Ginecologia

Diagnóstico de pacientes con mioma uterino y adenomiosis.

Pin
Send
Share
Send
Send


El mioma uterino es una neoplasia benigna que se forma en el miometrio. Si se deja desatendido, la patología puede progresar y llevar al desarrollo de complicaciones graves. Cuando la enfermedad se detecta demasiado tarde, el médico puede decidir no solo acerca de la extirpación del tumor, sino también del órgano genital. El diagnóstico oportuno de los fibromas uterinos le permite detectarlo en una etapa temprana y llevar a cabo un tratamiento farmacológico o una terapia quirúrgica mediante laparoscopia.

Indicaciones para el diagnóstico de los fibromas.

La mayoría de las veces, el fibromioma no presenta síntomas pronunciados, y se descubre por casualidad durante un examen profesional por parte de un ginecólogo.

Aún así, muchas mujeres notan los siguientes signos que pueden indicar el desarrollo de tumores:

  • cambios en la naturaleza del sangrado mensual (su duración es de al menos 8 días, la aparición de dolor y coágulos de sangre),
  • dolor en la parte inferior del abdomen, en la espalda, en las extremidades inferiores, durante la intimidad,
  • micción frecuente y dificultad con el movimiento intestinal, que puede ocurrir debido a la compresión de los nódulos miomatosos de la vejiga, colon y recto,
  • aumento de la circunferencia abdominal,
  • abortos frecuentes.

Si aparece al menos uno de estos signos, vale la pena hacer una cita de inmediato con un médico que, durante un examen interno, pueda diagnosticar los fibromas.

Además, si una mujer tiene al menos uno de los siguientes factores, debe someterse regularmente a un examen con un especialista, ya que está en riesgo y puede desarrollar mioima:

  • menarquia tardía
  • Falta de parto y lactancia a los 30 años.
  • herencia
  • sobrepeso e hipodinamia,
  • abortos
  • estrés regular
  • anticonceptivos orales no coincidentes,
  • enfermedades de la mujer,
  • Patología del sistema cardiovascular.
al contenido ↑

Metodos de diagnostico

Es posible sospechar la presencia de fibromas en un paciente durante un examen ginecológico de rutina. El médico puede notar que el útero es más grande que el tamaño normal, hay sellos en su superficie.

Confirmar el diagnóstico ayudará a los métodos de investigación de laboratorio e instrumentales:

  1. Recopilación de la historia. El médico pregunta al paciente sobre las quejas existentes, la naturaleza del ciclo menstrual, las enfermedades ginecológicas, las cirugías, los embarazos, la presencia de fibromas de familiares inmediatos.
  2. Entrega de análisis. El hemograma completo ayuda a detectar el desarrollo de anemia, inflamación, tendencia al sangrado. Para determinar las tácticas adicionales del tratamiento, el médico puede ordenar donar sangre para hormonas, bioquímica, marcadores tumorales, coagulograma. El análisis clínico de la orina, elimina la infección del tracto urinario, frotis de la vagina - enfermedades de transmisión sexual. Para obtener más información sobre qué pruebas debe pasar para el mioma, consulte el artículo "Análisis para el mioma uterino".
  3. Ultrasonido, que puede ser transvaginal y transabdominal (sonda del sensor en la pared frontal del abdomen). El tipo de ultrasonido a elegir depende de la ubicación de los fibromas. La ecografía transabdominal se lleva a cabo en una vejiga llena, por lo que antes del procedimiento habrá que beber 1,5 litros de líquido. Más informativo es el examen vaginal. La ecografía puede detectar tumores, determinar su tamaño, la presencia de nódulos miomatosos mortales, quistes, suministro de sangre a los fibromas. La ecografía Doppler también se puede prescribir, lo que le permite evaluar la velocidad del flujo sanguíneo en el área de estudio. La aparición de una neoplasia siempre cambia el movimiento de la sangre en el órgano, y cuando es grande, tiene su propio sistema de suministro de sangre autónomo. Si el tumor crece, la tasa de flujo sanguíneo aumenta, a medida que su crecimiento se detiene, el suministro de sangre se ralentiza. Puede encontrar más información sobre esto en el artículo "Diagnóstico de los fibromas uterinos en la ecografía".
  4. La histeroscopia se realiza mediante un dispositivo de histeroscopio endoscópico. Tiene una minicámara, que permite inspeccionar el útero desde el interior, para considerar la ubicación y el tamaño de los nódulos miomatosos. Este método es muy preciso y se realiza cuando el tumor se localiza muy cerca de la membrana mucosa. Al mismo tiempo, se toman muestras de tejido del útero y se realiza un examen citológico. Puede leer sobre este método en el artículo "Histeroscopia de los fibromas uterinos".
  5. La colposcopia es un examen del cuello uterino mediante un estereomicroscopio, llamado colposcopio. Este método se describe con más detalle en el artículo "Colposcopia de los fibromas uterinos".
  6. La laparoscopia es un procedimiento quirúrgico que rara vez se realiza para el diagnóstico. Durante el mismo, se realizan varios pinchazos en la pared frontal de la cavidad abdominal, se inserta un endoscopio en uno de ellos, lo que permite examinar los órganos internos, lea más sobre esto en el artículo "Laparoscopia de los fibromas uterinos".
  7. Histerosalpingografía, un método de examen de rayos X que se realiza con una sustancia radiopaca.
  8. La resonancia magnética y la tomografía computarizada para identificar fibromiomas rara vez se prescriben, por regla general, para determinar la necesidad de tratamiento quirúrgico es suficiente para designar un ultrasonido. La tomografía permite distinguir una neoplasia benigna de un tumor maligno. Cada vez más a menudo, antes de la cirugía, realizada para eliminar los fibromas, se crean modelos 3D del tumor, lo que permite una mejor planificación de la operación. Al realizar la laparoscopia, es necesario aclarar su localización y tamaño para seleccionar el acceso óptimo. Para crear una imagen tridimensional es necesario mantener una resonancia magnética.

El método más seguro y fácil.

Los principales métodos de diagnóstico son los ultrasonidos, y todos los demás métodos son adicionales. Es sencillo, informativo y seguro. Puede utilizarse tanto en la etapa de diagnóstico como durante la intervención quirúrgica, ya que el resultado de una ecografía casi nunca es cuestionable.

Y gracias a la aparición del Doppler, este método de diagnóstico se ha vuelto aún más sensible.

¿Qué hacer si se confirma el diagnóstico?

No todas las mujeres diagnosticadas con fibromas uterinos requieren tratamiento. Pero si ella crece, tiene un cuadro clínico pronunciado, interfiere con la concepción y la realización de un niño, la terapia es necesaria.

La elección de las tácticas de tratamiento depende de muchas cosas:

  • la edad del paciente
  • el tamaño del tumor,
  • localización de los fibromas,
  • complicaciones

Si el tumor es pequeño y no hay riesgo de torsión, necrosis y sangrado, el médico puede decidir sobre una terapia conservadora. Se prescriben medicamentos hormonales (vea Hormonas en el mioma uterino), medicamentos que regulan el sistema inmunológico. El tratamiento conservador se puede encontrar en el artículo "Tratamiento de los fibromas uterinos".

Desafortunadamente, los fibromas no pueden curarse completamente con medicamentos. Tomar medicamentos puede reducir su tamaño y detener su crecimiento.

Deshacerse completamente de los fibromas solo es posible mediante cirugía. Dependiendo del curso de la enfermedad, el médico puede decidir qué operación realizar:

  • miomectomía, con tal intervención quirúrgica, solo se extirpan los tumores,
  • Histerectomía, durante la cirugía el útero se amputa completamente.

Lea más sobre los métodos quirúrgicos de terapia en el artículo "Cirugía para extirpar los fibromas uterinos".

Para comenzar el tratamiento a tiempo, es necesario diagnosticar el mioma lo antes posible, por lo tanto, es importante visitar a un ginecólogo con regularidad y realizar un ultrasonido.

Al hacer clic en el botón "Enviar", acepta los términos de la política de privacidad y da su consentimiento para el procesamiento de datos personales sobre las condiciones y para los fines especificados en ella.

Diagnóstico de los fibromas uterinos.

El método más informativo para diagnosticar los fibromas uterinos es el diagnóstico por ultrasonido. Los criterios acústicos patognomónicos para los fibromas uterinos son: un aumento en su tamaño (84,5%), deformación de los contornos (66,7%) y la aparición en las paredes del útero (o en su cavidad) de estructuras redondas o ovaladas con una impedancia característica más baja que el miometrio ( 100%).

Diagnóstico ecográfico transvaginal de los fibromas uterinos. localización subperitoneal No presenta dificultades significativas. Sin embargo, debe diferenciarse de los tumores del útero. El tumor se identifica como una educación redondeada con un mayor nivel de conducción del sonido fuertemente soldado al útero.

Los fibromas uterinos no peritoneales en general se caracterizan por los siguientes signos ecográficos: la reflexión acústica de la superficie del tumor que se enfrenta a la cavidad abdominal se caracteriza por una mayor absorción del sonido y, por lo tanto, se visualiza con menos claridad en comparación con la superficie uterina del nódulo de mioma.

Además, el mioma uterino subperitoneal complica la exploración de las estructuras ubicadas detrás de él (ovarios, asas intestinales, trompas de Falopio alteradas). Al escanear los nodos subperitoneales de los fibromas, el uso de un emisor de eco transvaginal de alta frecuencia con una zona de enfoque de rayos dentro de 70-80 mm permite rastrear con precisión la "visibilidad" de la imagen en la pantalla del dispositivo de ultrasonido desde la superficie uterina hasta la abdominal.

Las características distintivas de los ganglios subperitoneales de los fibromas en una base delgada ("en la pierna") son la ausencia del efecto de "crecimiento" del tumor en el miometrio, que se registra en los tumores en una base amplia, así como la movilidad del tumor en relación con el útero.

Doppler color. El valor diagnóstico del mapeo Doppler en color (DDC) es difícil de sobreestimar. La esencia de este método es la capacidad de visualizar todos los fluidos corporales en movimiento en tiempo real y analizar su movimiento. El estudio del flujo sanguíneo en los vasos de los tumores, que tienen sus propias características, permite considerar este método importante en el diagnóstico diferencial de los tumores benignos y malignos del útero.

DDC permite evaluar tres parámetros del flujo sanguíneo simultáneamente: dirección, velocidad y carácter (uniformidad y turbulencia). Debido a la alta resolución utilizada en el presente equipo, es posible visualizar e identificar los vasos más pequeños hasta el sistema de microvasculatura, invisibles al escanear en modo B-B.

El sistema de vascularización del tumor, como regla, está representado por una multitud de pequeños, muy delgados, anómalos en la forma y ubicación de los vasos, dispersos al azar en todos los tejidos del tumor. El flujo de sangre en estos vasos se caracteriza por una resistencia vascular extremadamente baja, alta velocidad y una variedad de direcciones. La imagen del flujo sanguíneo se caracteriza por un brillo pronunciado de la señal de color, y en la "coloración" de los tejidos tumorales, pueden prevalecer tanto los colores primarios como la forma de mapeo en "mosaico". Estas características del flujo sanguíneo se deben a la presencia de un gran número de anastomosis arteriovenosas entre los vasos recién formados, que proporcionan una alta energía cinética del flujo sanguíneo y explican la gran variabilidad de su dirección.

El método CDC tiene una alta sensibilidad, especificidad y precisión en el diagnóstico temprano de enfermedades tumorales de los órganos genitales internos y su diferenciación según el grado de malignidad. El nivel de vascularización estimado con la ayuda del TsDK permite predecir la rapidez de crecimiento de la formación revelada.

Diagnóstico ultrasonido fibroides uterinos submucosa o intermuscular con crecimiento centrípeto basado en la detección de un M-eco deformado o desplazado. En el caso de los nódulos de mioma submucosos, aparecen formaciones redondeadas u ovaladas con contornos suaves y ecogenicidad media dentro del útero agrandado. A diferencia de los pólipos endometriales, los nódulos fibroides tienen un mayor nivel de conducción del sonido.

Diagnóstico ultrasonido Fibromas uterinos intermusculares con crecimiento centrípeto Se basa en la visualización de una cavidad uterina deformada en forma de media luna con contornos suaves. En este caso, cerca de la superficie cóncava del eco uterino se determina por la formación de una impedancia acústica más baja que la del miometrio inalterado. En contraste con los fibromas submucosos uterinos, con el crecimiento del tumor centrípeto, se observa una deformidad de M-eco y la formación patológica se identifica en una longitud considerable de la capa muscular del útero.

Cuando el mioma uterino se observa a menudo cambios en la microcirculación en la sangre y los vasos linfáticos, edema, etc. En los ecogramas, estos procesos se reflejan en la aparición en la zona de localización tumoral de numerosas estructuras "quísticas" separadas por particiones ecopositivas. También se observa la aparición de una zona con mayor ecogenicidad y sin límites claros dentro del tumor, la visualización de la formación anecoica rodeada por un borde con un mayor nivel de conducción del sonido, la detección del fenómeno de amplificación acústica en la periferia del tumor.

Con miomas uterinos en proliferación Los ecogramas visualizan formaciones de forma redondeada con una cápsula densa y una estructura interna heterogénea: en la proyección de fragmentos de ecogenicidad media, se registran zonas acústicas con conductividad del sonido diametralmente opuesta (las áreas eco-negativas se alternan con elementos de tejido denso). El análisis de los ecogramas muestra que la proporción del componente quístico y denso de estos tumores varía según la gravedad de los procesos proliferativos.

Cuando se registra el mapeo Doppler en color de los miomas uterinos con "crecimiento verdadero", el tipo de suministro de sangre a lo largo del haz vascular del útero, el flujo sanguíneo intenso y de alta velocidad en el miometrio y los nódulos mio- matosos. La imagen del flujo sanguíneo intratumoral se caracteriza por una multitud de señales de los vasos que rodean la periferia y el centro del nódulo de mioma, la dirección caótica de los vasos y el pronunciado brillo de la señal de color, la presencia de una forma de mapeo en "mosaico". Se registraron muchas venas con VV max = 14 cm / seg. en varias partes del nódulo mioma. El índice de resistencia mínimo en el miometrio es 0.50 + 0.11, en los nódulos de mioma - 0.34 + 0.06.

Una comparación de los resultados de la ecografía y los resultados del estudio morfológico de preparaciones remotas reveló un alto contenido de información (96.5%) de este método. En el 95,7% de los casos, la ecografía promovió la detección de submucosa uterina y fibromas intermusculares con crecimiento centrípeto, y el 92,2% reveló fibroides con localización subperitoneal.

Histerosalpingografía. En la última década, para aclarar la naturaleza de la patología intrauterina, el método de histeroscopia se ha utilizado ampliamente. La mayoría de los autores señalan el alto valor diagnóstico de este método para la detección de nódulos de mioma submucosos y nódulos con crecimiento centrípeto. Además, con el propósito de un tratamiento con la ayuda de la histeroresectoscopia, es posible eliminar estas formaciones.

La histerosalpingografía se realiza con mayor frecuencia en pacientes con sospecha de fibromas uterinos con crecimiento centrípeto y con ganglios miomatosos de localización submucosa. Con miomas con características de localización submucosa, se obtienen imágenes claras. La cavidad parece grande en tamaño, deformada, con contornos distintos pero irregulares. Dentro de la cavidad uterina, en el centro oa lo largo del borde, una o varias imágenes lacunares están marcadas, redondeadas, con contornos claros, de diferentes tamaños. En los miomas intersticiales o subserosos, las imágenes radiológicas son menos concluyentes.

Tomografía computarizada. La TC se utiliza para el diagnóstico diferencial de los miomas subserosos con tumores ováricos o para la evaluación de los miomas grandes. La tomografía computarizada de los fibromas uterinos puede ser diversa y depende de cambios secundarios como la degeneración hialina, la calcificación y la necrosis de los nódulos. El síntoma más común de los fibromas uterinos en una tomografía computarizada es la deformidad de los contornos del útero. Un síntoma específico de los fibromas es la calcificación, que se detecta en un tomograma de computadora en forma de secciones puntuales con una densidad de hasta +800 - +1000 U.N.

Para determinar la arquitectura interna de la educación, se construyen histogramas. El histograma refleja las características de densidad del tejido estudiado. Los principales parámetros por los que se analizan los histogramas son el ancho de la base del gráfico, así como el número y la altura de los picos. Cuanto más uniforme sea el tejido, más baja será la base del histograma y el pico único. Si la estructura interna es heterogénea, entonces la base del histograma ocupa casi todo el eje horizontal de la gráfica y hay de 2 a 4 picos bajos.

Los fibromas uterinos suelen tener una estructura homogénea, cuya densidad varía de +40 a +60 U.N. При от­сут­ст­вии на­ру­ше­ния пи­та­ния в уз­ле, гис­то­грам­ма ха­рак­те­ри­зу­ет­ся очень уз­ким “ос­но­ва­ни­ем” и вы­со­ким “пи­ком” с плот­но­стью око­ло 45 Ед.Н.

Мультиспиральная компьютерная томография. La MSCT es uno de los métodos que permite estudiar el sistema vascular de todo el organismo o un órgano separado en tiempo real con la construcción posterior de un modelo computacional tridimensional del órgano estudiado. El sistema de recolección de datos con rotación continua (tercera generación) es el más adecuado para el estudio del sistema vascular.

Gracias al trabajo en tiempo real, hay una formación continua de la imagen que se muestra en la pantalla del ordenador. El programa evalúa la ingesta de un agente de contraste para iniciar automáticamente la exploración con el relleno de contraste óptimo del órgano de prueba (en el caso de los órganos pélvicos, la aorta abdominal se toma como el estándar de relleno de contraste óptimo).

En el estudio del lecho vascular de los órganos pélvicos mediante este método, existen varias etapas:

  1. Tomograma.
  2. La investigación nativa sin contrastar.
  3. Estudio de contraste para la administración intravenosa (bolus) del medicamento Omnipak 350 con una tasa de inyección de 3 ml / s 100 ml con un inyector automático. Hay una reconstrucción de la fase arterial en proyecciones tridimensionales.
  4. La fase portal (en este estudio sería más preciso llamarlo parénquima), que se lleva a cabo 1-1,5 minutos después del estudio principal y refleja el flujo de contraste hacia el parénquima de otros órganos pélvicos (miometrio) y hacia la vena porta y el hígado.

Todas las etapas del estudio tienen lugar con un espesor de corte de 2 mm. Como resultado del estudio, obtuvimos una revisión de los angiogramas tridimensionales del órgano en estudio.

Resonancia magnética. La RM permite obtener imágenes en 3 proyecciones mutuamente perpendiculares: transversal (axial), frontal (coronal) y sagital. Es posible obtener imágenes en proyecciones oblicuas (oblicuas).

La RM determina bien la apariencia de los miomas, el número de nodos, su localización y los cambios secundarios. En presencia de leiomiomas en la RM, el hallazgo más frecuente es la deformación de los contornos del útero, una pronunciada separación de los ganglios del miometrio circundante (la cápsula del ganglio es claramente visible).

Los leiomiomas tienen una disminución moderada en la intensidad de la señal en todos los pacientes con pulsos. En el caso de la calcificación, el mioma parece una formación con una intensidad de señal uniformemente alta, claramente delimitada por un anillo de baja intensidad del miometrio circundante. La intensidad reducida de la señal en las derivaciones del pulso T2, pero media, en las imágenes ponderadas en T1 se verificó histológicamente como hialinosis. Los leiomiomas de señal de alta intensidad en todas las derivaciones del pulso son morfológicamente similares al tejido necrótico. En nuestros estudios, las secciones sagital y frontal fueron las más informativas para la detección de leiomiomas.

En nuestros estudios, la RM fue más efectiva en casos diagnósticos dudosos y difíciles de patología uterina.

Por lo tanto, el diagnóstico de IRM para patología combinada es un método de diagnóstico altamente informativo y no invasivo, que proporciona una visualización clara de los órganos y es lo más libre posible de la subjetividad del investigador, lo que nos permite realizar el diagnóstico correcto en el 98,4% de los casos.

Laparoscopia La laparoscopia es muy eficaz en el diagnóstico diferencial de los tumores del útero y los apéndices. Durante el examen, el útero con una superficie lisa de color rosa brillante y múltiples ganglios miomatosos, que son algo más pálidos que el útero, son visibles en los ganglios de mioma subperitoneal. Este método permite la miomectomía conservadora en presencia de uno o más nodos ubicados de forma subserosa, cuya localización le permite eliminar todos los nodos durante la laparoscopia. Al realizar una colpotomía posterior, puede extraer los fibromas de los nodos de hasta 7-8 cm de diámetro.

Los nodos miomatosos con un diámetro de más de 7-8 cm no se pueden eliminar completamente a través del orificio colpotómico. Para su eliminación se utilizan herramientas especiales - morceladores. Estas herramientas están diseñadas para fragmentar el tumor y extraerlo de la cavidad abdominal en partes.

Por lo tanto, el diagnóstico de los fibromas uterinos hoy en día se puede hacer después del examen rectovaginal y la ecografía, especialmente con el mapeo Doppler en color. En casos difíciles de diagnóstico, como el mioma subseroso o los fibromas grandes con cambios secundarios en el ganglio que deben diferenciarse del tumor ovárico, el uso de la tomografía computarizada y la laparoscopia permiten el diagnóstico correcto en la etapa preoperatoria.

Diagnóstico de adenomiosis

En el diagnóstico de la endometriosis como una enfermedad de todo el organismo, la información obtenida como métodos de examen clínico general (trastornos del bienestar, su duración, periodicidad, ciclicidad, síntomas específicos asociados con daño a un órgano tanto dentro de la pelvis como en otros lugares), y examen ginecológico especial, instrumental, laboratorio e histología.

Las quejas de dispareunia imponen 26-70% de los pacientes que sufren endometriosis genital, infertilidad - 46-50%, anemia - 70-80%.

Los signos de endometriosis interna son: sangrado uterino, dismenorrea y cambios en el tamaño del útero. Actualmente, también se reconoce que uno de los principales síntomas de la adenomiosis es la función menstrual alterada: polimenorrea (en el 56,1% de los pacientes), sangrado deficiente en el período pre y posmenstrual en el 35,2% de los pacientes, la duración de la menstruación es 10-12 días

La algomenorrea es más pronunciada en la forma nodular y ocurre en el 77,2% de los pacientes con endomeriosis interna.

Examen ginecológico objetivo bimanual. Teniendo en cuenta las características de la clínica, uno de los métodos más importantes para diagnosticar la endometriosis, a pesar de la introducción generalizada de la ecografía y la laparoscopia en la práctica, sigue siendo un examen ginecológico objetivo bimanual.

Un estudio bimanual permite evaluar el tamaño del útero, su consistencia, forma, carácter superficial, sospecha de la presencia de formaciones tumorales en los apéndices uterinos, compactación en la región posterior y dolor de las paredes pélvicas, así como adherencias en la pelvis y proporciona diagnóstico valioso y diagnóstico diferencial ( especialmente de enfermedades oncológicas) información. En la endometriosis de la parte vaginal del cuello uterino, al examinarlas, se observan formaciones endometriales de diversos tamaños y formas (desde 0,9 a 0,8 cm de diámetro hasta cavidades quísticas de color rojo oscuro).

El uso de la colposcopia le permite especificar el lugar y la forma de la lesión endometriosis de la parte vaginal del cuello uterino y la mucosa del canal cervical distal. Con la localización de la endometriosis en la parte proximal de la membrana mucosa del canal cervical, la cervicoscopia producida por un fibrogisteroscopio puede proporcionar los datos más valiosos.

Ultrasonido, rayos X y MSCT. Uno de los métodos más accesibles y ampliamente utilizados para diagnosticar la endometriosis es un método de ultrasonido. En caso de endometriosis interna (localización corporal-ístmica), el valor diagnóstico de la ecografía es del 57-93%, dependiendo de la prevalencia del proceso. Con la localización retrocervical de la endometriosis, la precisión para determinar correctamente la presencia o ausencia de la enfermedad es del 95%. Con una combinación de análisis cualitativo y cuantitativo (computarizado) de histerosalpingogramas, la precisión del diagnóstico de la forma nodular de adenomiosis aumenta a 93%.

El patrón de rayos X en la forma difusa de la endometriosis interna se caracteriza por la presencia de "sombras de contorno" de varias longitudes y formas, que dependen de la localización de los focos endometrióticos. La longitud de las sombras puede ser de 2-4 mm a 1-2 cm.

De los otros métodos de rayos X, la tomografía computarizada multiespiral (MSCT, por sus siglas en inglés) tiene el mayor valor, lo que permite determinar con precisión la naturaleza del proceso patológico, su localización, la relación con los órganos vecinos y también para aclarar el estado anatómico de la cavidad pélvica, en particular, con infiltrados endometrioides de la zona precervida y parámetros (79). y 77%, respectivamente), cuyo diagnóstico por otros métodos, incluidos los invasivos, es difícil. En caso de endometriosis interna, el valor diagnóstico de MSCT es significativamente menor: 53%, respectivamente.

Resonancia magnética. El método más informativo de los métodos no invasivos es la resonancia magnética, que, gracias a la alta resolución del tomógrafo MRI, proporciona una excelente visualización de los órganos pélvicos y su estructura, lo cual es especialmente importante en la adenomiosis.

La adenomiosis en las imágenes ponderadas en T1 se caracteriza por la isointensidad con los tejidos circundantes, sin embargo, se detecta claramente un cierto número de puntos con alta intensidad de señal. Una lesión con una intensidad de señal baja es a menudo intensiva en iso con una banda de baja intensidad y parece un engrosamiento local o difuso de esta banda, es decir, La lesión se extiende a lo largo del endometrio y no deforma la cavidad uterina.

La RMN puede diagnosticar correctamente la endometriosis interna y el grado de diseminación. Con la ayuda de MRI se revelaron violaciones de la anatomía zonal uterina. Se definen formas difusas y nodales de adenomiosis. La forma nodal de la endometriosis se parece a la formación en el espesor del miometrio con una señal de baja intensidad sin límites claros. La forma difusa se define como un uniforme o desigual con una intensidad de señal heterogénea (la zona de amplificación de la señal está entretejida con las zonas de descenso que rodean estas últimas) aumentando hasta la membrana serosa de la zona de unión, lo que no contradice los datos de la literatura. Una lesión con una intensidad de señal baja suele ser intensiva en iso con una banda de baja intensidad sin límites claros en el miometrio. En nuestros estudios, la extensión de la endometriosis interna se determinó por el engrosamiento de la zona de transición y la heterogeneidad en la intensidad de la señal de esta última.

Laparoscopia Actualmente se considera que la laparoscopia es uno de los métodos más precisos para diagnosticar la endometriosis. Cuando se diagnostica la endometriosis ovárica, por ejemplo, este método proporciona una precisión del 96%. Con la localización de las heterotopías en la superficie del peritoneo, la precisión del diagnóstico laparoscópico alcanza el 100%. La laparoscopia proporciona la capacidad de determinar el tamaño de los implantes, su número, madurez (en color y forma), actividad.

La desventaja del método es la dificultad de diagnosticar la profundidad de las formas infiltrativas de las heterotopías y, por ejemplo, en el caso de la endometriosis intrauterina, su presencia se puede diagnosticar por vía laparoscópica solo si se afecta todo el grosor del útero, con la participación de la membrana serosa.

Cada vez más importante en el diagnóstico de la endometriosis es la definición en la sangre de varios marcadores tumorales. Los más accesibles en la actualidad son la determinación de los oncoantígenos CA-125, CEA y CA-19-9, cuyo análisis se realiza mediante un ensayo inmunoabsorbente ligado a enzimas (ELISA) relativamente simple e inofensivo, así como la determinación de la prueba de PO (prueba de diagnóstico universal para el crecimiento de tumores basada en fijación de cambios en los parámetros de hemaglutinación, determinada en la reacción de inmuno-ESR). Se estableció que en el suero de individuos sanos, la concentración de marcadores tumorales CA-125, CA-19-9 y CEA promedia los 8.3, 13.3 y 1.3 ng / ml, respectivamente. Mientras que con la endometriosis, estas cifras promedian 27.2, 29.5 y 4.3 U / ml, respectivamente.

Sin embargo, en algunos casos atípicos, cuando todos los demás datos son negativos, el diagnóstico de endometriosis se establece solo sobre la base del examen histológico de los tejidos obtenidos mediante biopsias, por ejemplo, durante la laparoscopia o durante la extirpación quirúrgica de los focos.

Registre a los especialistas llamando a un único centro de llamadas: +7 (495) 636-29-46 (m. "Shchukinskaya" y "Ulitsa 1905 goda"). También puede inscribirse en un médico en nuestro sitio web. ¡Le devolveremos la llamada!

Ultrasonido de los fibromas uterinos.

Para un diagnóstico más preciso de los fibromas uterinos, al paciente se le asigna una ecografía (EE. UU.). Este método le permite describir el tamaño de los nódulos de mioma y hacer un diagrama de su ubicación en el útero.

Después de pasar la ecografía, es muy importante que el paciente le pida al médico que no solo describa los nódulos miomatosos y el flujo sanguíneo en ellos, sino también que haga un diagrama de la ubicación de estos nodos, es decir, Representa gráficamente exactamente dónde están ubicados, qué tamaño son y cómo se relacionan con la cavidad, el cuello o la parte inferior del útero.

Esta información es muy importante, ya que es la ubicación de los nodos en relación con las estructuras anatómicas del útero lo que le permite determinar con precisión qué método de tratamiento para esta enfermedad será el más óptimo en un caso determinado. Si el médico que describe los resultados del ultrasonido no hace esto, el paciente debe insistir en esa descripción; en este caso, la información sobre la enfermedad será la más completa y precisa.

RM con mioma uterino

Si el útero es muy grande, será prácticamente imposible realizar un diagnóstico preciso de esta enfermedad mediante el uso de ultrasonido, ya que el ultrasonido puede penetrar en los tejidos solo hasta una pequeña profundidad. En este caso, un método de diagnóstico adicional puede ser imágenes de resonancia magnética (MRI). Con un útero bastante grande, la RMN le permite determinar con mayor precisión el tamaño y la ubicación de los nódulos de mioma.

Por lo general, las imágenes por resonancia magnética producen imágenes que muestran con precisión la proporción de nódulos miomatosos en relación con las estructuras anatómicas del útero, y todo esto se ve claramente en la imagen resultante, por lo que ya no es necesario exigir al médico que realice un diseño.

Otros métodos de diagnóstico de los fibromas uterinos.

En algunos casos, para el diagnóstico de los fibromas uterinos, se usa la hidrosonografía, un estudio de ultrasonido especial, que se realiza con la introducción de un líquido especial en el útero. Este diagnóstico muestra claramente el tamaño de los nódulos de mioma y su ubicación en relación con el útero.

En la mayoría de los casos, para un diagnóstico preciso de los fibromas uterinos y para determinar el tamaño y la ubicación (ubicación) de los ganglios miomatosos mediante ecografía, resonancia magnética o hidrosonografía es suficiente. Pero a veces, en el diagnóstico de esta enfermedad, se usa la histeroscopia, un método para estudiar los ganglios miomatosos de la cavidad uterina. Pero en casi todos los casos, el método de histeroscopia para el diagnóstico de esta enfermedad es algo redundante, ya que la ecografía o la RMN proporcionan toda la información necesaria sobre el tamaño y la localización de los ganglios miomatosos, que es necesaria para elegir el método de tratamiento para esta enfermedad.

Examen ginecologico

El mioma es una enfermedad muy "astuta" que inicialmente no se manifiesta. Incluso las mujeres diagnosticadas con etapas serias que requieren cirugía no podrían ser conscientes de la existencia de esta educación en sí mismas. La falta de tratamiento oportuno puede conducir a la infertilidad después de la cirugía. Por lo tanto, es extremadamente importante someterse sistemáticamente a un examen ginecológico, durante el cual el médico puede determinar los cambios en la estructura del útero, su densidad y tamaño, y dirigirlo para un examen adicional si es necesario.

Dado que la predisposición genética, las características sexuales de una mujer, los problemas pasados ​​con el sistema reproductivo juegan un papel importante en el desarrollo de esta enfermedad, es muy importante antes de un examen ginecológico responder con sinceridad y en detalle todas las preguntas formuladas por el médico:

  • cuando comenzaron las primeras menstruaciones, y cuál era su naturaleza,
  • ¿Ha hecho una mujer abortos o alguna otra intervención?
  • cuántos nacimientos hubo, y hubo alguna complicación en el proceso de resolución,
  • si había fibromas en mujeres en el género del paciente.

Durante el examen a dos manos de la mujer en la silla, el ginecólogo estudia la piel y las membranas mucosas. Cuando el fibroma es ligeramente más alto que la región púbica, la formación de una mayor formación puede determinarse por la palpación del abdomen. Pero este no es el factor determinante, ya que es posible detectar mioma uterino sin tal signo.

Si durante un examen ginecológico, el médico sospecha la presencia de fibromas, puede derivar al paciente para que le realice pruebas adicionales y una ecografía. Además, los siguientes factores pueden ser indicaciones para el seguimiento:

  • el inicio del paciente clímax,
  • Historia de los abortos y abortos.
  • demasiado dolor durante la menstruación,
  • si los meses van de forma intensiva y durante mucho tiempo, alrededor de 7-10 días,
  • si el paciente siente dolor molesto y calambre en la parte inferior del abdomen,
  • Si hay manchas no se asocia con la menstruación.

Ultrasonido para mioma uterino.

Este método de diagnóstico para la presunta educación benigna se usa tanto en ginecología como en obstetricia. Es bastante informativo y seguro. Puede obtener una referencia para un examen de ultrasonido con su médico después de un examen ginecológico. Además, solo un médico puede determinar qué ecografía debe realizar el paciente: transabdomial o transvaginal.

No se necesita preparación especial para el procedimiento. При наружном исследовании органов малого таза нужно лишь за полтора часа до УЗИ выпить полтора литра воды для заполненности мочевика, а при трансвагинальном исследовании, наоборот, нужно предварительно полностью опорожнить его.

УЗИ органов малого таза

Это так называемое трансабдомиальное обследование, не требующее проникновения в полость влагалища. El dispositivo escanea los órganos a través del estómago. El útero y sus apéndices se examinan de inmediato. Al mismo tiempo, se aplica un gel especial a la parte inferior del abdomen y al sensor del dispositivo de imágenes por ultrasonido, que mejora la transmisión de la señal.

Para la mayoría de las mujeres, no está claro cómo se ven los fibromas uterinos en el monitor del aparato, y mientras tanto, los especialistas son conscientes de los signos de patología por la presencia de un objeto circular heterogéneo en la estructura, que tiene un contorno claro y uniforme que debilita la señal de ultrasonido. El tipo de fibromas uterinos en la ecografía todavía depende en gran medida de su localización, así como de la composición de sus tejidos. Así, los fibromas se muestran como luz y los leiomiomas, debido al predominio de los tejidos musculares lisos en ellos, darán una imagen hiperecoica y más uniforme.

Ultrasonido transvaginal

Al realizar este tipo de examen, se utiliza un sensor con una señal más sensible, por lo que el resultado se considera más preciso. El sensor se inserta a través de la vagina, durante un procedimiento indoloro, puede diagnosticar el mioma en una etapa temprana. Al mismo tiempo, se estudia la naturaleza del flujo sanguíneo en ella, la localización es precisa, se obtienen las dimensiones y se obtiene una imagen objetiva.

Cuando hacer

Entonces, ¿qué día del ciclo para realizar una ecografía del útero depende del tipo de educación? Si se sospecha la presencia de una masa submucosa, entonces la ecografía se realiza mejor a los 19-24 días del ciclo mensual. En este momento, un endometrio engrosado ayudará a identificar el tumor. En otros casos, el período ideal será de 3-5 días del ciclo, aunque generalmente se realiza en 5-7, cuando el flujo menstrual se ha detenido por completo. Después del décimo día de la ecografía no tiene sentido, ya que la definición de fibromas en este período no será confiable.

Estos términos son fácilmente justificados. Primero, en este momento el endometrio apenas comienza a crecer, y durante el examen se pueden ver incluso los nódulos de mioma más pequeños. En la siguiente fase, los nodos se pueden confundir con el cuerpo lúteo o el folículo ovárico agrandado. En segundo lugar, en este momento, la cantidad de progesterona en el cuerpo aumenta, lo que puede provocar un aumento en los fibromas, y luego se verán mejor en la ecografía.

¿Qué se puede confundir?

Durante la ecografía, a veces se pueden cometer errores en el diagnóstico, ya que la imagen ecográfica del tumor no siempre se puede leer sin ambigüedades.

Uno de los signos de la presencia de la enfermedad es el útero, de tamaño más grande, pero en algunos casos el mioma se puede confundir con un aumento uniforme en el órgano, que es característico de las mujeres que dan a luz, en pacientes con desarrollo anormal del útero o con una forma difusa de endometriosis interna.

En algunos casos, puede confundir el mioma con los vasos venosos dilatados del miometrio, pero después de una exploración de la posición de un objeto sospechoso en los vasos, se detecta su flujo sanguíneo característico y se refuta el diagnóstico de "mioma".

Los nódulos submucosos de tamaños pequeños también se pueden confundir con pólipos y masas grandes con tumores ováricos. En caso de duda, es necesario realizar investigaciones adicionales, preferiblemente por una vía transvaginal.

Histeroscopia

Este es otro tipo de examen del útero, que se realiza mediante un histeroscopio. Al mismo tiempo puede identificar y solucionar problemas dentro del cuerpo. Durante el procedimiento, puede realizarse una biopsia, diseccionar pólipos endometriales, fibromas submucosos, sinequias y septos dentro del útero, así como lesiones hiperplásicas endometriales.

Este procedimiento le permite evaluar la mucosa del departamento fimbrial y recanalizar las trompas de Falopio.

Colposcopia

Este procedimiento se realiza mediante un colposcopio, que agranda la vagina y le permite al médico examinar incluso los cambios más pequeños y revelar diversas patologías. Durante el procedimiento, el video y la fotografía pueden llevarse a cabo para un procesamiento adicional por computadora. Para determinar la presencia de cualquier formación durante la colposcopia, el médico puede tomar una biopsia del área más afectada.

La manipulación se prescribe en el caso de cambios visibles en la superficie del útero durante un examen ginecológico o en presencia de células atípicas en frotis en la citología.

Laparoscopia

Esta técnica se usa con mayor frecuencia no para reconocer el mioma uterino, sino para su extirpación directa. La laparoscopia se prescribe en el caso de tamaño pequeño de los nódulos de mioma, así como en pacientes con múltiples nódulos o anemia en la historia.

Durante este procedimiento, se realizan 3 pequeñas punciones en la cavidad abdominal. Un tubo especial con una cámara en el extremo se inserta en el primer orificio, ubicado cerca del ombligo. La imagen de la cámara se muestra en la pantalla. Y en los otros dos agujeros se introducen herramientas, nodos de disección fibroides.

Este método es de bajo impacto, caracterizado por un corto período de rehabilitación, una baja probabilidad de formación de adherencias y la ausencia de dolor después de la manipulación.

Culdoscopia

Esta es una de las formas de examinar los órganos de la pelvis pequeña, que se realiza mediante un endoscopio. Este dispositivo se inserta en la cavidad uterina rectouterina a través de la vagina a lo largo de la prótesis posterior. La culdoscopia puede revelar cáncer de ovario, embarazo ectópico, tuberculosis anexial, mioma uterino y otras patologías. Las contraindicaciones al procedimiento son la presencia de procesos inflamatorios en los órganos reproductivos.

Examen de rayos x

La manipulación, durante la cual el estudio de los vasos sanguíneos en los órganos pélvicos con la ayuda de una máquina de rayos X, se denomina examen angiográfico. Este método de detección de fibromas dentro de las paredes uterinas requiere la introducción de un agente de contraste en el cuerpo, en la mayoría de los casos es el yodo.

Examen de sangre y orina

Los fibromas de diámetros pequeños pueden ser asintomáticos, pero un hemograma completo ayudará a detectar procesos inflamatorios o anemia en un paciente con esta enfermedad a tiempo. El laboratorio estudia el número de glóbulos rojos, hemoglobina, plaquetas y leucocitos.

Además, es posible que deba realizar un análisis de sangre bioquímico para determinar el nivel de bilirrubina, proteínas, hierro y glucosa en el cuerpo. Con un mayor riesgo de sangrado severo, se extrae sangre para la coagulación.

El análisis de orina se administra para detectar infecciones en el sistema genitourinario. Los análisis en sí mismos no contienen la información completa sobre la condición del paciente, pero a menudo complementan el cuadro general al hacer un diagnóstico.

Diagnostico diferencial

Los fibromas uterinos se diferencian de las formaciones oncológicas o del sarcoma del útero, también deben distinguirse de otros tumores ováricos benignos y malignos, la inflamación de los tumores en el útero e incluso el embarazo.

Los fibromas uterinos diagnosticados con mucho cuidado en pacientes posmenopáusicas, en este momento es necesario buscar más detenidamente la causa del agrandamiento uterino, ya que existe una alta probabilidad de desarrollar procesos malignos en el endometrio y otras patologías en los ovarios, también es posible que el canal esté bloqueado.

Fibromas uterinos: síntomas y signos

Toda mujer debe seguir el ciclo menstrual: períodos regulares y no abundantes: este es uno de los principales criterios para la salud hormonal y reproductiva. El desarrollo de los fibromas uterinos necesariamente se manifiesta a través de una violación del ciclo, por lo tanto, los signos aparentemente aleatorios o triviales no se pueden ignorar cuando la menstruación ocurre dos veces al mes o cuando el ritmo de vida habitual se interrumpe debido a un sangrado abundante. El tamaño y la ubicación del tumor son muy importantes para la aparición de los síntomas (cuando se los ve en una silla, el médico compara el tamaño del útero con el tamaño del cuerpo durante el embarazo normal, en el caso de nódulos únicos, puede determinarse por palpación, es decir, por contacto):

  1. leiomioma grande, cuando el tamaño total del útero es de 12 a 14 semanas de embarazo,
  2. leiomioma mediano (tamaño alcanza 8-10 semanas),
  3. tumor muscular de pequeño tamaño (no más de 6-7 semanas),
  4. fibromas uterinos múltiples, cuando hay 2 o más nodos,
  5. Nódulo submucoso, que se encuentra en el útero,
  6. tumor intersticial (formación nodular ubicada en la pared muscular del órgano),
  7. nodo subseroso en una base ancha o delgada (el tumor se encuentra en la pared externa),
  8. Nódulo de mioma isquémico cuando el tumor proviene del cuello uterino.

¿Qué signos indican fibromas uterinos?

Para cada opción, los síntomas son característicos que ayudan al médico a sugerir un tipo de tumor muscular. Un especialista experimentado definitivamente le preguntará a una mujer sobre los síntomas que son típicos de la enfermedad.

Síntomas en las primeras etapas.

Es posible que un único ganglio de mioma o un leiomioma múltiple de tamaño pequeño no se manifieste de ninguna manera: el tumor se detecta accidentalmente en la próxima visita al ginecólogo o durante la ecografía profiláctica.

Una mujer debe prestar atención a los siguientes signos, que pueden indicar un posible desarrollo de los fibromas uterinos:

  1. acortamiento del ciclo menstrual, cuando pasan menos de 24 días entre períodos,
  2. un aumento en la abundancia de la menstruación,
  3. extensión de los días críticos, cuando los meses mensuales van 6-8 días,
  4. violación del ciclo menstrual, manifestada por frecuentes retrasos de la menstruación y la llegada de días críticos en 35-40 días,
  5. la aparición de anemia en mujeres con menstruación abundante,
  6. Tirando o presionando el dolor en la parte baja del abdomen,
  7. problemas con la función de la maternidad (aborto perdido, aborto espontáneo o parto prematuro, incapacidad para concebir un hijo).

Los primeros síntomas del mioma uterino: ¡es hora de ver a un médico!

El crecimiento de los fibromas uterinos se manifiesta por sangrado, dolor y problemas con el trabajo de los órganos pélvicos. Un nódulo miomatoso ubicado en la pared frontal o en el área del cuello uterino causa problemas al orinar. El tumor de la pared uterina posterior presiona el recto, siendo el principal factor causante del estreñimiento. La formación de enlace (intraligamentaria) ejerce presión sobre los haces vasculares, los uréteres y el plexo nervioso, creando dolor severo e interrumpiendo el funcionamiento de los órganos internos.

Cómo diagnosticar el mioma uterino en una etapa temprana

Si sospecha la posible presencia de patología ginecológica causada por el crecimiento muscular, el médico lo derivará a una ecografía transvaginal, que es un examen obligatorio para la sospecha de fibromas uterinos. Gracias a esta técnica segura y asequible, puedes identificar:

  • el tamaño del útero,
  • el número de nodos miomatosos
  • condición endometrial (el revestimiento interno del útero, que es la fuente de sangrado uterino),
  • Cambios patológicos en los ovarios.
  • Condición de los órganos adyacentes.

Opciones de diagnóstico para los fibromas uterinos: ecografía y resonancia magnética: ¿cuál es mejor?

Los diferentes tipos de patología ginecológica pueden acompañarse entre sí, por lo que el médico debe obtener la máxima información diagnóstica durante el examen y asegurarse de distinguir otras enfermedades de los órganos femeninos del leiomioma.

Fibromas uterinos de tamaños pequeños.

Las formaciones de hasta 1,5 cm de tamaño están relacionadas con tumores musculares de tamaños pequeños. Las siguientes opciones son posibles:

  • un único ganglio mioma intersticial o subseroso con un diámetro inferior a 15 mm,
  • leiomioma submucoso hasta 1,5 cm,
  • Múltiples fibromas pequeños con un tamaño total de no más de 7-8 semanas de embarazo.

El mioma uterino es pequeño

Un único nodo intersticial o subseroso de pequeño tamaño generalmente no se manifiesta y no requiere tratamiento quirúrgico. Un médico con ultrasonido transvaginal controlará el estado del tumor y prescribirá un tratamiento farmacológico para prevenir el crecimiento del leiomioma. La submucosa debe eliminarse bajo el control de la histeroscopia. El mioma uterino múltiple de pequeño tamaño debe tratarse con medicamentos y aplicando operaciones de preservación de órganos de acuerdo con las indicaciones. El factor terapéutico óptimo es el embarazo, la gestación y la lactancia a largo plazo.

Mioma del útero grande

Cualquier variante de tumor miomatoso con un tamaño superior a 4-6 cm requiere un enfoque serio para el examen y el tratamiento. Los médicos distinguen los siguientes tipos de tumor muscular:

  • mioma uterino de tamaño mediano (nudo simple de 4 cm o más),
  • Leiomioma múltiple con un nodo dominante de no más de 4-6 cm,
  • Tumor muscular de más de 6 cm.
  • formación nodular subserosa en un tallo delgado con un tamaño de más de 4 cm,
  • leiomioma submucoso con hemorragia uterina severa,
  • Fibroides uterinos complejos.

Las tácticas de la terapia para el tamaño muscular grande dependen del deseo de una mujer de dar a luz a un niño. Ante la presencia de planes reproductivos, el médico utilizará medicamentos que reducen el tamaño de los nódulos miomatosos y crea las condiciones para el embarazo deseado. Si una mujer no quiere dar a luz, puede aplicarse un tratamiento quirúrgico.

Fibromas uterinos: tamaños para cirugía

El tratamiento quirúrgico de los fibromas uterinos se lleva a cabo de acuerdo con las indicaciones.

Los fibromas uterinos. ¿Cuándo es necesaria la cirugía?

Las razones incondicionales para la cirugía son las siguientes opciones para el tumor muscular:

  1. el valor total del útero miomatoso, comparable con el embarazo durante un período de 14 a 15 semanas,
  2. Compresión de la vejiga y el recto, confirmada por el examen de resonancia magnética,
  3. sangrado en el fondo de cualquier forma de leiomioma, que no se puede detener con medicamentos,
  4. rápido crecimiento de los fibromas uterinos,
  5. localización submucosa del nódulo de mioma,
  6. Deterioro del flujo sanguíneo en el ganglio con necrosis y dolor severo.
  7. formación subserosa sobre una base delgada,
  8. cualquier variante de fibromas uterinos complejos (interrelacionados, intersticiales, múltiples con diferentes tipos de nódulos),
  9. Combinación de varios tipos de patología ginecológica,
  10. Sospecha mínima de neoplasia maligna en el fondo de los fibromas uterinos.

La necesidad de una cirugía es una decisión individual del médico, basada en un examen completo con ecografía, histeroscopia y resonancia magnética. Según la edad de la mujer, el deseo de mantener la fertilidad, el tipo de tumor muscular y el posible riesgo de complicaciones, se utilizan los siguientes tipos de operaciones:

  • extirpación conservadora de ganglios con preservación del órgano reproductor,
  • embolización de la arteria uterina (flujo sanguíneo vascular alterado en el área del nódulo para reducir el tamaño del tumor),
  • amputación supravaginal del útero (extirpación parcial de un órgano),
  • Histerectomía (extirpación completa del útero).

Tratamiento con medicamentos o cirugía?

En mujeres menores de 35 años, el tratamiento conservador de los fibromas uterinos es el más utilizado, lo que permite que se logre la maternidad en el futuro.

Tratamiento sin cirugía.

El tratamiento farmacológico de los fibromas uterinos se utiliza en los siguientes casos:

    1. Nódulos de mioma simples y múltiples de pequeño tamaño sin alterar la menstruación,
    2. educación intersticial asintomática,
    3. Tumor muscular de tamaño mediano en ausencia de dolor y trastornos menstruales.
    4. preparación de medicamentos para la cirugía para el mioma uterino múltiple de gran tamaño, que proporciona una reducción en el tamaño de los ganglios y facilita la intervención quirúrgica,
    5. El deseo de una mujer de preservar la capacidad de tener hijos.
    6. incapacidad para realizar la operación por razones médicas (enfermedad cardíaca grave, patología vascular con riesgo de tromboembolismo, el estado después de un accidente cerebrovascular, presión arterial alta no corregida),
    7. Edad de una mujer cercana a la menopausia (40-45 años).

¿Cómo hacer una tomografía para el mioma uterino?

La terapia con medicamentos es efectiva para tumores benignos pequeños, pero con una gran formación nodular, ningún medicamento y ningún tratamiento para los fibromas pueden proporcionar un alivio completo de la enfermedad. La terapia del curso requiere un control ecográfico regular y, en casos difíciles, se debe realizar una RMN. Es recomendable realizar todos los estudios de control en un solo lugar, para que el procedimiento se lleve a cabo en una máquina y la conclusión en papel y en formato electrónico sea emitida por un especialista calificado. En nuestro sitio web, en línea o por teléfono, puede inscribirse para una exploración de MRI en un momento conveniente ya precios razonables. Los resultados del examen deben dirigirse a su médico.

Métodos modernos de detección de fibromas uterinos: diagnóstico de laboratorio y hardware

Los tumores benignos uterinos, desafortunadamente, no son infrecuentes. Por ejemplo, los fibromas se encuentran en la mayoría de las mujeres de 30 a 45 años de edad.

Formaciones similares se forman a partir de estructuras uterinas de tejido muscular. El éxito del tratamiento depende en gran medida de un diagnóstico oportuno y calificado.

El proceso de diagnóstico se basa en un estudio exhaustivo de las manifestaciones clínicas de la patología, en los datos obtenidos como resultado de exámenes ginecológicos, estudios instrumentales y de laboratorio, etc.

En general, el diagnóstico de los fibromas uterinos involucra procedimientos tales como:

  • Examen ginecologico
  • Diagnóstico ultrasonido
  • Examen laparoscópico e histeroscópico,
  • Colposcopia y culdoscopia,
  • Estudio angiografico
  • Rayos x
  • Diagnóstico de laboratorio.

Cada uno de estos métodos tiene sus propias ventajas, por lo que los consideramos con más detalle.

Indicaciones para la resonancia magnética del útero

La RM del útero y los ovarios se prescribe para patologías ginecológicas. Los datos obtenidos se utilizan para la formulación y diferenciación del diagnóstico final. La imagen muestra la posibilidad de cirugía y analiza sus resultados.

  • dolor en la región pélvica,
  • sospecha de embarazo ectópico
  • educación en el útero,
  • trastornos menstruales,
  • lesión de los órganos pélvicos,
  • endometritis,
  • sospecha de desarrollo de quistes ováricos,
  • sangrado vaginal
  • Falta de embarazo (infertilidad).

El embarazo con una cicatriz en el útero requiere una investigación cuidadosa. Después de ser examinado por un ginecólogo, se prescribe una ecografía, en la que se analiza la tasa de espesor de la cicatriz (el efecto residual de las intervenciones quirúrgicas). En los 4-5 días del ciclo, se realiza una histeroscopia. El método evalúa la superficie interna de la cicatriz. La histeroscopia ayuda a estudiar cuidadosamente el defecto (color, número de vasos).

¿Qué muestra una resonancia magnética?

Al pasar por el procedimiento se revela:

  • desarrollo tumoral, metástasis,
  • formaciones quisticas
  • Procesos inflamatorios e infecciosos.
  • adherencias en las trompas de Falopio,
  • endometriosis
  • Patologías congénitas o adquiridas,
  • Cambios patológicos en los vasos sanguíneos.

De acuerdo con los resultados de la RMN de los ovarios y órganos ubicados en la pelvis pequeña, se determina el riesgo de parto prematuro y se evalúa la cicatriz después de una cesárea (embarazo repetido). El procedimiento se realiza a una edad gestacional superior a tres meses.

El método de investigación no invasivo proporciona información completa sobre el estado de los órganos internos. Mire la foto y verá cómo se ve una imagen de muestra.

Neoplasias benignas en el útero.

Los tumores benignos surgen de una alteración en el mecanismo de la división celular. A diferencia de los tumores malignos, no tienen metástasis, aumentan lentamente y son estructuralmente similares al tejido en el que aparecieron.

  • miomas: formaciones de tejido muscular (debajo del peritoneo en la superficie del útero, en el grosor del miometrio, con nódulos que violan la forma del útero, intraligamentaria - en el espesor del ligamento ancho del útero, miomas cervicales),
  • fibromioma - a partir de tejido conectivo,
  • fibradenomía - de tejido glandular,
  • predsarcomas.

Formas fronterizas conocidas de tumores: cistodenomas y adenofibromas. A menudo, los tumores benignos se desarrollan asintomáticamente y pueden detectarse mediante resonancia magnética de los ovarios, ecografía del útero y apéndices.

Lesiones benignas en los ovarios.

Los tumores ováricos son una masa que germina del tejido ovárico. Los tumores benignos no se conectan con los tejidos vecinos y no se extienden más allá de los límites de la membrana límite. Dependiendo del grado de crecimiento, pueden influir negativamente en los órganos vecinos, apretándolos y alterando las funciones fisiológicas básicas.

Tipos de tumores ováricos benignos:

  • tumores epiteliales (serosos, mucinosos, endometrioides, células claras) - cistoadenomas y adenomas,
  • tumores genitales y estromales - fibromas ováricos,
  • tumores de células germinales - teratomas, quistes dermoides, etc.

La estructura histológica del tumor difiere ligeramente del tejido sano. Al crecer, no destruyen el tejido ovárico y no permiten metástasis. Los diagnósticos de resonancia magnética de los ovarios ayudan a establecer el estado del proceso del tumor. El pronóstico para el tratamiento es favorable: después de la extirpación quirúrgica, se produce una recuperación completa.

El mioma uterino es un tumor benigno dependiente de hormonas que se desarrolla en la capa muscular de un órgano. Es más probable que ocurra en la menopausia y en los períodos reproductivos tardíos. La enfermedad está estrechamente relacionada con el fondo hormonal de la mujer. El diagnóstico por RM del útero revela el desarrollo de la enfermedad en sus etapas iniciales, lo que aumenta significativamente el resultado favorable del tratamiento.

No siempre se caracteriza por síntomas severos, lo que conduce al crecimiento y abandono de la enfermedad. Para fines profilácticos, se recomienda que sea examinado por un especialista al menos una vez al año. La IRM del útero para diagnosticar los fibromas uterinos está indicada cuando uno o más síntomas están presentes:

  • cambiar la duración del ciclo menstrual,
  • dolor en la espalda, piernas,
  • dolores tirantes en la zona pélvica,
  • micción frecuente acompañada de dolor
  • Contacto sexual doloroso.

Quiste endometrial

El quiste ovárico endometrioide es una de las enfermedades ginecológicas más desagradables, que pertenece al grupo de la endometriosis. La educación consiste en acumulaciones de sangre menstrual y ocurre en la superficie externa del ovario. La enfermedad puede ser asintomática, así como acompañada de síntomas pronunciados. La RMN del estado ovárico se asigna en las siguientes patologías:

  • infertilidad
  • Períodos prolongados dolorosos, coágulos de sangre en la descarga,
  • Dolor abdominal intenso.

El diagnóstico de un quiste ovárico endometrioide se realiza junto con hallazgos adicionales sobre los resultados de la ecografía y la laparoscopia. Los métodos de tratamiento incluyen la extirpación quirúrgica y la terapia hormonal.

Adenomiosis: enfermedad ginecológica, una forma de endometriosis, caracterizada por un tumor en el tejido muscular del útero. El endometrio (la membrana mucosa del útero) aumenta y crece en la membrana de separación, penetrando gradualmente en el tejido muscular uterino.

Quistes rellenos de forma fluida en los sitios de la lesión. Las causas de la enfermedad son:

  • intervención quirúrgica en el útero,
  • uso de una espiral,
  • interrupciones hormonales
  • Falta de vida sexual.

La enfermedad ginecológica se desarrolla gradualmente y tiene 4 etapas (grados):

  1. el endometrio crece en la capa intermedia,
  2. Se afecta hasta el 50% de la capa muscular,
  3. Lesión muscular superior al 50%.
  4. El endometrio crece en la cavidad abdominal.

Se clasifican tres tipos de enfermedades:

  • Difuso Con este tipo de educación, el endometrio crecerá de manera uniforme en toda el área.
  • Focal Las áreas de crecimiento están claramente definidas.
  • Nodal Existe una similitud externa de adenomiosis con mioma uterino.

Los métodos de tratamiento de la adenomiosis dependen del grado de la enfermedad:

  • 1º y 2º: terapia y fisioterapia,
  • 3º y 4º: operación quirúrgica.

Tumores malignos

Si se sospecha la oncología, la resonancia magnética se asigna mediante el método de investigación. El diagnóstico de cáncer cervical en la RM proporciona información sobre la prevalencia del tumor y la presencia de metástasis. Si se detecta metástasis a otros órganos, se realiza una resonancia magnética de contraste. El uso de una sustancia paramagnética ayuda a eliminar errores en el diagnóstico. Se realiza una resonancia magnética del útero para diagnosticar los fibromas uterinos sin realce de contraste.

El cáncer cervical se trata solo con cirugía, lo que aumenta considerablemente las posibilidades de una cura completa para el cáncer. El complejo médico incluye: cursos de radio, quimioterapia y terapia hormonal. La terapia hormonal se usa en casos de cáncer severo del cuello uterino.

Problemas reproductivos

La infertilidad uterina puede ocurrir en patologías que dañan el grosor del útero y su capa interna. Raramente trastornos del desarrollo congénito del órgano. Una de las principales causas de los problemas de la función reproductiva es el daño al miometrio y al endometrio: el cáncer del cuello del órgano, el mioma y otras patologías.

En caso de problemas reproductivos, se recomiendan los siguientes estudios:

  • Ultrasonido El diagnóstico por ultrasonido revela una violación de la estructura de los órganos.
  • Resonancia magnética Análisis completo de los órganos internos.
  • Histeroscopia Investigación del estado general del útero y del endometrio.
  • GHA. La histerosalpingografía ayuda a examinar las características anatómicas de las trompas de Falopio.
  • Examen laparoscópico. El procedimiento se realiza mediante un endoscopio, que permite diagnosticar la presencia de patología.

Contraindicaciones para la resonancia magnética del útero.

En algunos casos, no es posible realizar investigaciones utilizando imágenes de resonancia magnética debido a contraindicaciones. Estos incluyen:

  • Implantes de vida y marcapasos.
  • Cualquier dispositivo electrónico y metálico en el cuerpo del paciente.

Antes del procedimiento de investigación, el teléfono móvil se apaga, los artículos que tienen un metal o un imán (ropa, botones, cremallera, tarjetas bancarias, etc.) se eliminan. Con la introducción del análisis de contraste se requiere la presencia / ausencia de reacciones alérgicas al gadolinio. Los pacientes con asma bronquial se les asigna investigación adicional.

Preparación para el procedimiento y sus etapas.

La tomografía se realiza con el estómago vacío del 7 al 12 del ciclo menstrual. Un día antes de que el paciente sea diagnosticado, se recomienda una dieta: una restricción en la dieta de carbohidratos y fibra. 30 minutos antes del procedimiento, debe tomar una pastilla No-shpy.

El procedimiento dura aproximadamente 30 minutos y se realiza en tres etapas:

  • el paciente se coloca en la mesa de imágenes,
  • la mesa se mueve hacia el tunel
  • tomografia de accion

¿Cuánto cuesta el examen del útero?

El costo depende del diagnóstico previsto y la institución médica. Un estudio sobre la presencia de quistes ováricos con un componente de tejidos blandos, oncología y patologías en los órganos pélvicos varía de 5 a 8 mil rublos. El precio por el uso de contraste es 2000-2500 rublos, dependiendo de la región. Puede averiguar cuánto cuesta el procedimiento en la clínica o centro donde está programado el examen.

Análisis clínicos de sangre y orina.

Los análisis de laboratorio y de sangre tienen un importante valor diagnóstico.

Por lo general, en el mioma uterino, el paciente es enviado a realizarse análisis de sangre para estudiar su estado hormonal, ya que la causa de los fibromas es el desequilibrio hormonal.

Además, el sangrado persistente conduce a la anemia por deficiencia de hierro, que también se confirma mediante análisis de sangre.

Las pruebas de orina son necesarias para excluir las posibles patologías concomitantes de los sistemas genitourinario y reproductivo.

Raspado

El raspado de diagnóstico del útero en el mioma generalmente se prescribe cuando otros métodos no son lo suficientemente informativos.

Dicho estudio permite determinar las características etiológicas, la naturaleza y las propiedades estructurales de los tumores miomatosos. Este procedimiento se considera prácticamente una intervención quirúrgica completa, por lo que requiere una preparación especial.

El procedimiento se realiza bajo anestesia general, dura aproximadamente media hora. Durante el procedimiento, el médico realiza una cureta especial de raspado de la superficie uterina. El tejido resultante se envía para histología.

Después del procedimiento, pueden aparecer algunas complicaciones, como:

  • Excreciones de sangre
  • Desagradable olor de color verdoso o amarillento,
  • Hipertermia
  • Dolor en el útero,
  • Malestar general.

Tales complicaciones pronto pasan por su cuenta, pero esto lleva algún tiempo, así como la normalización de la menstruación.

Si el diagnóstico de los fibromas uterinos, los procesos se acompañan de una abundante pérdida de sangre uterina en pacientes con actividad reproductiva, es necesario en el diagnóstico excluir la posibilidad de aborto involuntario, sangrado uterino, no asociado con mioma, endometriosis, cáncer de útero, tumor ovárico, corioepitelio y esquivo de burbuja.

El cáncer ocurre en pacientes mayores que los procesos miomatosos. Con el aborto espontáneo, el cuello uterino se abre ligeramente y el útero en sí está en buena forma.

Si hay sangrado uterino de diferente etiología, entonces el tamaño y la estructura de la superficie del órgano permanecen casi sin cambios. El deslizamiento quístico está acompañado por una clínica, similar al embarazo, que no es con el mioma.

Hay muchos métodos para detectar los memes uterinos, pero cada uno tiene sus propias indicaciones y contraindicaciones, por lo tanto, solo un ginecólogo que los trata los prescribe. Con el diagnóstico oportuno, el éxito de la terapia aumenta, de modo que una mujer puede preservar completamente las funciones de la maternidad.

Video sobre el diagnóstico precoz de los fibromas uterinos:

Si es necesario someterse a una prueba de hormonas en el mioma uterino, el siguiente video lo dirá:

Autoprueba

Con un tamaño pequeño de los fibromas uterinos, una mujer apenas puede detectar patología. Sin embargo, con un aumento en el nódulo benigno, es posible detectar la enfermedad a través del autodiagnóstico.

Una mujer puede sospechar la presencia de una neoplasia en el órgano genital después de examinar su cuerpo durante varios ciclos menstruales.

Señales que deberían alertar:

  • sangrado abundante entre y durante la menstruación,
  • ciclo irregular
  • síndrome de dolor.

El dolor abdominal es sentido por muchas mujeres, pero con la presencia de fibroides, el dolor se intensifica, dura más de lo normal, se aplica a la parte inferior de la espalda y las extremidades inferiores.

El cuadro clínico puede complementarse con micción frecuente o estreñimiento, ya que el tumor puede comprimir la vejiga y los intestinos.

Una mujer debe acostarse boca arriba y sentir su vientre. Si se agranda sin motivo aparente, es posible que el fibroma haya comenzado a crecer.

Habiendo notado cambios en su cuerpo, debe consultar a un médico que realizará un examen profesional.

Visitando a un ginecólogo

Si sospechas patología, el médico primero recoge la anamnesis. El paciente es entrevistado. Lo más importante será la siguiente información:

  • el comienzo de la menarquia,
  • abortos y su numero
  • La presencia de parto y si fueron con complicaciones.
  • presencia de miomas de parientes cercanos,
  • realizando dispositivos intrauterinos,
  • enfermedades venéreas previas
  • Patología del sistema endocrino.

Es importante que un especialista comprenda cuán profusa y prolongada es la pérdida de sangre durante la menstruación, ya sea que estén en la mitad de un ciclo.

Un examen objetivo del médico evalúa el color de la piel y las membranas mucosas. Con palidez severa, puede sospechar la presencia de anemia, que se produce debido a la pérdida severa de sangre.

A través de la palpación del abdomen, el especialista detecta un aumento en el útero, como durante el embarazo. En este caso, el cuerpo será asimétrico como una formación densa desigual. El examen vaginal sospechará la presencia de pequeños ganglios.

Para confirmar el diagnóstico, el médico debe prescribir un examen adicional.

Durante el examen manual del paciente con un espejo ginecológico, el médico toma frotis. Ellos determinan el estado del sistema reproductivo.

Los frotis en la flora mostrarán posibles enfermedades ocultas. El material se toma con la cuchara de Folkman. Hay cuatro grados de pureza de la vagina. Normal para el médico son los dos primeros grados.

Un hisopo también se revisa para la citología. El método revela cáncer genital en las mujeres. El material de examen se toma del canal cervical. Si se detectan partículas atípicas, a la mujer se le realiza un examen más detallado.

Pruebas de sangre

Los fibromas uterinos pequeños generalmente no causan ninguna complicación. Pero su desarrollo requiere un seguimiento constante. El hemograma completo podrá detectar oportunamente la anemia, la inflamación y el riesgo de sangrado abundante. Para hacer esto, los expertos estudian la cantidad de glóbulos rojos, hemoglobina, leucocitos, plaquetas.

Además, la donación de sangre es necesaria para el análisis bioquímico, que mostrará el nivel de proteínas, glucosa, hierro y bilirrubina en el cuerpo. Debido al riesgo de sangrado, es necesario revisar la sangre para detectar coágulos.

Si se detectan desviaciones de la norma, el médico toma una decisión sobre otras acciones. Si las pruebas son normales, entonces el mioma continúa siendo monitoreado.

Los métodos instrumentales más informativos para detectar los fibromas uterinos incluyen la ecografía. Su fiabilidad es bastante alta, la patología se encuentra en 96 casos de cada 100. La ecografía se utiliza para fines de diagnóstico y para intervenciones quirúrgicas.

Durante el procedimiento, el especialista determina el mioma uterino por las siguientes características:

  • sello hipoecoico visible,
  • Educación con contornos uniformes, no siempre claros,
  • el contorno proximal del nodo es más ecogénico y el distante puede no detectarse,
  • En los miomas se localizan calcificaciones, quistes,
  • Se observan bandas hiperecoicas, hipoecoicas.

La ecografía se realiza de diferentes maneras, según la ubicación estimada del tumor. El examen transabdominal se realiza a través de la pared anterior del peritoneo, y transvaginal, a través de la vagina. Los resultados del método transvaginal se consideran más reveladores.

El mioma submucoso se muestra aquí:

La doppleografía es capaz de mostrar desde qué vasos los nodos reciben sangre. La información es importante para la cirugía.

Antes de realizar una ecografía, es necesario vaciar el tracto urinario, un día antes del procedimiento, limpiar los intestinos con medicamentos. Debe abstenerse de productos de gas. Para el método transabdominal, es necesario llenar la vejiga, después de beber aproximadamente 1,5 litros de líquido antes del procedimiento.

Para realizar un ultrasonido es importante elegir el día correcto. Idealmente, el procedimiento se realiza en los días 3-7 del ciclo. Después de 10 días, la efectividad del diagnóstico se reduce considerablemente.

El método se distingue por su accesibilidad, indoloro, altamente informativo. No requiere entrenamiento especial. Sin embargo, alrededor del 17% de los nodos detectados en el curso de una investigación adicional no son miomas.

El método para el diagnóstico de los fibromas rara vez se utiliza. La RM se realiza para diferenciarse con patologías oncológicas. Antes de la cirugía, es posible que necesite una imagen tridimensional del sitio, que se compone de imágenes capa por capa.

El especialista recibe imágenes en las que el mioma es una educación redondeada con contornos claros. Es posible identificar nodos cuyo diámetro es más de 3-4 mm. La señal de resonancia magnética es homogénea, no uniforme, isointensiva, alta, variable.

Resonancia magnética de la pelvis

Antes de una exploración de MRI, se deben cumplir las siguientes condiciones:

  • перейти на жидкое питание за 2-3 дня до проведения,
  • очистить кишечник перед процедурой,
  • hay al menos 3 horas antes de la resonancia magnética,
  • En presencia de dolor en el abdomen, se debe tomar un antiespasmódico 15 minutos antes del diagnóstico.
  • vacia tu vejiga

En caso de emergencia, la formación no podrá realizarse. Los resultados de la encuesta no dependen del ciclo menstrual.

La RM es altamente informativa, pero no está disponible para todos, tiene contraindicaciones para el peso, la presencia de metal y los implantes electrónicos.

En el siguiente video, un experto cuenta y muestra en imágenes reales cómo se detectan los fibromas en una resonancia magnética:

Mejor metodo

La forma más sencilla y segura de diagnosticar los fibromas uterinos es la ecografía. Sus resultados se caracterizan por su fiabilidad y precisión. Si es necesario, la eficacia del método puede mejorarse mediante el uso de dopplerografía.

La ecografía se considera el tipo principal de diagnóstico y todos los demás son adicionales. Se utilizan para aclarar el diagnóstico.

Métodos adicionales

En casos raros, el médico puede prescribir métodos de diagnóstico adicionales. Durante algunos de ellos, la extirpación de tumores es posible.

Para aclarar el diagnóstico de los fibromas uterinos se permiten los siguientes procedimientos:

  • Histeroscopia: a través del cuello uterino se inserta un dispositivo óptico en el útero, cuyo grosor es de 5 mm. El órgano del interior se llena con una solución y sus paredes se estiran. El método permite estudiar el órgano y, si es necesario, extirpar el mioma.
  • Laparoscopia - el método es una cirugía mínimamente invasiva. Con algunos pinchazos para equipos y herramientas, es posible eliminar nodos benignos.
  • Culdoscopia: el método permite inspeccionar los órganos pélvicos. El endoscopio se inserta a través de la vagina en la región rectal uterina. En el examen, el especialista llama la atención sobre el color de las formaciones encontradas.
  • Examen angiográfico: los vasos sanguíneos se examinan utilizando equipos de rayos X. El método requiere la introducción de yodo en el cuerpo como agente de contraste. El estudio revela mioma en las paredes del útero.

La mayoría de estos procedimientos tienen una serie de contraindicaciones. La viabilidad de la conducta debe decidir el médico. También expresó el diagnóstico final al examinar los resultados de todos los exámenes.

Si encuentra un error, seleccione el fragmento de texto y presione Ctrl + Enter.

El mioma uterino es fácil de detectar

Es posible sospechar la presencia de fibromas uterinos en una mujer que ya se encuentra en la etapa de examen de rutina, con un examen gimanecológico bimanual (manual). Resulta que el útero es de tamaño ampliado, su superficie es desigual, con tubérculos y sellos.

La siguiente etapa del examen es el diagnóstico de laboratorio. No existen marcadores específicos de los fibromas uterinos, por lo que las pruebas de laboratorio se centran más en el diagnóstico diferencial, la clarificación de las tácticas médicas y el seguimiento de la dinámica de la terapia. Para aclarar el diagnóstico y determinar la naturaleza del tumor, utilice métodos de diagnóstico instrumentales.

La fiabilidad del método y su técnica.

La ecografía puede determinar no solo la presencia o ausencia de un ganglio (mioma) o su tamaño. Este método proporciona mucha más información: qué tan homogéneo es el tejido tumoral (ya sea que contenga necrosis o quistes), cómo se le suministra sangre. La ecografía durante la cirugía especifica la ubicación del tumor y la cantidad de tejido que se va a extraer.

Ultrasonido transabdominal y transvaginal

El estudio se realiza en dos versiones: a través de la pared abdominal anterior (transabdominal) ya través de la vagina (transvaginal). Dependiendo de qué pared del útero se supone que se encuentra el tumor, se elige una técnica de ultrasonido. Preferiblemente la cita de la ecografía transvaginal. Sus resultados tienden a ser más reveladores.

Además, este estudio es más conveniente para el paciente que la ecografía transabdominal, que se realiza solo cuando la vejiga está llena (es decir, antes del procedimiento de diagnóstico se le pedirá que beba medio litro de agua y espere un rato). Este momento a veces provoca graves molestias, especialmente si el estudio no se realiza en un hospital.

Ultrasonido doppler

La ecografía, basada en el uso del fenómeno Doppler, permite evaluar el flujo sanguíneo en el área de estudio. La presencia de una lesión siempre cambia la circulación sanguínea del órgano, especialmente si el tumor es grande y tiene su propia red vascular (los fibroides, por regla general, tienen su propio sistema de suministro de sangre autónomo).

La ecografía Doppler da una idea de qué vasos sanguíneos entran en el tumor. Esta es información extremadamente importante que se necesita al planificar una intervención quirúrgica. La arteria, cuyo conjunto alimenta el tumor, se conecta a otros vasos durante la operación o se sujeta.

Además, el estudio "Doppler" tiene un impacto significativo en la determinación de la naturaleza de la masa del útero. Los tumores benignos a menudo forman sus propios vasos sanguíneos dentro de sí mismos, en los que el flujo sanguíneo es significativamente diferente del flujo sanguíneo uterino normal. Si el tumor deja de desarrollarse, la circulación de la sangre en él disminuye. Un tumor en crecimiento siempre tiene un flujo sanguíneo activo y una red vascular densa (tales fibromas se denominan proliferación, crecimiento activo).

Los datos obtenidos mediante la dopplerografía determinan el alcance de la intervención quirúrgica cuando se planifica una operación. Los pequeños nódulos de miomatosis se eliminan de forma aislada, sin la eliminación radical del útero.

Tomografía (TC, RM)

Las imágenes por resonancia magnética (IRM) y la tomografía computarizada (TC) rara vez se utilizan para diagnosticar los fibromas uterinos. Por lo general, una ecografía es suficiente para determinar las indicaciones para la cirugía. Sin embargo, la tomografía puede ser útil para el diagnóstico diferencial con otros cánceres.

Recientemente, antes de la operación para extirpar el nódulo de mioma, se ha practicado el modelado 3D del tumor. Esto requiere una exploración de MRI, después de la cual las imágenes capa por capa se procesan y compilan en una sola imagen tridimensional. Los resultados le permiten planificar con más precisión la operación. Si la intervención es laparoscópica, aclarar la ubicación y el tamaño del tumor es muy importante para la correcta elección del acceso.

A pesar del contenido de información más alto, la tomografía rara vez se utiliza. Esto se explica simplemente: el ultrasonido es el método más seguro y técnicamente más accesible (sin exposición), en contraste con la tomografía.

Métodos de diagnóstico invasivos.

En oncología (no importa de qué rama de la medicina estamos hablando), es difícil hacerlo sin las medidas de diagnóstico que requieren intervención en el cuerpo del paciente.

En algunos casos, el tratamiento no se prescribe sin una biopsia y un examen microscópico posterior del tejido extraído. En algunos casos, con el mioma uterino, esto suele hacerse durante la cirugía. El tejido extirpado inmediatamente, antes de que se complete la intervención, se envía para microscopía. Dependiendo de la conclusión del especialista, el cirujano finalmente decide la pregunta con respecto al volumen de la operación: si el tumor es suficiente o si el útero se extirpa con los apéndices.

Si el tumor se encuentra cerca de la membrana mucosa, se realiza una histeroscopia (examen de la cavidad uterina en sí). Al mismo tiempo, se toma una muestra de la mucosa uterina y el tejido muscular y se realiza un examen citológico. La sensibilidad de este método de investigación es incluso mayor que la de los diagnósticos por ultrasonido: en 96 de cada 100 casos, la histeroscopia detecta mioma en su presencia.

La laparoscopia como método para diagnosticar los fibromas uterinos se usa muy raramente. En la mayoría de los casos, la laparoscopia se convierte en un tratamiento para esta enfermedad, pero a veces debe incluirse en el plan de examen.

Conclusiones: el ultrasonido es el método más fácil y seguro para diagnosticar los fibromas

El diagnóstico de los fibromas uterinos siempre incluye ultrasonido, el método más simple y seguro que brinda resultados claros y confiables. La ecografía puede considerarse el estudio principal, y todos los demás, solo adicionales, de aclaración.

El examen de ultrasonido es casi siempre suficiente para la cirugía, ya que los datos de ultrasonido rara vez son cuestionables. La sensibilidad de este método puede aumentarse significativamente: mediante el uso del modo Dopplerography.

Pin
Send
Share
Send
Send