos en el cuerpo. Cualquier agente infeccioso que entra en ellos es retrasado y destruido por los linfocitos. Sin embargo, con la afluencia masiva de microorganismos extraños, los linfocitos existentes no pueden hacer frente a su función; en este caso, comienzan a multiplicarse vigorosamente y también estimulan la entrada de otros tipos de glóbulos blancos en el foco inflamatorio, lo que conduce a un aumento de los ganglios linfáticos.

Linfadenitis inespecífica

La linfadenitis no específica es causada por una serie de estructuras y virulencias diferentes (infecciosidada) los microorganismos, sin embargo, tienen mecanismos de desarrollo y manifestaciones clínicas similares.

Las causas de la linfadenitis inespecífica pueden ser:

  • Las bacterias y sus toxinas. La bacteria es una célula viva que puede existir y multiplicarse en varios órganos del cuerpo humano, afectándolos. La inflamación de los ganglios linfáticos puede ser causada por el ingreso de estafilococos, estreptococos, Escherichia coli y muchos otros microorganismos. Algunos de ellos están en el proceso de sus medios de vida (ya sea después de su muerte) segregan ciertas sustancias tóxicas que también pueden causar linfadenitis.
  • Los virus Los virus son pequeños fragmentos de ácido nucleico - ADN (ácido desoxirribonucleico) o ARN (ácido ribonucleico), que son capaces de multiplicarse solo dentro de las células vivas. En las células humanas, los ácidos nucleicos están contenidos en el núcleo y son responsables del crecimiento de la célula, sus funciones específicas, así como el almacenamiento y la transmisión de información genética. Cuando un virus infecta su ADN, se introduce en el aparato genético de la célula huésped, como resultado de lo cual comienza a producir nuevas partículas de virus. Cuando se destruye una célula infectada, los virus recién formados se liberan en los tejidos circundantes e infectan a las células vecinas. Parte de los fragmentos virales se filtran hacia los capilares linfáticos, permaneciendo en los ganglios linfáticos regionales y provocando el desarrollo del proceso inflamatorio en ellos.
  • Setas Los hongos son una clase especial de microorganismos similares a las bacterias que pueden desarrollarse en el cuerpo humano. La ciencia conoce muchas especies de hongos (levadura, molde y así sucesivamente). Algunos de ellos son peligrosos para los humanos y, si se ingieren, pueden causar el desarrollo de diversas enfermedades (micosis). Otros son habitantes normales de la piel y las membranas mucosas y adquieren propiedades patógenas solo cuando las funciones del sistema inmunológico están alteradas, por ejemplo, en el SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida).

Linfadenitis específica

Una linfadenitis específica se desarrolla como resultado de ciertos tipos de microorganismos que entran en los ganglios linfáticos.

La causa de linfadenitis específica puede ser:

  • Mycobacterium tuberculosis
  • Treponema pallidum (agente causante de la sífilis),
  • varita de la plagapatógeno de la plaga),
  • actinomicetohongo patógeno, patógeno actinomicosis),
  • Brucellapatógenos brucelosis),
  • bacterias de la tularemia (patógenos tularemia).
La infección con estos microorganismos conduce al desarrollo de un cuadro clínico específico característico de cada enfermedad. Con el flujo de patógenos linfáticos ingresan a los ganglios linfáticos, provocando cambios específicos en ellos.

Causas de linfadenitis en diversas áreas.

Como se mencionó anteriormente, la linfa de diferentes partes del cuerpo se acumula en diferentes grupos de ganglios linfáticos. En consecuencia, una lesión infecciosa de un área determinada se manifestará inicialmente como una inflamación de los ganglios linfáticos regionales correspondientes.

Si los ganglios linfáticos regionales no logran hacer frente a su función de barrera (con enfermedades infecciosas graves o como resultado del debilitamiento de las defensas del cuerpo), los agentes infecciosos pueden entrar en la circulación sistémica y diseminarse a otros órganos y tejidos, lo que puede conducir al desarrollo de linfadenitis generalizada (Inflamación de varios grupos de ganglios linfáticos en todo el cuerpo.).

Causas de la linfadenitis submandibular

Los ganglios linfáticos submandibulares se ubican hacia adentro desde el ángulo de la mandíbula inferior. Su número total es de 8 - 10 piezas.

Los órganos a partir de los cuales la linfa fluye hacia los ganglios linfáticos submandibulares son:

  • Piel y tejidos blandos de la cara (párpados inferiores, mejillas, nariz, labios, barbilla),
  • cavidad bucalMembrana mucosa del cielo, parte posterior de la lengua.),
  • encías y dientes
  • Glándulas salivales submandibulares y sublinguales.
La infección en cualquiera de estas áreas puede llevar a la inflamación de los ganglios linfáticos submandibulares.

  • Lesiones y abrasiones en la cara. A través de ellos, puede ocurrir una infección con diversos microorganismos patógenos.
  • Hervir inflamación purulenta del folículo piloso (etiología habitualmente estafilocócica).
  • Carbunclo Inflamación purulenta de los folículos pilosos y glándulas sebáceas.
  • Hidradenitis Inflamación purulenta de las glándulas sudoríparas apocrinas, localizadas en la piel de las alas de la nariz y los párpados.
  • Impétigo causada por la enfermedad infecciosa por estreptococos, caracterizada por la formación de muchas pústulas pequeñas en la cara.
  • Erisipelataza) – Enfermedad infecciosa aguda causada por estreptococos hemolíticos.
  • Herpes Enfermedad viral causada por el virus del herpes tipo 1.
  • Culebrilla Enfermedad viral causada por el virus de la varicela zoster y que se manifiesta por la aparición de pequeñas erupciones en la piel a lo largo de los troncos nerviosos.
  • Gingivitis enfermedad infecciosa de las encías causada por estafilococos y ciertos tipos de hongos (actinomicetos).
  • Caries El proceso de destrucción del tejido dental, causado principalmente por estafilococos y estreptococos.
  • Glossite - Inflamación de la lengua asociada a su traumatización e infección por diversos microorganismos que están constantemente presentes en la cavidad bucal.
  • Estomatitis infecciosa Inflamación de la mucosa oral causada por diversas bacterias, virus u hongos.
  • Infecciones viralesparotitis epidémica (cerdito), citomegalia (causado por el citomegalovirus).
  • Infecciones bacterianas estafilococos, estreptococos y otros.

Causas de la linfadenitis cervical.

En los ganglios linfáticos cervicales filtran la linfa que fluye desde la cabeza y el cuello. Por lo tanto, cualquier proceso infeccioso en esta área puede llevar a la inflamación de los ganglios linfáticos cervicales.

En el cuello hay varios grupos de ganglios linfáticos:

  • Superficie Recoger la linfa de la piel y los tejidos blandos del cuello y la cabeza (excepto los músculos).
  • Profundo En ellos hay un flujo de linfa de los órganos internos del cuello (Faringe, laringe, tráquea, esófago superior, tiroides y músculos del cuello.), así como de la cavidad nasal, boca, oído y otros órganos. Además, los vasos linfáticos excretores de los ganglios submandibulares y otros ganglios linfáticos más pequeños de la cabeza y el cuello fluyen hacia ellos. Por lo tanto, todos los procesos infecciosos anteriores pueden causar linfadenitis cervical (En violación de la función de barrera de los ganglios linfáticos submandibulares.).
La causa de la inflamación de los ganglios linfáticos cervicales también puede ser:
  • Enfermedades fúngicas del cuero cabelludo. - tricofitosis (la tiña), microsporia, sarna.
  • Otitis - inflamación del oído causada por patógenos (neumococos, estafilococos).
  • Amigdalitis Inflamación de las formaciones linfoides de la cavidad oral (amígdalas) causado por la entrada de bacterias o virus patógenos.
  • Faringitis Inflamación infecciosa de la mucosa faríngea.
  • Rinitis Inflamación de la mucosa nasal.
  • Sinusitis Inflamación de uno o más senos paranasales - maxilares (sinusitis), frontal (frontal), en forma de cuña (esfenoiditis) y laberinto enrejado (etmoiditis).
  • Tiroiditis infecciosa Inflamación viral o bacteriana de la glándula tiroides.
  • Mononucleosis infecciosa Enfermedad viral en la que existe una lesión primaria del cuello uterino, y posteriormente otros grupos de ganglios linfáticos.
  • Rubéola - enfermedad viral sistémica que se desarrolla cuando el patógeno ingresa al cuerpo a través de las membranas mucosas del tracto respiratorio (aerotransportado), que conduce a la inflamación del cuello uterino y, posteriormente, a otros grupos de ganglios linfáticos.
  • Infección por adenovirus Un grupo de enfermedades de resfriados del tracto respiratorio superior causadas por adenovirus.
  • Influenza - infección viral respiratoria aguda (ARVI) causado por el virus de la gripe.
  • Heridas supurantes de cabeza y cuello.

Causas de la linfadenitis axilar

Los ganglios linfáticos axilares también se dividen en superficiales y profundos.En ellos se acumula la linfa de la piel, tejidos blandos y huesos de una extremidad superior, y también de la parte superior de la pared del estómago, el tórax y la glándula mamaria.

La causa de la inflamación de los ganglios linfáticos axilares puede ser:

  • Enfermedades purulentas e inflamatorias de la piel de la extremidad superior.forúnculo, carbunclo, hidradenitis de las glándulas sudoríparas axilares, impétigo, erisipela (descrito anteriormente).
  • Supuración de cortes y abrasiones en brazos, tórax y abdomen superior.
  • Lesiones fúngicas en la piel. - Esporotricosis, tricofitosis, microsporia.
  • Osteomielitis de los huesos del brazo Proceso inflamatorio causado por microorganismos piógenos y que afecta el tejido óseo.
  • Panaritium - Proceso purulento-inflamatorio de los tejidos blandos de los dedos, que puede extenderse a los tendones, huesos y articulaciones.
  • Mastitis enfermedad inflamatoria de la mama en las mujeres, que ocurre con mayor frecuencia durante el período de lactancia materna.

Causas de la linfadenitis inguinal

Los ganglios linfáticos inguinales recogen la linfa de todos los tejidos de la extremidad inferior, así como de los órganos genitales externos, el perineo, el abdomen inferior y la espalda.

Todas las enfermedades infecciosas de la piel, tejidos blandos y huesos, descritas anteriormente, pueden causar inflamación de los ganglios linfáticos inguinales, si la linfa fluye desde el área del cuerpo donde se encuentra el sitio de la infección.

La causa de la inflamación de los ganglios linfáticos inguinales también puede ser:

  • Gonorrea Enfermedad infecciosa inducida por gonococo que se transmite sexualmente y se caracteriza por una inflamación purulenta de las membranas mucosas de los genitales externos (Sobre todo en hombres, muy raramente en mujeres.).
  • Balanopostitis Inflamación de la piel del glande pene y prepucio causada por diversos agentes infecciosos (Usualmente cuando no se sigue la higiene personal.).
  • Colpit - Inflamación infecciosa de la mucosa vaginal.
  • Vulvitis Inflamación infecciosa de los órganos genitales externos de la mujer.

Síntomas de linfadenitis submandibular.

Las manifestaciones de esta forma de la enfermedad dependen del tamaño de los ganglios linfáticos, así como de la naturaleza del proceso inflamatorio.

Los síntomas de la linfadenitis submandibular son:

  • Nódulos linfáticos submandibulares agrandados. Al tacto (palpación) se definen como formaciones densas y dolorosas de forma redonda u ovalada, ubicadas en la región submandibular en uno o ambos lados, no soldadas a los tejidos circundantes (Se desplaza fácilmente debajo de la piel de lado a lado.). El tamaño de los ganglios linfáticos varía desde unos pocos milímetros en la etapa inicial hasta unos pocos centímetros en la etapa hiperplásica de la enfermedad. Muy a menudo, en la región submandibular, los vasos linfáticos inflamados son palpados: estructuras densas, delgadas como hilos que se extienden desde el ganglio linfático inflamado.
  • El dolor En la etapa inicial de la enfermedad, puede haber una ligera sensibilidad en la palpación de la región submandibular. A medida que avanza la enfermedad, el dolor se intensifica, acompaña a cualquier movimiento de la mandíbula (mientras hablamos) puede aparecer solo.
  • Cambios en la piel. En las etapas iniciales, la piel por encima de los ganglios linfáticos no se puede cambiar. A medida que se desarrolla el proceso inflamatorio, el enrojecimiento y la hinchazón de la piel sobre el foco de la inflamación y en el área circundante (Debido a la expansión y aumento de la permeabilidad de los pequeños vasos.). Hay un aumento de la temperatura local (Por 1 a 2 grados en comparación con la piel normal.).
  • Supuración del ganglio linfático (Se desarrolla con infección bacteriana.). En la etapa purulenta, los ganglios linfáticos crecen juntos entre sí y con los tejidos circundantes, convirtiéndose en formaciones densas, casi inmóviles. La piel sobre el nido de la inflamación es de color rojo brillante, tensa, inflamada. Hay un dolor pronunciado durante la palpación y en reposo, que limita el movimiento de la mandíbula inferior y el cuello.
  • Manifestaciones sistémicas. Cuando la infección se propaga más allá de los ganglios linfáticos, hay un aumento general de la temperatura corporal de hasta 38–40 ° C, debilidad general, somnolencia, dolores musculares y dolores de cabeza.

Síntomas de linfadenitis cervical.

Las manifestaciones de esta forma de la enfermedad se deben al tamaño de los ganglios linfáticos, su ubicación y la naturaleza del proceso inflamatorio.

Los síntomas de la linfadenitis cervical son:

  • Nódulos linfáticos cervicales agrandados. Pueden determinarse en la parte frontal o lateral del cuello, por encima de la clavícula. Cuando el sentimiento se caracteriza por los mismos signos que los ganglios submandibulares inflamados (descrito arriba). Cuando la inflamación de los ganglios linfáticos superficiales se puede palpar los vasos linfáticos inflamados.
  • El dolor Hay dolor en la palpación, durante los giros de cabeza, al hablar, al masticar y tragar alimentos.
  • Cambios en la piel. En el caso de linfadenitis cervical, la inflamación y la hinchazón de la piel se observan en el foco de la inflamación, así como más allá. Con el desarrollo de una forma purulenta, la piel se vuelve roja, en su superficie se pueden detectar pequeños brotes de pus. Los síntomas generales son muy pronunciados: hay un aumento en la temperatura corporal de hasta 40 ° C, debilidad, trastornos del sueño y dolores de cabeza.
  • Restricción de movimientos. Asociado con el dolor que se desarrolla en las últimas etapas de la enfermedad, con cualquier giro o inclinación de la cabeza, el paciente experimenta un dolor agudo severo en el área del centro de la inflamación. Además, un aumento pronunciado en los ganglios linfáticos profundos puede provocar la compresión de varios órganos del cuello: las cuerdas vocales, la tráquea, el esófago y los grandes vasos, que se manifiestan mediante los síntomas correspondientes (Cambio de voz, dificultad para respirar, violación del proceso de tragar alimentos.).

Síntomas de la linfadenitis axilar.

Las manifestaciones de linfadenitis axilar dependen de la actividad del proceso inflamatorio en los ganglios linfáticos afectados. Además, el apretón (ganglios linfáticos agrandadosa) los tejidos, nervios y vasos ubicados cerca del foco de la inflamación, pueden llevar a la aparición de ciertos síntomas.

Los síntomas de la linfadenitis axilar son:

  • Ganglios linfáticos agrandados en la región axilar. Más a menudo uno está determinado, menos a menudo - varios ganglios linfáticos agrandados. Su característica palpatoria no difiere de la linfadenitis de otras áreas. Los vasos linfáticos inflamados pueden ser detectados (Con inflamación de los ganglios linfáticos superficiales.).
  • El dolor Hay un dolor marcado en la axila, que puede extenderse hasta el hombro y la superficie lateral del tórax en el lado afectado. El paciente a menudo toma la posición forzada del cuerpo con el brazo apartado, lo que reduce la presión sobre los ganglios linfáticos inflamados y reduce un poco el síndrome de dolor.
  • Cambios en la piel en la región axilar. Con la inflamación de los nódulos axilares, el color de la piel sobre ellos durante mucho tiempo puede permanecer sin cambios. Solo con el desarrollo del proceso purulento la piel adquiere un color rojo púrpura, se vuelve edematosa, tensa.
  • Movimientos de la mano perturbados. El dolor se exacerba al tocar el área de los ganglios linfáticos inflamados y por los movimientos de las manos, lo que puede limitar la actividad diaria del paciente. Además, los movimientos pueden restringirse como resultado de un aumento pronunciado en los ganglios linfáticos axilares que alcanzan varios centímetros de diámetro.
  • Hinchazón de las manos del lado afectado. Puede ocurrir como resultado de la compresión por los ganglios linfáticos agrandados de las venas grandes del hombro y la región axilar. En este caso, el flujo de líquido del miembro superior se ve obstaculizado, abandona el lecho vascular y empapa los tejidos circundantes, lo que lleva al desarrollo de edema.
  • Sensibilidad deteriorada en el brazo del lado afectado. Este síntoma puede aparecer en caso de un aumento marcado en los ganglios linfáticos axilares. Esto conducirá a la compresión de los troncos nerviosos, pasando a las áreas axilares y braquiales, que pueden manifestar parestesias (gateando) en la zona del brazo del lado afectado, sensibilidad alterada, dolor y diversas alteraciones motoras.

Síntomas de linfadenitis inguinal

Los síntomas de esta forma de la enfermedad se deben a la localización y severidad del proceso inflamatorio, así como al tamaño de los ganglios linfáticos agrandados y al grado de compresión de los tejidos circundantes.

Los síntomas de la linfadenitis inguinal son:

  • Inflamación de los ganglios linfáticos en la ingle. Los ganglios linfáticos agrandados están ubicados en el área del ligamento inguinal y pueden alcanzar varios centímetros de diámetro. La característica de la palpación no difiere de la linfadenitis de otras áreas.
  • El dolor Para la linfadenitis inguinal se caracteriza por dolor severo en el corazón de la inflamación, y en la parte inferior del abdomen, en la parte superior de la pierna. El dolor aumenta al caminar, lo que puede limitar el movimiento normal del paciente.
  • Cambios en la piel. La piel sobre el foco de la inflamación y alrededor de ella está tensa, hinchada. Si el proceso purulento no se ha desarrollado, el color de la piel puede ser normal o rosado.
  • Hinchazón de las piernas del lado afectado. La causa de este síntoma es una violación directa del flujo linfático a través de los ganglios linfáticos inflamados, así como un aumento marcado en su tamaño, que puede llevar a la compresión de grandes vasos (Incluida la vena femoral que pasa directamente detrás de los ganglios linfáticos inguinales.).
  • Condición general del cuerpo.. No se cambia si no hubo supuración del ganglio linfático inflamado. En este caso, hay un aumento en la temperatura corporal de hasta 38 - 40ºС, debilidad general, dolor en los músculos de las piernas y el abdomen, dolores de cabeza, palpitaciones y otros síntomas de intoxicación del cuerpo.

Métodos de investigación de rayos X.

Se utiliza en casos de sospecha de lesión de grupos de ganglios linfáticos profundos, que es característico de varias enfermedades infecciosas sistémicas.

Los métodos de rayos X incluyen:

  • Encuesta de radiografía de tórax y abdomen. Le permite identificar grupos de ganglios linfáticos agrandados (broncopulmonar, traqueal y otros), determine el daño a los huesos de las extremidades con osteomielitis. Con linfadenitis tuberculosa específica, es posible determinar los focos de tuberculosis en el tejido pulmonar.
  • Tomografía computarizada - Método de investigación moderno, que permite determinar con mayor precisión el tamaño, la ubicación y la forma de los ganglios linfáticos inflamados, la presencia de abscesos o adenoflégonos, el grado de diseminación del proceso purulento en el área afectada.

Biopsia de ganglio linfático

Método de investigación invasivo (Asociada a la violación de la integridad de la piel.), cuya esencia reside en la extirpación y el estudio adicional de la parte del ganglio linfático inflamado. Este método está asociado con una serie de complicaciones, por lo que su uso en la linfadenitis está estrictamente limitado.

Las indicaciones para realizar una biopsia de ganglio linfático son:

  • sospecha de la naturaleza tumoral de un ganglio linfático agrandado,
  • linfadenitis crónica,
  • sospecha de linfadenitis específica,
  • falta de efecto de un tratamiento previsible (en la linfadenitis aguda o crónica).
Metodologia
Una biopsia se realiza bajo condiciones de operación estériles, bajo anestesia local o general.

Para tomar material de los ganglios linfáticos inflamados se utiliza:

  • Biopsia con aguja. En este caso, se inserta una aguja hueca especial en el ganglio linfático afectado, y algunos de sus tejidos pasan a la luz de la aguja.
  • Biopsia por aspiración con aguja fina. Se utiliza una aguja fina especial, cuyo diámetro interior es inferior a 1 milímetro. La aguja se conecta a una jeringa vacía y se inserta en el ganglio linfático afectado (a menudo bajo control de ultrasonido), después de lo cual se realiza la aspiración (agotamiento) tejido de los ganglios linfáticos en la jeringa y su investigación adicional.

Resultados de la investigación
El material resultante se envía al laboratorio, donde se tiñe con tintes especiales y se examina bajo un microscopio. Esto le permite identificar células tumorales en el ganglio linfático (cuando esté disponible), así como para determinar la gravedad y la naturaleza del proceso inflamatorio, el predominio de los linfocitos testificará a favor del daño viral en el ganglio linfático, la prevalencia de neutrófilos, a favor de una infección bacteriana.

Además, el material obtenido se siembra en medios nutritivos especiales destinados al cultivo de ciertos tipos de microorganismos. El medio nutritivo con el material de prueba se coloca en un termostato especial, en el que se crean condiciones óptimas para el crecimiento y la reproducción de bacterias. Si un agente infeccioso está presente en el punteado del ganglio linfático, entonces comenzará a proliferar activamente, y después de un tiempo, aparecerán colonias completas de estos microorganismos en el medio nutriente. Esto le permite determinar con precisión el tipo de patógeno, así como determinar su sensibilidad a diversos medicamentos antibacterianos, lo que le permitirá prescribir el tratamiento más eficaz.

¿Con qué médico contactar?

Con una inflamación dolorosa de los ganglios linfáticos en cualquier parte del cuerpo, debe consultar a un médico de familia tan pronto como sea posible. El médico examinará cuidadosamente el área afectada, examinará todos los otros grupos de ganglios linfáticos, prescribirá pruebas de laboratorio y, si es necesario, lo remitirá a consulta con otros especialistas.

Según la ubicación y el tipo de linfadenitis, es posible que deba consultar a los siguientes especialistas:

  • Otorrinolaringólogo (ENT) y / o dentista - Inflamación de los ganglios linfáticos submandibulares y cervicales.
  • Urólogo Inflamación de los ganglios linfáticos inguinales.
  • Terapeuta Inflamación de los ganglios linfáticos en el tórax o abdomen (Identificado utilizando varios métodos de diagnóstico instrumental.).
  • Dermatologo Con enfermedades crónicas infecciosas de la piel.
  • Fisiatrista - Con linfadenitis tuberculosa.
  • Cirujano Si hay signos de proceso purulento en los ganglios linfáticos inflamados.
Las principales direcciones en el tratamiento de la linfadenitis son:
  • tratamiento farmacológico,
  • fisioterapia
  • métodos tradicionales de tratamiento
  • tratamiento quirurgico

Pin
Send
Share
Send
Send